Las 100 Mejores Frases de Groucho Marx

Te dejo las mejores frases de Groucho Marx (1890-1977), actor, humorista y escritor estadounidense, conocido principalmente por ser uno de los miembros de los hermanos Marx.

Groucho Marx nació el 2 de octubre de 1890 con el nombre de Julius Henry Marx en Nueva York. Pasó casi siete décadas haciendo reír a la gente con sus frases ingeniosas e ingenio.

Frases de Groucho Marx

Realizó 13 largometrajes con sus hermanos, conocidos como Los Hermanos Marx (Harpo Marx y Chico Marx), de los cuales él era el tercero. También tenía una carrera a solas exitosa, sobre todo en radio y televisión.

Su aspecto distintivo incluía peculiaridades como una postura exageradamente encorvada, gafas, cigarros, y un bigote y cejas bastante gruesos.

En la década de 1920, los Hermanos Marx eran muy populares y mucha gente acudía a sus obras. Realizaron películas antes de separarse en 1949, momento en el que Groucho actuó solo en radio y televisión. Murió el 19 de agosto de 1977.

También te pueden interesar estas frases divertidas o estas sarcásticas.

Las mejores citas de Groucho Marx

-¿Por qué debería preocuparme la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?

-¿Servicio de habitaciones? Envíe una habitación más grande.

-El humor es la razón convertida en locura.

-Una cama de hospital es un taxi aparcado con el contador en marcha.

-Me niego a unirme a un club que me tuviera como miembro.

-A parte del perro, un libro es el mejor amigo del hombre. Dentro de un perro esta demasiado oscuro para leer.

-Cualquiera que diga que puede ver a través de las mujeres se esta perdiendo mucho.

-El hombre no tiene control sobre su destino. La mujer en su vida lo hace por él.

-El secreto de la vida es la honestidad y el trato justo. Si puedes fingir eso, lo tienes hecho.

-Todas las personas nacen iguales, excepto los republicanos y demócratas.

-El matrimonio es una institución magnífica, ¿pero quién quiere vivir en una institución?

-Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, voy a otra habitación y leo un libro.

-Detrás de cada hombre exitoso hay una mujer, detrás de ella hay una esposa.

-Mi madre amaba a los niños, hubiera dado cualquier cosa porque yo hubiese sido uno.

-Hacerse viejo no es problema. Solo tienes que vivir lo suficiente.

-Fui casado por un juez. Debí haber pedido a un jurado.

-Me abrí paso desde tener nada a la extrema pobreza.

-Recuerdo la primera vez que tuve relaciones sexuales, conservo el recibo.

-Ningún hombre se va antes de tiempo, al menos que el jefe se vaya temprano.

-Antes de hablar, tengo algo importante que decir.

-La próxima vez que te vea, recuérdame no volver a hablarte.

Gruoucho en el programa de TV You Bet Your Life. 20 de Abril de 1958.

-Una mañana disparé a un elefante en pijama. Cómo entro en mi pijama nunca lo sabré.

-La inteligencia militar es una contradicción de términos.

-Un gato negro cruzando tu camino significa que el animal va a alguna parte.

-Hay una forma de saber si un hombre es honesto; pregúntaselo. Si dice que si, sabrás que es un sinvergüenza.

-Nunca olvido una cara, pero en tu caso estaré encantado de hacer una excepción.

-Tengo la intención de vivir para siempre, o morir intentándolo.

-¿A quién vas a creer, a mi o a tus propios ojos?

-La política es el arte de buscar problemas, encontrándolos en todas partes, diagnosticándolos de forma incorrecta y aplicando los remedios incorrectos.

-Yo, no los eventos, tengo el poder de hacerme feliz o infeliz hoy. Puedo elegir qué será. El ayer esta muerto, el mañana no ha llegado todavía. Solo tengo un día, hoy, y voy a ser feliz.

-Debo confesar que nací a una edad muy tardía.

-Tengo el cerebro de un niño de 4 años. Apuesto a que estaba contento de deshacerse de el.

-Si has escuchado antes esta historia, no me pares, porque me gustaría escucharla de nuevo.

-Me encantaría ser incinerado. Una décima parte de mis cenizas deberán darse a mi agente, como esta escrito en nuestro contrato.

-La política no hace compañeros de cama extraños, el matrimonio si.

-Las esposas son personas que sienten que no bailan lo suficiente.

-Estos son mis principios y si no te gustan, tengo otros.

principios Groucho Marx

 

 

-La justicia militar tiene de justicia lo que la música militar de música.

-Váyase y nunca oscurezca mis toallas de nuevo.

-Me voy porque el tiempo es demasiado bueno. Odio Londres cuando no esta lloviendo.

-Aprende de los errores de otro y nunca vivirás lo suficiente para cometer los tuyos.

