Las 3 Enfermedades de la Memoria Principales

Las tres enfermedades de la memoria principales y más frecuentes son el síndrome de Korsakoff, la enfermedad de Alzheimer y el Parkinson.

La memoria es una de las funciones del cerebro más importancia. Gracias a ella, el organismo puede codificar, almacenar y recuperar la información relativa al pasado.

enfermedades que afectan a la memoria

La memoria se clasifica en dos según el alcance temporal. Esto es, en un primer lugar está la memoria a corto plazo (ocurre por una sinapsis excitatoria para producir una sensibilización o reforzamiento esporádico).

Por otro lado, tenemos la memoria a medio/largo plazo, las cuales son consecuencia de un reforzamiento (en este caso más a largo plazo) de la sinapsis donde se activan determinados genes y se produce una síntesis de proteínas).

A continuación, voy a explicar las enfermedades más comunes en las que se ve afectada la memoria

Síndrome de Korsakoff

También conocida como psicosis de korsakoff. Este síndrome es la causa de un consumo excesivo y crónico de alcohol y es consecuencia de un déficit de vitamina B1 (tiamina). Esto se debe a que el alcohol interfiere en la correcta absorción intestinal de esta vitamina provocando daños en la región medial diencefálica y provocando desnutrición.

El síndrome de Korsakoff causa multitud de afectaciones a nivel neuronal debido a este déficit y a lesiones hemorrágicas en el núcleo del tálamo. Sobre todo, la memoria es la que se ve más afectada por él. Además, pueden también darse episodios psicóticos.

Posibles factores predisponentes

a) Aunque no todas las personas alcohólicas sufren esta enfermedad, la primera causa predisponente del síndrome es el consumo excesivo y continuo de alcohol lo cual tiene como consecuencia la desnutrición y un déficit en la vitamina B1.

b) Las personas que se han sometido a operaciones para tratar la obesidad o tienen algún trastorno alimentario, también tienen mayor probabilidad de ocurrencia.

c) Componente genético: se precisa de un cierto componente genético para que ocurra dicho síndrome.

d) La edad parece ser también un factor para que ocurra, si bien no se sabe exactamente si es debido a la debilidad del organismo por el paso de los años o por la acumulación de la deficiencia de vitamina B1.

e) Por último, las personas con una enfermedad crónica, el sistema inmune debilitado, pacientes con VIH o aquellos que reciben hemodiálisis o nutrición asistida.

f) Procesos infecciosos o mala absorción intestinal.

Síntomas del síndrome de Korsakoff

 Algunos de los síntomas que se encuentran en esta enfermedad son:

a) Amnesia anterógrada: se caracteriza por causar dificultad para formar o retener nuevos recuerdos.

b) Amnesia retrógrada: aunque es más común la ya explicada amnesia anterógrada, también hay cierta probabilidad de sufrir este otro tipo de amnesia. Se caracteriza por la dificultad al acceso a hechos pasados de la vida del enfermo, aunque no muy lejanos en el tiempo sino más bien a sucesos que han acontecido recientemente.

c) Ataxia: inquietud y descoordinación motora.

d) Alucinaciones.

e) Diarrea y pérdida de peso.

f) Complicaciones en el corazón y en el hígado.

g) Encefalopatía de Wernicke: cuando ocurre esto, pasa a denominarse la enfermedad como síndrome de Wernicke-Korsakoff.

En este caso, además de los síntomas anteriormente citados, se dan otros como parálisis ocular, pérdida de audición, epilepsia, hipotermia y depresión. Se dice que este sería el paso previo (en forma de encefalopatía aguda).

h) Dificultades en la capacidad de concentración.

i) Afecto aplanado.

j) Apatía o inercia conductual: estos individuos muestran dificultad en la capacidad de impulso o motivación para emprender nuevas actividades.

k) Tendencia al mutismo: estos pacientes muestran carencias importantes en el mantenimiento de conversaciones. 

l) Tendencia a la confabulación: es característico de estos individuos la tendencia a la confabulación para compensar los fallos de memoria que tienen, compensándolos mediante la elaboración de de contenidos irreales o fantasiosos, así como alterando el orden o contexto temporal de los episodios vividos que aún pueden recordar.

Enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa primaria que comienza de forma gradual en la que poco a poco se va produciendo un deterioro cognoscitivo.

