Los 9 Efectos de la Ayahuasca, la Droga Espiritual

Los efectos de la ayahuasca más comunes son náuseas, vómitos, diarrea, estado alterado de conciencia, malestar físico, psicológico y emocional, muerte, trastornos psiquiátricos, reducción de movimientos voluntarios y otros que a continuación te explicaré.

La ayahuasca se considera uno de los alucinógenos más potentes del mundo. Personas que la han ingerido, declaran sentir revelaciones espirituales y una mayor conciencia de sí mismo y del universo que describen como un antes y un después en su vida.

efectos Ayahuasca

Sin embargo, no deja de ser una sustancia que produce consecuencias negativas para el organismo como pueden ser las náuseas y vómitos. Además de los posibles efectos peligrosos, todavía son objeto de estudio, que puede tener esta droga en el sistema nervioso y que parecen alterarlo funcional y estructuralmente.

¿Qué es la ayahuasca?

La ayahuasca es el nombre quechua de un té que se ha consumido durante miles de años en América del Sur, formando parte de un ritual sacramental.

Se compone de una combinación de plantas encontradas en el Amazonas, concretamente la Banisteriopsis caapi y hojas del arbusto Psychotria viridis.

¿Cómo actúa?

Su principio activo es una sustancia natural llamada DMT o N-dimetiltriptamina, que es la que provoca los efectos alucinógenos y se encuentra en la Psychotria viridis.

Normalmente esta sustancia se destruye en el sistema digestivo gracias a la enzima monoaminooxidasa (MAO), que omite sus efectos. Por eso se añade la segunda planta (Banisteriopsis caapi) que inhibe dicha enzima y consiste en alcaloides de β-carbolinas.

De esta forma, la DMT puede llegar al cerebro funcionando como agonista para los receptores de serotonina 5-HT2A.

Efectos de la ayahuasca

1- Náuseas, vómitos y diarrea

Cuando se consume ayahuasca, los efectos pueden durar hasta 10 horas. Poco después de su consumo, los síntomas presentados son náuseas, vómitos y diarrea. Sin embargo, en otras personas los vómitos pueden darse durante las alucinaciones y puede aparecer molestia abdominal que perdura durante horas.

Las personas que le dan un sentido espiritual a la ayahuasca, declaran que la fase de vómitos y diarrea se relacionan con una liberación de energía y emociones negativas acumuladas en la persona. Piensan que es como “una limpieza del alma”.

2- Estado alterado de conciencia

Posteriormente a la primera fase, aparece un estado alterado de conciencia que se caracteriza por alucinaciones, fuerte introspección, emociones positivas intensas, aceptación elevada de sí mismo y el universo, sentimientos de agradecimiento, y evocación de recuerdos personales unidos a una gran activación emocional.

Así se describen los síntomas en un ejemplo descrito por Kirby Surprise de una persona que probó la ayahuasca:

“Telepáticamente me dijeron que me había pasado la mayor parte de mi vida huyendo de mi propio dolor, la manipulación, la defensa, el dormir, todo lo que no fuera experimentar el dolor natural de ser un ser humano. La gratitud que sentía era indescriptible, que llenó todo mi ser… y yo estaba infinitamente agradecido… Me encontré llorando, sintiendo todas estas emociones a la vez, como si hubiera estado emocionalmente muerto desde hace años, y ahora de repente era capaz de sentir de nuevo”.

3- Malestar físico, psicológico y emocional

A pesar de todas las consecuencias de carácter positivo que se indican, su consumo también puede provocar un importante malestar psicológico y emocional de carácter temporal. Por ejemplo, puede darse despersonalización, ansiedad, miedo y paranoia.

Otros síntomas que pueden ser negativos consisten en sudoración intensa, temblores, aumento de la presión arterial e incremento de la frecuencia cardiaca. Estos efectos se asocian con la intoxicación por DMT, además de provocar hipertensión, dilatación de las pupilas, agitación, falta de coordinación muscular y mareos.

Sin embargo, no se ha demostrado que la ayahuasca o DMT provoquen adicción por sí mismas. Además, hay diversas investigaciones que no han encontrado efectos negativos a largo plazo en personas que ingieren ayahuasca de manera frecuente.

4- Muerte

Sí se han registrado casos de muerte por su consumo. Parece que hay individuos que presentan un estado físico que puede ser incompatible con la droga, como los que ya tienen problemas cardíacos. Esto es peligroso porque la ayahuasca aumenta la frecuencia cardiaca y la presión arterial.

También puede ponerse en riesgo la vida si se toma otros medicamentos (como antidepresivos), ya que pueden interactuar con la droga aumentando y haciendo peligrosos sus efectos.

5- Trastornos psiquiátricos

Desencadena trastornos psiquiátricos si la persona es propensa a ellos. Existe un consenso en reconocer que cada persona es diferente, y por lo tanto cada sustancia va a afectarle de determinada manera.

Si el individuo está predispuesto a presentar algún trastorno psiquiátrico por antecedentes familiares, por ejemplo, el consumo de ayahuasca (al igual que ocurre con otras drogas) puede desencadenar la aparición del trastorno. Por lo que las personas con problemas psiquiátricos o más probabilidad de tenerlos no deberían consumir dichas sustancias.

