Ensenada: características, formación y ejemplos

Una ensenada es un accidente geográfico de forma oval o circular, con una entrada estrecha. En general son de pequeño tamaño y pueden estar presentes en las costas de océanos, ríos y lagos.

Las ensenadas se forman en costas concordantes, las cuales presentan una capa de material muy resistente a la erosión frente al mar e internamente capas de rocas más blandas.

Ensenada de Lulworth. Fuente: www.pixabay.com

Cuando las olas impactan sobre la capa más dura, generan entradas estrechas. Luego se forma la concavidad internamente, porque las capas más blandas se erosionan rápidamente.

Las ensenadas se consideran de gran belleza escénica y han sido de gran importancia para el establecimiento de asentamientos humanos, debido a que están muy protegidas y sus aguas tienden a tener poco oleaje.

Se han encontrado restos arqueológicos de más de 7000 años en la ensenada Ferriter en Irlanda. Igualmente, muchas ensenadas de la costa de Inglaterra y en el mar Caribe sirvieron de refugio a piratas.

Entre las ensenadas más conocidas tenemos Lulworth en la costa de Dorset en  Inglaterra. Además, destacan la ensenada MccWay en la costa de California y la cala Sydney en Australia.

Características

Morfología

Las ensenadas presentan generalmente forma oval o circular. Se pueden formar en la línea de costa de océanos, ríos o lagos. Son de pequeño tamaño, hasta unos 1000 metros de ancho aproximadamente.

Presentan una entrada protegida, la cual está formada por los promontorios o salientes. Estos promontorios están compuestos de rocas más resistentes a la erosión, por lo que las aberturas tienden a ser estrechas.

Internamente las ensenadas presentan un entrante más ancho constituido de materiales rocosos más blandos.

Movimiento de olas y sedimentos

Los sedimentos que forman las playas son movidos desde y hacia el continente por el viento. Mientras que las olas son las responsables del movimiento longitudinal de los mismos.

En el caso de las ensenadas, la entrada es bastante cerrada. Por tanto, el movimiento de las olas puede ser muy lento. Esta característica tiene la ventaja de que genera una zona de aguas tranquilas que puede ser utilizada en distintas actividades.

Sin embargo, cuando la entrada de la ensenada es sumamente estrecha, las olas casi no se mueven y no arrastran los sedimentos. Así que estos terminan por acumularse y afectan la calidad del agua dentro de la ensenada.

Factores que influyen en la formación de ensenadas

Para entender el proceso de formación de las ensenadas, se deben conocer algunos factores que influyen en la morfología de las costas.

Entre algunos aspectos de interés tenemos:

-Tipos de roca

El tipo y características de las rocas puede definir los accidentes geográficos que se pueden formar en una costa dada. Por su dureza tenemos las siguientes:

Rocas resistentes o duras

Las rocas ígneas se consideran entre las más resistentes a la erosión. Estas se forman por enfriamiento y solidificación del magma. Algunos ejemplos son el granito y el basalto.

Rocas medianamente resistentes

Son las del tipo sedimentario. Se forman por acumulación y compactación de materiales erosionados de la superficie terrestre. Entre otras tenemos las areniscas, gis y calizas.

Rocas poco resistentes o suaves

Son materiales no consolidados de edad terciaria. También pueden ser depósitos de rocas glaciares. Algunos tipos son las arcillas y las pizarras.

-Composición química

Algunas rocas como las areniscas y las cuarcitas están formadas casi totalmente de sílice. Este compuesto es químicamente inerte, por lo que tiene mayor resistencia a la erosión.

Por otra parte, el hierro que se presenta en algunas areniscas y feldespatos se puede oxidar. Esto las hace más vulnerables a la erosión marina. Igualmente, en las rocas calizas la carbonatación (meteorización química) se acelera con el agua salada.

-Tipos de costas

Según la dirección y forma en que se dispongan los tipos de roca en una costa, se pueden diferenciar dos tipos:

Costas concordantes

Presentan capas alternas de rocas duras y blandas. Las mismas se disponen de forma paralela a la costa. Las rocas duras actúan como una barrera que previene la erosión de las rocas más blandas.

Costas discordantes

Las capas alternas de rocas duras y blandas se arreglan en dirección perpendicular a la costa. De esta manera, las rocas blandas son sometidas rápidamente a la acción erosiva de las olas.

Fases de formación de una ensenada

Las ensenadas se forman cuando se erosiona una costa concordante. En este caso, se presenta una capa de rocas duras frente al mar, seguidas de capas de rocas menos resistentes. Posteriormente, se presenta una capa de roca dura hacia el continente.

Las olas van erosionando los puntos más débiles de esta capa. Puede ocurrir en pequeñas junturas o grietas que presente el acantilado. Debido a la dureza del material, la entrada que se forma tiende a ser estrecha.

