Estudio de Caso: Características, Metodología y Ejemplo

Un estudio de caso es un tipo de investigación presente en las ciencias sociales que consiste en la observación detallada de un sujeto de estudio (también conocido como caso). Este tipo de investigación es típico de disciplinas como la psicología, la sociología y la antropología.

Los estudios de caso forman parte de la investigación cualitativa; es decir, aquella investigación que se centra en estudiar un fenómeno en profundidad en lugar de usar la estadística para sacar conclusiones generales. Este tipo de investigación se puede utilizar con diferentes fines.

Estudio de caso

Algunos de los fines más habituales son crear una teoría antes de llevar a cabo un estudio más costoso, estudiar situaciones poco comunes o investigar en profundidad un fenómeno relevante para el investigador.

Las técnicas más utilizadas en los casos de estudio son la observación y la aplicación de cuestionarios, aunque podemos encontrar otros métodos dependiendo de la disciplina en la que se realice esta investigación.

Características de un estudio de caso

La característica más importante de un estudio de caso es que se trata del estudio en profundidad de una situación, evento o caso concreto, de tal forma que se toma en cuenta principalmente sus características internas pero también el contexto en el que se produce.

Variación según la disciplina

En función de la disciplina en la que se aplique esta metodología, un caso puede ser definido de diferentes maneras.

Por ejemplo, en psicología se suele considerar un caso a un paciente con un determinado tipo de trastorno mental; por otro lado, en antropología un caso puede ser una tribu que no haya tenido contacto con la sociedad occidental.

Búsqueda de comprensión

La intención principal de estudio de caso es intentar comprender todas las variables que influyen en la situación concreta que se está estudiando y cómo interactúan entre sí. A pesar de que esta metodología no permite establecer relaciones causales, tiene las siguientes ventajas:

– Es más barato y sencillo a nivel logístico de realizar, ya que no requiere poblaciones muy grandes ni condiciones de laboratorio.

– Permite observar eventos que solo se producen de manera natural, y que no es posible reproducir a voluntad. De esta forma, se pueden comprobar teorías previas que tan solo eran hipotéticas hasta el momento.

– Ayuda a establecer unas primeras hipótesis para facilitar investigaciones futuras.

– Permite estudiar un fenómeno en profundidad, de forma que se pueden extraer más conclusiones sobre el mismo.

Objetivos principales

En general, los objetivos más comunes de un estudio de caso son los siguientes:

– Explorar la realidad para formular más tarde una teoría.

– Describir lo que ocurre en el caso.

– Explicar las causas que lo provocan.

Al contrario que muchos de los otros tipos de investigación existentes, el estudio de caso es inductivo; es decir, pasa de las situaciones concretas a una explicación general.

Sin embargo, para poder afirmar una relación causa-efecto es necesario suplementar este tipo de investigación con otra de tipo cuantitativo.

Metodología del estudio de caso

La definición estándar de los estudios de caso considera que estos cuentan con cinco fases principales:

– Selección del caso.

– Creación de una serie de preguntas sobre el mismo.

– Obtención de los datos.

– Análisis de los datos recopilados.

– Creación del informe.

Selección del caso

Lo primero para realizar un estudio de caso es encontrar un evento relevante para el investigador, así como los objetivos que se quieren cumplir al investigarlo y la fuente de información a la que se va a acudir.

En general, el investigador elegirá un caso que sea relevante para sus anteriores trabajos, o bien escogerá estudiar un evento poco común que esté repentinamente disponible.

Creación de preguntas

¿Qué se quiere comprobar con el estudio de caso? Tras seleccionar la situación o evento que va a estudiar, el investigador tendrá que hacer una lista de lo que quiere comprobar con esta metodología.

Aunque en principio se puede elegir tan solo una pregunta general, tras las primeras tomas de contacto con el caso el investigador tendrá que elegir preguntas más concretas para realizar, de forma que se le pueda sacar el máximo partido a la situación.

Obtención de los datos

Tras establecer las preguntas pertinentes para la investigación, comienza la fase de recogida de datos. Mediante observación, cuestionarios o entrevistas, el investigador obtendrá toda la información posible sobre la situación que esté estudiando.

Análisis de los datos recopilados

Debido a que las investigaciones cualitativas no permiten establecer una explicación causal, el análisis de los datos se centrará en comparar las preguntas e hipótesis iniciales con los datos recogidos.

En este momento, el investigador puede decidir si cree que los datos obtenidos son extrapolables a otras situaciones o no, además de señalar posibles vías de investigación para conocer más sobre el fenómeno estudiado.

Creación del informe

Por último, una vez que haya recogido y analizado los datos, el investigador explicará el proceso de investigación de manera cronológica. Además de hablar de las situaciones más relevantes, también contará cómo ha recogido los datos.

De esta manera, el investigador será capaz de comunicar a sus lectores lo que ha aprendido del caso, sus conclusiones y la validez de las mismas.

Estudio de caso en psicología

En psicología el estudio de caso es un tipo de investigación que se realiza especialmente en el campo de las enfermedades mentales.

Debido a que no es ético provocar trastornos en el laboratorio con el fin de estudiarlos, los investigadores tienen que aprender más sobre ellos a base de estudiar a las personas que ya los presentan.

De hecho, el que es considerado por muchos como el primer psicólogo moderno, Sigmund Freud, basó todas sus teorías sobre la mente humana en el estudio de los casos de pacientes que llegaban a su consulta.

Ejemplo de estudio de caso

Posiblemente el ejemplo de estudio de caso más famoso de la historia sea el de Phineas Gage, un trabajador de la construcción que sufrió un accidente mientras se encontraba en una obra. Su cráneo fue atravesado por una barra de acero que le dañó parte del cerebro, pero Gage consiguió sobrevivir.

Sin embargo, la personalidad de este hombre cambió completamente tras el accidente. Los psicólogos de la época pudieron entonces estudiar el efecto que tenían las partes del cerebro dañadas en el accidente sobre la personalidad de Phineas.

Este tipo de investigación no habría podido ser realizada de ninguna otra manera, ya que no se puede dañar el cerebro de un paciente en el laboratorio para conocer los efectos de cada lesión.

Por ello, en sus orígenes la neurociencia estaba basada por completo en los estudios de caso, que permitían observar este tipo de fenómenos sin tener que dañar a propósito a ninguna persona.

Referencias

  1. “Case Study Research Design” en: Explorable. Recuperado en: 5 Marzo 2018 de Exporable: explorable.com.
  2. Barrio et al. “Estudio de casos”. Informe de la Universidad Autónoma de Madrid. Recuperado de uam.es
  3. “Case Study” en: Wikipedia. Recuperado en: 5 Marzo 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
  4. “Brain case study: Phineas Gage” en: Big Picture Education. Recuperado en: 5 Marzo 2018 de Big Picture Education: bigpictureeducation.com.
  5. “Case Study in Psychology” en: Wikipedia. Recuperado en: 5 Marzo 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here