Flores de Bach: ¿Sirven para el Tratamiento de la Ansiedad y la Depresión?

Hay indicios de que las flores de Bach sirven para el tratamiento de la ansiedad y la depresión. Conocidas también como remedios florales de Bach o esencias florales de Bach, nos encontramos ante un conjunto de preparados artesanales no farmacológicos. ¿Son efectivos? Lo analizamos en este artículo.

Estos preparados son elaborados a partir de una decocción o maceración en agua de flores maduras de diversas especies vegetales silvestres.

Flores de Bach en bote medicinal como tratamiento de la depresión y la ansiedad

La elaboración obtenida se almacena en frascos de vidrio opaco a través de una solución hidro-alcohólica. Estos elementos no poseen principios farmacológicamente activos más allá del alcohol, por lo que no poseen acciones biológicas y fisiológicas.

No obstante, estos remedios se emplean de forma habitual para el tratamiento del estrés, la ansiedad, la depresión, la impaciencia y los traumas, así como para adelgazar.

Estos compuestos se basan en la mezcla de 38 remedios diferentes. Según el autor de esta terapia, la eficacia del tratamiento con flores de Bach reside en la combinación de remedios que se realiza en cada caso específico.

En la actualidad, la eficacia de estos remedios plantean cierta controversia en el mundo de la medicina. La terapia con flores Bach se encuadra como una variante de la terapia médica, pero su clasificación resulta compleja y generalmente está considerada como una variante de la homeopatía.

En este artículo se comentan las propiedades de las flores de Bach, y se revisa la literatura disponible acerca de su eficacia para tratar la depresión y la ansiedad.

¿Qué son las flores de Bach?

Las flores de Bach son un conjunto de remedios florales que fueron descubiertos por el médico y homeópata inglés Edward Bach, a principios del siglo pasado.

Según Edward Bach, la enfermedad es el resultado de un desequilibrio emocional, el cual se produce en el campo energético de la persona. Si este desequilibrio persiste, se origina la patología en el cuerpo físico.

El homeópata inglés postulaba que el desequilibrio emocional resultaba una de las causas principales de muchas enfermedades físicas. Por este motivo, investigó acerca de remedios florales que permitieran atacar de raíz la causa del desequilibrio patológico.

En este sentido, Edward Bach determinó la presencia de 38 remedios florales, los cuales, pueden resultar beneficiosos para una gran número de patologías en función de su combinación.

¿Qué es la terapia con flores de Bach?

La terapia con flores de Bach se encuadra hoy en día como una variante de la terapia médica alternativa.

Los principios de esta terapia radican en la administración de combinaciones específicas de los 38 remedios florales postulados por el autor.

Cada una de las flores presentaría una función principal, por lo que dependiendo de la alteración emocional que presenta la persona, se debe efectuar una combinación específica de remedios.

Los remedios florales postulados por el médico inglés, así como la función principal de cada una de ellas son las siguientes:

  1. Agrimony: sirve para intervenir el malestar mental oculto.
  2. Aspen: se emplea para tratar el miedo o la ansiedad de origen desconocido.
  3. Beech: permite tratar la intolerancia.
  4. Cenuary: se utiliza para personas serviciales que no saben decir “no”.
  5. Cerato: se empela para personas inseguras.
  6. Cherry plum: sirve para tratar la histeria y el temor a perder el control
  7. Chestnut Bud: sirve para intervenir la incapacidad de aprender de los errores.
  8. Chicory: se emplea para tratar el amor egoísta y posesivo.
  9. Clematis: sirve para personas que no afrontan el presente y la realidad.
  10. Crab Apple: resulta una flor “limpiadora”.
  11. Elm: se utiliza para personas abrumadas por las responsabilidades.
  12. Gentian: permite mejorar el desánimo y el abatimiento reactivo.
  13. Gorse: se emplea para tratar la desesperanza y el derrotismo.
  14. Heather: útil para la intervención del egocentrismo.
  15. Holly: permite tratar el odio, la envidia y los celos.
  16. Honeysuckle: se emplea para personas que “viven en el pasado”.
  17. Hornbeam: se utiliza para eliminar el cansancio.
  18. Impatiens: permite reducir la impaciencia.
  19. Larch: resulta beneficiosa para tratar la falta de confianza.
  20. Mimulus: se utiliza para tratar el miedo a las cosas conocidas.
  21. Mustard: se emplea para tratar la tristeza profunda.
  22. Oak: se recomienda su uso en personas que superan el punto de agotamiento
  23. Olive: permite recuperar la energía tras un esfuerzo físico o mental.
  24. Pine: se emplea para tratar los sentimientos de culpa.
  25. Red Chestnut: se utiliza para tratar la preocupación excesiva.
  26. Rock Rose: permite tratar el miedo extremo.
  27. Rock Water: se emplea para intervenir la rigidez y la auto-represión.
  28. Scleranthus: se utiliza en personas incapaces de elegir entre alternativas.
  29. Star of Bethlehem: permite intervenir el shock y la conmoción.
  30. Sweet Chestnut: se emplea para tratar la angustia mental extrema.
  31. Vervain: permite controlar el exceso de entusiasmo.
  32. Vine: se utiliza en personas dominantes e inflexibles.
  33. Walnut: permite proteger el cambio y las influencias no deseadas.
  34. Water Violet: se emplea en personas reservadas.
  35. White Chestnut: se utiliza para tratar los pensamientos no deseados.
  36. Wild Oat: trata la incertidumbre sobre la propia dirección en la vida.
  37. Wild Rose: interviene la resignación y la apatía.
  38. Willow: trata la autocompasión y el resentimiento.

