Filemafobia: Síntomas, Causas y Tratamientos

La filemafobia es el miedo irracional y excesivo a los besos. No todos los miedos a besar implican de por sí la presencia de filemafobia, ya que el miedo que se experimenta en este trastorno de ansiedad debe tener unas características determinadas.

Primeramente cabe destacar que para hablar de filemafobia se tiene que experimentar niveles elevados de ansiedad y sensaciones de miedo ante la exposición  a un beso.

Filemafobia

Esta primera apreciación puede sonar superflua e innecesaria, ya que desde el principio ya se ha comentado que la filemafobia trata de eso, de fobia a los besos.

Sin embargo, es importante clarificar este primer punto, ya que la filemafobia es un trastorno de ansiedad en el que se experimenta miedo irracional cuando la persona se expone a un beso pero no lo hace cuando se expone a cualquier otra situación.

De este modo, es importante que se examine y se detalle de forma muy exacta cuál es el objeto temido.

Las personas podemos tener miedo a muchas cosas, y estos miedos se pueden extrapolar a la acción de besar, sin embargo, la filemafobia no posee estas características.

Un ejemplo para clarificar el tema

Una persona puede ponerse muy nerviosa al tener que besar a alguien por primera vez, hasta el punto de llegar a bloquearse y no poder realizar la acción.

En esta situación, la persona experimenta mucha ansiedad en el momento de dar un beso, ¿pero es realmente el beso el elemento fóbico?

Probablemente no, ya que en esta situación muy seguramente la persona experimente ansiedad por otros motivos.

Está nerviosa porque quiere iniciar una relación con esa persona, tiene mido a ser rechazada, a que la otra persona no quiera besarle o a que la otra persona no quiera mantener una relación con ella.

En este caso, vemos que se experimenta ansiedad ante una acción de besar, pero el elemento temido no es el beso en sí, sino todo lo que representa el hecho de besar.

Es decir, la persona no tiene miedo a besar, sino que tiene miedo a ser rechazada o a descubrir que la otra persona no tiene las mismas intenciones amorosas que ella.

Así pues, en este caso no hablaríamos de filemafobia (en principio) ya que los temores no están sujetos a la acción de besar, sino a otros aspecto.

Características de la filemafobia

Cuando hablamos de filemafobia, el objeto temido en sí mismo es el beso, por lo que la persona teme besar, que le bese e incluso le aterra ver otras personas haciéndolo.

Así mismo, para que este miedo experimentado pueda considerarse correspondiente a un trastorno de ansiedad, debe poseer otras características principales. Estas son:

  1. El miedo que se experimenta ante la exposición de una situación de beso es desproporcionado con respecto a las exigencias de la situación.
  2. La persona no puede explicar o razonar el temor que experimenta en esas situaciones, no le encuentra sentido, sabe que es irracional pero no puede evitarlo
  3. El miedo que experimenta cuando besa o es besado está más allá del control voluntario, no puede gestionar las sensaciones de terror y el miedo le gobierna de forma total.
  4. El miedo que experimenta la persona es tan elevado que le lleva, de forma sistemática, a evitar cualquier situación en la que se puede producir la acción de besar.
  5. El miedo que aparece ante las acciones de besar persiste a lo largo del tiempo y no aparece sólo de forma esporádica u ocasional.
  6. El miedo es totalmente desadaptativo, no aporta beneficios y origina problemas relacionales en la persona.
  7. El miedo que se experimenta ante estas situaciones no específico de una fase o edad determinada, por lo que persiste en las distintas etapas de la vida.

Con estas 7 características principales del miedo que se experimenta en la filemafobia ya vemos claramente que no todas las ansiedades que pueden aparecer ante una situación de beso corresponden al padecimiento de este tipo de fobia específica.

De este modo, si te pones nervioso cuando besas, temes que te besen de forma inesperada o te da miedo besar a alguien de forma concreta, no significa que tengas fobia a besar.

Así mismo, las personas con filemafobia no suelen temer el beso sólo cuando lo experimentan en primera persona, sino que también presentan un incremento exagerado de ansiedad cuando ven a otras personas besándose.

Finalmente, cabe destacar, que por obvio que parezca, las personas con filemafobia son totalmente incapaces de disfrutar cuando besan o son besado, aunque esta acción posea elementos gratificantes para la mayoría de personas.

Cuando una persona que padece filemafobia es expuesta a un beso, responde de forma automática con sensaciones de miedo y terror, por lo que vive el momento como altamente desagradable y lo único que desea es evitar esa situación.

¿Cuáles son sus causas?

Las causas de los trastornos de ansiedad son un tema controvertido y, en el caso de la filemafobia, no se conocen hoy en día factores únicos que puedan explicar la aparición del trastorno.

Una buena aproximación que intenta explicar la aparición de este tipo de fobias son las teorías cognitivo-conductuales.

Estas teorías intenta explicar como un estímulo previamente neutral (como es el beso) puede asociarse con estímulos aversivos hasta el punto de acabar temiéndolos por completo.

Un planteamiento que resulta bastante explicativo para la resolución de esta formulación es la teoría de los dos factores de Mowrer.

