10 Dinámicas de Resolución de Conflictos

Las dinámicas de resolución de conflictos plantean situaciones en las que aparece un conflicto o bien, su objetivo es el análisis y/o resolución de un aspecto del conflicto como puede ser la comunicación entre los distintos miembros del grupo, promover la empatía para visionar el conflicto de otra manera, etc.

Estas dinámicas son muy utilizadas en el sector educativo, en el trabajo con niños y adolescentes. Suponen un gran recurso educativo y alimentan el espíritu crítico de estos.

Dinámicas de Resolución de Conflictos

También, pueden ser utilizadas en otros contextos como en el trabajo con minorías sociales o sectores empresariales.

A continuación, te presento diez dinámicas. Ten en cuenta que, a la hora de trabajar con un grupo, debes de tener claro cuáles son sus necesidades y qué objetivos te plantean. Siempre puedes adaptar las dinámicas a ese contexto. 

10 dinámicas de resolución de conflictos

1- Motivación Personal

  • Objetivos:

a) Demostrar cómo cada persona tiene una serie de motivaciones distinta a las de los demás.

b) Aprender a comprender la opinión del resto de compañeros, aunque no sea igual que la propia e, incluso, sea totalmente contraria.

  • Tiempo necesario: aproximadamente 40 minutos.
  • Tamaño del grupo: tamaño de grupo medio, como máximo 30 personas.
  • Lugar: espacio amplio en el que se puedan formar dos círculos concéntricos.
  • Materiales necesarios: ninguno en especial.
  • Pasos a seguir:
  1. El dinamizador pide que se presenten unas 6 ó 7 personas de manera voluntaria para realizar la actividad. Es muy importante que el grupo esté motivado para que sean ellos los que tomen la decisión de presentarse voluntarios.
  2. Les pide que se sienten formando un círculo, de manera que todos puedan verse las caras. A continuación, sus compañeros formarán otro círculo alrededor de ellos para poder escucharles bien.
  3. El dinamizador introduce un tema de debate. Puede ser una situación conflictiva que haya sucedido en ese grupo o que haya generado algún tipo de tensión o bien, una inventada.
  4. Las personas voluntarias debaten la situación.
  • Evaluación: cuando las personas voluntarias hayan dado por finalizado la conversación, se procederá a un debate con todo el grupo en el que se analicen los siguientes factores:

a) Por qué las personas voluntarias se ofrecieron para salir y por qué sus compañeros no lo hicieron. Cuál era su motivación de cara a la actividad.

b) Cómo se han sentido al no coincidir su opinión con el resto de compañeros. ¿Ha habido respeto entre las distintas opiniones?, ¿han empatizado con sus compañeros?, ¿alguien ha cambiado su punto de vista tras escuchar a otras personas?

  • Notas: durante el debate y en la evaluación, es muy importante que el dinamizador sepa conducirlo de manera adecuada, que no se cambie de tema, ni que tome un carácter violento o negativo.

2- Tela de araña

  • Objetivos:

a) Resolver un conflicto de manera grupal.

b) Promover la confianza y la cooperación entre los miembros del grupo.

  • Tiempo necesario: alrededor de 20 minutos.
  • Tamaño del grupo: unas 15 personas como máximo. La edad ideal es a partir de los 12 años.
  • Lugar: espacio amplio, preferiblemente al aire libre. Tiene que haber dos postes o árboles entre los que poner la tela de araña.
  • Materiales necesarios: cuerda lo suficientemente larga para recrear la tela de araña.
  • Pasos a seguir:
  1. La persona que guía el grupo explica en qué consiste la actividad, que es atravesar de un lado a otro de la tela de araña sin tocarla ni moverla. Se puede recrear contando una historia sobre que se encuentran en una cueva y ésta es la única salida que tienen para llegar al exterior.
  • Discusión: cuando todos los miembros del grupo hayan podido pasar de un lado, se hará un debate en el que se analice el desarrollo de la actividad: qué mecanismos de cooperación y ayuda se han desarrollado, cómo se han sentido a lo largo de la actividad, si creían que lo iban a conseguir desde un primer momento, etc.
  • Variantes: si queremos complicar la actividad, podemos añadir una serie de variantes. Una de ellas es el tiempo que tienen para realizar la actividad (por ejemplo, 10 minutos), éste variará en función del número de personas. Otra variante es que no puedan comunicarse de manera verbal a lo largo de la actividad, de esta manera, se le ofrecerían unos minutos tras explicar la dinámica para que elaboren una estrategia que les ayude a pasar a través de la tela de araña.

