Estafiate: para qué sirve, preparación, contraindicaciones

El estafiate (Artemisia ludoviciana) es uno de los múltiples nombres comunes de una hierba perenne de origen norteamericano. La palabras ludoviciana proviene de la latinización de Louisiana, uno de los estados de la región sureste de los Estados Unidos. Actualmente se encuentra distribuida en México, Canadá y los Estados Unidos.

Las hojas frescas o secas (y esporádicamente las flores) tienen uso medicinal. Los códices precolombinos reflejan la permanencia de la especie en la vida de los mexicanos, desde hace mucho tiempo. Aun en la actualidad, tanto el aceite como las hojas y flores, forman parte de los remedios más populares de México.

By Photo by David J. Stang [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons

Se le conoce como “iztauhyatl” en nahuatl. En castellano se conoce como artemisa blanca, altamiza, altaniza, artemisia, cola de zorrillo, epazote de castilla, salvia blanca, salvia de la pradera, y salvia de Luisiana.

A pesar de la inclusión de “salvia” en la sinonimia común, la planta no está relacionada con esta. Probablemente se deba a que el aroma de las hojas y el tallo recuerdan al de la salvia.

El estafiate se recomienda para el tratamiento de trastornos gastrointestinales, dolores y diabetes. Pertenece al género Artemisa, grupo grande y diverso de plantas conformado por un promedio aproximado de 300 especies.

Siete subespecies se cuentan en la especie Artemisia ludoviciana (de acuerdo con D D.Keck, autoridad científica en su clasificación). Estas son : albula (Wooton), candicans (Rydb.), incompta (Nutt.), ludoviciana, mexicana (Willd. ex Spreng.), redolens (A.Gray) y sulcata (Rydb.).

Descripción y hábitat

El estafiate crece en las riberas a lo largo de arroyos y en praderas de pastos cortos y altos. Se desarrolla en suelos ligeros, arenosos a rocosos por debajo de los 3500 m. Puede crecer hasta un metro de altura.

El color verde plateado que la caracteriza proviene de la multitud de pelos microscópicos, blancos, cortos, enmarañados y lanosos que la recubren. Es tolerante a la sequía y puede desarrollarse en lugares medianamente sombreados.

Las hojas son muy variadas, las flores crecen colgando en la parte superior del tallo y son pequeñas verdes o amarillas. Florece de agosto a octubre y las semillas maduran entre  septiembre y octubre. La especie es hermafrodita (tiene órganos masculinos y femeninos).

La mayoría de las veces la planta abunda en su hábitat natural. Su propagación se hace por semillas o por esquejes.

¿Para qué sirve? (propiedades)

El estafiate es considerado un remedio de múltiples usos. Los aceites esenciales de varias especies de Artemisia han sido empleados por sus características antiinfecciosas, analgésicas, antipalúdicas, anticancerosas y antiinflamatorias.

Estas propiedades resultan de la interacción de muchas de las sustancias que las componen. En el género Artemisia los principales principios activos suelen ser alcanfor, 1,8-cineol, borneol, tujona y terpineol.

Compuestos químicos

Monoterpenos, varias lactonas sesquiterpénicas y flavonoides son algunos de los metabolitos encontrados en la Artemisia ludoviciana. Entre los flavonoides destacan eupatilina, jaceosidina, arglanina y salvinina.

La eupatilina tiene la propiedad de proteger la mucosa gástrica en casos de úlcera y gastritis crónica, y de disminuir la motilidad intestinal. También hay evidencias de que mejora la inflamación alérgica.

La jaceosidina tiene propiedades antitumorales; ha demostrado ser citotóxica frente a cáncer de colon.

Efecto antidiabético

Se comprobó en ensayos con animales el efecto hipoglucémico y antihiperglucémico de algunos de los componentes principales de la infusión de estafiate. Es probable que el mismo sea principalmente atribuido a la arglanina.

Sin embargo, es muy posible que la planta contenga más compuestos actuando sinérgicamente para lograr el efecto antidiabético. Es decir, sustancias que contribuyan farmacológicamente a la liberación de insulina y a la absorción de glucosa.

Aún no han sido realizados ensayos en humanos comprobando este hallazgo, que confirmaría la base científica de la práctica ancestral.

