Los 30 Dioses Toltecas Más Importantes

Los dioses toltecas y la mitología que les rodea, son parte intrínseca de este pueblo mesoamericano que tuvo su momento de apogeo cuando se establecieron en el altiplano mexicano entre los siglos X y XII, mucho antes de la llegada de los primeros colonos a América.

Según los registros históricos, a pesar de ser una cultura nómada comenzaron una peregrinación desde el norte de más de un siglo en el año 511 hasta que fundan la ciudad de Tula, que duró 348 años hasta la llegada de los aztecas.

Allí se establecieron, crearon ciudades, desarrollaron su cultura y formaron un sistema de creencia con una influencia que se extendía hasta Zacatecas y Yucatán. Su idioma era el náhuatl, la forma de gobierno era una monarquía y dejaron un importante legado artístico, cultural, arquitectónico y mitológico en las culturas que los sobrevivieron.

Tolteca quiere decir “Morador de Tula”, en referencia a que tras un largo peregrinaje anclaron su residencia en el centro de México, pero con el correr de los años ese nombre también fue utilizado para llamar a los artesanos.

Su economía se basaba en la agricultura, principalmente el maíz y el frijol, y la sociedad estaba organizada en dos grupos: los privilegiados, entre los que se encontraba los jerarcas, los militares, los funcionarios, el supremo gobernante y los sacerdotes; y los serviles, los obreros y artesanos.

Como todos los pueblos precolombinos tenían una fuerte impronta mitológica, con un nutrido panteón de dioses y un basto sistema de creencias. Su religión era chamánica y no tenía lugar permanente de culto.

Adoradores de las fuerzas de la naturaleza como el cielo, el agua y la tierra, su sistema de creencias era dualista. Los dos principios supremos eran Quetzalcóatl (serpiente hermosa, representa el bien) y Tezcatlipoca (espejo negro, figura del mal).

Como tanta otras culturas precolombinas, los toltecas también realizaban sacrificios humanos, como forma de comunión y servicios a los dioses. Sin embargo, concebían la divinidad de una manera diferentes a otras civilizaciones, creían que el Ser Supremo tiene una doble condición: crea el mundo pero también lo destruye.

Los toltecas adoraban y adoptaban a todos los dioses de los que oían, por lo que tenían más de 400 dioses, muchos de ellos compartidos con otras culturas. Aquí reparemos las 30 figuras destacadas de su panteón.

30 de los dioses toltecas más importantes

1- Quetzalcóatl

El principal dios de la civilización tolteca, compartido con lo mayas, los aztecas y otros pueblos, representa el dios de la vida, la luz, la sabiduría, la fertilidad y el conocimiento.

Era considerado como el patrón del día y de los vientos, residía en el oeste y era considerado una “serpiente hermosa o emplumada”, en referencia a su cuerpo físico y espiritual, respectivamente.

En la leyenda de los cincos soles, Quetzalcóatl fue el que dio lugar al quinto Sol (en el que vivimos ahora) y así junto con Xólotl creó la humanidad. Por eso se lo considera como el dios principal.

Su nombre es el de “serpiente emplumada”, porque es cuerpo físico material, según la concepción de serpiente en estas culturas, y también es espíritu, que es lo que representa las plumas.

2- Tezcatlipoca 

Señalado como la dualidad de Quetzalcóatl, en su función destructora. Era el dios de la noche y el destino, señor del cielo y de la tierra, también fuente de vida y amparo del hombre.

Entre otras características, destaca la de ser espejo negro o humeante, con el podía ver todo y aniquilar a sus enemigos. Era hechicero, adivino y experto en magia negra.

3- Tlaloc

Dios de la lluvia y las aguas. Es una de las deidades más antiguas y veneradas en la mesoamérica, su nombre se traducía como el “néctar de la tierra” y era a él a quien se le rendía culto durante el primer mes del año para garantizar una temporada lluviosa, que hiciera florecer los cultivos.

4- Matlalcueye

Considerada en el panteón tolteca como la diosa del agua viva y de las corrientes de agua dulce. Su nombre quería decir “Dueña de la falda verde”, donde surgía el cause de los ríos. Fue esposa de Tlaloc.

5- Huixtocihuatl

Podría considerarse como una dualidad de Matlalcueye, aunque no está registrado en todas las culturas de las misma manera. Era la diosa de la fertilidad, señora de la sal y el agua salada.

Su culto era con sacrificios humanos en los todas las mujeres cantaban y bailaban en torno a la víctima vestida de diosa.

6- Xochiquétzal

Diosa de la belleza, las flores, el amor, el placer amoroso y las artes. Se la veneraba con flores de cempasúchil para conseguir su gracia. También fue esposa de Tlaloc.

7- Cipactli 

Uno de los dioses compartidos con otras culturas, es el dios que proporciona los alimentos, representa al primer hombre y su esposa. Para los aztecas era considerado el primero monstruo marino.

8- Tonacacihuatl

Considerada como la primera mujer, para la cultura tolteca era la diosa del protógona del sustento, de la furtividad, de lo inerte e inherente.

9- Mixcóatl

Patrón de los cazadores, también se lo conoce bajo el nombre de Camaxtli. Antes de salir de caza, los toltecas se encomedaban a él en busca de la fortuna y el valor necesario.

10- Xipe Tótec 

Dios de los trabajadores de oro. Era considerado como un todopoderoso sanguinario que exigía el sacrificio humano para garantizar la prosperidad todos los años.