Formación de una ensenada. Fuente: Red [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/)]

Además del impacto de las olas, hay otros elementos que intervienen en la ruptura de la capa dura. Entre estos tenemos la composición química de las rocas, el impacto de la lluvia y el crecimiento de las plantas. Todo esto puede contribuir a un desgaste más rápido de estos materiales.

Posteriormente, las olas impactan sobre las capas de rocas más suaves. La erosión en esta zona es muy rápida y se abre la concavidad. Debido a la presencia de una capa de roca dura hacia el interior, la forma de las ensenadas tiende a ser circular.

En la costa Jurásica de Dorset (sur de Inglaterra) se presenta un sistema de ensenadas. En esta zona se han podido estudiar las fases de formación de las mismas. Estas son:

Primera fase

Cuando comienza a formarse la ensenada, lo primero que ocurre es la erosión del material más resistente. Este se ubica frente al mar, por lo que las olas pueden ir impactando sobre los puntos débiles del mismo.

En la costa Jurásica de Dorset, tenemos el área conocida como Stair Hollow, donde solo se aprecia la erosión de la capa exterior más dura. El sitio es estrecho, por lo que aún no se han erosionado las capas internas menos resistentes.

Segunda fase

Una vez que se forma la apertura, las olas pueden incidir sobre las capas internas. Como están conformadas por rocas menos resistentes a la erosión, comienza a formarse la concavidad.

Este es el caso de la ensenada de Lulworth, que presenta una forma circular casi perfecta.

Tercera fase

Esta puede ocurrir en una línea de costa donde se forman varias ensenadas continuas. En este caso, las olas siguen erosionando las capas de rocas durante largo tiempo. Se pueden llegar a desgastar los promontorios que definen a las ensenadas, causando que estas se fusionen.

Ha sido planteado que la bahía Worbarrow puede haberse formado de esta manera. Indicando que la capa dura más externa formada por piedra de Portland se removió totalmente.

Ejemplos de ensenadas en el mundo

Las ensenadas han tenido gran relevancia en la distribución de los asentamientos humanos prehistóricos. En el caso de ensenadas de agua dulce, había acceso seguro a agua potable y para la higiene. Mientras que en las del tipo marino, se tenía gran disponibilidad de alimentos como peces y otros animales.

En la ensenada Ferriter (suroeste de Irlanda), se han encontrado restos arqueológicos de aproximadamente 7000 años de antigüedad. Los mismos pertenecían aparentemente a una comunidad de pescadores que habitaba la ensenada durante el verano.

Entre algunas de las ensenadas más conocidas en algunas regiones, tenemos:

Australia

En la famosa bahía de Sydney (Australia) se encuentra la cala de Sydney ubicada en su orilla sur. En este lugar se creó el penal inglés que dio origen a la ciudad de Sydney.

Mediterráneo

En la zona del Mediterráneo las ensenadas se conocen como calas. Algunas destacadas son la Santa Galdana en la isla de Menorca y la Caló des Moro en Mallorca (España). También son conocidas las calas de la costa Azul como Cala de Port-Miou o la cala de Morgiou.

En las islas Égades (Sicilia) está la cala Rossa, que debe su nombre a la sangre derramada por los cartagineses en la primera guerra Púnica.

Mar Caribe

Las ensenadas son comunes tanto en islas como en tierra continental. En la ensenada de Baracoa de la provincia de Guantánamo (Cuba) se estableció el primer asentamiento europeo en la isla en el año 1511.

Durante el siglo XVII muchas ensenadas eran el refugio ideal de los navíos piratas que deambulaban en busca de barcos cargueros. En las ensenadas de la isla de Gran Caimán se refugiaban bucaneros como el famoso Barbanegra. Un ejemplo es la ensenada de Smith.

EEUU

La ensenada de MacWay en California es famosa por presentar cascadas que caen directamente al mar.

Reino Unido

Una de las ensenadas más conocidas es la de Lulworth en la costa Jurásica de Reino Unido. Frecuentemente es utilizada como ejemplo de formación de este accidente geográfico. La misma tiene una forma casi perfectamente circular, con una estrecha boca tallada en piedra caliza.

Referencias

  1. Burton J (1937) The origin of Lulworth Covem Dorsetshire. Geological Magazine 74: 377-383.
  2. Davis RA (1985) Beach and Nearshore Zone. In: Davis R.A. (eds) Coastal Sedimentary Environments. Springer, New York, NY pp 379-44.
  3. Warn S (2001) The impact of structure and lithology on coastal landforms. Geo Factsheet 129: 1-5.
  4. Yasso WE (1982) Headland bay beach. In: Beaches and Coastal Geology. Encyclopedia of Earth Science. Springer, Boston, MA.
  5. Zanella A, PR Cobbold y T Boassen (2015) Natural hydraulic fractures in the Wessex Basin, SW England: widespread distribution, composition and history. Marine and Petroleum Geology 68:438-448.
COMPARTIR
Licenciada en Biología. Mención Ecología. Universidad Central de Venezuela.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here