Esta teoría postula que el estímulo neutro (el beso) se vuelve en aversivo (temor al beso) a través de propiedades motivacionales.

Además, explica que el miedo se mantiene debido a la conducta de evitación que se realiza.

De este modo, cuando una persona que tiene fobia al beso evita las situaciones en las que se puede ver expuesto a un beso, dicha evitación es el factor principal que mantiene la fobia.

Así mismo, se postula que la filemafobia puede ser consecuencia de otras fobias relacionadas, como el miedo a la intimidad o a las relaciones sexuales.

Por lo que respecta los factores motivacionales que convierten el estímulo neutro en un estímulo fóbico y altamente temido, se postulan que las creencias religiosas o culturales pueden jugar un papel importante.

De este modo, los estilos educativos y las experiencias tempranas podrían ser factores principales en el desarrollo de este tipo de miedos.

Así mismo, la vivencia de algún trauma relacionado con el ámbito sexual como sufrir una violación o mantener relaciones sexuales desagradables podrían ser otros factores que expliquen el inicio de la filemafobia.

Así pues, se entiende la causa esta alteración psicológica desde un punto de vista multifactorial en el que, tanto aspectos educativos, aprendizajes, creencias, experiencias tempranas y rasgos de personalidad se retroalimentan entre sí para dar lugar a la fobia a los besos.

¿Se puede tratar?

El aspecto más positivo que presentan las fobias es que pueden ser tratadas y gestionadas con relativa eficacia, por lo que se podría afirmar que la filemafobia tiene solución.

Por lo general, existen muchos tipos de fobias específicas que no requieren tratamiento ya que la repercusión que tienen en el día a día de la persona que las padece es mínima.

Un ejemplo claro puede ser la fobia a las arañas o a otros animales, las cuales interfieren muy poco en la calidad de vida de las personas y un individuo puede vivir con estas fobias prácticamente sin problema.

El caso de la filemafobia es distinto ya que debido a las características del objeto temido, trata de una enfermedad que puede repercutir mucho más en la vida de la persona.

De hecho, besar es una de las conductas más especiales y gratificantes que tenemos las personas, así como uno de nuestros principales recursos para expresar sentimientos y aprecio a nuestros seres queridos.

Una personas con filemafobia posee patrones emocionales iguales a los que posee una persona sin esta alteración, por lo que es capaz de querer, apreciar y amar a otras personas.

Sin embargo, lo que le limita es una de las acciones de expresión emocional que tenemos los humanos, el beso.

Así pues, es conveniente que las personas con filemafobia traten su miedo a través de la psicoterapia para poder eliminar sus fobias.

Tratamiento cognitivo conductual

La intervención psicológica que ha demostrados ser más eficaz en estos casos es el tratamiento cognitivo conductual, ya que permite remediar prácticamente todos los casos de fobia específica.

Estos tratamientos se caracterizan por aplicar tanto técnicas cognitivas (abordan el pensamiento) como conductuales (abordan las acciones).

En el caso de la filemafobia las dos técnicas principales son la relajación y la exposición.

Con la relajación se consigue reducir los niveles de ansiedad y proporcionar a la persona un estado de calma que le permita desarrollar habilidades para controlar su miedo.

Con la exposición se expone a la persona a un elemento temido (al beso) cuando esta ha estado previamente relajada y se pretende que la persona vaya acostumbrándose al estímulo temido hasta dejar de temerlo.

Finalmente se pueden aplicar técnicas cognitivas para reestructurar creencias distorsionadas sobre el beso que puedan resultar importantes en el mantenimiento de la fobia.

Referencias

  1. Becker E, Rinck M, Tu ¨rke V, et al. Epidemiology of specific phobia types: findings from the Dresden Mental Health Study. Eur Psychiatry 2007;22:69–7.
  2. Ost LG, Svensson L, Hellstrom K, Lindwall R. One-session treatment of specific phobias in youth: a randomized clinical trial. J Consult Clin Psychol 2001;69:814–824.
  3. Peurifoy, R.Z. (2007). Venza sus temores. Ansiedad, fobias y pánico. Barcelona: Robin Book.
  4. Peurifoy, R.Z. (1999). Cómo vencer la ansiedad. Un program a revolucionario para eliminarla definitivamente. Bilbao: Desclée De Brouwer.
  5. Suinn, R.M. (1993). Entrenamiento en manejo de la ansiedad . Bilbao: Desclée de Brouwer
  6. Ballester, R. y Gil Llafrio, M.D. (2002). Habilidades sociales . Madrid: Síntesi
  7. Fuente imagen.
COMPARTIR
Graduado en Psicología y Máster en Psicopatología Clínica del Adulto.

1 Comentario

  1. Buen articulo men, llegue aqui luego de conocer una chica que no solo le gusto… sino, se que me desea (Modestia aparte). En un momento ofrecí besarla pero era broma, en realidad no se lo habia ganado, entonces me sale con esto de que es filemafobica. . . Al principio crei que me tomaba el pelo o me hacia un test o algo asi. ahora veo que es real… Lo cierto es que antes o después, terminaré con su fobia heheh. Gracias Crack!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here