11- Ixotecuhtli 

Dios de la libertad, era tan rápido como el viento y podía atravesar la materia. Se lo representaba con alas azules.

12- Itztlacoliuhqui

Uno de los dioses oscuros del panteón tolteca, era considerado el dios del frío, el hielo, el invierno, el castigo, el pecado, las miserias humanas, los desastres y la obsidiana, una piedra negra.

Se le rendía tributo como señor de los sacrificios y los cuchillos. Luchó con el Sol por eso se lo relaciona con las bajas temperaturas y las heladas.

13- Ehécatl 

Es el dios del viento y una de las primeras divinidades de la cultura mística de los pueblos mesoamericanos. Estas civilizaciones reconocían la importancia de los cuatros elementos: aire, tierra, fuego y agua, que servían como regentes de sus creencias.

El viento estaba vinculado con las tormentas, la humedad, la vida y la regeneración de las plantas. Se lo representaba con un pico rojo, con el que despejaba el camino a Tlaloc, el dios de la lluvia.

14- Xólotl

Dios del ocaso, los espíritus, el fuego de la sabiduría y la mala suerte. Era el señor de la estrella de la tarde y del inframundo, el cual conduce al Sol en su paso por éste.

15- Xochipilli

Príncipe de las flores, señor del Sol matutino, es considerado como un dios festivo, regente de la música, la primavera, la danza, los instrumentos musicales y la vegetación.

Se lo relaciona con el amor, el entretenimiento y el azar. Su culto era uno de los más importantes de los panteones mesoamericanos.

16- Citlallicue 

Diosa creadora de las estrellas, señora de la Vía Láctea, su nombre significa “la de la falta de estrellas”. Cada cultura tiene leyendas diferentes sobres su maridos y verdaderos nombres.

17- Citlalatonac

Es el dios de las estrellas varones, se lo asocia a Citlallicue, con quien habrían creado la Vía Láctea. Su nombre en náhuatl quiere decir “estrella brillante”.

18- Ometéotl 

Dios de la dualidad, considerado como el dios creador del universo, de los hombres y también dios supremo de todo lo existente. Su nombre significa “dios de dos”. Tuvo como hijos a cuatros dioses, que se ubican uno en cada punto cardinal.

19- Mictlantecuhtli 

Otra de las divinidades compartidas por diferentes culturas, es considerado el dios de la muerte y el inframundo, acompañante de las almas por las sombras y señor que da y fomentar la vida. Era temido por su carácter.

20- Huehuecóyotl

El “viejo coyote” fue el dios de la danza, las artes y la plumaria, para los toltecas representaba las propiedades de las fieras: ferocidad, valentía, lucha, que consideraban elementos fundamentales para la guerra.

21- Xiuhtecuhtli

Como dice su nombre es “el señor de la hierba”, se lo considera como el dios del fuego y el calor. En las diferentes culturas mesoamericanas, esta representación era diferente.

22- Itzpapálotl 

Su nombre se traduce “mariposa de obsidiana” y para los toltecas representa una deidad central de su sistema de creencias. Era la diosa de los sacrificios y la guerra.

Tenia navajas en sus alas y su figura representaba el renacimiento y la regeneración. A quienes nacieran bajo su día se le aseguraba una larga vida.

23- Tlahuizcalpantecuhtli

Este dios es asociado a la energía vital del amanecer, ya que su nombre representa “la estrella del alba”. Es otro de las divinidades compartidas por varias culturas, en las que se le rendía culto asociado a Venus.

Durante la civilización tolteca, se le construyó un enorme templo en Tula, que todavía se mantiene en pie.

24- Metztli

Esta deidad también era compartida con otras civilizaciones, como la diosa de la Luna. Su nombre significa “cara de la serpiente”, que estaba relacionado con sus dominios sobre las tormentas, inundaciones o la dicha que el agua podía aportar a la vida.

25- Toci 

Su nombre es foco de discusiones, pero su culto está siempre asociado al cuidado de la salud y el mantenimiento de la vida, por eso se la considera diosa de los médicos, parteras y cirujanos.

26- Cihuacóatl

“Mujer serpiente”, según su traducción es considerada la diosa del nacimiento. Su veneración entre las culturas mesoamericanas está asociada a la medicina, la salud, los abortos y los heridos.

27- Atlacoya

Otra de las divinidades compartidas, diosa de la sequía, su nombre significa agua triste, representa la austeridad y la desesperanza. Es temida por ser la devoradora de la fertilidad.

28- Ixtlilton 

También era para los toltecas el dios de la medicina, de las danzas, de los festivales y de los juegos. Se le rendía culto por sus dominios sanadores.

29- Huitzilopochtli 

En la civilización de Tula era el dios de la guerra, como en otras. “Colibrí del sur o colibrí izquierdo”, era la representación de su nombre y se lo asocia como regidor del Sol.

30- Tonacatecuhtli

En náhuatl su nombre está conformado por las palabras que representan al señor del sustento. Se lo considera como uno de los dioses creadores del todo.

Esta deidad es común a toda la cultura mesoamericana, con diferentes veneraciones, pero con igual importancia por ser uno de las divinidades centrales.

Es el dios de la creación y la fertilidad, señor de la naturaleza, era la fuente proveedora del sustento diario. Era una divinidad bondadosa y fraternal, que dominaba los alimentos.

Según las leyendas, fue Tonacatecuhtli quien sopló y dividió las aguas del cielo y la tierra, que tras la creación estaban juntas. Por eso está considerado como el ser del centro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here