10 Efectos del Alcohol en el Sistema Nervioso y Cerebro

Los efectos del alcohol en el sistema nervioso y cerebro pueden darse tanto si se consume a corto plazo -una típica borrachera-, como si se consume frecuentemente -en la adicción-. Sin embargo, el consume ocasional suele ser menos serio, mientras que la adicción puede provocar graves consecuencias.

Una cerveza o dos al día no va a tener perjuicios. Lo que si lo hará son los excesos y las borracheras frecuentes. Algunos efectos como dificultades al andar, visión borrosa o pérdida de memoria son temporales y si vuelven a recuperar. El problema real esta cuando los perjuicios se hacen persistentes; es cuando existe un problema de alcoholismo y posibles daños en el sistema nervioso o cerebro.

Brain Character And Wine

Existen varios factores que influyen en la probabilidad de que surjan consecuencias por el alcoholismo: la salud en general de la persona, la continuidad del hábito de beber, edad, educación, genética, historia familiar, género, edad en que se comenzó a beber…

¿Cómo se dan las alteraciones en el sistema nervioso?

El alcohol afecta a la química cerebral al alterar los niveles de neurotransmisores, químicos que transmiten las señales que controlan los procesos de pensamiento, comportamientos y emociones. Son excitatorios -estimulan la actividad cerebral- o inhibitorios -disminuyen la actividad cerebral-.

neurotransmisores

El alcohol aumenta los efectos del neutrotransmisor GABA en el cerebro, el cual provoca movimientos lentos y dificultad para hablar.

A la vez, el alcohol inhibe el neurotransmisor excitatorio glutamato, el cual incrementa la dopamina, neurotransmisor que crea la sensación de placer al beber.

Los efectos más importantes del alcohol en sistema nervioso y cerebro

Ansiedad, depresión, agresividad, estrés

El cerebro tiene un equilibrio de sustancias químicas y el alcohol altera ese equilibrio. Esto puede afectar a:

  • Comportamiento
  • Pensamientos
  • Sentimientos
  • Emociones

Beber hace sentir a la mayoría de las personas mejor, menos ansiosas y más sociables.

Sin embargo, si se bebe demasiado, el cerebro comienza a quedar afectado y las sensaciones de placer se pueden convertir en sensaciones de ansiedad, agresividad o depresión.

Si bebes en exceso, tienes más probabilidades de desarrollar síntomas depresivos.

Beber regularmente desciende tus niveles de serotonina en el cerebro, el neurotransmisor que regula el estado de ánimo.

Además, beber demasiado puede tener consecuencias negativas en tus relaciones personales con familia, amigos, pareja y en tu trabajo.

Esto hace que la depresión sea aún mayor y se entra en un circulo vicioso.

Algunas señales de que tienes problemas con el alcohol son:

  • Discutes o tienes comportamientos problemáticos a menudo o después de beber alcohol
  • Bajo estado de ánimo
  • Insomnio 
  • Te sientes desanimado todo el tiempo
  • Sentir ansiedad cuando normalmente te sientes tranquilo
  • Paranoias

Impide el correcto desarrollo cerebral en adolescentes

Consumir grandes cantidades de alcohol en la adolescencia puede resultar en grandes dificultades para que el cerebro se desarrolle correctamente.

Los déficits más notables son dificultades en la recuperación de la información verbal y no verbal (comprensión del lenguaje) y el funcionamiento visual-espacial.

Los adolescentes están mucho más predispuestos a desarrollar déficits cognitivos como dificultades de aprendizaje y en la memoria.

Esto es debido a que aún no han desarrollado completamente el cerebro, y en esa etapa el cerebro se esta remodelando con cambios en la conectividad neuronal de distintas partes cerebrales.

Daños en la memoria (hipocampo)

El alcohol afecta al hipocampo, área cerebral que interviene en el almacenamiento de memoria. Incluso una pequeña cantidad de alcohol puede hacer que se olvide lo que se hacía mientras se bebía.

En las borracheras el cerebro procesa la información más lentamente y la capacidad de memorizar disminuye. Es cuando se da la típica pérdida de memoria de la noche anterior en las resacas.

Esta pérdida de memoria a corto plazo no supone daños cerebrales, aunque la frecuencia si lo hará. Es decir, tener contínuas borracheras 0 beber en exceso de forma frecuente dañará el cerebro y su capacidad de memorizar.

