Era Paleozoica: características, geología, flora y fauna, clima

La era Paleozoica es una de las tres etapas en la que se divide el Eón Fanerozoico. Etimológicamente hablando, Paleozoico proviene de “Palaio”, que significa antiguo, y de zoe, que es vida. Por lo tanto, su significado es “vida antigua”.

Muchos especialistas expresan que la era Paleozoica es una época de transición, entre organismos primitivos hasta organismos más evolucionados capaces de conquistar hábitats terrestres. 

Fósiles del Paleozoico. Fuente: Yinan Chen [Public Domain], via Wikimedia Commons

Los organismos pluricelulares experimentaron una serie de transformaciones que les permitieron adaptarse al medio terrestre, siendo una de las más significativas el desarrollo del huevo amniota.

Definitivamente la era Paleozoica fue una época de grandes cambios en el planeta, desde todo punto de vista: geológicos, biológicos y climáticos. A lo largo del período que duró se sucedieron cambios uno tras otros, de los cuales algunos están muy bien documentados y otros no tanto.

Características generales

Duración

La era Paleozoica se extendió desde hace aprox. 541 millones de años hasta hace aprox. 252 millones de años. Tuvo una duración de unos 290 millones de años.

Explosión de  vida

Durante esta era ocurrió una gran diversificación de las formas de vida pluricelulares, tanto marinas como terrestres. Fue una de las épocas en las que hubo mayor diversidad de seres vivos, cada vez más especializados e incluso capaces de dejar los hábitats marinos y emprender la conquista de los espacios terrestres.

Formación de la Pangea

Al final de esta era se formó el supercontinente conocido como Pangea, el cual posteriormente se dividiría para dar origen a los continentes que se conocen hoy en día.

Varias glaciaciones y una extinción masiva

A lo largo del Paleozoico, la temperatura ambiental fluctuó. Hubo períodos en los que se mantuvo cálida y húmeda, y otros en los que disminuyó notablemente. Tanto así que se presentaron varias glaciaciones.

Así mismo, al final de la era las condiciones ambientales se hicieron tan hostiles que ocurrió un evento masivo de extinción, conocido como la Gran Mortandad, en el que se perdieron aproximadamente un 95% de las especies que poblaban en planeta.

Geología

Desde el punto de vista geológico, la era Paleozoica estuvo plagada de grandes cambios. El primer gran evento geológico ocurrido durante esta era es la separación del supercontinente conocido como Pangea 1.

Pangea 1 se separó en varios continentes, los cuales daban una apariencia de islas rodeadas por mares de poca profundidad. Estas islas eran las siguientes: Laurentia, Gondwana y América del Sur.

A pesar de ocurrir esta separación, en el transcurso de miles de años, esas islas volvieron a acercarse y al final se formó un nuevo supercontinente: la Pangea II.

Así mismo, durante esta era ocurrieron dos eventos geológicos de gran importancia para el relieve del planeta: la Orogenia Caledoniana y la Orogenia Herciniana.

Orogenia Caledoniana

Este fue un proceso de formación de montañas que ocurrió en la zona en la que ahora se asienta Irlanda, Escocia, Inglaterra, Gales y parte de Noruega.

Durante este proceso se dio el choque de varias placas. Como consecuencia de esto se formó Laurasia, un supercontinente.

Orogenia Herciniana

Este fue un proceso que estuvo involucrado en la formación del supercontinente Pangea. Durante este proceso colisionaron dos grandes masas terrestres, Laurasia y Gondwana. Así mismo se produjo el desplazamiento de otras placas como la Sudamericana y la Norteamericana.

Como producto de estas colisiones se dio origen a sistemas montañosos con grandes picos, los cuales fueron luego perdidos por el proceso natural de erosión terrestre.

Modificaciones geográficas

Durante los 300 millones de años que duró la era Paleozoica, se produjeron una serie de modificaciones geográficas en lo referente a las grandes extensiones de tierra que existían en aquel momento.

Al inicio de la era Paleozoica, una gran cantidad de esos fragmentos de tierra se encontraban colocados en torno al Ecuador. Laurentia, Báltica y Siberia se encontraban convergiendo en los trópicos. Posteriormente, Laurentia comenzó a desplazarse hacia el norte.

Apróximadamente en el período Siluriano, el continente conocido como Báltica se unió a Laurentia. El continente formado aquí se conoció como Laurasia.

