Drogas inteligentes (nootrópicos): todo lo que debes saber

Las drogas inteligentes o nootrópicos son unos potenciadores cognitivos para potenciar la memoria, la capacidad de aprendizaje, la concentración o las habilidades para mejorar la escritura.

La palabra nootrópico deriva del griego “nóos” (mente) y “tropo” (dirección). Término acuñado por el científico Corneliu E. Giurgea (1923-1995) en el año 1972, indicando que eran fármacos que cumplían las siguientes características:

  • Mejora del aprendizaje y la memoria.
  • Con pocos efectos secundarios y toxicidad extremadamente baja.
  • Protección del daño físico o químico en el cerebro como contusiones, barbitúricos o escopolamina.
  • Mejora de los mecanismos de disparo de las neuronas.
  • Evitan la interrupción de los comportamientos aprendidos y formación de la memoria a las condiciones que tienden a perturbar ellos, como electroconvulsiva o hipoxia.

drug-621844_640

Hoy en día se definen como medicamentos, fármacos, drogas, suplementos o alimentos funcionales que tienen la capacidad de ayudar a mejorar ciertas capacidades como:

En definitiva, son pastillas que te mantendrán alerta y conseguirán incrementar tu productividad laboral, social o deportiva.

Atendiendo a Nootroo, un proveedor de nootrópicos a nivel mundial, sus cápsulas tienen un efecto inmediato alrededor de los 30 minutos y su efecto dura entre 6 y 8 horas. Recomienda no tomar más de 3 pastillas en menos de 24 horas.

Cuando los medios de comunicación se hicieron eco de que en Silicon Valley su uso era frecuente entre sus miembros, las drogas inteligentes empezaron a tomar bastante relevancia. Actualmente, sobre todo en Estados Unidos, podemos encontrar ‘smart bars’, lugares donde los estudiantes consumen bebidas energizantes combinadas con pastillas pulverizadas de nootrópicos.

Aunque su uso se esté extendiendo, dentro de la comunidad científica, no existe todavía un consenso donde se cuantifique la capacidad real de los nootrópicos en la mente y cuerpo.

Diferentes tipos de nootrópicos

Los nootrópicos se consiguen a partir de composiciones químicas, por lo que su evolución es constante y por lo tanto su clasificación es amplia y va en crecimiento. Hoy en día los tipos de drogas sintéticas más comunes son:

Racetamos

No se tiene claro si son nootrópicos debido a sus propiedades farmacológicas. Fueron los primeros en sacarse al mercado y son de los más consumidos debido a que no necesitan prescripción médica.

Existen más de una veintena diferentes de racetamos, y todos se caracterizan por tener una estructura química muy similar. Podemos mencionar los siguientes:

  • Piracetam
  • Etiracetam
  • Nefiracetam
  • Oxiracetam
  • Pramiracetam
  • Coluracetam
  • Fenilpiracetam
  • Brivaracetam
  • Fasoracetam
  • Dimiracetam
  • Imuracetam
  • Levetiracetam
  • Nicoractam
  • Selectracem

Los racetamos liberan acetilcolina, uno de los neurotransmisores más potentes del cerebro. Sirve para transmitir los impulsos nerviosos y otras señales a través de la sinapsis (red de neuronas).

Además sirven como protectores neuronales, acelerando el crecimiento de las células del cerebro y ralentizando su deterioro y muerte, lo que provoca una mejora en varías áreas diferentes del cerebro.

Colina

La colina es la molécula de la cual se obtiene la acetilcolina, el neurotransmisor implicado en las funciones del cerebro como la memoria o el control muscular. Su importancia es tal, que supone el segundo neurotransmisor más importante de nuestro cerebro.

Existen varios tipos de suplementos de colina, siendo la alfa-GPC , la citicolina o la centrofeonina  las más comunes. Sus consumidores aseguran mejorar sus facultades de memoria y una mayor fluidez a la hora de concentrarse.  

En el mercado se puede encontrar también el bitartrato de colina, más barato pero con resultados menos efectivos. Se le asocia también a efectos secundarios como el dolor de cabeza.

Ampakinas

De las más recientes en salir al mercado. Son nootrópicos fuertes, conocidos por aumentar los niveles de glutamato en la sangre. El glutamato es uno de los neurotransmisor más importantes para la plasticidad sináptica, es decir la encargada del aprendizaje y la memoria.

Sus efectos son muy similares a los que producen la cafeína, pero con la diferencia de no causar efectos secundarios como el insomnio, agitación o ansiedad. En todo caso, al ser un producto tan novedoso, no se ha podido todavía sacar conclusiones sobre sus posibles efectos secundarios.

Derivados de la vitamina B

Muchos de los nootrópitos sintéticos se han desarrollado a partir de la vitamina B. Esta la podemos encontrar también en forma de droga inteligente, siendo la sulbutiamine (o Arcalion), la más conocida. Su tratamiento es eficaz para luchar contra la fatiga, aumentar el estado de alerta e incrementar los niveles de energía. Además, se compone también de vitamina B1 (o tiamina), la conocida como la vitamina del buen humor.

Los científicos, basándose en estudios con ratones, sugieren que la sulbutiamine podría mejorar el rendimiento cognitivo en pacientes con alzheimer, esquizofrenia o hiperactividad, aunque de momento no se han hecho estudios con humanos.

Péptidos

Más conocidos como noopept. Fue desarrollado por investigadores rusos cuando buscaban un suplemento alternativo al pramiracetam. Aunque algunos consideran que es un tipo de racetamos, los péptidos actúan de manera diferente.

