Las 71 Mejores Frases de Gustavo Cerati

Te dejo las mejores frases de Gustavo Cerati, uno de los exponentes más importantes del rock latinoaméricano. Fue el vocalista, guitarrista y compositor principal de Soda Stereo, una de las bandas más importantes de Latinoamérica, originaria de Argentina.

También te pueden interesar estas frases de Soda Stereo.

Camilo Rueda López [CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], from Wikimedia Commons

-Demasiado es nada para hacer, estoy romántico y repleto de clichés. Sin mi camuflaje, me entregué a vos como yo. -Camuflaje.

-Explosiones en tus ojos, agujeros en la tierra, y un verde profundo en el mar. Hay algo en el aire, un detalle infinito, y quiero que dure para siempre. -Amor amarillo.

-Siempre fue divertido correr, dejar a este mundo detrás. Hoy la atmósfera comprime sus pies, ella es mi chica lunar. -Lisa.

-Si estás oculta, ¿cómo sabré quien eres? Me amas a oscuras, duermes envuelta en redes. -Signos.

-El fin de amar, sentirse más vivo. El fin del mar, es sentirse igual, vivo. -Vivo.

-Ojalá tuviera la energía que hay en vos para romper cadenas. Como se quiebra el pavimento con el sol y brota la tierra fiel. -Sulky.

-Es el capricho del ocaso. Al caer la noche, tomaré el avión. Si la duda es el pasado. Ahora es nunca, todo es nada, si no descanso en tu mirada. -Ahora es nunca.

-Chica con ojos de ayer, sé que vibras también. La extraña sensación de no pertenecer a este mundo, como en un trance. -Medium.

-Me mata no saber dónde estás ni qué hacer. Hoy marqué tu número tan sólo para oír tu voz. -Torre de Marfil.

-La vida dura un salto, quedarse, una muerte segura. Este era el momento y lo echaste a perder. Tanto le temés, que al fin sucede. -Al fin sucede.

-Adivino tu intención, tienes ganas de subir a verme, pero hoy ya no soy yo. La otra noche te arrojé en un mar de lava ardiente, pero hoy ya no soy yo. -Hoy ya no soy yo.

-Cuerpos a contraluz guiados por la cruz del sur. Dentro de un volcán, ardimos de pasión mineral. Nadie supo qué nos pasó y ahora somos polvo cósmico. -Convoy.

-Amo tu lucidez, leo tu desnudez. Cuando pensás el mar, así te pienso igual. -Otra piel.

-Suenas temblorosa y quisiera estar más cerca. La noche me atraviesa. -Beautiful.

-Mi pasión del porvenir es la eternidad. No me hablen de esperanzas vagas, persigo realidad. -Cosas imposibles.

-Sugiero que nos quedemos atentos, por los siglos de los siglos, desperdigados por fantasías. Lo que querías no tiene fin. -Alma.

-En los primeros 3 minutos, se escribió la historia. Precisamente todo está pasando, aquí y ahora. -Aquí y ahora.

-Toneladas pesan nada cuando solo flotas sin más que pensar. Por tu cauce rio Babel, aguas claras corren profundas. -Río Babel.

-Ningún engaño te hace feliz. Es un presagio más feliz. Esto no es un invento para pasar el rato. No hay ningún artefacto que sea visionario. -Artefacto.

-Te creé, como un gran inventor. Alguna vez querrás saber, la dirección para volver. Al origen que al principio fue un paseo inmoral. -Paseo inmoral.

-Futuro se estrella ante mí, descienden las tinieblas. De ansiedad, cada vez más, solo te dejo caer. No hay nada que ya pueda hacer. -Traéme la noche.

-La espera me agotó, no sé nada de vos, dejaste tanto en mí. En llamas me acosté, y en un lento degradé, supe que te perdí. -Crimen.

-Me confesaste un amor sin rodeos, que la inocencia nos proteja ahora que todo es más perverso. Por mi cabeza ya pidieron recompensa, pero no hay precio por robar tu corazón. -Amor sin rodeos.

-Gozar, perderse más, dejar que tiemble la tierra y toda frase hecha. Suena como el viento y decidí borrar el tiempo. Soy mi propio altar. -Altar.

-Cerca del nuevo fin, tabú, fuego y dolor. La selva se abrió a mis pies, y por ti, tuve el valor de seguir. -Tabú.

-En una gota cabe el universo cuando arqueás el cuerpo. Mi lengua roza tu profundo manantial. Jugo de luna me diste, voy por más. -Jugo de luna.

-Vamos despacio para encontrarnos, el tiempo es arena en mis manos. Sé por tus marcas, cuanto has amado, más de lo que prometiste. -Lago en el cielo.

-Cierro el puño, tal vez para no ver mi mano vacía. Si pudiera decírtelo de alguna otra manera  lo haría. No te suelto más, yo no te suelto más. Es un rapto de inconsciencia nena. -Rapto.

-Siento que pasan los días, y sigo adelante, tracción a sangre. Tras una melodía, creo que te hice tan mía que por un instante te olvidé. -Tracción a sangre.

– Quiero una casa, quiero un hangar y una torre de lanzamiento. Hoy nuestra aldea es todo este mundo, y no es un mero pretexto. -Casa.

-La estupidez triunfa en este juego. Sé que dices la verdad. La conozco, te conozco, y no te creo. -No te creo.

-Es la especie que nos une, un salto mortal. Para que la vida continúe en muchas sumas de placer. Y que dure lo que dure lo real, y que dure lo que dure la ficción. -Especie.

