10 Dinámicas de Comunicación Asertiva (Adultos y Niños)

Las dinámicas para practicar la comunicación asertiva resultan muy útiles puesto que ofrecen la oportunidad de practicar este estilo comunicativo y así, poder generalizarlo en nuestras relaciones y nuestro día a día.

La asertividad implica que respetemos la opinión de los demás y qué, al mismo tiempo, hagamos que nuestra opinión sea respetada. Es muy importante que seamos claros y concisos.

dinamicas-de-comunicacion-asertiva

Conociendo los pasos que encaminan a que nuestro discurso sea asertivo y poniéndolos en práctica con distintos ejercicios, conseguirás mayores éxitos.

En este post te muestro 10 dinámicas para practicar la comunicación asertiva que pueden ser usados en grupos o de manera individual, adultos o niños. Teniendo en cuenta los objetivos de cada una y usándolas en el momento idóneo, resultarán de bastante utilidad.

Usar un estilo de comunicación asertivo contribuye a que hagamos valer nuestra opinión y que seamos respetados por el resto. Este hecho, influirá de manera positiva en nuestra autoestima y tendrá múltiples beneficios a medio y a largo plazo.

Cualquier líder debe usar un estilo de comunicación asertivo. Además, las personas asertivas suelen tomar la iniciativa y tomar decisiones dentro del grupo.

Te pueden interesar también estas dinámicas de integración grupal.

10 Dinámicas para practicar la comunicación asertiva

1- Derechos asertivos

Objetivos

Desarrollar el autoconocimiento.

Aprender a hacer valer la opinión personal partiendo de una situación de respeto.

Tiempo necesario

Alrededor de 60 minutos.

Tamaño del grupo

Ilimitado.

Lugar

Espacio amplio en el que los participantes puedan trabajar por subgrupos.

Materiales necesarios

Folios y bolígrafo para cada participante.

Pasos a seguir:

El facilitador del grupo pide que cada integrante del grupo, de manera individual, escriba en un folio los derechos que considera que tienen en el ámbito familiar, el laboral y dentro de la sociedad.

Se divide el grupo en subgrupos, en función del número de participantes y se les pide que identifiquen cinco derechos que tengan en común en las áreas mencionadas anteriormente (familia, trabajo y sociedad).

Pasado el tiempo que hayan acordado previamente, cada grupo expone sus conclusiones. Se propicia el debate en grupo.

El facilitador les pide que, de nuevo, se pongan por grupos y piensen qué derechos tienen las personas que rodean el contexto familiar, laboral y la sociedad en general.

Una vez que hayan finalizado, se debate cómo se puede respetar a los demás, haciéndonos respetar.

2- Escalada

Objetivo

Practicar la comunicación en una situación de tensión.

Tiempo necesario

90 minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo

Ilimitado.

Lugar

Espacio amplio en el que los participantes puedan trabajar por subgrupos.

Materiales necesarios

Folios y bolígrafo para cada participante.

Pasos a seguir:

El facilitador presenta el objetivo de la dinámica y guía una tormenta de ideas sobre situaciones en las que nos sentimos en tensión.

A continuación, define la comunicación asertiva y presenta una serie de consejos y fórmulas. Se recomienda practicar con un par de ejemplos.

Cada uno, de manera individual, escribe una situación (real o hipotética) que les produzca tensión y en la que le gustaría practicar la comunicación asertiva.

Se forman subgrupos de entre 4 y 6 participantes. Cada uno, en el subgrupo, compartirá la situación con sus compañeros.

Dentro del subgrupo, se formarán dos filas de manera que en un lado haya una pareja y en el otro, el resto de integrantes del subgrupo. El facilitador del grupo designará una fila como “disputadora” en la que de izquierda a derecha habrá un gradiente de grados de disputa, del más leve al más severo.

En la otra fila están el voluntario y su compañero. El voluntario debe describir la situación de estrés que eligió e irá respondiendo a cada disputador por turno, respondiéndole de manera asertiva.

El compañero del voluntario le ofrece apoyo y se asegura de que los disputadores comprenden lo que está exponiendo el voluntario. Además, ofrece feedback al voluntario sobre cómo se está desenvolviendo.

Se produce un debate con el grupo grande en el que se identifiquen los elementos qué han obstaculizado la comunicación y qué herramientas y estrategias se han utilizado.

Si se dispone de más tiempo, se repite la dinámica cambiando los roles de cada uno dentro del subgrupo para que puedan experimentar distintos puntos de vista.

3- Fotoproyección

Objetivos

Permitir que cada persona se exprese libremente.

Identificar cómo cada uno se identifica.

Tiempo necesario

Alrededor de 20 minutos.