6- Reducción de movimientos voluntarios

La ayahuasca incrementa los niveles de dopamina y serotonina en ciertas regiones cerebrales. Esto causa que los centros del placer se activen a la vez que otras regiones disminuyen su actividad.

Por ejemplo, una de las consecuencias es que la liberación de acetilcolina (ACH) baja. Esto da lugar a dificultades en la movilidad voluntaria de la musculatura, haciendo que los músculos se relajen.

7- Produce cambios estructurales en el cerebro

En un estudio de Bouso (2015) se sugiere que, a pesar del creciente conocimiento en el campo de los mecanismos neuronales de los efectos de estas drogas, el impacto de su consumo a largo plazo sigue sin estar del todo claro. Parece que las sustancias agonistas de los receptores de serotonina (5HT) alteran factores de transcripción relacionados con la plasticidad sináptica.

Es decir, drogas como la ayahuasca pueden producir cambios estructurales en el cerebro. Concretamente en el estudio que hemos mencionado, se obtuvieron a través de Resonancia Magnética (RM) imágenes de los cerebros de 22 consumidores habituales de ayahuasca y 22 no consumidores.

El objetivo era medir el grosor de la corteza cerebral en ambos grupos y comprarlos. Se encontró que los sujetos que tomaban ayahuasca tenían la corteza cingulada posterior significativamente más delgada que los controles, una estructura asociada con la atención, emociones y recuerdos.

Se relacionaba además con la intensidad y el tiempo de consumo, las puntuaciones en religiosidad y espiritualidad; de manera que, un consumo más intenso y prolongado en el tiempo de un sujeto con niveles altos de espiritualidad se relacionaba con menor grosor de esta área cerebral.

8- Consecuencias neuropsicológicas diversas

Un efecto importante de esta droga es que aumenta el flujo sanguíneo en regiones cerebrales prefrontales justo después de su consumo.

Sin embargo, en el estudio de Bouso et al. (2013) se indica que, a pesar de estos efectos, no se han encontrado anteriormente deficiencias cognitivas en consumidores de ayahuasca a largo plazo.

Estos autores estudiaron las consecuencias de ingerir esta droga en el rendimiento neuropsicológico, principalmente en las funciones ejecutivas (las encargadas del control mental, la planificación, la inhibición y la toma de decisiones) y en la memoria de trabajo (aquella que nos permite realizar una tarea hasta el final con éxito al recordad todos sus elementos).

Se evaluaron con distintas pruebas neuropsicológicas a 11 consumidores habituales de ayahuasca y a 13 ocasionales, antes de ingerirla y después.

Los resultados indicaban que la memoria de trabajo empeoró, mientras que los tiempos de reacción a estímulos fueron más cortos (reaccionaban más rápido), manteniéndose esto incluso después de tomar la ayahuasca.

En otra prueba, curiosamente se encontraron problemas importantes en la resolución de conflictos en los usuarios más ocasionales, mientras que los que la consumían desde hacía más tiempo a lo largo de su vida presentaban un mejor desempeño.

Los autores comentan que probablemente existan efectos compensatorios o neuromoduladores asociados con la ingesta de ayahuasca a largo plazo, es decir, el cerebro cambia a través del consumo prolongado de la droga.

9- Abre la mente

La ayahuasca modula el procesamiento emocional actuando en 3 áreas diferentes del cerebro:

– El neocórtex: es el área responsable de la percepción sensorial, las funciones motoras, el lenguaje y el pensamiento consciente. Nos permite razonar y llevar a cabo procesos de toma de decisiones. Con el consumo de la droga, esta área se vuelve hiperactiva.

– La amígdala: esta estructura participa en los recuerdos y en la regulación emocional, conectando con estructuras sensoriales. También asocia aprendizajes antiguos con las experiencias nuevas que están llegando, por eso no es de extrañar que su funcionamiento se altere cuando se ingiere ayahuasca.

– La ínsula: se encarga de conectar los impulsos emocionales con la toma de decisiones.

Parece que la ayahuasca en estas estructuras, abre nuevas perspectivas más allá del aprendizaje anterior, desconectando los recuerdos emocionales anteriores y recibiendo los nuevos. Esto puede provocar que se establezcan nuevas conexiones y se llegue a ideas y experiencias diferentes a las que normalmente podemos tener.

En definitiva, parece que la información que llega a nuestra mente se experimenta sin filtros ni pensamiento crítico, haciendo a la persona consumidora más abierta a la sugestión.

Efectos terapeúticos

Charles Grob en 1993 llevó a cabo el primer estudio de los efectos de la ayahuasca en seres humanos a través del Proyecto Hoasca.

Compararon a adolescentes indígenas que consumían la ayahuasca de forma sacramental dos veces al mes, con adolescentes urbanos que no la tomaban.

El estudio manifestó que el primer grupo puntuaba hasta 7 veces menos que el otro grupo en trastornos de abuso de sustancias, ansiedad, depresión, trastornos de la imagen corporal y trastorno de déficit de atención por hiperactividad.