Este potente suplemento se puede tomar mediante vía oral y es eficaz a la hora de penetrar en la barrera hematoencefálica. Una dosis de uno 10-30 mg puede proporcionar una mejora en la función del pensamiento, la memoria a corto y largo plazo y un aumento de la capacidad de aprendizaje, siendo entre 500 y 1000 veces más fuerte que el Piracetam (racetamo).

Los péptidos se clasifican según el número de aminoácidos en tres grupos:

  • Oligopéptido: de 2 a 10 aminoácidos.
  • Polipéptido: de 10 a 100 aminoácidos.
  • Proteína: más de 100 aminoácidos.

Alimentos con componentes sustitutivos de nootrópicos

Dentro de la naturaleza, podemos encontrar alimentos que ayudan a favorecer la concentración y motivación de las personas.

  • Nueces: conocidos en muchos países de Europa central como el alimento del estudiante, son ricos en ácido alfa-linolénico (ALA) y en ácido graso omega-3, favorecedores del rendimiento intelectual.
  • Aceite de pescado: ricos en ácidos grasos-omega 3, es muy recomendado para personas con problemas de aprendizaje o como defensa preventiva de enfermedades mentales como la depresión, esquizofrenia o hiperactividad. El aceite de salmón o atún fresco son algunos ejemplos de aceite de pescado recomendado.
  • Levadura de cerveza: tiene un alto contenido en vitaminas del grupo B, minerales como el fósforo o magnesio y proteínas de alta calidad, todos muy beneficiosos para el rendimiento del cerebro y la salud cerebral.

Nootrópicos naturales

También denominados ‘Herbal Natural’, son suplementos desarrollados a partir de las plantas. Su función es la misma que la de las drogas sintéticas, como son mejoras en la capacidad de concentración y en la salud del cerebro, pero tienen menos eficacia.

La ventaja respecto a los nootrópicos en cápsulas, es que no crean adicción y son mucho más baratos. Se pueden conseguir en herboristerías o tiendas de nutrición.

 Algunos de los nootrópicos a base de hierbas más consumidos son:

  • Bacopi Monneri
  • Vinpocetina
  • Ginkgo Biloba
  • Huperzina-A
  • Onnit Alfa Cerebro

Efectos secundarios de los nootrópicos

Los baluartes de las drogas inteligentes siempre han asegurado que no existe peligro de sufrir ningún tipo de efecto secundario. Sin embargo, pocos son los estudios concluyentes de que esta afirmación sea cierta, habiéndose desarrollado a su vez una contracorriente que intenta demostrar que si puede producir efectos adversos. Enumeramos los que suelen coincidir en este tipo de estudios.

Dolores de cabeza

Se cree que es el más frecuente, sobre todo en nootrópicos de la clase racetam y piracetam. La razón es la sobreexcitación a la que se somete el sistema nervioso central, que produce un tipo de “quemadura” que deriva en dolores y migrañas.

Es un efecto secundario que se puede contrarrestar curiosamente aumentando dosis de la colina, uno de los tipos de nootrópicos mencionados anteriormente. La colina satisface sus necesidades químicas y alivia los dolores de cabeza.

Problemas intestinales

El uso excesivo de nootrópicos puede convertirse en una amenaza seria para el sistema intestinal. Irritación, nauseas, diarrea, hinchazón o malestar por el dolor son algunos de los síntomas más comunes.

La solución es reducir la dosis hasta unos niveles recomendados para el organismo y, si esto no funcionase, tomar otro tipo de nootrópicos como son noopept, que requiere de menores dosis y por lo tanto se procesa mejor en el sistema gastrointestinal.

Fatiga

Al igual que con los problemas intestinales, un consumo excesivo deriva en fatiga. La sensación de ardor por dentro puede durar varias horas, eliminando por completo la concentración del individuo.

Reducir la dosis o consultar con un especialista para que le recomiende otro nootrópico son las soluciones más recurridas.

Insomnio

La función principal de los nootrópicos es aumentar los niveles de energía, provocando que los niveles de alerta se disparen y derive en insonmio. Es un efecto muy similar al que producen las bebidas energéticas o los refresco con mucho azúcar.

La diferencia es que, aunque se logre quedarse dormido, el individuo siente que el sueño no ha producido el efecto reparador y se despierta con la sensación de agotamiento.

La solución es evitar tomar nootrópicos fuertes por la tarde y al anochecer, para que a la hora de acostarse, los niveles de energía hayan disminuido. Otra opción es complementar los nootrópicos de gran carga con otros como el inositol o melatonina, suplementos que ayudan a promover un sueño REM más efectivo.

Otros

Aunque estos efectos son menos corrientes, cada suplemento nootrópico tiene un mecanismo de acción diferente y por lo tanto puede derivar en un efecto secundario original. Normalmente van asociado a las ingestas excesivamente altas o por reacciones adversas al organismo. Algunos de estos efectos son:

  • Ansiedad
  • Nerviosismo
  • Trastornos del ánimo
  • Inquietud
  • Aumento de la presión arterial
  • Aturdimiento
  • Irritación de la piel
  • Erupciones cutáneas

Las conclusiones se deberán demostrar a medida que la comunidad científica pueda verificar cómo de verdad benefician o afectan las drogas inteligentes. Mientras tanto, parece que un uso de las mismas de forma segura no debe ser causa de ningún tipo de problema físico o mental.

En todo caso, siempre es recomendable consultar con expertos sobre las posibles causas y posología para no sufrir ningún tipo de riesgo para nuestra salud.

Hemos hablado sobre las drogas inteligentes, ¿tienes experiencia con su consumo? ¡Cuéntanos!

COMPARTIR
Graduado en Periodismo. No soy titulado en ortopedia pero se hacer una férula, no soy dietista pero se cuantas calorías tienen los dátiles, no soy psicólogo pero seguro que en Lifeder me curaré de esta locura por el periodismo sanitario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here