Eficacia de las flores de Bach

En la actualidad, la comunidad científica discute acerca de que las flores de Bach tengan algún valor terapéutico más allá de los efectos atribuibles al placebo.

En este sentido, la validez científica de este tipo de tratamiento está puesta en entredicho principalmente por dos motivos:

En primer lugar, los 38 remedios florales de Bach no fueron elegidos con criterios racionales, basados en evidencias científicas acerca de sus propiedades.

Así mismo, algunos autores postulan que la elección de flores se realizó mediante la doctrina de las signaturas, la cual en la actualidad es interpretada únicamente como una forma de pensamiento mágico.

Por otro lado, se discute la eficacia de las flores de Bach ya que este tratamiento contradice todo el conocimiento científico desarrollado experimentalmente desde la ilustración.

La evidencia científica actual se basa en la interpretación de los fenómenos como resultado de la interacción física entre los sistemas materiales, mientras que la terapia con flores de Bach se basa fenómenos espirituales y no físicos.

Eficacia de las flores de Bach para la ansiedad

A pesar de que la evidencia científica acerca de las propiedades terapéuticas de las flores de Bach es limitada hoy en día, hay ciertos estudios que apuntan que estos elementos pueden aportar efectos beneficiosos en ciertos aspectos.

Concretamente, tal y como postula el autor de este tratamiento referente a la medicina alternativa, sus propiedades terapéuticas recaen en la intervención de alteraciones psicológicas.

Por lo que respecta las problemáticas de ansiedad, la sociedad para el estudio y la difusión de la terapia de Bach de Cataluña llevó a cabo una investigación acerca de sus efectos terapéuticos.

Dicha investigación fue realizada en adolescentes con cardiopatías que se encontraban ingresado en el Cardiocentro “Ernesto Guevara de la Serna” de la ciudad de Santa Clara.

El estudio, que se llevó a cabo en el año 2003, partía de la hipótesis de que la terapia floral de Bach permite aliviar la sintomatología ansiosa de los pacientes.

Los sujetos de la investigación fueron seleccionados en consulta externa por presentar ansiedad anticipatoria, y a cada uno de ellos se les administró un remedio floral, seleccionando como tratamiento básico para todos los casos las siguientes flores:

  1. Star of Bethlehem: debido al significado traumático de la patología y de la cirugía.
  2. Walnut: para potenciar la adaptación a los cambios que se enfrentan los pacientes.
  3. Agrimony: por sus propiedades ansiolíticas.
  4. Mimulus: por el temor que origina la cirugía.

Los resultados obtenidos mostraron que la terapia floral de Bach permitía reducir la ansiedad anticipatoria. No obstante, para demostrar la eficacia de estos elementos para tratar la ansiedad se requeriría una mayor investigación acerca de sus propiedades terapéuticas.

Eficacia de las flores de Bach para la depresión

Por lo que respecta la eficacia de la terapia floral para el tratamiento de la depresión, la evidencia científica también resulta limitada. Sin embargo, tal y como sucede con la ansiedad, ciertas investigaciones han mostrado propiedades terapéuticas.

De hecho, un estudio realizado en la misma institución que la comentada anteriormente, mostró que la terapia con flores de Bach permitía disminuir la sintomatología depresiva de los pacientes.

Concretamente, un total de 33 adultos con síntomas depresivos situacionales y diagnóstico de distimia mejoraron su sintomatología tras el tratamiento con flores de Bach.

Así mismo, un estudio descriptivo longitudinal realizado por Julio César López Suárez mostró que el tratamiento con flores de Bach originaba una mejoría de los síntomas clínicos presentes en pacientes con menopausia.

Cabe destacar que en este caso los sujetos de la investigación no padecían un trastorno depresivo, pero sí que la mayoría de ellos presentaban sintomatología de depresión.

Así pues, las flores de Bach son elementos que han mostrado resultar beneficiosos para el tratamiento de ansiedad y depresión. No obstante, los resultados obtenidos acerca de sus efectos son limitados y no permiten demostrar su eficacia terapéutica, motivo por el cual no constituyen tratamientos de primera elección para este tipo de afecciones.

Referencias

  1. Bach, Edward (1931).Heal thyself : an explanation of the real cause and cure of disease. London: C.W. Daniel.
  2. Barnard, Julian (2004).Bach Flower Remedies. Great Barrington, MA: Lindisfarne Books. p. 64. 
  3. Blowe G. El nuevo manual de la curación por las flores de Bach. México: Océano, 1996.
  4. S. Vohra (2002).Bach flower remedies : a comprehensive study. New Delhi: Health Harmony. p. 258. 
  5. Ernst E (2002). “”Flower remedies”: a systematic review of the clinical evidence”.Wiener Klinische Wochenschrift. 114 (23–24): 963–966.
  6. Julio César López Suárez. Bach flower therapy in the treatment of female climacteric syndrome. MEDICIEGO 2011; 17(Supl.1).
  7. Yanet Pérez Sorí. Efectividad de la terapia floral para el tratamiento de la depresión en pacientes tributarios a cirugía cardiovascular. Societat per a l’estudi de la terapia del Dr. Bach de Catalunya.
COMPARTIR
Graduado en Psicología y Máster en Psicopatología Clínica del Adulto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here