Los 17 Estilos de Aprendizaje y sus Características

Los estilos de aprendizaje son las distintas maneras en las que cada persona es capaz de adquirir conocimientos, habilidades y actitudes. Aunque hay muchas teorías diferentes sobre el tema, todas se caracterizan por defender la idea de que los distintos estilos de aprendizaje pueden clasificarse en varias categorías.

Al contrario de los defensores del modelo tradicional de educación, que considera que todos los alumnos aprenden de la misma manera, los proponentes de las teorías de los estilos de aprendizaje creen que una enseñanza será más efectiva si se adapta a las características individuales de cada alumno.

A pesar de la evidencia de que cada persona prefiere un tipo de método de enseñanza, no hay apenas estudios que muestren las ventajas de usar estilos de enseñanza diferentes. Algunos críticos incluso llegan a decir que no hay ninguna evidencia de la ventaja de adaptarse a los estilos de aprendizajes de los alumnos.

Sin embargo, un gran número de centros de enseñanza de todo tipo han empezado a adoptar la teoría de los estilos de aprendizaje en tiempos recientes.

Por lo tanto, los conocimientos en este campo han ido aumentando poco a poco, hasta dar lugar a la gran variedad de modelos existentes hoy en día.

Lista de modelos sobre los estilos de aprendizaje

Se calcula que, desde la aparición de los primeros modelos de enseñanza individualizada en la época de los 70, se han creado casi un centenar de teorías sobre los estilos de aprendizaje.

En este artículo veremos las más conocidas. Entre todas las teorías/modelos, hacen una suma de 17 estilos de aprendizaje distintos.

Teoría de las inteligencias múltiples

La teoría de las inteligencias múltiples es un modelo cognitivo y de aprendizaje que se caracteriza por defender la idea de que no hay un sólo factor general de inteligencia. Por el contrario, sus proponentes creen que cada persona destaca más o menos en siete tipos de inteligencias distintas.

Los siete tipos de inteligencia normalmente descritos son los siguientes:

  • Inteligencia visual. Las personas hábiles en este sentido son muy buenas en tareas que tengan que ver con la lógica espacial, las artes plásticas y la memoria visual. Su estilo de aprendizaje es visual: prefieren adquirir conocimientos usando imágenes, colores, mapas contextuales, esquemas…
  • Inteligencia kinestésica. Las personas con una puntuación alta en este tipo de inteligencia controlan muy bien su propio cuerpo y sus movimientos. Con un estilo de aprendizaje físico, prefieren aprender mediante juegos de roles, usando objetos físicos, o creando sus propios esquemas.
  • Inteligencia auditiva o musical. Son muy buenos en tareas relacionadas con la música y los idiomas. Con un estilo de aprendizaje aural, su educación es más sencilla si se utilizan ritmos, melodías, o grabaciones. También son los que mejor aprenden simplemente escuchando.
  • Inteligencia lingüística. Estas personas tienen un gran domino del habla y de la escritura. Con un estilo de aprendizaje verbal, aprenden de la mejor manera si pueden leer contenidos en voz alta o creando sus propios resúmenes.
  • Inteligencia lógico – matemática. Se trata de personas con una gran capacidad de razonamiento. Se les da muy bien encontrar los puntos en común entre varias ideas, así como organizarlas en modelos. Su forma preferida de aprender es mediante la deducción de la información.
  • Inteligencia interpersonal. Las personas con puntuación alta en esta inteligencia son capaces de trabajar bien en equipo, entender a los demás y comunicarse de forma efectiva con ellos. Con un estilo de aprendizaje social, adquieren mejor la información si pueden colaborar con otros compañeros.
  • Inteligencia intrapersonal. Por último, las personas con una gran inteligencia intrapersonal son capaces de entenderse a sí mismas y a sus emociones, así como de gestionarlas fácilmente. Su estilo de aprendizaje es solitario, es decir, aprenden mejor por su propia cuenta, sin la intervención de otras personas.
  • Inteligencia naturalista. Es la habilidad para conocer el medio ambiente, animales, conocer cómo funcionan e interactuar con ellos.

Modelo de David Kolb

El modelo de los estilos de aprendizaje de David Kolb está basado en su teoría de el aprendizaje experiencial, publicado en 1984. La idea básica detrás de ambas teorías es que el aprendizaje se puede medir en base a dos polos.

El primero de ellos es el de la experiencia concreta vs. la abstracción lógica. Cuando estamos aprendiendo algo, podemos hacerlo en base a experiencias concretas que tengamos, o en base a nuestras propias ideas y reflexiones.

Por otro lado, el segundo polo es el de la observación reflexiva vs. la experimentación activa. Mientras que algunas personas se limitan a observar el mundo a su alrededor y tratar de encajar lo que ven en sus esquemas mentales, otros prefieren probar acciones nuevas que les permitan confirmar o deshechar sus teorías.