Coadyuva en la regulación de la menstruación

Si bien la menstruación es parte del ciclo normal en la vida de una mujer en edad fértil, es importante su regulación y la generación del menor número de molestias que acompañen al síndrome premenstrual.

Tradicionalmente el té de Estafiate se ha usado con este propósito. Es decir, normalizar el ritmo hormonal y aliviar los síntomas que acompañan estos cambios.

En el tratamiento de la malaria

La resistencia de Plasmodium falciparum  y de P. vivax a la cloroquina ha estimulado la búsqueda de nuevos antimaláricos. En 1972 se descubrió que la artemisinina, así como sus derivados, son drogas efectivas contra la malaria.

En 2015 un científico chino recibió el premio Nobel de Medicina por este descubrimiento, hecho a partir de una especie de artemisa empleada en la medicina tradicional china (ajenjo dulce o ajenjo chino, Artemisia annua). En el caso del estafiate,  quedó demostrada en estudios en ratones su alta efectividad en el tratamiento de la malaria.

Alivio de reumatismo y artritis

Uno de los usos tradicionales del estafiate ha sido como paliativo de las molestias generadas por la inflamación en el revestimiento de las articulaciones.

Para ello se usan compresas frías de té de estafiate aplicadas directamente a la articulación adolorida. El efecto se refuerza al beber la infusión diariamente.

Antibacteriano y antiparasitario

El estafiate contiene glucósidos de lactona como artemisina y santonina que son considerados antihelmínticos. También contiene tujona, sustancia venenosa en grandes dosis, pero que es apreciada por sus propiedades antimicrobianas.

Atenuante de molestias estomacales

Las propiedades carminativas de los compuestos del estafiate actúan frente a molestias como flatulencia, dolor, hinchazón, acidez o náuseas en la parte alta del estómago.

Es un remedio popular mexicano contra la diarrea, que es uno de los síntomas que parecen con frecuencia cuando hay una intoxicación alimentaria.

Efectos antinociceptivos

Hay evidencia científica preclínica rigurosa que apoya el uso del aceite esencial de  A. ludoviciana para el tratamiento de dolencias dolorosas.

Además se han establecido los mecanismos biológicos de su acción en el alivio del dolor. Las sustancias que promoverían este efecto son campor, γ-terpineol, borneol, y 1,8-cineol.

Prácticas de sanación espiritual

Ha tenido un importante papel en los ritos ceremoniales de algunas tribus nativas americanas. Los tallos cosechados y atados se quemaban en los actos de limpieza y purificación, y las hojas secas servían de incienso. Con el humo se limpiaban espacios, utensilios, implementos, animales y armas.

También se usaba para purificar personas y ahuyentar a los malos espíritus, sueños y pensamientos,  así como a las malas influencias y a la enfermedad. En estos casos se mezclaba con una pequeña porción de Actea rubra.  

Los lakota y los cheyenne hacían brazaletes con la planta para la Danza del Sol.

Otros usos

-Se usa como repelente y desodorante. Por ejemplo para desodorizar los pies, se coloca una hoja en el calzado. La infusión de las hojas también se usa como desodorante axilar.

-Las hojas suaves se usan como papel higiénico, y el humo que resulta de la planta al quemarse ahuyenta los mosquitos.

-Cuando la decocción de la planta se hace junto a otras hierbas medicinales permite la complementariedad entre sus propiedades. Por ejemplo, las preparaciones de jengibre y estafiate mejoran una digestión deficiente.  

-Junto al chaparro amargo sirve para tratar parasitosis intestinales, además de trastornos digestivos como úlceras y gastritis.

-Con azahar es sedante del sistema nervioso.

-El estafiate y las flores de cactus alivian el dolor de próstata y tiene efectos humectantes y antioxidantes.

-Con peonías alivia la ansiedad y la tensión muscular.

-La planta es tambien una fuente de fibra para la elaboración de artículos para el hogar.

¿Cómo se prepara?

El estafiate se usa como condimento y para hacer té. La semilla es comestible, pero muy pequeña y difícil de usar. También se ha reportado el uso de las semillas para hacer té.

