Flora y fauna de Misiones (Argentina): especies representativas

La flora y fauna de Misiones (Argentina) está caracterizada por especies como el guatambú, el palo rosa, el tapir o el carayá rojo. Misiones conforma una de las 23 provincias que existen en Argentina. Geográficamente se encuentra ubicada en la zona Metropolitana, al noreste del país.

Esta región, la segunda más pequeña del país, es una continuidad geográfica de la meseta de Paraná, localizada en Brasil. Por ello, en medio de los bosques subtropicales, pudieran existir elevaciones de 200 a 800 metros.

Yaguarete. Fuente: Charles J Sharp [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)] Ceibo Fuente: Frank Vincentz [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/)]

La provincia cuenta con el Parque Nacional Iguazú, donde se encuentran las Cataratas de Iguazú. Estas fueron designadas por la UNESCO, en 1984, como Patrimonio Mundial de la humanidad.

La selva de Misiones pudiera albergar más de 2000 especies de plantas y numerosos animales. Así, dentro de la diversidad animal se pueden encontrar los vencejos de cascada, el tucán y el yaguareté.

Flora de Misiones

Guatambú (Balfourodendron riedelianum)

Este árbol, que pertenece a la familia de las Rutaceae, se localiza en Brasil, Argentina y Paraguay. Usualmente tiene un crecimiento de 1,6 metros por año, debido a lo cual puede llegar hasta los 18 metros de altura.

El guatambú tiene un tronco recto, con un diámetro aproximado de 0,75 metros. La copa es globosa y está formada por hojas trifoliadas en tonos verdes.

Es un árbol que crece en climas subtropicales. En el bosque alto, esta especie tiene una alta densidad por hectárea, a pesar de ser poco tolerante a la sequía.

La madera que se obtiene de este árbol tiene un color blanco amarillento, siendo ampliamente utilizada en la industria maderera. Se emplea, por ejemplo, en la fabricación del piso de parqué, la mueblería y la elaboración de las tablas de skate.

Palo rosa (Aspidosperma polyneuron)

El palo rosa, también llamado popularmente como peroba rosa, es un árbol nativo de Argentina, Paraguay y Brasil. En 1986, el palo rosa fue de declarado monumento natural de la provincia argentina de Misiones.

Es un árbol emergente que crece aproximadamente 40 metros de altura. La copa domina sobre el resto de los árboles que lo rodean, formando así extensos y densos rodales. La floración ocurre de septiembre a noviembre, mientras que la fructificación tiene lugar durante los meses de octubre a noviembre.

La madera del Aspidosperma polyneuron es rosada oscura, con un peso de 0,7 g/cm3. Debido a su alta resistencia y fortaleza es empleada en la carpintería, en la elaboración de muebles y en la construcción. También es ampliamente utilizada en la apicultura, como una especie melífera.

Curupáy (Anadenanthera colubrina)

Este árbol, originario de Suramérica, crece rápidamente de 1 a 1,5 metros al año. Debido a esto pudiera alcanzar una altura máxima de 30 metros. Su corteza es de color gris oscuro, con numerosas espinas. Con relación a las hojas, tienen la particularidad que se doblan en la noche. La floración de esta especie ocurre de septiembre a diciembre.

El curupay se distribuye en Bolivia, Argentina, Brasil, Ecuador, Perú, Paraguay y Chile. Se desarrolla en colinas rocosas cercanas a los ríos, donde el suelo se encuentre bien drenado.

La madera es utilizada para construir puertas, vigas, pisos y marcos de ventanas. En las fincas suele emplearse para construir las cercas, debido a que no son atacadas por las termitas.

Ceibo (Erythrina crista-galli)

Esta especie suramericana pertenece a la subfamilia Faboideae, encontrándose distribuida  al centro-este y al noreste de Argentina, en Bolivia, Uruguay y Paraguay. El árbol y la flor del ceibo son símbolos naturales nacionales de Uruguay y de Argentina.

El ceibo o bucaré es un árbol que tiene una altura entre 5 y 10 metros, aunque pudiera alcanzar los 20 metros. Tiene una raíz pivotante, con varias nudosidades. Estas se deben a la presencia de bacterias nitrificantes que habitan en simbiosis en las raíces, donde fijan el nitrógeno absorbido.

El tallo es irregular, tortuoso y leñoso, con ramas espinosas que se secan tras la floración. Las flores son rojas y se presentan en forma de inflorescencia arracimadas. Estas son completas, pentámeras y de simetría bilateral.

Fauna de Misiones

Carayá rojo (Alouatta guariba)

Este mono tiene un cuerpo robusto, siendo el macho más grande y fuerte que la hembra. El pelaje es áspero y largo, con una coloración particular, que distingue a la especie. Así, esta podría variar desde el color pardo hasta un rojizo anaranjado, destacándose en la región dorsal ciertos matices en tonos dorados.

Tiene una barba abultada, en un tono pardo oscuro o rojizo. En el macho es más notoria que en la hembra, debido a que tiene más desarrollado la mandíbula inferior y el hueso hioides. Estas características permiten que el carayá rojo emita sonidos muy fuertes, debido a lo cual también es conocido como mono aullador.