Aunque el modelo de Kolb comenzó con la idea de que todas las personas son capaces de usar los cuatro estilos de aprendizaje en un momento determinado, más tarde se dio cuenta de que cada uno de nosotros tiende a usar una manera de adquirir conocimientos. Así, creo cuatro categorías, una para cada uno de los estilos de aprendizaje de su modelo:

  • Estilo divergente. Formado por las personas que prefieren basarse en sus experiencias concretas en lugar de en sus pensamientos, y en la observación en lugar de en la experimentación. Suelen ser bastante sensibles, y usan muy bien su imaginación, de forma que son expertos en observar una situación concreta desde diferentes

Este estilo recibe su nombre haciendo referencia a la teoría del pensamiento divergente. Esta teoría defiende que mientras que la mayoría de las personas tan sólo vemos una solución directa para cada problema, algunos son capaces de pensar diferente y generar nuevas ideas.

Las personas con estilo de aprendizaje divergente suelen ser muy creativas, con un gran interés en adquirir conocimientos, y hábiles en las artes. También les suele gustar trabajar en equipo y aprender sobre distintos puntos de vista.

  • Estilo asimilador. Las personas de este grupo prefieren basarse en sus propias reflexiones en vez de en experiencias concretas. Más tarde, las pondrán a prueba observando el mundo en lugar de experimentando con ellas.

Los pertenecientes a este estilo de aprendizaje suelen sentirse más cómodos si se les da una buena explicación lógica sobre cualquier fenómeno. En este sentido, las ideas y los conceptos les resultan especialmente importantes, y son capaces de adquirir y organizar grandes cantidades de información.

En general, las personas con estilo de aprendizaje asimilador no se preocupan demasiado por los demás, prefiriendo en su lugar las ideas abstractas. No suelen buscar la utilidad de sus ideas, sino la lógica interna y el conocimiento puro.

Este tipo de personas tienden a especializarse en campos científicos y de la información, donde puedan desarrollar sus propias teorías.

  • Estilo convergente. Formado por las personas que prefieren basarse en sus propios pensamientos e ideas, para luego ponerlas a prueba en el mundo real. En este sentido, buscan la mejor forma de actuar en el mundo mediante la reflexión.

Su principal preocupación es la adquisición de conocimientos prácticos. Están más orientados a la resolución de problemas o tareas técnicas que a asuntos sociales o a las relaciones interpersonales. Suelen ser muy buenos en tareas relacionadas con la tecnología.

  • Estilo acomodador. El último de los estilos de aprendizaje está formado por personas que prefieren basarse en experiencias concretas para sacar conclusiones, y luego ponerlas a prueba experimentando en el mundo real.

Los acomodadores suelen preferir basarse en sus sentimientos y en su instinto en lugar de en la reflexión lógica. También prefieren adoptar un enfoque práctico, pensando que la información debe servir para resolver problemas en lugar de como un fin en sí mismo. Este estilo es el más extendido en la población, según el autor del modelo.

Modelo VARK

El modelo VARK (por sus siglas en inglés “Visual, Auditory, Reading and Kinesthetic) es una teoría del aprendizaje basada en los trabajos de Walter Barbe, y más tarde ampliada por los estudiosos de la Programación Neurolingüística (PNL).

La idea básica es que cada persona tiene un sentido predominante, que emplea con mayor frecuencia para adquirir información y relacionarse por el mundo. En un principio tan sólo se contemplaban tres posiblidades (la vista, el oído y las emociones y sensaciones), pero más tarde se añadió la lectura como cuarto estilo de aprendizaje.

Aunque el modelo también sirve para explicar ciertas diferencias de personalidad entre las personas que adoptan cada uno de los estilos, hoy en día se utiliza principalmente para estudiar la manera en la que cada uno de ellos absorbe mejor la información.

Los cuatro estilos de aprendizaje de este modelo son los siguientes:

  • Visual. Las personas con este estilo de aprendizaje adquieren mejor conocimiento si son ayudados por imágenes, gráficos o esquemas.
  • Auditivo. Los que adoptan este estilo aprenden mejor si pueden escuchar la información contada por otra persona, o transmitirla ellos mismos en voz alta. Su principal herramienta de aprendizaje es la repetición oral de la información.
  • Lector. Las personas que adoptan este estilo de aprendizaje, el último en incorporarse al modelo, prefieren escribir y leer la información para poder memorizarla mejor. Son capaces de organizar ideas abstractas en textos coherentes, y suelen tener una gran habilidad lectora.
  • Kinestésico. Esta palabra de origen griego se refiere a una mejor relación con el cuerpo de lo normal. Las personas kinestésicas aprenden a través de su propia experiencia y sus emociones; prefieren las tareas que tengan que ver con el movimiento, y son excelentes en ámbitos que requieran destreza manual.