Un poco más adelante en el tiempo, en el Paleozoico Medio, el supercontinente Gondwana se fragmentó en varios trozos de tierra, los cuales se desplazaron hacia las regiones ecuatoriales. Posteriormente fueron reunidos nuevamente para formar el supercontinente Euramérica.

Finalmente, los supercontinentes que posteriormente originarían al continente africano y América del Sur colisionaron con Laurasia, formando una única masa de tierra conocida como la Pangea.

Vida

El Paleozoico estuvo caracterizado por una explosión de vida pocas veces dado durante las edades antiguas del planeta. La vida se desarrolló en todos y cada uno de los espacios que podían ser colonizados: aire y tierra.

Durante los más de 290 millones de años que duró esta era, las formas de vida se diversificaron de tal manera que se apreciaron desde animales minúsculos, hasta los grandes reptiles que se convirtieron en los dinosaurios al final de la misma.

La verdadera explosión de vida se dio en el inicio, durante el período Cámbrico, pues fue en él donde comenzaron a aparecer los primeros organismos pluricelulares.

Primero aparecieron en el agua, para posteriormente ir colonizando poco a poco la tierra a través del desarrollo de estructuras que les permitieron soportar el ambiente árido y seco de los ecosistemas terrestres.

Flora

Las primeras formas de plantas o de organismos similares a plantas que se apreciaron durante el periodo Paleozoico fueron algas y hongos, los cuales se habían desarrollado en hábitats acuáticos.

Posteriormente, hacia la siguiente subdivisión del período, hay evidencias de que comenzaron a aparecer las primeras plantas verdes, las cuales gracias a su contenido de clorofila comenzaron a llevar a cabo el proceso de fotosíntesis, siendo en gran medida las responsables del contenido de oxígeno de la atmósfera terrestre.

Estas plantas eran bastante primitivas, sin vasos conductores, por lo que obligatoriamente debían estar en sitios con una amplia disposición de humedad.

Más adelante aparecieron las primeras plantas vasculares. Éstas son plantas que contienen vasos conductores (xilema y floema) a través de los cuales circulan los nutrientes y el agua que es absorbida a través de las raíces. Posteriormente el grupo de plantas se amplió y se fue diversificando cada vez más.

Aparecieron los helechos, las plantas con semilla, así como también los primeros grandes árboles, teniendo sitio de honor las pertenecientes al género Archaeopteris, ya que fueron los primeros árboles verdaderos en aparecer. Los primeros musgos también hicieron su aparición durante el Paleozoico.

Esta gran diversidad de plantas se mantuvo así hasta finales del Pérmico, cuando ocurrió la llamada “Gran Mortandad”, en la que perecieron casi todas las especies de plantas que habitaban el planeta en ese momento.

Fauna

Para la fauna el Paleozoico también fue un período de muchos cambios y transformaciones, pues a lo largo de las seis subdivisiones que abarcan la era, la fauna se fue diversificando y transformándose, desde organismos pequeños hasta grandes reptiles que comenzaron a dominar el ecosistema terrestre.

En los inicios del Paleozoico, los primeros animales que se observaban eran los llamados trilobites, algunos vertebrados, moluscos y cordados. Así mismo hay esponjas y braquiópodos.

Posteriormente, los grupos de animales fueron diversificándose aún más. Por ejemplo, aparecieron los cefalópodos con concha, bivalvos (animales con dos conchas) y corales. De igual forma, durante esta era aparecieron los primeros representantes del filo Equinodermo.

Durante el Silúrico, aparecieron los primeros peces. Este grupo estuvo representado por peces con mandíbula y peces sin mandíbulas. De igual forma, aparecieron especímenes pertenecientes al grupo de los miriápodos. La vida en el fondo marino siguió floreciendo, los arrecifes de coral se hacieron más diversos.

Más adelante, comenzaron a aparecer los primeros representantes del grupo de los insectos. El mar comenzó a ser dominado por los peces con mandíbulas, aparecieron los primeros tiburones, así como también los primeros anfibios que aún no habían salido a la conquista del hábitat terrestre.

Ya en la segunda mitad de la era, aparecieron los insectos con alas y los primeros reptiles. En el mar la vida era más diversa que nunca, con moluscos, equinodermos, braquiópodos y anfibios.

