Fagofobia: Síntomas, Causas, Tratamiento

La fagofobia es un tipo de fobia específica relacionada con un miedo irracional a tragar o a atragantarse. Se trata de un trastorno de ansiedad que lleva a pensar a quienes lo sufren que no serán capaces de tragar los alimentos que consumen. En los casos más graves, la persona que lo padece deja de comer por completo.

La creencia irracional más común asociada con la fagofobia es la de que se tiene la garganta más estrecha de lo habitual; y por lo tanto, la persona cree que la comida no puede pasar por ella.

Fuente: pixabay.com

A pesar de que es un trastorno relacionado con la alimentación, los expertos lo clasifican como problema de ansiedad debido a que el principal causante de lo que ocurre es el miedo.

Se trata de un trastorno de ansiedad muy poco común, pero que puede afectar tanto a niños como a adultos. Por suerte, existen varios enfoques que pueden ayudar a paliar sus efectos más graves o a eliminarlo por completo.

Síntomas

El principal síntoma de la fagofobia es un miedo irracional a tragar o a ingerir alimentos de cualquier tipo. La persona afectada teme que la comida no podrá pasar por su garganta, ya que siente que esta es más estrecha de lo habitual o que se encuentra constreñida por algún motivo.

Por lo general, no suele existir ninguna causa física previa en esta fobia. Sin embargo, irónicamente la propia ansiedad producida por el miedo puede provocar que los músculos de la garganta se agarroten.

Esto puede llevar a que la persona realmente no pueda tragar; y en los peores casos, incluso podría provocar un atragantamiento. A continuación veremos algunos de los síntomas más importantes de la fagofobia.

Síntomas físicos

Como en cualquier otro trastorno de ansiedad, la persona afectada por fagofobia puede empezar a notar una serie de sensaciones corporales muy desagradables. Entre las más frecuentes se encuentran las siguientes:

– Mareos

– Dificultad para respirar

– Sensación de presión en el pecho

– Hormigueo en las extremidades

Todos estos síntomas comunes de la ansiedad se suman al ya mencionado anteriormente de un agarrotamiento en la garganta. Esto puede provocar una incapacidad para tragar, que refuerza los miedos de la persona y acaba aumentando su ansiedad.

Síntomas psicológicos

Debido a que se trata de un trastorno de ansiedad, la persona que padece fagofobia presenta un miedo extremadamente fuerte e irracional.

Esto quiere decir que, a pesar de saber que no están realmente en peligro, los afectados son incapaces de relajarse y experimentan todos los otros síntomas del trastorno cuando encuentran el estímulo que les da miedo.

Por otro lado, la persona también podría imaginar constantemente posibles situaciones en las que apareciesen problemas a la hora de ingerir alimentos. Estas imágenes mentales serían muy difíciles de controlar, y le causarían un gran malestar al individuo.

Síntomas conductuales

El principal síntoma conductual provocado por la fagofobia es la evitación a ingerir ciertos tipos de alimentos. En los casos más graves, incluso, el afectado podría llegar a negarse a comer por completo.

Otros síntomas conductuales menos comunes podrían incluir la evitación de situaciones en las que podría tener que comer en público, o ingerir tan solo alimentos preparados por la propia persona y que por tanto sabe que no le van a suponer un problema.

Causas

No existe un consenso generalizado sobre qué causa la fagofobia, debido entre otras cosas a la escasez de casos estudiados a lo largo de la historia. Sin embargo, la teoría más aceptada defiende que este trastorno de ansiedad estaría provocado por un suceso traumático relacionado con la comida.

Así, por ejemplo, una persona que presentase miedo a tragar habría podido sufrir anteriormente un episodio en el que se habría atragantado con un trozo de comida. Poco a poco, a raíz de evitar situaciones similares y a prestarle demasiada atención a su miedo, este se habría ido volviendo cada vez más poderoso.

La opinión de la mayoría de expertos es que estos sucesos traumáticos tienen más probabilidades de desencadenar un trastorno como la fagofobia si se producen en la infancia.