-Una mujer es un placer ocasional, pero un puro siempre es un puro.

-Solo un hombre en un millón es un líder de hombres, los otros 999 siguen a las mujeres.

-Un hombre es joven hasta donde su mujer dice.

Groucho Marx y Eve Arden en Una tarde en el circo (1939)

-La edad no es un tema particularmente interesante. Cualquiera puede hacerse viejo. Lo único que tienes que hacer es vivir lo suficiente.

-No me enloquece la realidad, pero sigue siendo el mejor lugar donde obtener una comida decente.

-El dinero no te hará feliz y tú no harás feliz al dinero.

-Puedo bailar contigo hasta que las vacas vuelvan a casa. Pensándolo bien prefiero bailar con las vacas mientras llegas.

-El dinero te libera de hacer las cosas que te desagradan. Desde que no quiero hacer todo, el dinero es útil.

-Las mujeres deben ser obscenas y no oír.

-Es mejor tener una guardilla perdida que no tener una guardilla en absoluto.

-Eres la razón de que nuestros hijos sean feos.

-Si quieres ver un desnudo cómico deberías verme en la ducha.

-Entonces, el Arte es Arte no? Por otro lado, el agua es agua. Y el Este es el Este. Y el Oeste es Oeste y si tomas los arándanos y los guisas como salsa de manzana saben mucho mejor que las ciruelas pasas.

-Tuve una excelente tarde. Pero ésta no fue.

-Si no te estás divirtiendo, estás haciendo algo mal.

-El ayer está muerto, el mañana no ha llegado todavía. Solo tengo un día y voy a ser feliz.

-Bienaventurados los agrietados, porque ellos dejan entrar la luz.

-Mientras que el dinero no puede comprar felicidad, ciertamente te permite elegir tu propia forma de miseria.

-No tengo más que respeto por usted y no tengo mucho de eso.

-Sea lo que sea estoy en contra.

-Ella es mitad Judía. ¿Qué tal si ella pasa de la cintura para arriba?.

George Fenneman y Groucho Marx en la versión de radio de You Bet Your Life.

-Puede lucir como idiota y hablar como idiota, pero no lo dejes engañarte. Realmente es un idiota.

-Amo mi cigarrillo, pero lo saco de mi boca de vez en cuando.

-Ella obtuvo esa imagen de su padre. Él es un cirujano plástico.

-Debemos tener una guerra. Ya he pagado meses de renta en el campo de batalla.

-Ya sea que él se murió o mi reloj se detuvo.

-Quienquiera que lo haya llamado besuqueo es un pobre conocedor de la anatomía.

-No hay sonido más dulce que el desmoronamiento del prójimo.

-¿Por qué debería hacer algo para la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?

-Estoy libre de todo prejuicio. Igual los odio a todos.

-El tiempo cura todas las heridas.

Chico & Groucho Marx

-La risa única proviene del desespero.

-Nadie es completamente infeliz con los fracasos de su mejor amigo.

-Está tan enamorada de mí, no sabe nada. Por eso está enamorada de mí.

-Cualquier lugar en el que cae mi cabeza es mi hogar.

-Todos los genios mueren jóvenes.

-Un niño de cinco años entendería esto. Envía a alguien para que traiga a un niño de cinco años.

-Desde el momento en que tomé su libro hasta que lo dejé, me convulsioné de la risa. Algún día intentaré leerlo.

-Le envié al club un telegrama declarando: POR FAVOR ACEPTA MI RENUNCIA. NO QUIERO PERTENECER A NINGÚN CLUB QUE ME ACEPTE COMO MIEMBRO.

-He tenido una noche perfectamente maravillosa. Pero esta no fue.

-No es necesario tener familiares en Kansas City para ser infeliz.

-El tiempo vuela como una flecha. La fruta vuela como un plátano.

-No tengo una fotografía, pero puedes tener mis huellas. Están arriba en mis calcetines.

-Cuando estás en la cárcel, un buen amigo tratará de rescatarte. Un mejor amigo estará en la celda de al lado diciendo, ‘Maldición, eso fue divertido’.

-Algunas personas afirman que el matrimonio interfiere con el romance. No hay duda al respecto. Siempre que tengas un romance, tu esposa está obligada a interferir.

-Sólo dame un cómodo sofá, un perro, un buen libro, y una mujer. Entonces, si luego puedes conseguir que el perro vaya a algún lugar y lea el libro, yo podría tener un poco de diversión.

-La próxima vez que te vea, recuérdame que no te hable.

-El tiempo hiere todos los talones.

-Hola, tengo que irme, no puedo quedarme. He venido a decir que debo irme. Me alegro de haber venido, pero igual tengo que irme.

