12 Efectos Secundarios de la Sertralina (Físicos y Psicológicos)

Los efectos secundarios de la sertralina pueden ser aumentar el apetito, insomnio, depresión, despersonalización, ansiedad, disminución de la líbido, mareos, temblores, palpitaciones, diarrea y dolor torácico.

La sertralina es un medicamento inhibidor de la recaptación de serotonina que se utiliza como antidepresivo para tratar alteraciones del estado de ánimo.

efecto secundarios sertralina

Su principal utilización radica en la intervención de episodios depresivos mayores, aunque también se emplea con frecuencia para tratar trastornos obsesivos compulsivos, trastornos de angustia, agorafobia, fobia social y trastorno por estrés postraumático.

Se consume por vía oral y, tras su ingesta, sus principios activos acceden a las regiones cerebrales donde realizan la acción propia del nombre del fármaco: inhiben de forma selectiva la recaptación de serotonina.

Este hecho se traduce en que cuando se consume sertralina, en el cerebro incrementan las cantidades de esta sustancia.

La serotonina es una sustancia química del cerebro (un neurotransmisor) que se encarga de realizar muchas actividades, pero sobretodo controla el estado de ánimo, la autoestima, la relajación y el bienestar.

Por este motivo, cuando se padecen episodios depresivos, al aumentar las cantidades de estas sustancias mediante la sertralina, el estado de ánimo mejora y la depresión disminuye.

No obstante, al modificar este funcionamiento cerebral, también pueden aparecer otro tipo de efectos no deseados.

¿Qué efectos secundarios causa la sertralina?

El consumo de sertralina puede originar un gran número de efectos secundarios, por lo que su consumo debe realizarse siempre bajo receta y seguimiento médico.

A pesar de que los efectos secundarios, como veremos a continuación, son numerosos, cabe destacar que estos no suelen ser muy frecuentes, ni se exceden en cantidad y gravedad respecto a los de otros medicamentos..

De hecho, si el medicamento se administra correctamente, en las personas que requieren este fármaco y con dosis adecuadas, es poco probable que aparezcan estos efectos secundarios.

No obstante, en el mundo de la medicina, controlar todas las variables resulta prácticamente imposible, por lo que siempre que tomamos un medicamento nos exponemos a posibles reacciones adversas.

Los síntomas principales que pueden aparecer con el consumo de sertralina son:

1- Aumento de apetito

La sertralina puede producir alteraciones en el apetito. Lo más común es que este aumente, aunque también puede presenciarse otro tipo de síntomas.

De forma general, el consumo de sertralina puede incrementar ligeramente el apetito, pero si la alteración resulta muy notoria debe consultarse por el médico para evaluar la dimensión del efecto secundario.

2- Insomnio, pesadillas y somnolencia

El sueño también puede verse alterado a través de la sertralina. Estas alteraciones suelen producirse sobre todo al inicio del tratamiento y pueden ir solucionándose con el paso del tiempo.

No obstante, hay que estar alerta sobre esto síntomas ya que pueden afectar notablemente en el bienestar de la persona.

Lo más habitual es que el medicamento cause somnolencia pero también puede provocar el efecto contrario originando insomnio e incluso pesadillas.

3- Depresión

Por paradójico que parezca, un medicamento antidepresivo como la sertralina puede inducir depresión.

Estos efectos son especialmente importantes cuando se administra el fármaco para tratar alteraciones distintas a la depresión y, ante su aparición, se debe consultar rápidamente con el profesional médico.

4- Despersonalización

La despersonalización es una alteración de la percepción o la experiencia de uno mismo, de tal manera que la persona se siente “separada” de los procesos mentales o del cuerpo.

Esta experiencia suele durar unos pocos segundos y durante su transcurso se tiene la sensación de que lo que está pasando es irreal.

5- Ansiedad, agitación y nerviosismo

Especialmente con las primeras dosis consumidas de sertralina, se pueden experimentar cuadros de ansiedad, agitación o nerviosismo.

Si los síntomas de activación no remiten de forma rápida es importante consultar con el médico para revisar el tratamiento.

6- Disminución de la libido, insuficiencia eyaculatoria y disfunción eréctil

Los principios activos de la sertralina afecta de forma bastante directa sobre regiones cerebrales que controlan el funcionamiento sexual.

De este modo, este medicamento puede producir alteraciones como disminución del libido, insuficiencia eyaculatorio o incluso disfunción eréctil.

Estas alteraciones suelen remitir cuando se deja de consumir el medicamento.