Las hojas y las sumidades floridas son condimento para salsas y sirven para guarnición de platos. Las hojas trituradas se han utilizado para aliviar dolores de cabeza y hemorragias nasales.

Para hacer el té se emplea una cucharadita de hojas y flores secas por taza de agua hirviendo. Se deja en infusión aproximadamente 15 minutos, y luego se toma.

La dosis se inicia con un cuarto de taza al día y se va incrementando paulatinamente. Como el sabor es muy amargo, se recomienda endulzar con miel.

La Artemisia ludoviciana también puede ingerirse en gotas, a partir de la tintura. Se sugiere entre 5 a 10 gotas por día y prepararla en la siguiente proporción: por cada parte de estafiate, 2 partes de alcohol al 95%.

El té se puede aplicar directamente sobre la piel si hay eccema, heridas, picaduras o dolor articular. El cataplasma hecho con las hojas se indica en presencia de picaduras de araña, ampollas y forúnculos. El frotamiento de la planta por las zonas afectadas se recomienda en caso de dolor e inflamación.

La inhalación de la planta es útil para tratar infecciones respiratorias, así como resfriados y dolores de cabeza y garganta.

Contraindicaciones

Se desconocen las posibles interacciones con otros medicamentos. No debe tomarse durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia, tampoco está indicado en mujeres lactantes.

Efectos secundarios

No se han reportado efectos secundarios en humanos, aunque eventualmente puede causar dermatitis por contacto en personas sensibles. 

En grandes dosis, presenta toxicidad hepática y cerebral, pudiendo ocasionar convulsiones, delirio, parálisis e incluso la muerte. Sin embargo, los individuos sanos no se ven afectados al ingerir dosis pequeñas y controladas.

El estafiate puede provocar o favorecer la menstruación.

Referencias

  1. Anaya-Eugenio, G., Rivero-Cruz, I., Rivera-Chávez, J. and Mata, R. Hypoglycemic properties of some preparations and compounds from Artemisia ludoviciana Nutt. Journal of Ethnopharmacology. 2014. 155(1), 416-425.
  2. Anaya-Eugenio, G., Rivero-Cruz, I., Bye, R., Linares, E. and Mata, R.. Antinociceptive activity of the essential oil from Artemisia ludoviciana. Journal of Ethnopharmacology. 2016, 179, 403-411.
  3. Artemisia ludoviciana White Sage, Louisiana Sage, Prairie Sage, Western Mugwort PFAF Plant Database (s.f.). Recuperado el 6 de Julio 2018 en pfaf.org
  4. Artemisia ludoviciana (2018). Recuperado el 7 de Julio 2018, en Wikipedia.
  5. Estafiate(2009).Recuperado el 7 de Julio 2018, en medicinatradicionalmexicana.unam.mx
  6. Estafiate-herb-artemisia-ludoviciana (s.f.) Recuperado el 8 de Julio 2018, en medicinalherbals.net.
  7. Kang, Y., Jung, U., Lee, M., Kim, H., Jeon, S., Park, Y., Chung, H., Baek, N., Lee, K., Jeong, T. and Choi, M. Eupatilin, isolated from Artemisia princeps Pampanini, enhances hepatic glucose metabolism and pancreatic β-cell function in type 2 diabetic mice. Diabetes Research and Clinical Practice. 2008; 82(1), 25-32.
  8. Malagón F, Vázquez J, Delgado G, Ruiz A. Antimalaric effect of an alcoholic extract of Artemisia ludoviciana mexicana in a rodent malaria model. Parassitologia. 1997 Mar, 39(1):3-7.
  9. Ryoo, S., Oh, H., Yu, S., Moon, S., Choe, E., Oh, T. and Park, K. (2014). The Effects of Eupatilin (Stillen®) on Motility of Human Lower Gastrointestinal Tracts. The Korean Journal of Physiology  and  Pharmacology. 2014, 18(5).383-390.
  10. White sage artemisia ludoviciana Nutt. Plant guide (s.f.) Recuperado el 7 de Julio 2018 en  plant-materials.nrcs.usda.gov.
  11. Yong-Long Liu, Mabry T.J.. Flavonoids from Artemisia ludoviciana var. ludoviciana. Phytochemistry. 1982; 21(1), 209-214.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here