-El problema de escribir un libro sobre ti mismo, es que no puedes engañar. Si escribes sobre otra persona, puede estirar la verdad desde aquí hasta Finlandia. Si escribes acerca de ti mismo, la menor desviación te hace darte cuenta instantáneamente de que puede haber honor entre los ladrones, pero sólo eres un mentiroso sucio.

-¿Te importaría si no fumo?

-Dejaré de leer a Lolita durante seis años más hasta que ella cumpla los 18 años.

-Estaba casado por un juez. Debería haber pedido un jurado.

-Groucho: ¿Sabes que creo que eres la mujer más bella del mundo?

Mujer: ¿En serio?

Groucho: No, pero no me importa mentir si me lleva a algún lugar.

-¡Aquí está, por nuestras esposas y novias… que nunca se encuentren!

-He estado buscando a una chica como tú, no tú, pero como tú.

-Creo que las mujeres son sexys cuando tienen algo de ropa encima. Y si más tarde se la quitan, entonces has triunfado. Alguien dijo una vez que es lo que no ves lo que te interesa, y eso es cierto.

-Leí en los periódicos que van a tener 30 minutos de cosas intelectuales en la televisión todos los lunes de 7:30 a 8:00 para educar a América. No podrían educar a América aun si comenzaran a las 6:30.

-La justicia militar es a la justicia lo que es la música militar para la música

-Policía: “Un ermitaño ¿eh?, entonces, ¿por qué tu mesa está puesta para cuatro?”

Groucho: “Eso no es nada, mi despertador está puesto para las ocho”

-Nos veremos en el teatro esta noche. Te guardaré el asiento hasta que llegues. Una vez que llegues; estás por tu cuenta.

-No me gustó la obra, pero luego la vi en condiciones adversas: el telón estaba levantado.

-Las novias de Hollywood guardan los ramos y tiran a los novios.

-Pagar pensión alimenticia es como alimentar con heno a un caballo muerto.

-¿Fuiste tú o fue el pato?

-Nunca voy al cine cuando las tetas del héroe son más grandes que las de la heroína.

-¡Si te abrazo más cerca estaré detrás de ti!

-Te voy a enseñar a patearme… Tú no necesitas enseñarme, ¡yo ya sé cómo!

-¡Y deja de señalarme con esa barba, puede que se te caiga!

-¡Cásate conmigo y nunca más miraré a otro caballo!

-La mayoría de las mujeres jóvenes no escuchan los consejos promiscuos (o es eso, o mi suerte es terrible.)

-Chico: Aquí está el libro, es un dólar.

Groucho: Un billete de diez, dame el cambio.

Chico: No tengo cambio, tendré que darte nueve libros más.

-Mi poema favorito es el que comienza “treinta días tiene septiembre” porque realmente te dice algo.

-No me siento muy bien. Necesito un médico inmediatamente. Junto al campo de golf más cercano.

-¿Por qué te azotaría como a un caballo si tengo un caballo?

-El matrimonio es la causa principal del divorcio.

-Ríe y el mundo se ríe contigo, llora y probablemente estás viendo el canal equivocado.

-Con la posible excepción de alguna ropa, los salones de belleza y Frank Sinatra, hay pocos temas en que todas las mujeres concuerden.

-¡Venid chicas y abandonad toda esperanza!

-No mires, pero hay un hombre de más en esta habitación y creo que eres tú.

-Si te parece difícil reírte de ti mismo, no me importaría hacerlo en tu lugar.

-La primera cosa que recuerdo con respecto a mí es que nací. Palabras simplemente hermosas. Esta vida, que ni el tiempo ni la eternidad pueden disminuir, este alma sempiterna inició. Mi mente se pierde en las profundidades de estas palabras.

-¿Morir, cariño? ¡Pero si esa es la última cosa que planeo hacer!

-Prácticamente, todas las personas en Nueva York tienen cuatro dedos de frente para escribir un libro… y lo hacen.

-John, dices que os conocisteis en un ascensor. Pero ¿el ascensor iba hacia arriba o hacia abajo? Es muy importante saberlo porque cuando va hacia abajo, uno siempre siente un tirón en el estómago. Pudo haber sido que confundiste esa sensación con el amor. Pero si iba hacia arriba, entonces es un caso de amor a primera vista.

-Mis planes todavía son embriones, una ciudad al borde de un pensamiento esperanzador.

-No es una observación particularmente nueva, pero el mundo está lleno de personas que creen que pueden manipular la vida de los otros creando leyes.

-Alabada sea Libertadonia, la tierra de los libres.

-¿Sabes? No has parado de hablar desde que llegué. Seguro que te vacunaron con la aguja de un fonógrafo.

-Todo el mundo debe creer en algo. Yo creo que tomaré otra cerveza.

-Eres un buen hermano. Haces que nos dé un ataque al corazón porque nos preocupamos por tu ataque al corazón que ni siquiera tuviste la decencia de que fuese real.