3- El árbitro

  • Objetivos:

a) Resolver una situación de conflicto entre todos los miembros de un grupo.

b) Promover el entendimiento y la empatía.

  • Tiempo necesario: unos 40 minutos.
  • Tamaño del grupo: tamaño de grupo clase (entre 20-30 personas). Esta dinámica es muy útil en contextos educativos.
  • Lugar: sala de clase.
  • Materiales necesarios: pizarra, bolígrafo, papeles.
  • Pasos a seguir:
  1. Existe una situación problemática o conflictiva que afecta al desarrollo del grupo. El dinamizador del grupo, que en estos contextos suele ser el profesor, plantea la situación en clase y que, de manera conjunta, van a resolver el conflicto.
  2. Una persona comienza exponiendo la situación. Si lo requiere, se va tomando nota de los hechos o de las personas involucradas en la pizarra para, retomar posteriormente, esos puntos.
  3. El dinamizador tendrá que promover que todas las personas interesadas intervengan y expongan su punto de vista.
  4. Entre todos se deberá tomar una solución para zanjar el problema.
  • Notas: el dinamizador juega un importante papel al tener que dirigir el debate y fomentar la participación de todo el grupo. De igual manera, en la toma de decisiones para solucionar el conflicto, debe hacerlo para que todos adquieran un compromiso.

Se puede añadir retomar el tema pasados unos días para evaluar si las medidas que se han decidido están resultado efectivas.

4- Juego de roles

  • Objetivos:

a) Dramatizar la situación ocurrida o una hipotética.

b) Desarrollar empatía.

  • Tiempo necesario: unos 30 minutos aproximadamente.
  • Tamaño del grupo: tamaño de un grupo medio, unos 20 participantes.
  • Lugar: espacio amplio en el que recrear una situación o bien, si no requiere de movimiento, espacio en el que puedan sentarse en círculo.
  • Materiales necesarios: ninguno en especial.
  • Pasos a seguir:
  1. El dinamizador plantea la situación conflictiva que ha tenido lugar o bien, una hipotética.
  2. Si el tamaño del grupo es grande y no existen tantas personas involucradas, se presentarán algunas personas como voluntarias.
  3. Las personas que vayan a cambiar el rol, tendrán unos minutos para conocer a la persona que van a interpretar. Para esto es recomendable que estén por escrito la situación y los personajes. Se les deja unos minutos para que conozcan la historia y vayan tomando notas. También, podrán hacer preguntas.
  4. Transcurre la actividad. Los compañeros observan, también pueden tomar notas.
  5. Cuando ha terminado, se realiza un debate en el que participen las personas que han cambiado de rol y las que no para llegar a un punto de entendimiento y acuerdo común.

5- Pirañas en el río

  • Objetivos:

a) Salir airosos tras resolver una solución conflictiva.

b) Promover la cooperación y la ayuda entre los distintos miembros del grupo.

  • Tiempo necesario: alrededor de 20 minutos.
  • Tamaño del grupo: unas 15 personas.
  • Lugar: espacio amplio, preferiblemente al aire libre.
  • Materiales necesarios: tela o línea ancha (puede marcarse con tiza en el suelo), libros u otros objetos.
  • Pasos a seguir:
  1. El dinamizador explica que tienen que atravesar el río (camino marcado) sin salirse de él. Además, tienen que transportar de un lado a otro una serie de objetos. Uno en el camino de ida y otro, distinto, en el de vuelta. Cada persona tendrá asignado su objeto y no puede ser llevado por ninguno de los compañeros.
  2. La persona que se salga del camino, deberá comenzar la actividad desde el principio.
  3. La actividad no acaba hasta que todas las personas hayan realizado su camino de ida y vuelta.
  • Discusión: se dejará un tiempo para debatir la actividad, qué estrategias han elaborado para que todas las personas hayan podido realizar la actividad de manera satisfactoria, qué objetos han sido más fáciles de transportar y cuáles más difíciles, etc.