Una persona afectada de esta enfermedad sufre cambios microscópicos en el tejido de ciertas partes de su cerebro y una pérdida progresiva y constante de acetilcolina, una sustancia química (neurotransmisor) que resulta de vital importancia para el funcionamiento óptimo de la actividad cerebral.

La función de la acetilcolina es permitir la comunicación de las células nerviosas (circuitos colinérgicos), estando presente esta actividad en actividades relacionadas con el aprendizaje, la memoria y el pensamiento.

No es tarea fácil encontrar pruebas patológicas directas de la presencia del alzheimer, por lo que solamente se podrá diagnosticar cuando se hayan descartado otras etiologías de demencia.

Tipos de alzheimer

Se pueden distinguir, según la edad de comienzo de la enfermedad, diferentes tipos de alzheimer:

a) Alzheimer de inicio temprano: se habla de alzheimer de inicio temprano cuando acontece a la edad de 65 años o antes.

b) Alzheimer de inicio tardío: el alzheimer de inicio tardío ocurre en una edad posterior a los 65 años.

Posibles factores predisponentes

Existen ciertos factores que aumentan la probabilidad de que una persona pueda sufrir esta enfermedad. En este artículo, te voy a exponer algunos de ellos:

a) Edad: la edad, como ya hemos dicho, es uno de los posibles más comunes para sufrir esta enfermedad. A mayor edad, más probabilidad.

b) Sexo: investigaciones afirman que hay un mayor porcentaje de mujeres que sufren alzheimer. Esto probablemente sea debido a que tienen mayor longevidad.

c) Herencia familiar: el alzheimer es una enfermedad que se transmite por genética. Así, se estima que hasta un 40% de los pacientes poseen antecedentes familiares.

d) Factores medioambientes: las personas fumadores tienen un mayor riesgo de padecer la enfermedad, así como el consumo de dietas grasas. Además, pertenecer a una familia numerosa también aumenta el riesgo.

Síntomas del alzheimer

Como ya he comentado anteriormente, el alzheimer es una enfermedad que afecta a la memoria. Lo síntomas más característicos y comunes se pueden resumir en:

a) Pérdida de memoria a corto plazo: afecta a la incapacidad de retener nueva información.

b) Pérdida de memoria a largo plazo: incapacidad para recordar información personal

c) Cambios de carácter: irritabilidad, falta de iniciativa, apatía, o decaimiento.

d) Pérdida de capacidad espacial.

e) Afasia: pérdida de vocabulario usual para el individuo e incomprensión ante palabras comunes.

f) Apraxia: descontrol con los propios músculos.

g) Alteraciones en la capacidad de razonamiento.

Para su prevención, además de mantener un cuidado especial en relación a una dieta y hábitos de vida saludables, es recomendable realizar ejercicios que favorezcan la actividad cognitiva.

Enfermedad de parkinson

Esta enfermedad es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central y, aunque la memoria no es de las áreas más afectadas, sí que hay un deterioro de esta. Esta causada por la muerte cerebral de neuronas que pertenecen a la sustancia negra.

Normalmente, las neuronas en esta zona del cerebro producen un neurotransmisor llamado dopamina, la cual tiene como función ser el mensajero químico responsable de realizar las señales entre dicha sustancia negra y el cuerpo estriados.

Gracias a estas señales se producen los movimientos uniformes y deliberados. Si ocurre la muerte de las neuronas en esta área cerebral, no se producirá dopamina y esto será la causa por la que se darán los síntomas característicos del parkinson.

Además de la pérdida de las neuronas que producen la dopamina, en esta enfermedad se produce una pérdida de las terminaciones nerviosas que son las causantes de la producción de la norepinefrina, otro neurotransmisor.

La norepinefrina es la encargada de los mensajes químicos producidos en el sistema nervioso simpático. El SNS controla gran parte de las funciones automáticas del cuerpo (por ejemplo, la presión arterial).

Síntomas del parkinson

– Problemas con el movimiento, temblores, rigidez en las extremidades o en el tronco. Esto dificulta la capacidad de hablar o de realizar tareas en el individuo.

– Problemas en el equilibrio, lo cual dificulta la capacidad de andar del individuo.

– Solamente en muy pocas ocasiones, los síntomas pueden aparecer en personas muy jóvenes de una edad entorno a los 20 años de edad. Esto es conocido como parkinsonismo juvenil. En estos casos, los síntomas más comunes son distonía y bradicinesia y suelen mejorar con un medicamento específico llamado levodopa.