Por tanto, si una persona ha estado durante años bebiendo en exceso, puede tener dificultades de memorizar incluso un día en el que no bebe. Es cuando la condición puedes ser permanente.

En este artículo puedes conocer alimentos que mejoran la memoria. 

Impulsividad

El cortex prefrontal regula la impulsividad e interviene en la organización del comportamiento.

Beber demasiado puede afectar las conexiones en estas áreas y provocar que se hagan cosas impulsivas que no se hubieran realizado en situaciones normales.

Impide el crecimiento de células nuevas

neurociencia cognitiva

Desde 1960 se sabe que en el cerebro se generan nuevas neuronas durante la edad adulta en un proceso denominado neurogénesisEstas nuevas células se originan desde células que se pueden dividir de forma indefinida.

Sin embargo, con las altas dosis de alcohol, el crecimiento de estas nuevas células se ve interrumpido y a largo plazo resulta en déficits en áreas como el hipocampo.

Aunque el proceso anterior necesita aún varios estudios para quedar confirmado, si se conoce que durante las altas ingestas de alcohol se pueden llegar a perder miles de neuronas.

Durante una borrachera puede reducir el número de neuronas del cerebro en 1000000.

Psicosis

Un alto nivel de adicción al alcohol puede provocar una psicosis. Es una enfermedad mental grave que provoca alucinaciones, paranoias e ilusiones.

Por otra parte, cuando la persona deja de beber repentinamente, puede sufrir el llamado “delirium tremens” o síndrome de abstinencia del alcohol, el cuál incluye: dolor de cabeza, agitación, temblores graves, náuseas y vómitos, gran sudoración, somnolencia, calambres e incluso alucinaciones.

Se produce debido a la habituación que se ha producido en el cerebro de la persona alcohólica. Cuando deja el alcohol, se produce una sobre-estimulación por parte del sistema adrenérgico cursando en excitabilidad autonómica y agitación psicomotriz.

Síndrome de Wernicke–Korsakoff

Aproximadamente un 80% de los alcohólicos tienen una deficiencia de tiamina y algunos de ese porcentaje desarrollan el llamado Síndrome de Wernicke–Korsakoff.

Se trata de una enfermedad en la que se dan juntos dos afecciones: la encefalopatía de Wernicke y el síndrome de Korsakoff, afecciones diferentes que se deben ambas al daño cerebral causado por la falta de vitamina B (tiamina).

La encefalopatía de Wernicke es causada por cambios dañinos en el cerebro, generalmente debido a la falta de vitamina B-1 (tiamina).

Sus síntomas son:

  • Movimientos oculares anormales
  • Pérdida de coordinación muscular
  • Confusión
  • Pérdida de la actividad mental
  • Síndrome de abstinencia

El síndrome o psicosis de Korsakoff tiende a desarrollarse a medida que desaparecen los síntomas del síndrome de Wernicke.

Sus síntomas son:

  • Confabulación: inventar historias
  • Alucionaciones: ver o escuchar cosas que no existen
  • Síntomas del síndrome de Korsakoff
  • Incapacidad para formar nuevos recuerdos
  • Pérdida de memoria

¿Y tú qué efectos del alcohol en el sistema nervioso conoces? Me interesa tu opinión. ¡Gracias!

COMPARTIR
Licenciado en Psicología, Máster en Recursos Humanos y excolaborador de la Universidad de Sevilla. Amante de la lectura y del conocimiento en general. Redactor en otras webs, como Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/author/alberto-rubin-martin

6 Comentarios

  1. Hola mi marido no bebe a diario pero si 3 o 4 veces por semana en las cuales bebe muchísimo, hace 6 meses que no puede mover 2 dedos de su mano, ya le han hecho muchos estudios y no encuentran que es, puede deberse al consumo de alcohol?

    • Hola Lujan,
      El consumo frecuente de alcohol puede producir daños cerebrales, por tanto podría ser, pero solo un especialista podría confirmarlo.
      En cualquier caso es recomendable que su marido deje el alcohol.

  2. Excelente la información, tengo una prima que hace tres meses tomo licor y al día siguiente se levantó con los nervios alterados, van tres meses y no mejora, parpadea mucho, se mantiene acarienciendo todo el cuerpo, más que todo la cara, ha bajado 10 kilos, no le provoca nada, le da miedo salir, no duerme, los médicos dicen que no es nada que está bien, sin embargo no le han realizado exámenes, estamos desesperados quisiera saber si lo que ella siente se puede curar o ya el daño es irreversible, muchas gracias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here