Fagofobia: Síntomas, Tratamiento, Causas

La fagofobia o el miedo a tragar, es una fobia muy específica y rara. A veces, se puede confundir con la pnigofobia, o el miedo a ahogarse.

La gran diferencia está en que a aquellos que sufren de fagobia, les da miedo el acto de tragar, mientras que los que sufren de pnigofobia, le tienen miedo a tragarse algo y ahogarse a causa de ello.

fagofobia

A veces, ambas fobias se confunden con algunas condiciones médicas como la disfagia y la odinofagia, en las que un desorden psicológico causa que el tragar sea difícil e incluso doloroso.

Causas de la fagofobia

Ironicamente, la fagofobia es una de las pocas fobias que hace que aparezca por el mismo miedo a tenerla.

A veces, puedes sentir ansiedad y tensión como un gran nudo en la garganta ya que realmente, la ansiedad si puede causar que los músculos de la garganta se contraigan.

Así que los que sufren de esta condición, se encuentran físicamente incapaces de mejorarla en el momento en que la estén sufriendo. Creando así un círculo vicioso muy difícil de romper. 

En muchos casos la fagofobia se comienza a sufrir debido a una experiencia negativa que haya sufrido la persona.

Quizás en algún momento, intentaste comer algo mientras estabas nervioso y la comida no pasó por la garganta tan rápido como hubieses querido, y te ahogaste. O quizás, tuviste que comer algo que no te gustaba. Pudiste tener una garganta inflamada y experimentaste una rara sensación en el momento de tragar.

Sin embargo, la fagofobia también puede ocurrir sin ninguna causa aparente.

Síntomas de la fagofobia

Como pudimos aprender anteriormente, la fagofobia es el miedo a tragar y puede causar los siguientes síntomas:

  • Falta de aire.
  • Mareos.
  • Sudar excesivamente.
  • Naúseas.
  • Sequedad de la boca.
  • Sentirse enfermo.
  • Temblores.
  • Taquicardia.
  • Inhabilidad de pensar claramente.
  • Miedo a morir.
  • Enfadarse o perder el control.
  • Una sensación de salirte de la realidad o un ataque de ansiedad grave.

Consecuencias de sufrir fagofobia

Algunas consecuencias pueden ocurrir si se sufre de fagofobia, como:

  • La inhabilidad de tomar pastillas u otro tipo de medicinas orales.
  • Un desinterés repentino por muchas comidas y líquidos.
  • Pérdida de peso severa.
  • Incremento de la ansiedad en general, e incluso algún tipo de depresión.
  • Anorexia.

¿Cómo tratar con la fagofobia?

Ya que los músculos de la garganta se contraen en momentos de ansiedad, existen algunas estrategias que te ayudarán a mantenerte más calmado, en caso de que esto pase.

Algunas personas descubren que ver televisión o escuchar música mientras comen, les da algún tipo de distracción que hace que el masticar y tragar sea una experiencia común y sencilla.

Otras personas se dan cuenta que tomar un poco de agua en cada bocado, hace que el proceso de tragar sea más fácil. Otros todavía evitan las comidas que los hace sentir incómodos. Por eso, encontrar tu zona de confort es algo de prueba y error.

Si tu miedo a tragar es mucho más serio entonces quizás deberías considerar buscar ayuda profesional. A veces, la fagofobia empeora con el tiempo, causando que las personas tengan hábitos alimenticios, aún más estrictos.

Afortunadamente, la fagofobia responde bien a una variedad de tratamientos y con trabajo duro y fuerza de voluntad, no hay razón para que se convierta en un problema.

Mientras que desconocemos de una causa común para la fagofobia, a veces ésta puede llevar a sufrir de otras fobias, e incluso a problemas de salud física.

Cuando una fobia se une con los reflejos de un músculo específico del cuerpo, el tratamiento es bastante difícil y superar este miedo, requiere de una gran dedicación a los métodos de autoayuda o una gran motivación a buscar ayuda profesional.

¿Curarla desde la psicología energética?

Debes estar consciente de que no eres la única persona que sufre de fagofobia. Muchas personas que sufren de esto, se sorprenden al saber que no están solos al sufrir de esta común fobia.

Hace algunos años, un psicólogo que se especializaba en fobias como la fagofobia, hizo un gran descubrimiento.

Este psicólogo estuvo al tanto de todas las terapias nuevas. Y las intentó todas. Y a pesar de que tratara cualquiera de las terapias, la tasa de personas que se curaban era solo de un 5%. Claro, los pacientes progresaban. Pero era solo porque incrementaba el tiempo de tratamiento, que además tomaba muchos años, ni siquiera unos pocos meses.

Aceptémoslo. Era posible que un bajo porcentaje de personas fuesen “curadas”, incluso sin aplicarles ningún tratamiento.

Después de analizar esto, hizo un descubrimiento asombroso y su habilidad de eliminar la fagofobia, incrementó en un 80%. Fue tan exitoso que hasta casi se auto-sacó del negocio.

Bueno, no perdió su negocio, pero al menos por un tiempo, hizo que su negocio generara ingresos. El curaba a los pacientes de su “fagofobia” en una sesión, raramente más de cinco o seis.

Este fue un cambio radical para los años de terapia. Pero, ¿cuál fue el descubrimiento? Era tan simple, que nadie pensó en buscarlo de esa manera.

Este descubrimiento es lo que es conocido como “La Declaración del Descubrimiento”:

“La causa de todas las emociones negativas es la interrupción en el sistema energético del cuerpo”

Ahora, piensa en lo que no dijo. Él no dijo que estaba en tus pensamientos, hábitos, creencias, estrategias o cualquier otra cosa (aunque jueguen un importante papel). Esos son “los medios”

El sistema energético del cuerpo es la raíz. Y de esta raíz, nació la “Psicología Energética”.

Después de este descubrimiento, otros innovadores han emergido dentro de la Psicología Energética. Y ofrecen soluciones a problemas emocionales, tales como la fagofobia.

Una buena característica de la Psicología Energética es que en muchos casos es auto-suficiente.

Esta también puede ser una cura para la fagofobia. Está en ti decidir qué es lo que más te conviene y cuál es tu zona de confort.

COMPARTIR
Licenciada en Literatura e Historia. Amante de la lectura, de la literatura, curiosa, amante del conocimiento y del aprendizaje continuo.

5 Comentarios

  1. Hola Linda Cruz: soy Johanna de Santiago de Chile, y escribo para contarte que tengo un hijo pequeño que esta sufriendo la enfermedad, ha tenido dos crisis de no poder comer, ha estado internado y ahora en este momento esta con sonda esófagica para poder alimentarse, esta siendo tratado por buenos profesionales que hacen lo que pueden pero que tienen poco conocimiento de la enfermedad. sufrimos toda la familia porque no sabemos que hacer ni como tratarlo. Leí en tu investigación que hay un método de psicología energética muy efectivo pero no me queda claro si este método se aplica en niños pequeños, te agradecería si me ayudas, un abrazo.

  2. Hola me llamo yazmin jauregui y si todo eso me pasa tengo 13 años y me siento mal por no comer necesito ayuda

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here