Es un animal arborícola, habitando así en la copa de los árboles de bosques, selvas y sabanas húmedas. Por otra parte, se alimenta de brotes, hojas y frutas.

Tapir suramericano (Tapirus terrestres)

El tapir es un mamífero placentario que tiene un cuerpo grande y robusto. Esta especie pudiera pesar entre 225 y 300 kilogramos y tener una longitud, sin la cola, de 180 a 220 centímetros. La cola podría medir entre 5 y 10 centímetros.

A nivel dorsal y a los costados tiene un pelaje pardo negruzco. Por el contrario, en el pecho, las extremidades y en el vientre presentan una coloración marrón oscuro.

Los ojos del Tapirus terrestres son pequeños y se encuentran hundidos. Esta característica es beneficiosa para el animal, debido a que los ojos se encuentran menos expuestos a los roces con las ramas, con las que pudieran impactar mientras corren a través de la maleza.

La cabeza es corta, con el labio superior desarrollado. Este, al unirse con la nariz, forma una trompa de tamaño pequeño. Dicha estructura es prensil, flexible y está cubierta de vibrisas sensoriales. Con la trompa, el tapir puede alcanzar los brotes y las hojas para alimentarse de ellos.

Yaguareté (Panthera onca)

El yaguareté o yaguar es un felino perteneciente al género Panthera. Se caracteriza por ser un animal musculoso y robusto, con un peso que podría variar entre 56 y 96 kilogramos.

Su longitud puede estar entre 162 y 183 centímetros, a los que se le añade alrededor de 75 centímetros de la cola. Sin embargo, la hembra pudiera ser hasta un 20% más pequeña que el macho.

Este mamífero carnívoro tiene una coloración entre amarillo claro y castaño rojizo, con manchas en forma de rosa. Estas, en el cuello y en la cabeza, son sólidas. Sin embargo, en la cola pueden unirse formando una franja. En cambio, la zona ventral, la parte interna de las patas y el cuello son blancos.

Es un feroz depredador, teniendo una potente mandíbula. Así, con su mordida, pudiera traspasar el caparazón de una tortuga. Aparte de esto, la estructura fuerte y corta de sus extremidades convierte al yaguareté en un hábil escalador y nadador.

Este felino es capaz de capturar a presas que lo superan en peso y tamaño, pudiendo arrastrar su cuerpo hasta por 8 metros.

Yarará (Bothrops alternatus)

Esta serpiente venenosa pertenece a la subfamilia Crotalinae, siendo endémica de Bolivia, Brasil y Paraguay. También habita en Argentina y Uruguay. Es un reptil grueso y grande, con una longitud que pudiera exceder los dos metros. No obstante, las hembras suelen ser más largas y pesadas que los machos.

A ambos lados de la cabeza, en medio del ojo y el hocico, tiene una depresión profunda en el lorum, conocida como foseta loreal. En cuanto a su función, esta cavidad termorreceptora sirve para detectar aquellos animales que producen radiaciones electromagnéticas infrarrojas.

Los especialistas han demostrado que, aunque esta serpiente sea privada de su vista y olfato, pudiera atacar con alta precisión a cualquier animal, si este es por lo menos 0,2°C más caliente que la temperatura del ambiente.

El Bothrops alternatus ataca únicamente ante una amenaza. Sus mordeduras pocas veces son fatales, pero frecuentemente causan graves daños en los tejidos corporales.

Referencias

  1. Wikipedia (2019). Misiones province. Recuperado de en.wikipedia.org.
  2. Encyclopedia britannica (2019). Misiones, Province, Argentina. Recuperado de britannica.com.
  3. Fontana, José. (2014). Northeastern Argentine rheophile vegetation. Plant communities with Podostemaceae of the Misiones Province. Boletin de la Sociedad Argentina de Botanica. ResearchGate. Recuperado de researchgate.net.
  4. Velazco, Santiago, Keller, Héctor, Galvão, Franklin. (2018). Small but important: The woody vegetation communities on the sandstone outcrops of Teyú Cuaré (Misiones, Argentina). Boletin de la Sociedad Argentina de Botanica. ResearchGate. Recuperado de researchgate.net.
  5. Diego Eduardo Gutiérrez Gregoric, Verónica Núñez, Roberto Eugenio Vogler,
  6. Ariel Aníbal Beltramino, Alejandra Rumi (2013). Gasterópodos terrestres de la provincia de Misiones, Argentina. CONICET digital. Recuperado de ri.conicet.gov.ar.
  7. Ministerio de Turismo, Misiones, Provincia. (2019) Flora and fauna de Misiones. Recuperado de misiones.tur.ar.
Licenciada en Biología, Máster en Orientación Educativa, con más de 25 años de experiencia pedagógica en los diferentes niveles de educación básica, media y superior. Consultora en programas de crecimiento personal y de desarrollo de habilidades en las deficiencias de aprendizaje. Amante y proteccionista de los animales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here