Tamaño del grupo: ilimitado.

Lugar

Espacio amplio en el que los participantes puedan trabajar por subgrupos.

Materiales necesarios

Por cada subgrupo, una fotografía de algo que dé pie a que los participantes imaginen una situación. Además, folios, bolígrafos y una pizarra con rotulador o tiza.

Pasos a seguir:

El dinamizador divide al grupo por subgrupos, en función del número de participantes en la actividad.

Le ofrece a cada subgrupo una fotografía y les pide que, de manera individual, escriban qué sucedió antes de la foto, qué ocurre en el momento de la foto y qué pasará después.

Cuando hayan acabado, uno a uno comparte con sus compañeros su narración. Debaten entre todos e intentan llegar a una situación común.

Cada subgrupo elige a un compañero que exponga delante de los demás compañeros.

Discusión: el dinamizador debe guiar el debate para que cada uno pueda aplicar estas situaciones a su vida diaria.

4- Pasivo, agresivo y asertivo

Objetivo

Discernir entre los distintos tipos de comunicación.

Tiempo necesario

Alrededor de 120 minutos.

Tamaño del grupo

Ilimitado.

Lugar

Espacio amplio en el que los participantes puedan trabajar por subgrupos.

Materiales necesarios

Folios, bolígrafos y una pizarra con rotulador o tiza.

Pasos a seguir:

El facilitador dirige una lluvia de ideas sobre la asertividad.

Después, de manera individual, cada uno debe pensar en la persona más sumisa que conozcan y anotar características sobre su comportamiento.

Se les pide que se levanten todos y actúen de un lado al otro del aula o salón con una actitud sumisa, utilizando exclusivamente el lenguaje no verbal.

El facilitador les pide que se queden quietos, como estatuas, adoptando gesto sumiso. Va comentando y tomando nota de cómo el grupo ha caracterizado este comportamiento.

A continuación, se cambia de comportamiento sumiso a agresivo. Previamente, han de escribir de manera individual las características de la comunicación agresiva.

De nuevo, han de quedarse paralizados y el facilitador irá comentando y pidiendo la colaboración del grupo para tomar nota.

Los integrantes del grupo van tomando asiento y elaboran, en grupo, una lista de comportamientos de una persona asertiva, sobre todo en relación a la conducta no verbal.

Otra vez, han de moverse por el aula tomando una actitud asertiva y en silencio. El facilitador repite el pedirles que se queden como estatuas y tomar nota del comportamiento no verbal.

El facilitador dirige un debate en el que se analizan los distintos estilos comunicativos y cómo se han sentido los participantes de la dinámica en cada uno de ellos. Posteriormente, se introducen situaciones en las que el comportamiento es asertivo y se practican. También, se pueden usar ejemplos de situaciones en las que practicar el estilo asertivo.

5- Historia colectiva

Objetivos

Compartir sentimientos con el resto de compañeros.

Crear una historia en común.

Fortalecer los vínculos y relaciones.

Tiempo necesario

Alrededor de 30 minutos.

Tamaño del grupo

Ilimitado.

Lugar

Espacio amplio en el que los integrantes del grupo puedan sentarse en círculo.

Materiales necesarios

Un ovillo de lana.

Pasos a seguir:

El facilitador del grupo introducirá el tema en cuestión. Esta técnica es aplicable en distintos ámbitos y momentos por los que pasa un grupo. Lo importante es que haya confianza y cada uno pueda expresarse con libertad. Por ejemplo, puede usarse como desahogo, expresión emocional, para cerrar un grupo, etc.

Consiste en que la persona que tiene el ovillo de lana comparta con el grupo aquello que desee y que se quede con el extremo del ovillo.

A continuación, debe pasar el ovillo al compañero que quiera.

Éste debe comentar lo que quiera y agarrar el ovillo. A continuación, se lo pasará a otro compañero.

La dinámica acaba cuando hayan participado todos.

La reflexión final debe ir acompañada del tejido que nace entorno a un equipo y las relaciones que surgen dentro del mismo.

6- 3 pasos hacia la asertividad

Objetivo

Practicar la asertividad.

Tiempo necesario

Alrededor de 30 minutos.

Tamaño del grupo

Ilimitado.

Lugar

Sala o aula amplia.

Materiales necesarios

Folios, bolígrafos y una pizarra con rotulador o tiza.

Pasos a seguir:

El facilitador expone los tres pasos que conducen el diálogo asertivo. Expresar los sentimientos, solicitar qué querremos que ocurra y decir cómo nos sentiríamos tras el cambio.

Se exponen situaciones cotidianas en la vida personal y laboral que suelen generar conflicto y, entre todos, se resuelven a través del diálogo asertivo.

