¿Para Qué Sirve la Entrada en Calor en Educación Física?

La entrada en calor en educación física sirve para preparar al cuerpo gradualmente antes de la ejecución de ejercicios o trabajos físicos más complejos, intensos y prolongados.

También llamado calentamiento, se trata de una sesión de actividades de baja intensidad e impacto enfocados en subir la temperatura corporal y de los músculos.

La entrada en calor busca preparar los músculos para actividades más vigorosas y que requieran de cierto rendimiento físico.

De acuerdo con muchas asociaciones deportivas y de educación física, todo programa de ejercicios debe iniciar con el correcto calentamiento.

Dependiendo del tipo de actividad física o deporte, el calentamiento variará en tiempo, intensidad y en las partes del cuerpo que deben ser preparadas.

Generalmente estas sesiones son seguidas de ejercicios de estiramiento para complementar la preparación del cuerpo.

El desarrollo normal, buen rendimiento y disfrute de la actividad física puede depender en gran medida del correcto y responsable empleo del tiempo en el calentamiento. Por consiguiente, sus implicaciones e importancia son significativas.

¿Cómo funciona la entrada en calor?

El inicio del calentamiento, que es leve y de baja intensidad, es una señal para el cuerpo de que alguna actividad física está a punto de comenzar.

Así, el sistema neuromuscular activa las conexiones entre nervios y músculos para su uso próximo.

El calentamiento correcto se trabaja con una combinación de ejercicios cardiovasculares, de estiramiento y de fuerza.

Los ejercicios cardiovasculares están diseñados para acelerar la circulación sanguínea, aumentar la temperatura corporal y subir la velocidad de los latidos del corazón.

El estiramiento calienta los músculos y los prepara para los movimientos que van a ser requeridos en la actividad física final.

Los ejercicios explosivos de fuerza ayudan a llevar al cuerpo a un nivel de intensidad cercano al necesario para la actividad física objetivo.

Todos estos ejercicios también calientan las articulaciones y aumentan la circulación de sangre hacia los músculos.

Por otro lado, es un momento de preparación mental individual para la actividad siguiente, que es la que necesita de la concentración y el alto rendimiento de la persona.

La idea general de entrar en calor es aumentar el potencial funcional del cuerpo como un todo para un mejor rendimiento físico.

Los sistemas cardiovascular, respiratorio, nervioso y musculo-esquelético son preparados poco a poco para que sean capaces de soportar la demanda física de una actividad más intensa.

Los 8 beneficios de un calentamiento correcto

1- Aumento de la temperatura muscular

La entrada de calor de los músculos durante la rutina es uno de los objetivos principales de esta actividad.

Cuando está caliente, el músculo se contrae con más fuerza y se relaja más rápido. En este sentido se puede obtener un buen aumento tanto en la velocidad como en el poder de ejecución de los movimientos.

También se reduce la probabilidad de lesiones musculares causadas por hiperextensiones.

2- Aumento de la temperatura sanguínea

Si la sangre circula más rápido a través de los músculos, también subirá su temperatura.

Con este aumento el enlace del oxígeno con la hemoglobina se debilita, permitiendo así que haya más oxígeno disponible para los músculos. Esto tiende a mejorar la resistencia durante la actividad física.

3- Aumento de la temperatura corporal

Con la sangre y los músculos escalando en temperatura, el cuerpo en general se calienta, lo que mejora la elasticidad corporal y reduce el riesgo de dolores por tensión, jalones musculares, contracciones o espasmos.

4- Mejora en el rango de movimiento

El calor corporal general y la circulación de sangre, también caliente, genera un efecto de lubricación de las articulaciones, mejorando su rango de movimiento.

Esto también se potencia acompañando el calentamiento con ejercicios de elongación.

5- Dilatación de vasos

Con las vías circulatorias libres, la resistencia al flujo sanguíneo se reduce, restándole trabajo de bombeo al corazón.

6- Termorregulación corporal más eficiente

La entrada en calor antes de la actividad física final activa los mecanismos de refrigeración del cuerpo con anticipación; es decir, la transpiración.

De esta forma la persona reducirá el riesgo de sobrecalentamiento temprano antes de la actividad final.

7- Mejora de ejecución atlética

Si se ha hecho correctamente, el calentamiento proporcionará un aumento en el rendimiento físico, tanto en el corto como en largo plazo.

De esta manera puede ayudar a maximizar el tiempo e intensidad de los programas de educación física.

Numerosos estudios científicos deportivos han confirmado la importancia del calentamiento en el desempeño y desarrollo atlético sano. Un cuerpo bien preparado podrá completar exitosamente tareas físicas más rigurosas.

8- Prevención de lesiones y dolores en general

El beneficio más importante del calentamiento es que previene las lesiones durante los ejercicios o actividad física final. Este es un componente crítico de la educación física y de cualquier programa deportivo.

De acuerdo con el Colegio Americano de Medicina Deportiva, el calentamiento disminuye la probabilidad de dolor muscular y articulatorio, oxidación muscular, tendinitis, distensiones y contracciones.

Adicionalmente y con las indicaciones adecuadas, todo estudiante podrá ser capaz de identificar los primeros signos de fatiga corporal y sobrecargas musculares, lo que los harán conscientes de una posible lesión antes de lastimarse.

Consideraciones finales

Varios estudios del área sugieren que el cuerpo debe subir aproximadamente unos 2 °F durante el calentamiento, para preparar bien los músculos, la sangre, las articulaciones y el corazón.

Un calentamiento general de entre 5 y 10 minutos puede producir los resultados deseados en el cuerpo para los próximos ejercicios más especializados.

Las características ambientales y la ropa son factores a considerar a la hora de determinar el tiempo y la intensidad de la sesión.

En un clima caluroso y con más ropa, la temperatura corporal requerida se alcanza más rápido.

Una vez obtenido el estado deseado, se debe iniciar la actividad física objetivo, con no más de un par de minutos de descanso para evitar que el cuerpo vuelva a su temperatura normal.

Dependiendo de la actividad física o deporte a realizar, el calentamiento puede llegar a durar 20 minutos.

Referencias

  1. Mark Cinelli (2013). The Importance of Warming Up Before Activity. The Boston Herald. Recuperado de bostonherald.com
  2. American Heart Association (2014). Warm Up Cool Down. Healthy For Good. Recuperado de healthyforgood.heart.org
  3. Monica Stevens. What Is the Importance of Warm-Ups in Physical Education? AZ Central – Healthy Living. Recuperado de healthyliving.azcentral.com
  4. Sports Medicine. Importance of Warming Up before Sport – Sports Injury Prevention. Recuperado de nsmi.org.uk
  5. Essays, UK. (2013). What Is Warm Up Physical Education Essay. UK Essays. Recuperado de ukessays.com
  6. Janet T. (2017). 3 fases del calentamiento físico. En Forma 180. Recuperado de salud180.com
COMPARTIR
Profesor de inglés graduado UPEL-IPC. Gerente académico de Cursos Modernos & Leadership. Amante del conocimiento. Escritor creativo bilingüe. Artista Marcial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here