-Ni siquiera la multitud intelectual se quedará con una parte de mí. Físicamente, me veo como uno de ellos.

-Estoy convencido de que la compañía de aviación Bel Air fue creada por un sádico diabólico que decidió no utilizar una brújula de forma deliberada.

-Este no es un libro que puedes dejar de un lado a la ligera. Debe ser lanzado lejos con fuerza.

-Cualquier cosa que no se pueda hacer en una cama no vale la pena.

-Hace un año, llegué aquí sin un centavo en mi bolsillo. Ahora, tengo un centavo en mi bolsillo.

-Me encanta leer. Mi educación es autoinfligida.

-Soldado: General, ¿es que acaso no ve que les estamos disparando a nuestros soldados?

General (Groucho): Tenga un dólar y guarde el secreto.

-En el Chicago Cafe, la otra noche, un hombre mayor pasó cerca de una mesa.

-Ahí va George -dijo alguien que estaba observando-. Cuando él era joven, era un tipo bien parecido y tenía muchos amigos. Abandonó a su esposa y a sus dos hijos, los dejó muriéndose de hambre y se fue con otra mujer. Y ahora mira cómo está, todo viejo, roto y triste.

-Así es -asintió Elly Kleinman-. El tiempo hiere los talones.

-Sólo escribo las primeras ediciones.

-¿Por qué no te abres un agujero y dejas que la savia salga?

-Harpo amaba la vida y tuvo una vida alegre y profunda, y ese es un epitafio tan bueno como el que podría tener cualquier persona.

-De acuerdo con las noticias del doctor, estás bien y te está cuidando una enfermera. Espero que sea hermosa y que tenga el pelo rojo. No sé por qué, pero siempre que sueño con una enfermera, la imagino con el pelo rojo.

-La gente cree que tiene derecho a ser feliz por el simple hecho de existir.

-Las teorías interesantes no tienen sentido en lo absoluto.

-Una vez, jugué con la idea de hacer un libro de cocina. Las recetas iban a ser las de siempre: cómo hacer tostadas, café instantáneo, ensaladas de lechuga y brownies. Como un añadido, y no como un precio añadido, pensaba poner un huevo frito en la portada. Me pareció que podrían comprarlo muchas personas que odian la literatura pero que aman los huevos fritos, siempre y cuando el precio fuera adecuado.

-Cítenme diciendo que me citaron mal.

-Bebo para que las demás personas parezcan interesantes.

-Conozco a cientos de esposos que regresarían felices a sus casas si no tuviesen una esposa que los esperase.

-En mi próxima vida, quisiera tener la brillante inteligencia de Kissinger, la postura de Steve McQueen y el hígado indestructible de Dean Martin.

-Estaba tan ocupado escribiendo la crítica que no tuve tiempo de leer el libro.

-Hijo, la felicidad está hecha de cosas pequeñas. Un yate pequeño, una mansión pequeña, una fortuna pequeña.

-Lo malo de sugerir ideas astutas es que se corre el riesgo de que te pidan que las lleves a cabo.

-No te sientes nunca en una fiesta. Puede ser que alguien que no te agrada se siente a tu lado.

-Es una estupidez ver debajo de la cama. Si tu esposa tiene un amiguito, lo más seguro es que lo esconda en el ropero. Sé de un hombre que encontró tanta gente en el ropero que se divorció sólo para poder colgar su ropa.

-Paren el mundo, que me bajo.

-¿Quieres casarte conmigo? ¿Eres rica? Contesta primero la segunda pregunta.

-¿Acaso no es usted la señorita Smith, quien es hija del banquero multimillonario? ¿No? Disculpe usted, pensé que me había enamorado.

-El problema con el amor es que muchos lo confunden con la gastritis. Cuando ya se curan, se dan cuenta de que están casados.

-Es muy posible que “humor” sea una palabra. La uso todo el tiempo y me encanta. Algún día sabré qué significa.

-Disculpen que los llame “caballeros”, es que no los conozco muy bien.

-Todo lo que soy hoy se lo debo a mi bisabuelo, Cyrus Tecumseh Flywheel. Fue un gran hombre. Si estuviera vivo, todo el mundo hablaría de él. ¿Que por qué? Pues porque tendría 140 años.

-Chico: Un coche y un chófer cuestan demasiado. Me vi obligado a vender el coche.

Groucho: ¡Qué ridiculez! Yo en cambio habría vendido el chófer y me habría quedado con el coche.

Chico: No podía hacer tal cosa. Necesito un chófer para que me lleve al trabajo todos los días.

Groucho: ¿Y cómo va a llevarte si no tienes coche?

Chico: No tiene que hacerlo porque no tengo trabajo.

COMPARTIR
Licenciado en Psicología y Máster en RRHH. Dreamer, apprentice, traveler, curious. Fundador de Lifeder.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here