6- Sillas Cooperativas

  • Objetivos:

a) Promover la cooperación y ayuda entre los miembros del grupo.

b) Resolver una situación problemática de manera conjunta.

  • Tiempo necesario: alrededor de 20 minutos.
  • Tamaño del grupo: grupo de tamaño mediano, unas 15 personas. Si son más, nos llevará más tiempo la dinámica.
  • Lugar: espacio amplio en el que se pueda crear un círculo de sillas y en que los miembros puedan desplazarse cómodamente.
  • Materiales necesarios: una silla por cada participante, algún dispositivo para reproducir música y que ésta sea audible por todos los participantes.
  • Pasos a seguir:
  1. El dinamizador de la actividad les explicará que van a jugar al juego de la silla, pero en una versión distinta a la clásica. Para ello, deberán formar un círculo de sillas con los asientos mirando hacia ellos. Aún no se les explicará la dificultad de este juego.
  2. Suena la música y cuando se para, todos deberán tomar asiento.
  3. Para la siguiente ronda, se quita una silla. Una vez más, suena la música y todos los participantes deberán estar sentados. Nadie puede quedarse de pie.
  4. Ésta es la dificultad, ningún miembro se puede quedar de pie. A medida que falten más sillas, será más complicado encontrar una solución entre todos.
  5. El juego finaliza cuando resulta imposible que todos estén sentados en las sillas.
  • Discusión: lo importante de este juego es que todos se ayuden entre sí y que ninguna persona resulte discriminada.

 7- Da la vuelta a la sábana

  • Objetivos:

a) Favorecer el trabajo y la colaboración entre compañeros.

b) Estimular la búsqueda de soluciones a una situación conflictiva.

  • Tiempo necesario: unos 45 minutos aproximadamente.
  • Tamaño del grupo: entre 10 y 15 personas.
  • Lugar: espacio amplio, puede ser al aire libre.
  • Materiales necesarios: una sábana grande, puede ser sustituida por un trozo de papel continuo.
  • Pasos a seguir:
  1. La persona que dirige la actividad, pondrá una sábana en el suelo y pide a todos los integrantes que se coloquen en lo alto de ésta. Deben ocupar la mitad del espacio, si no caben se realizará la actividad por subgrupos o el tamaño de la sábana tendrá que ser mayor.
  2. Cuando están colocadas, se les explica que entre todos deben darle la vuelta a la sábana sin que nadie se baje de la misma, ni pisar el suelo.
  • Discusión: al finalizar, se promoverá un debate en el que se identifique la(s) estrategia(s) que han seguido, cómo han llegado a la solución, si han tenido que cambiar de plan a lo largo de la actividad, etc.
  • Variación: si queremos darle un extra de dificultad a la actividad, podemos añadirle la pauta de que tienen un tiempo determinado para completar la actividad o bien, como en otras dinámicas, que no puedan hablar durante la ejecución de la misma.

8- Fantasía de un conflicto

  • Objetivos:

a) Permitir que cada persona exprese su forma de resolver el conflicto libremente.

b) Identificar distintas estrategias y elaborar una común.

c) Promover el entendimiento y el respeto entre los miembros del grupo a través de la negociación.

  • Tiempo necesario: alrededor de 60 minutos.
  • Tamaño del grupo: grupo de entre 20-25 personas.
  • Lugar: el aula de clase o un espacio en el que todos los participantes estén sentados y tengan sitio en el que apoyase para escribir.
  • Materiales necesarios: folios y bolígrafo para cada uno. También, una pizarra.
  • Pasos a seguir:
  1. Todas las personas se encuentran sentadas y el instructor introduce la siguiente fantasía:

“Te encuentras caminando por la calle y ves, a lo lejos, a una persona que te resulta familiar. De repente, te das cuenta de que esa persona es con la que mayores conflictos tienes. Cada vez os encontráis más cerca y no sabes cómo reaccionar cuando te cruces con ella, se te ocurren distintas alternativas… Decide ahora cuál eliges y tómate unos minutos para recrear en tu imaginación cómo transcurriría la acción.”