7- Mareos, náuseas y vómitos

Los efectos de la sertralina sobre el sistema nervioso central pueden producir mareos, náuseas y vómitos.

Estos tres efectos son síntomas muy molestos que aparecen como reacciones adversas en un gran número de medicamentos, incluida la sertralina.

8- Temblor e hipertonía

El consumo de este medicamento también puede afectar en el funcionamiento de las articulaciones y producir temblor o hipertonía (aumento del tono muscular).

9- Alteración de la atención, alteraciones visuales y parestesias

Por lo que respecta el plano cognitivo, la sertralina puede producir efectos secundarios sobre la atención.

De forma menos frecuente, también puede ocasionar alteraciones visuales y parestesias.

10- Palpitaciones, sofocos, bostezos y boca seca

A parte de los mareos y las náuseas, la activación del sistema nervioso central originada por la sertralina puede causar otros síntomas.

Las palpitaciones, los sofocos, los bostezos y la boca seca son los más habituales.

Ante la aparición de estos síntomas resulta especialmente relevante consultar con el médico.

11- Diarrea, estreñimiento, dispepsia y dolor abdominal

La sertralina también puede afectar sobre el sistema digestivo y producir síntomas muy diversos como el estreñimiento o la diarrea.

Además, también se puede experimenta dispepsia (trastorno de la secreción, motilidad gastrointestinal o sensibilidad gástricas que perturban la digestión) y dolor abdominal.

12- Artralgia, mialgia y dolor torácico

Finalmente, los últimos efectos secundarios que se pueden experimentar como forma directa del consumo de sertralina abarca un gran número de dolores.

Los dolores en la articulaciones (artralgia) en los grupos musculares (mialgia) y el dolor torácico son los más frecuentes.

La aparición de cualquiera de estos síntomas tras la toma de sertralina, debe consultarse con un médico.

El médico deberá evaluar la sintomatología presente, valorar si esta está originada por los efectos directos de la sertralina y tomar decisiones respecto al tratamiento para mitigar las reacciones adversas padecidas.

Embarazo y uso de Sertralina

No existen estudios sobre los efectos que causa este medicamento en mujeres embarazadas.

En los estudios con animales no se evidencia teratogenicidad, pero se presencian efectos negativos en los fetos nacidos.

Por lo general se desaconseja el uso de psicofármacos durante el embarazo, incluido la sertralina.

No obstante, en casos de mujeres embarazadas que necesiten tratamiento psiquiátrico, se deberá valorar el beneficio/riesgo de ingerir sertralina.

Por lo que respecta la lactancia, también se recomienda evitar el uso de sertralina si se va amamantar a un recién nacido.

Sin embargo, como en el caso anterior, en cada caso un profesional médico deberá realizar una valoración de beneficio/riesgo.

Sertralina y conducción

Uno de las principales dudas que aparecen cuando se toman psicofármacos recae en los efectos que estos tiene en la conducción.

¿Puedo conducir si tomo un psicofármaco? ¿Cómo me afectará en la conducción? ¿Es peligroso? ¿Es ilegal?

Estas dudas pueden aparecer siempre que se toma un medicamento y por norma general, se debe consultar con el profesional médico para salir de dudas.

Sin desmentir lo comentado hasta ahora (la consulta con el médico se debe realizar siempre), la sertralina no es, a priori, incompatible con la conducción.

De este modo, una persona que toma este medicamento, que responde bien al tratamiento y que no experimenta efectos secundarios, puede conducir sin problemas.

No obstante, si el consumo de sertralina produce alguno de los síntomas anteriormente descritos como sedación, náuseas, somnolencia o mareos, se tiene que tener una mayor precaución.

Por lo general, se desaconseja por completo que ante la aparición de estos síntomas se realicen tereas potencialmente peligrosas, por lo que se deberá evitar la conducción o utilizar maquinaria pesada.

Si ante la aparición de los efectos secundarios se consulta con el médico y se puede restablecer el tratamiento, consiguiendo la eliminación de los efectos secundarios, se podrá volver a conducir.

Así pues, la relación entre sertralina y conducción no van tan ligada a las características del fármaco sino a los efectos que causa en la persona.

Si el medicamento origina cualquier síntoma que puede poner en peligro el acto de conducir, se tendrá que evitar por completo esta actividad. Sin embargo, si no origina ninguna reacción adversa, se pueden garantizar unas condiciones óptimas para la conducción.

Advertencias y precauciones del uso de sertralina

El uso terapéutico principal de la sertralina radica en tratar alteraciones psicopatológicas.

La alteración mental para la que está más indicada son los episodios depresivos mayores y los trastornos depresivos.