Sin embargo, técnicamente es posible que este tipo de problema se desarrolle sin importar la edad a la que la persona sufra una situación como la descrita.

Tratamiento

Al igual que ocurre con el resto de trastornos de ansiedad, existen varios enfoques que se pueden utilizar para tratar la fagofobia. Por suerte, este tipo de problemas psicológicos suelen tener muy buen pronóstico, y tienden a desaparecer si se realiza el trabajo adecuado.

La terapia más efectiva para tratar la fagofobia y otros problemas similares es la cognitivo – conductual, aunque recientemente han ganado mucha popularidad otras como la terapia de aceptación y compromiso. A continuación veremos en qué consiste cada una de ellas.

Enfoque cognitivo – conductual

La terapia cognitivo – conductual considera que nuestros pensamientos, emociones y acciones están estrechamente relacionados. Por lo tanto, si se consigue modificar uno de estos tres elementos, los otros dos también cambiarán de manera indirecta.

Debido a ello, este enfoque terapéutico normalmente puede llevarse a cabo de dos formas distintas. La primera de ella se centra en las acciones de la persona afectada. Para ayudarla a superar su miedo, se la va obligando a exponerse poco a poco a la situación que le provoca ansiedad.

En el caso de la fagofobia, esto puede implicar, por ejemplo, hacer que coma alimentos cada vez más sólidos, o que empiece a hacerlo en entornos que considere menos seguros hasta que pueda volver a llevar una vida normal.

La otra manera de aplicar la terapia cognitivo – conductual tiene que ver con la modificación de los pensamientos de la persona. Debido a que las fobias se basan en ideas irracionales, el psicólogo ayudará al paciente a identificar cuáles le están causando el malestar y a modificarlas.

Este proceso se conoce como “reestructuración cognitiva”, y por lo general es más efectivo cuando se realiza en conjunto con la exposición conductual.

Terapia de aceptación y compromiso

El otro enfoque terapéutico utilizado normalmente para las fobias se basa en la idea de que las emociones, los pensamientos y los miedos no pueden hacernos realmente daño.

A través de la terapia de aceptación y compromiso, el psicólogo ayuda a la persona a elegir qué acciones quiere llevar a cabo, y le enseña a ponerlas en práctica a pesar de sentirse mal.

Cuantas más veces se enfrente la persona a su miedo, menos poder tendrá este sobre su vida. Esta terapia, aunque de aparición bastante reciente, se está convirtiendo en una de las más populares para tratar problemas como la fagofobia debido a su rapidez y efectividad.

Referencias

  1. “Phagophobia” en: Very Well Mind. Recuperado en: 26 Septiembre 2018 de Very Well Mind: verywellmind.com.
  2. “Fear of swallowing (phagophobia)” en: Mental Help. Recuperado en: 26 Septiembre 2018 de Mental Help: mentalhelp.net.
  3. “Fagofobia (miedo a tragar)” en: Psicología y Mente. Recuperado en: 26 Septiembre 2018 de Psicología y Mente: psicologiaymente.com.
  4. “Fagofobia: el miedo a tragar” en: Amadag. Recuperado en: 26 Septiembre 2018 de Amadag: amadag.com.
  5. “Phagophobia” en: Wikipedia. Recuperado en: 26 Septiembre 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
COMPARTIR
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

5 Comentarios

  1. Hola Linda Cruz: soy Johanna de Santiago de Chile, y escribo para contarte que tengo un hijo pequeño que esta sufriendo la enfermedad, ha tenido dos crisis de no poder comer, ha estado internado y ahora en este momento esta con sonda esófagica para poder alimentarse, esta siendo tratado por buenos profesionales que hacen lo que pueden pero que tienen poco conocimiento de la enfermedad. sufrimos toda la familia porque no sabemos que hacer ni como tratarlo. Leí en tu investigación que hay un método de psicología energética muy efectivo pero no me queda claro si este método se aplica en niños pequeños, te agradecería si me ayudas, un abrazo.

  2. Hola me llamo yazmin jauregui y si todo eso me pasa tengo 13 años y me siento mal por no comer necesito ayuda

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here