– Bradicinesia: se caracteriza por una disminución del movimiento espontáneo y automático. Al paciente le cuesta en exceso realizar tareas rutinarias rápidamente.

– Rostro enmascarado: disminución de las expresiones faciales.

Hipotensión ortostática: es una caída súbita de la presión arterial producida cuando una persona se pone de pie después de haber estado en una posición tumbada. Los síntomas son mareos, vértigo, perdida del equilibrio, o incluso desmayos.

Esto se incrementa en probabilidad en el parkinson debido a que se produce una pérdida de las terminaciones nerviosas en el sistema nervioso simpático que controla la frecuencia cardiaca, la presión arterial y otras funciones automáticas del cuerpo. La hipotensión ortostática puede verse mejorada con el consumo de sal.

– Disfunción sexual: la actividad sexual puede verse afectada en consecuencia del efecto que tiene la enfermedad en las señales nerviosas del cerebro. Además, esto puede agravarse por los estados depresivos propios de la enfermedad o incluso por los medicamentos.

Demencia u otros problemas cognitivos: aquí entran en afectación funciones de memoria, psicomotrices, pensamiento y atención (cognitivas). Al paciente le costará tanto escribir como leer. Los problemas cognitivos resultan mucho más graves en etapas avanzadas de la enfermedad. Estos problemas se manifiestan sobretodo en la memoria, en el juicio social o manera en la que la persona forma su opinión de los demás, el lenguaje o el razonamiento.

Las capacidades cognitivas se ven difícilmente afectadas ya que la mayoría de los medicamentos que se suelen utilizar para paliar los síntomas motores, producen alucinaciones y confusión en el paciente.

Posibles factores predisponentes

– El factor genético no es especialmente importante a la hora desarrollar el parkinson aunque sí que existe cierta probabilidad cuando hay antecedentes. Este riesgo está entre el 2 y el 5 %.

Factores medioambientales: la exposición a algunas toxinas u otros factores medioambientales pueden ser causa de la aparición de esta enfermedad.

Mitocondrias: parece ser que los componentes productores de energía de la célula (mitocondrias) pueden tener un papel importante en el desarrollo del parkinson. Esto es debido a que las mitocondrias son una fuente importante de radicales libres, moléculas que dañan las membranas, las proteínas y el ADN, daño que se conoce como oxidativo.

Edad: como en el caso del alzheimer, en el parkinson hay mayor probabilidad de ocurrencia cuanto mayor es el individuo siendo la media de edad 60 años.

A modo de resumen, en este artículo hemos visto la importancia de las diferentes tipos de memorias en el ser humano, sus características y las enfermedades más frecuentes en las que ésta se ve afectada.

Como punto en común a estas tres enfermedades, podemos concluir que la edad avanzada es el factor que causa mayor prevalencia sobre ellas. Así, como ya hemos comentado, cuanto más mayor sea el paciente, mayor probabilidad de ocurrencia de la enfermedad y más grave serán los síntomas perjudicando de esta manera la mejoría o estabilidad.

Referencias

  1. Parkinson-associated risk variant in distal enhancer of α-synuclein modulates target gene expression. Soldner F, Stelzer Y, Shivalila CS, Abraham BJ, Latourelle JC, Barrasa MI, Goldmann J, Myers RH, Young RA, Jaenisch R. Nature. 2016 May 5;533(7601):95-9. doi: 10.1038/nature17939. Epub 2016 Apr 20.
  2. Adams RD, Victor M, Ropper A: Principles of Neurology. Sixth Edition, Mc Graw-Hill, 1997.
  3. Beers, Mark y R. Berkow, The Merck Journal of Geriatrics. Dementia. 2000.Versión electrónica.
  4. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders – Fourth Edition (DSM-IV) (1994) published by the American Psychiatric Association, Washington, D.C.
  5. Reuben DV, Yoshikawa TT Besdine RW: Geriatrics Review Syllabus. Third Edition. American Geriatric Society. New York. 1996
  6. Perceptions of people living with Parkinson disease: a qualitative study in Iran. Soleimani MA1, Bastani F2, Negarandeh R3, Greysen R4.
  7. Parkinson disease: Guilt by genetic association.Abeliovich A, Rhinn H.Nature. 2016 May 5;533(7601):40-1. doi: 10.1038/nature17891. Epub 2016
COMPARTIR

Licenciada en Psicología por la U.N.E.D y Especialista en Tratamiento Psicológico en Trastornos de la conducta alimentaria. Cursando Máster en Psicoterapia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here