  1. Pasados unos minutos, el instructor vuelve con estas palabras: “Ya ha pasado, esta persona se ha ido. ¿Cómo te sientes?, ¿cuál es tu nivel de satisfacción con la manera en la que te has comportado?”.
  2. A continuación, se les deja entre 15 y 20 minutos para que reflexionen las siguientes cosas:
  3. Las alternativas que consideraron para actuar.
  4. Cuál escogieron y por qué.
  5. El nivel de satisfacción que alcanzaron con el resultado de la fantasía.
  6. Se dejan unos minutos para que, en grupos de 3 personas, discutan la actividad y una de esas personas actuará como portavoz de cara al debate del grupo completo.
  7. Se procede al debate del grupo grande, se puede proceder a dividir las alternativas en distintos grupos.

9- El Sí y el No

  • Objetivos:

a) Promover el acercamiento de distintas posiciones sobre un tema.

b) Desarrollar la flexibilidad de opiniones.

  • Tiempo necesario: aproximadamente, 40 minutos.
  • Tamaño del grupo: unas 30 personas. Si el grupo es menor, nos llevará menos tiempo la actividad.
  • Lugar: aula o espacio amplio en el que los participantes puedan moverse.
  • Materiales necesarios: dos cartulinas grandes en las que esté escrito en una “SÍ” y en la otra, “NO”.
  • Pasos a seguir:
  1. Los carteles del SÍ y el No, se colocan en el aula enfrentados. Es importante que el aula esté despejada.
  2. Todos los participantes se colocan en el centro del aula. A continuación, el dinamizador dirá una frase y cada persona, deberá de irse a un punto del aula en función de si están de acuerdo, o no, con la frase.
  3. Cuando todas las personas se encuentran situadas, deberán, uno a uno, argumentar sus motivaciones para haberse posicionado en ese lugar.
  4. Se repite nuevamente con otra frase y así hasta que se agote el tiempo que se haya reservado para la realización de la dinámica.
  • Notas: a lo largo de la actividad, las personas si cambian de opinión, podrán moverse libremente por el aula y cambiarse de lugar. Las frases deberán ser adaptados al nivel y a la edad de los participantes.
  • Evaluación: la persona que dirige la dinámica puede evaluar distintos criterios en la evolución de los participantes, entre ellos, los siguientes: el grado de flexibilidad, la capacidad de diálogo y de conciliación de distintas posturas, etc.

10- Inflarse como globos

  • Objetivo: aprender a calmarse ante una situación de conflicto.
  • Tiempo necesario: alrededor de 15 minutos.
  • Tamaño del grupo: ilimitado.
  • Lugar: espacio amplio en el que los participantes puedan estar formando un círculo.
  • Materiales necesarios: ninguno.
  • Pasos a seguir:
  1. Se explica que cuando nos encontramos ante una situación conflictiva o problemática esto nos produce una reacción emocional que nos activa fisiológicamente. La explicación debe ser adaptada al nivel y a la edad de los participantes.
  2. A continuación, se explicará que vamos a inflarnos como globos.
  3. Para comenzar, se tomarán respiraciones profundas, de pie y con los ojos cerrados. A medida que van llenando sus pulmones de aire, van levantando sus brazos, como si fuesen globos. Se repite este paso varias veces, las suficientes como para que todos hayan realizado el ejercicio correctamente.
  4. Luego, sueltan el aire y comienzan a arrugarse como globos y desinflan hasta caer en el suelo. También se repite este ejercicio.
  • Discusión: cuando hayan acabado y transcurridos unos minutos para que hayan disfrutado de la sensación de relajación, se les pregunta si creen que realizar estos ejercicios puede ayudarles cuando estén enfadados.

Referencias

  1. Dinámicas de grupos aplicadas a la resolución de conflictos.
  2. Juegos de resolución de conflictos. Aula de ideas. Portal de Educación y Creatividad.
  3. Principales dinámicas de resolución de conflictos en el aula. Universidad de Valencia.
  4. Sesiones para trabajar el conflicto en el aula. Retos en los contextos multiculturales. Gitanos.org.
  5. ¿Te suena familiar? Dinámicas y Juegos. Unicef.

DEJA UNA RESPUESTA