Modelo cognitivo

En 1974, los psicólogos Anthony Grasha y Sheryl Riechmann desarrollaron este modelo de estilos de aprendizaje. Se basaban en la idea de que cada persona procesa la información de maneras diferentes.

A diferencia de otros modelos, los autores de éste dividieron los estilos de aprendizaje en adaptativos y no adaptativos. De esta manera, desarrollaron un test para determinar el estilo de aprendizaje de cada persona, de tal forma que pudieran ayudarle a cambiarlo si no se encontraba entre los positivos.

Los seis estilos contemplados en esta teoría son los siguientes:

  • Competitivo. Las personas competitivas adquieren conocimiento para ser mejores que los demás. Creen que tienen que superar al resto para conseguir una recompensa, que puede ser mayor atención, un mejor trabajo…
  • Colaborativo. Por el contrario, los estudiantes con un estilo colaborativo prefieren aprender realizando un intercambio de conocimiento e ideas. Prefieren trabajar en grupo y debatir con el resto.
  • Evitativo. Este estilo es típico de personas que preferirían no tener que aprender, y por ello realizan el mínimo esfuerzo necesario para adquirir nuevos conocimientos.
  • Participativo. Son personas a las que les gusta colaborar con el maestro para conseguir la mayor cantidad de conocimientos posible. Suelen tratar de formar parte activa del proceso de aprendizaje.
  • Dependiente. Típico de estudiantes que prefieren aprender tan sólo lo que es necesario para pasar de curso, o para adquirir una determinada certificación. Ven a los maestros como figuras de referencia que les dicen lo que tienen que aprender.
  • Independiente. Se trata de alumnos que prefieren aprender por sí mismos. Aunque pueden trabajar en equipo y escuchar las ideas de sus profesores y compañeros, les gusta más estar por su cuenta y elegir lo que van a aprender.

Modelo NASSP

Este modelo de estilos de aprendizaje está basado en el trabajo de la Asociación Nacional de Directores de Institutos (por sus siglas en inglés, NASSP). En la década de los 80, llevaron a cabo varias investigaciones sobre los diferentes estilos de aprendizaje para poder crear programas educativos más eficientes y eficaces.

Los investigadores dividieron los estilos de aprendizaje en 3 dimensiones y 31 variables, que les sirvieron para clasificar a los alumnos en diferentes grupos. De esta forma, la idea era que serían capaces de adaptar su método de enseñanza a las necesidades de cada alumno.

Este modelo estaba basado en gran cantidad de investigaciones anteriores, como por ejemplo en el modelo VARK, en teorías de la motivación, e incluso en teorías psicobiológicas sobre el ritmo circadiano de las personas.

El modelo se basa en las diferencias individuales en tres dimensiones distintas:

  • Dimensión cognitiva. Se refiere a la forma en la que cada persona percibe el mundo y la información, además de su manera preferida de organizarla y crear relación entre los distintos datos que adquiere.
  • Dimensión afectiva. Esta dimensión tiene que ver con los estilos motivacionales de cada persona, es decir, cómo consigue autogestionar sus emociones para realizar la tarea de aprendizaje.
  • Dimensión fisiológica. La última dimensión se refiere a la base biológica que provoca las diferencias en estilos de aprendizaje, como por ejemplo las diferencias entre sexos, o las provocadas por la calidad de la alimentación, el ejercicio y el descanso de cada persona. También tiene que ver con cómo afecta el entorno a cada uno.

En este sentido, los desarrolladores del modelo NASSP fueron unos de los que más factores tuvieron en cuenta a la hora de crear su teoría. Hoy en día, el test creado por ellos se sigue utilizando para determinar la mejor manera de educar a los estudiantes, especialmente en Estados Unidos.

Referencias

  1. “Learning styles” en: Wikipedia. Recuperado en: 31 Enero 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
  2. “Learning styles” en: Teach. Recuperado en: 31 Enero 2018 de Teach: teach.com.
  3. “Overview of learning styles” en: Learning Styles Online. Recuperado en: 31 Enero 2018 de Learning Styles Online: learning-styles-online.com.
  4. “7 Mayor Learning Styles” en: Learn Dash. Recuperado en: 31 Enero 2018 de Learn Dash: learndash.com.
  5. “Kolb Learning Styles” en: Simply Psychology. Recuperado en: 31 Enero 2018 de Simply Psychology: simplypsychology.com.
  6. “Learning Style Diagnostics” en: eLearning Industry. Recuperado en: 31 Enero 2018 de eLearning Industry: elearningindustry.com.
COMPARTIR
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here