Falacia Naturalista: En Qué Consiste y Ejemplos

La falacia naturalista atribuye a una situación la condición de “natural”; por lo tanto, debe ser considerada como la única correcta. Así, todo lo que sea diferente a esta debe ser catalogado como antinatural y negativo de algún modo, ya sea desde una perspectiva lógica o moral.

Se le llama naturalista porque intenta asociar o reducir el concepto de “bueno” a algo que es “natural” o normal. Por ejemplo: “a lo largo de la historia siempre han existido ricos y pobres, es algo propio de la naturaleza humana; por lo tanto, el mundo debería mantenerse así dividido y no cambiar”.

Falacia naturalista

Se parte de un hecho concreto (lo que es) para intentar imponer un criterio moral (lo que debería ser). En otras palabras, lo que sucede es lo que debe pasar por razones naturales. Es aquí donde esta falacia invade el terreno ético, pues se suele utilizar para justificar hechos o situaciones reñidas con la moral.

Se ofrecen explicaciones simplistas del tipo “eso es normal, bueno o natural”, sin mayor argumentación que lo justifique objetivamente. Esta falacia fue analizada por el filósofo inglés G. E. Moore, quien la objetó por considerar que era incorrecto hacer este tipo de razonamiento.

Entonces planteó el argumento de la pregunta abierta que, por ejemplo, transforma el concepto de bueno en pregunta. Por ejemplo: “Bueno significa atractivo, entonces: ¿todo lo bueno es atractivo?”. Con esto quiso probar que, si la premisa era correcta, entonces la pregunta no tenía sentido.

¿En qué consiste la falacia naturalista?

Este tipo de falacia pertenece a las falacias lógicas no formales o informales. El primero en platearla fue el filósofo inglés Henry Sidgwick; sin embargo, quien la popularizó fue el también filósofo británico y discípulo de este, George Edward Moore (1873-1958).

En su libro Principia ethica (1903), Moore describe puntualmente la relación o sesgo que se establece entre lo natural y lo bueno. De manera que lo no natural o innatural se percibe como malo.

E. Moore objetó tal razonamiento por considerarlo incorrecto. La crítica del filósofo inglés a la ética naturalista está basada en dos puntos centrales: por un lado, la simplicidad y el carácter no natural que se atribuye a la bondad; por el otro, el ingenioso argumento de “la pregunta abierta”.

Según Moore, es un error la definición del concepto de “bueno” como si fuera alguna propiedad natural (de allí surgió el nombre de “naturalista”). Él consideraba que era un concepto simple imposible de definir apelando a otro concepto.

Opiniones en contra

No todos los filósofos concuerdan en que esto representa una falacia, porque señalan que el término ético “bueno” puede ser definido en términos naturales no éticos. Consideran que los juicios éticos se originan directamente de los hechos; en otras palabras, que sí es posible argumentar a partir de un hecho a un valor.

Es obvio decir que hacer ejercicios físicos diariamente es saludable, porque ayuda a mantener en forma al cuerpo. Pero otra cosa es considerar que se debería hacer de la actividad física una obligación.

Hay un criterio científico para demostrar que la actividad física es beneficiosa para la salud. Lo discutible es cuando se impone (algo que se debe hacer) porque es “bueno”. Podría entonces surgir las preguntas: “¿bueno para todos?” o “¿bueno para quién?”.

Porque no todos los ejercicios son buenos para todas las personas. Una persona con una afección cardíaca que practique diariamente 400 metros planos, puede morir de un infarto debido a la aceleración que el ejercicio le provoca.

Ley de Hume

Los argumentos de Moore han sido asociados por algunos críticos con la no menos famosa ley de Hume. Esta ley establece la imposibilidad de extraer conclusiones morales a partir de premisas no morales, con el objeto de demostrar que la ética tiene un carácter ontológico autónomo.

La falacia de Hume plantea el debate entre el “es” y el “debe ser”. Hay personas que durante una discusión no aceptan otra verdad sino la suya, basados únicamente en que algo es así porque sí. No dan lugar a matices como “podría ser” o “tal vez”.

En ocasiones es difícil detectar este tipo de falacias, debido a los convencionalismos sociales y las normas moralmente aceptadas. La razón se obnubila y no se crea el espacio para la reflexión en torno a la validez real del argumento. ¿Por qué esto es así y no de otra manera?

Para la falacia naturalista no hay otra verdad sino la que está establecida como natural históricamente.

Ejemplos

La falacia naturalista tiene la siguiente forma lógica:

X es.

Entonces, X debería ser.

O lo que es igual a la inversa,

X no es.

Entonces, X no debería ser.

Ejemplo 1

Durante la Colonia, la esclavitud era considerada algo natural, pues los negros africanos y sus descendientes eran vistos como personas de raza inferior. Según este razonamiento entonces:

“Los esclavos son social y moralmente inferiores; por lo tanto, deben servir siempre a sus amos blancos y no ser liberados, porque es lo normal y así debe mantenerse”.

El hecho de que durante siglos la esclavitud fue una práctica legalmente aceptada y moralmente consentida, no la convierte en un derecho natural de los blancos, ni tampoco era correcta solo porque “es lo normal”.

Ejemplo 2

“Las personas adquieren sus enfermedades de la naturaleza; por lo tanto, no es moralmente correcto interferir con las leyes de la naturaleza y suministrar a los enfermos medicamentos”.

Si revisamos la afirmación “la naturaleza provoca enfermedades en las personas”, inferimos que se trata de una declaración de lo que es (una propiedad natural del mundo). Pero se le agrega un deber al decir “no es moralmente correcto interferir”. Como se ve, se trata de dos cosas distintas.

Ejemplo 3

“Los empresarios son más exitosos que los pobres en conseguir riqueza y poder. Por lo tanto, son moralmente mejores que los pobres, quienes merecen seguirlo siendo porque no hacen nada por salir de la pobreza”.

Según este argumento la riqueza y el poder están asociados a los empresarios; por ende, es natural o normal que los empresarios sean ricos (propiedad natural). Pero en cambio los pobres, que son moralmente inferiores, deben siempre ser pobres (propiedad moral).

Ejemplo 4

“La homosexualidad no es normal (propiedad natural); por lo tanto es / debería ser una conducta moralmente incorrecta (propiedad moral)”.

“La homosexualidad es / debería ser calificada como moralmente incorrecta (propiedad moral) ya que no es una conducta normal (propiedad natural)”.

La explicación es la siguiente: la homosexualidad (X) no es normal; es decir, X no lo es. Se argumenta que la homosexualidad es una conducta moralmente incorrecta (X no debería ser así) ya que no es normal (X no lo es).

El argumento de que la homosexualidad es anormal está basado en definir la normalidad como algo que ocurre comúnmente.

Entonces, por analogía, ¿quiere decir que robar o mentir son hechos normales, puesto que las personas en algún momento de su vida lo pueden hacer? Y además, ¿son acciones moralmente buenas y aceptadas debido a su naturaleza “normal”?

Referencias

  1. Naturalistic Fallacy. Consultado el 12 de marzo de 2018 de logicallyfallacious.com
  2. Naturalistic fallacy. Consultado de britannica.com
  3. Fallacies. Consultado de iep.utm.edu
  4. Naturalistic Fallacy: Definition & Examples. Consultado de study.com
  5. Naturalistic fallacy. Consultado de newworldencyclopedia.org
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here