No obstante, esto puede deberse a otras diferencias y no ser una causa directa del uso de la ayahuasca.

En otro estudio (Pic-Taylor, 2015), esta vez con ratas, se observó que la ayahuasca puede tener efectos antidepresivos. Se investigó la activación neuronal y el nivel de toxicidad en los núcleos del rafe dorsal, amígdala y formación hipocampal.

Los efectos que se encontraron fueron: aumento de la actividad neuronal en áreas cerebrales serotoninergicas, disminución de la locomoción de las ratas hembras tanto en el campo abierto como en laberintos y más activación en una prueba de natación forzada. Es decir, las ratas que habían recibido ayahuasca nadaban mucho más rápido (destacamos que el agua es muy aversiva para las ratas).

En un estudio de Dominguez Clavé et al., realizado en 2016, se indica que hay una amplia evidencia de que la ayahuasca puede ser de utilidad para tratar las adicciones, la depresión y la ansiedad, además de trastornos relacionados con el control de los impulsos y traumas.

Argumentan que parece mejorar la autoaceptación del sí mismo, exponiendo al sujeto de forma segura a sus propias emociones. No obstante, añaden que se necesitan más investigaciones en este ámbito porque los resultados no son totalmente definitivos.

Muchos otros autores defienden el papel terapéutico de la ayahuasca en la resolución de traumas, ya que indican que la droga incita la asimilación de experiencias y aceptación de todo tipo de recuerdos.

Parece que un complejo mecanismo lleva a la memoria los recuerdos traumáticos mientras el individuo se encuentra bajo un estado subjetivo agradable y tranquilo, de forma que se pueden superar.

Conclusión

Es importante que señalemos como conclusión que aún no se conocen hasta dónde llegan los efectos de esta sustancia y aún se tienen que desarrollar más investigaciones.

Parece que la ayahuasca despierta mucha curiosidad en personas con ganas de experimentar sensaciones nuevas, aumentando el turismo en lugares donde su consumo está más extendido y legalizado.

En el caso de España, es legal la importación/adquisición del material con el que se elabora la ayahuasca. El dilema reside en DMT, una de las sustancias de la ayahuasca que está totalmente prohibido comercializarlo.

En otros países en los que se rigen por los acuerdos de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) su consumo es legal.

También existe toda una red de organizaciones que se lucran gracias a los consumidores de esta sustancia, dándole un sentido religioso y espiritual.

Por este motivo puede ser normal encontrar documentos que exaltan las cualidades de la ayahuasca mientras otros resaltan sus efectos nocivos.

En definitiva, se necesitan más estudios; siendo interesante continuar valorando sus posibles efectos terapéuticos.

¿Y tú qué otros efectos de la ayahuasca conoces?

Referencias

  1. Ayahuasca. (s.f.). Recuperado el 14 de junio de 2016, de Wikipedia: 
  2. Bouso, J. C., Fábregas, J. M., Antonijoan, R. M., Rodríguez-Fornells, A., & Riba, J. (2013). Acute effects of ayahuasca on neuropsychological performance: differences in executive function between experienced and occasional users. Psychopharmacology, 230(3), 415-424.
  3. Bouso, J. C., Palhano-Fontes, F., Rodríguez-Fornells, A., Ribeiro, S., Sanches, R., Crippa, J. S., & … Riba, J. (2015). Long-term use of psychedelic drugs is associated with differences in brain structure and personality in humans. European Neuropsychopharmacology, 25483-492. 
  4. Domínguez-Clavé, E., Soler, J., Elices, M., Pascual, J. C., Álvarez, E., de la Fuente Revenga, M., & … Riba, J. (2016). Research report: Ayahuasca: Pharmacology, neuroscience and therapeutic potential. 
  5. Hurd, R. (18 de junio de 2015). Ayahuasca side effects.
  6. Kase, A. (3 de junio de 2015). This Is How Ayahuasca Heals Your Brain. Obtenido de Reset.me.
  7. Pic-Taylor, A., da Motta, L. G., de Morais, J. A., Junior, W. M., Santos, A. A., Campos, L. A., & … Caldas, E. D. (2015). Behavioural and neurotoxic effects of ayahuasca infusion (Banisteriopsis caapi and Psychotria viridis) in female Wistar rat. 
  8. Surprise, K. (28 de marzo de 2008). Ayahuasca.
COMPARTIR
Licenciada en Psicología (Universidad de Huelva). Cursando Máster en Estudios Avanzados en Cerebro y Conducta de la Universidad de Sevilla.

3 Comentarios

  1. Hola , nunca consumí drogas , soy profesora de gimnasia . Pero consumí Ayahuasca hace ya 20 días , de día se podría decir que ahora la mayor parte del tiempo estoy bien , de noche me es imposible dormir , me despierto con pánico … no llevo durmiendo ni una noche seguida , pánico , miedo , desesperanza y pensamientos suicidas .
    ¿Que tratamiento me aconsejasDesde ya muchas gracias .Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here