Hacia el final del Paleozoico, la diversidad faunística alcanzó su cúspide. Sobre la tierra ya eran abundantes los reptiles, los insectos siguieron evolucionando y por supuesto, en el mar seguía bullendo la vida.

Sin embargo, todo esto llegó a su fin con la Extinción Masiva del Pérmico – Triásico. Durante ésta, el 96% de las especies que poblaban el planeta y que acaban de describirse, desparecieron por completo.

Clima

De los inicios del Paleozoico no se tienen muchos registros confiables acerca de cómo debió ser el clima. Sin embargo, los especialistas plantean que, debido a que los mares eran muy extensos, el clima debió ser de tipo templado y oceánico.

El Paleozoico inferior tuvo su fin con un evento de glaciación en el que las temperaturas disminuyeron y murieron gran cantidad de especies.

Posteriormente vino una época de estabilidad climática, en el que hubo un clima cálido y húmedo, con una atmósfera en la que había abundante disponibilidad de dióxido de carbono.

Conforme las plantas fueron colonizando los hábitats terrestres, el oxígeno atmosférico fue en aumento, en tanto que el dióxido de carbono fue en descenso.

En la medida en que el tiempo avanzó por el Paleozoico, las condiciones climáticas fueron cambiando. A finales del período Pérmico, las condiciones climáticas hicieron prácticamente insostenibles la vida.

Aunque no se sabe aún cuáles fueron las razones de estos cambios (hay varias hipótesis), lo que sí se sabe es que las condiciones ambientales cambiaron, y la temperatura aumentó varios grados, calentando la atmósfera.

Subdivisiones

La era Paleozoica presenta seis subdivisiones: Cámbrico, Ordovícico, Silúrico, Devónico, Carbonífero y Pérmico.

Cámbrico

Fue la primera subdivisión de la era Paleozoica. Tuvo sus inicios hace aproximadamente unos 541 millones de años.

Esta etapa se caracterizó por la llamada “Explosión del Cámbrico”. Durante ésta, aparecieron sobre la superficie del planeta una gran cantidad de organismos pluricelulares. Entre éstos quizás el grupo más importante fue el de los cordados, al cual pertenecen los vertebrados.

Así mismo, durante esta etapa los niveles de oxígeno atmosférico alcanzaron niveles capaces de sustentar la vida. Todo esto gracias a la fotosíntesis.

Fósil del Cámbrico. Fuente: I, Drow male [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)]

De igual forma, se desarrollaron los artrópodos con exoesqueleto, el cual les proporcionó defensa contra posibles depredadores.

El clima durante esta etapa era un poco más amigable, lo cual contribuyó a la aparición y desarrollo de nuevas formas de vida.

Ordovícico

Se inició inmediatamente después del Cámbrico, hace unos 485 millones de años. Curiosamente inició y finalizó con una extinción masiva.

Durante este período, el mar alcanzó los niveles más elevados que ha tenido nunca. Así mismo, muchas de las formas de vida existentes evolucionaron. La vida se desarrolló casi en su totalidad en el mar, a excepción de algunos artrópodos que se aventuraron a colonizar el hábitat terrestre.

La flora característica de este período estuvo representada por algunas algas verdes y algunas plantas pequeñas similares a las hepáticas. La temperatura ambiental media era algo elevada, oscilando entre los 40 y los 60°C.

Al final de esta etapa ocurrió un evento masivo de extinción, superado sólo por la Gran Mortandad del Pérmico – Triásico.

Silúrico

Este fue un período caracterizado por un clima cálido y agradable, en comparación con la glaciación que puso punto final al Ordovícico. Esto fue de gran ayuda para propiciar el desarrollo y mantenimiento de la vida en los ecosistemas marinos.

Dentro de los grupos de animales que experimentaron un gran desarrollo y evolución se encuentran los peces. Tanto los peces con mandíbula, como aquellos sin ellas experimentaron un crecimiento en lo referente al número de especies y poblaron los océanos primitivos.

En los ecosistemas terrestres la vida también fue abriéndose paso. A este período pertenecen los primeros fósiles de plantas vasculares.

Este período tuvo también un evento pequeño de extinción, conocido con el nombre de Evento Lau.

Devónico

Comenzó hace unos 416 millones de años. Durante este período, el grupo de los peces siguió diversificándose. Así mismo aparecieron y se desarrollaron peces cartilaginosos que constituyeron los ancestros de los tiburones y rayas de hoy en día.