Otros comentarios: puede realizarse primero en subgrupos o de manera individual y después, resolver y debatir las situaciones con el resto de compañeros.

7- Obstáculos

Objetivos

Identificar los obstáculos que aparecen en el proceso comunicativo.

Elaborar herramientas e instrumentos para solventarlos.

Tiempo necesario

Alrededor de 45 minutos.

Tamaño del grupo

Ilimitado.

Lugar

Sala o aula amplia.

Materiales necesarios

Folios, bolígrafos y una pizarra con rotulador o tiza.

Pasos a seguir:

El dinamizador introduce la dinámica explicando que tienen que pensar en situaciones en las que no se han sentidos satisfechos con una conversación o proceso comunicativo.

Cada persona comparte con el grupo y, entre todos, se identifican qué elementos o situaciones condujeron al fracaso.

A continuación, se representa con mímica alguno de los ejemplos expuestos. Puede ser de manera individual o grupal.

La persona cuyo ejemplo se está realizando, debe alterar el estado de las figuras hacia la comunicación asertiva.

Para finalizar, se realiza un debate en el que cada uno pueda expresar su opinión y sentimientos.

8- Diálogo dibujado

Objetivo

Potenciar la creatividad y la empatía.

Usar el dibujo como método de expresión.

Tiempo necesario

Alrededor de 30 minutos.

Tamaño del grupo

Ilimitado. Es importante que se conozcan entre ellos.

Lugar

Sala o aula amplia.

Materiales necesarios

Colores (rotuladores o lápices) y papel continuo.

Pasos a seguir:

Cada persona cogerá un color. Cuando todos lo tengan, deben formar parejas con personas que tengan un color distinto al suyo.

Se sentará por parejas, enfrentados y en medio tendrán un trozo de papel continuo.

Deben de dibujar algo que quieran compartir con esa persona o decirle.

Durante este tiempo no está permitido hablar. Puede utilizarse música relajante que contribuya a la creación de un clima cómodo.

El dinamizador debe estar al tanto de cómo fluyen las relaciones y cómo van haciendo los dibujos.

Reflexión final sobre lo que han sentido y, cómo, lo han expresado a través del dibujo. También, sobre cómo se han sentido sin poder hablar mientras dibujaban.

9- Oposición asertiva

Objetivo

Aprender a decir “no”.

Tiempo necesario

30 minutos aproximadamente.

Tamaño del grupo

Ilimitado.

Lugar

Sala o aula amplia.

Materiales necesarios

Folios, bolígrafos y una pizarra con rotulador o tiza.

Pasos a seguir:

El dinamizador introducirá la dinámica explicando que dentro de la asertividad resulta importante a decir que no si no nos apetece hacer algo.

Se introducen distintas situaciones del día a día en las que puede ocurrir que realmente no nos apetezca acudir. Por ejemplo: acompañar a un amigo a comprar los regalos de Navidad una tarde en la que el centro comercial estará lleno de gente.

De manera individual, los integrantes del grupo redactan cómo actuarían en esa situación y qué le dirían a su interlocutor.

Entre todos, bajo la supervisión del facilitador, elaboran qué podrían decir en esas situaciones.

10- Libre

Objetivo

Fomentar la cohesión del grupo a través de la reflexión de un tema determinado.

Tiempo necesario

Alrededor de 40 minutos.

Tamaño del grupo

Ilimitado.

Lugar

Sala o aula amplia.

Materiales necesarios

Ninguno en especial.

Pasos a seguir:

Se forman subgrupos, en función del tamaño del grupo.

El dinamizador comienza a hablarles de la libertad e introduce la dinámica.

Por grupos, deben abordar los siguientes temas:

-Un momento de mi vida en el que me sentí libre.

-Un momento de vida en el que me sentí oprimido.

-Un momento de mi vida en el que oprimí a otras personas.

Después de que todos los integrantes de cada subgrupo hayan compartido sus experiencias con los demás, elaboran entre todos una definición para la palabra libertad y otra, para opresión.

Todos los subgrupos exponen sus definiciones y se produce un debate hasta que lleguen a un acuerdo en común.

El facilitador deberá enfatizar cómo abordar estos aspectos en relación con la comunicación asertiva.

Aquí te dejo un vídeo con las dinámicas más destacadas:

COMPARTIR

Licenciada en Psicología por la Universidad de Sevilla. Máster en Intervención Psicológica Integral en Enfermedades Poco Frecuentes.
Me interesan las personas así como los contextos en los que se desenvuelven.

2 Comentarios

  1. Muy interesantes y variadas estas dinámicas. Las estoy aplicando a mis clases de Etica en secundaria. Muchas gracias por esta contribución.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here