No obstante, como ya se ha comentado al inicio del artículo, este medicamento también resulta eficaz para intervenir otro tipo de psicopatologías.

Las más comunes son alteraciones de ansiedad: el trastorno obsesivo compulsivo, el trastorno de angustia, la agorafobia, la ansiedad social y el trastorno por estrés postraumático.

A pesar de ello, existen una serie de advertencias y precauciones que pueden desaconsejar el uso de este medicamento. Estas son:

  • Se desaconseja el uso de sertralina en personas que hayan padecido episodios maníacos o hipomaníacos, presenten esquizofrenia, epilepsia o posean antecedentes de trastornos hemorrágicos.
  • Se debe evitar el uso de sertralina en niños, excepto para tratar el trastorno obsesivo compulsivo.
  • Se debe tener precauciones especiales en el uso de sertralina en ancianos, personas diabéticas o individuos que realicen o hayan realizado terapias electro convulsivas.
  • Se evita el tratamiento con sertralina en personas con glaucoma de ángulo cerrado o con historial de glaucoma.
  • El tratamiento con sertralina se debe retirar de forma gradual, durante varias semanas o meses para evitar los “síntomas rebote”. Se desaconseja por completo dejar de tomar el medicamento de un día para otro.
  • Administrar sertralina junto otros medicamentos como otros antidepresivos, antipsicóticos, agonistas dopaminérgicos y medicamentos opiáceos incrementa el riesgo de padecer hiponatremia y síndrome serotoninérgico.
  • No se recomienda ingerir el medicamento con zumo de pomelo.
  • Se debe utilizar con precaución en personas que padecen insuficiencia hepática.

¿Por qué causa efectos secundarios la sertralina?

La sertralina es un medicamento antidepresivo que, como tal, se diseña para actuar en las regiones cerebrales que modulan el estado de ánimo y los síntomas depresivos.

Específicamente, como se ha comentado, la sertralina actúa sobre una de las sustancias más importantes en la regulación de humor de las personas, la serotonina.

La serotonina son una serie de sustancias químicas que están distribuidas por distintas regiones cerebrales.

Cantidades elevadas de esta sustancia en el cerebro se relacionan con el buen humor y cantidades bajas se relacionan con la depresión.

De este modo, la sertralina consigue aumentar las cantidades de esta sustancia en las regiones cerebrales inhibiendo su recaptación.

Este motivo explica que resulte eficaz para la depresión, ya que al aumentar las cantidades de serotonina aumenta el estado de ánimo.

Sin embargo, este factor también explica la aparición de la mayoría de efectos secundarios del medicamento, ya que la serotonina no sólo controla el estado de ánimo.

Así pues, al modificar el funcionamiento de la serotonina mediante la sertralina también se modifica la actividad del resto de mecanismos que controla esta sustancia.

Los procesos principales en los que participa la serotonina son:

  • Produce melatonina y regula el sueño. La alteración de estas funciones explicaría los síntomas secundarios de insomnio, pesadillas y somnolencia que puede causar la sertralina.
  • Regula el hambre mediante la saciedad. Este mecanismo explica por qué la sertralina puede causar alteraciones en el apetito.
  • Equilibra el deseo sexual. El importante papel que desarrolla la serotonina respecto al funcionamiento sexual justifica la aparición de síntomas como la disfunción eréctil, la disfunción eyaculatoria o la disminución de la libido.

¿Y tú qué otros efectos secundarios de la sertralina has tenido?

Referencias

  1. Cooper, J.R., Bloom, F.L. & Roth, R.H. The biochemical basis of neuropharmacology. Oxford University Press 2003.
  1. Davis KL, Charney D, Coyle JT, Nemeroff CB. Neuropsychopharmacology: The Fifth Generation of Progress. Lippincott Williams & Wilkins, 2002
  1. Stahl SM. Antidepresivos y estabilizadores del estado de ánimo. En: Stahl SM.  Psicofarmacología Esencial. Editorial Ariel. Ariel Neurociencia. Segunda edición actualizada. Barcelona, 2002.
  1. Vallejo J, Urretavizcaya M, Menchón JM. Tratamiento agudo y prolongado de las depresiones. Tratamiento de las depresiones resistentes. En: Vallejo J, Leal C. Tratado de Psiquiatría. Volumen II. Ars Médica. Barcelona, 2010.
  1. Urretavizcaya M, Pérez-Solà V. Clínica de la depresión. En: Vallejo J, Leal C.
  1. de Psiquiatría. Volumen II. Ars Médica. Barcelona, 2010.

DEJA UNA RESPUESTA