De igual forma, aparecieron los primeros anfibios que comenzaron a respirar a través de un sistema pulmonar. También se desarrollaron y evolucionaron otros tipos de animales como las esponjas, corales y moluscos.

Las plantas también alcanzaron un nuevo horizonte, ya que comenzaron a desarrollar estructuras que les permitieron asentarse en tierra firme, lejos de áreas húmedas y pantanosas. Se tienen registros de árboles que pudieron alcanzar los 30 metros de altura.

La colonización del hábitat terrestre fue un hito de este período. Los primeros anfibios empezaron a desplazarse hacia la tierra, así como también algunos peces que comenzaron a desarrollar ciertas estructuras para sobrevivir al medio ambiente terrestre hostil.

El período culminó con un evento de extinción que afectó principalmente la vida marina. Afortunadamente, las formas de vida que se desplazaron hacia el ambiente terrestre lograron sobrevivir y afianzarse cada vez más.

Carbonífero

En este período se observó un incremento de los niveles atmosféricos de oxígeno, lo cual de acuerdo a los especialistas, trajo como consecuencia el aumento de tamaño, tanto de plantas vasculares como de diversos animales que se desplazaban por el medio terrestre.

Los insectos evolucionan y aparecieron los primeros insectos voladores, aunque los mecanismos mediante los cuales se desarrollaron aún no se han esclarecido del todo.

Así mismo, durante este período ocurrió un hito evolutivo que le permitió a los anfibios alejarse de los ambientes húmedos y comenzar a adentrarse aún más en los ambientes terrestres: apareció el huevo amniótico.

En éste, el embrión es protegido por una membrana que evita su resecación, gracias a que mantiene los líquidos dentro y el intercambio con el aire. Este fue un hecho muy importante desde el punto de vista evolutivo, ya que le permitió a los grupos existentes colonizar más  territorios de tierra firme, teniendo el proceso reproductivo asegurado.

En los mares, las especies que habitaban allí continuaron su proceso de diversificación y proliferación.

Con respecto al clima, al inicio del periodo era cálido y húmedo. Sin embargo, conforme fue avanzando el tiempo, las temperaturas fueron bajando, hasta llegar a niveles de glaciación.

Pérmico

Es la última subdivisión de la era Paleozoica. Tuvo sus inicios aproximadamente hace unos 299 millones de años.

Uno de los eventos más importantes de este período fue la formación del supercontinente Pangea.

El clima se fue haciendo cada vez más seco y árido, lo cual favoreció al desarrollo y evolución de algunos grupos de animales como los reptiles. Así mismo, dentro del grupo de las plantas comenzaron a proliferar las coníferas.

La vida en el fondo marino continuó evolucionando. Sin embargo, durante la Gran Mortandad, casi ninguna especie sobrevivió, llegando a extinguirse aproximadamente el 95% de las especies marinas.

Al final del periodo, las condiciones ambientales sufrieron un cambio drástico. No se conocen exactamente cuáles fueron las causas de esto, sin embargo se ha establecido que las condiciones dejaron de ser favorables para las especies terrestres y marinas.

Esto trajo como consecuencia la famosa Extinción del Pérmico – Triásico, que acabó con más del 90% de las especies de plantas y animales, tanto terrestres como marinas.

Referencias

  1. Bambach, R.K., (2006). Phaenerozoic biodiversity mass extinctions. Annu. Rev. Earth Pl. Sci. 34, 117–155.
  2. Dorritie D. (2002), Consequences of Siberian traps volcanism, Science, 297, 1808-1809
  3. Pappas, S. (2013). Paleozoic era: Facts & Information. Obtenido de: Livescience.com
  4. Sahney, S. & Benton, M.J. (2008). “Recovery from the most profound mass extinction of all time” . Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences. 275 (1636): 759–65.
  5. Sour Tovar, Francisco y Quiroz Barroso, Sara Alicia. (1998). La fauna del paleozoico. Ciencias 52, octubre-diciembre, 40-45.
  6. Taylor, T. y Taylor, E.L., (1993). The Biology and Evolution of Fossil Plants. Prentice Hall Publ.
COMPARTIR
Licenciada en Educación, mención Biología con Maestría en Enseñanza de la Biología

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here