-Te conozco de otra vida, hoy saldrás por la ventana como un puñal rasgando las tinieblas. Si te llevo, es para que me lleves, sin hablar, sólo roces. -Te llevo para que me lleves.

-Esto es una bomba de tiempo nena, lo mismo que nos une hoy nos desintegra, nos desintegra. En la escenografía de la espera, una chispa de más y así es como el incendio empieza. -Bomba de tiempo.

-Puedo equivocarme, tengo todo por delante. Nunca me sentí tan bien, viajo sin moverme. Chicos del espacio, están jugando en mi jardín. Medirán el azar con el viento, fuerza natural. -Fuerza natural.

-Avenida Alcorta, cicatriz, hoy volví cansado de hablar de mí. No sé, no sé dónde estás. Ya sé, ya llegué hasta aquí y te extraño tanto. -Av. Alcorta.

-Arriba el sol, abajo el reflejo. Ve cómo estalla mi alma, ya estás aquí. Y el paso que dimos, es causa y es efecto. -Puente.

-Vamos despacio para encontrarnos, el tiempo es arena en mis manos. Sé por tus marcas cuanto has dejado para olvidar lo que hiciste. Sentir algo que nunca sentiste. -Lago en el cielo.

-Cruza el amor, yo cruzaré los dedos. Y gracias por venir, gracias por venir. Adorable puente se ha creado entre los dos. -Puente.

-Cabeza de Medusa, su boca es invisible. Se va fijando en tu retina, seduce de mil formas. Cuando uno no ama, compra, ¡y es verdad! -Cabeza de medusa.

-Suspiraban lo mismo los dos, y hoy son parte de una lluvia lejos. No te confundas, no sirve el rencor, son espasmos después del adiós. -Adiós.

-Canto bajo relieves. Nave tierra, sigo tu voz. Bailo brotado de ilusión, un sueño tibio para los dos. -Raíz.

-Tantas semejanzas, te quedas hipnotizada. Y por esa mirada al cielo, cambio todo lo que vi. Ah, me conoces como nadie. Ah, me recuerdas todo lo que soy. -Señales luminosas.

-De que desastre me salvé, en buena hora me solté. Y en un segundo me encontré, uh, babe, en tu órbita extasiándome, oh. -Desastre.

-Palabras profanas de tu boca pura. Toda mi dulzura péndula sobre ti. Amo dejarte así. Amo quedarme así. -Amo dejarte así.

-Cuatro elementos hacen viento. Cinco estrellas, el que prefiero. Seis es el diablo escondido. En el hilo, en el hilo del tiempo. -Numeral.

-Cuando no hay más que decirnos me hago uno con el humo. Serpenteando la razón de todo aquello decidido. Se estira el tiempo (…) y me olvido como vos. Y en la esfera vagamos indiferentes por el espacio que dejó(…). Una historia sin final. -Bocanada.

-La lluvia cae, cambia los paisajes de humo y viento. Borro el viejo mapa de catástrofes, nuestros besos suenan verdaderos (…). Yo seguí a la estrella más voraz, nunca me llevó tan lejos ¿Para qué creer en el azar? Yo nací para esto. -Nací para esto.

-Bajan, y el día es tibio sin sol. Bajan, la noche te oculta la voz. Y además, vos querés sol, despacio también podés hallar la Luna.

-Una rápida traición, y salimos del amor. Tal vez me lo busqué. -Crimen.

-Hoy hagamos la excepción de romper las reglas. Tanta hambre sin satisfacción, satisfacción. Hoy hagamos la excepción de estirar la cuerda. Y que durar sea mejor que arder. -La excepción.

-Futuro se estrella ante mí, enciende las tinieblas de ansiedad. Cada vez más solo me dejo caer, no hay nada que yo pueda hacer, igual. -Tráeme la noche.

-Tanto pediste retener ese momento de placer, antes de que sea tarde. Vuelve la misma sensación, esta canción ya se escribió, hasta el mínimo detalle. -Deja vu.

-Falló mi corazón desde que partió, su verbo vive en mi carne. Y cuento verdades como mentiras. La culpa es de nadie, sólo mía. -Verbo carne.

-Fatalismo inútil ignorar temores, me muero por creer que es posible que seamos amigos. O la vida sentirá aún más frío, y el fantasma no podrá dormir. -Fantasma.

-Tu voz en el mensaje me pide que te hable, pero puede que sea tarde para cuando me escuches. Así que voy a verte, cuelgo y voy a verte. A mí me es fácil olvidar. -Perdonar es divino.

-Ey, ey, ey, a merced. Historias de sal me vuelven a dejar a merced. Tomar la dosis y levitar, atado a tu belleza inconsciente que mece mi espíritu y cuelga. -A merced.

-Ey, te suplico estrellarme en vos, cocinarme lento como Ícaro en el sol. Desde que te amé nunca se borró tu cicatriz en mí. -Tu cicatriz en mí.

-Todo comenzó en un cuarto que olvidé. El roce de la seda la despertaba frente al ventanal. Nos pusimos a jugar a decirnos la verdad que más engaña saber. -Engaña.

-Un arcoíris artificial, luz de naturaleza muerta. Ella está muy cerca, creo yo. Deberá subir, como el eco va a repetir. Ya la veo aquí, nunca se perdió. -Naturaleza muerta.

-No te alcanza con improvisar, el descaro baby es parte de la diversión. Ahora vamos a ver tu show en el cuarto de un hotel, frente al mar. Lee mis labios karaoke, como un rey convénceme. -Karaoke.

-Cactus suaviza mis yemas con su piel, tiene cien años, solo florece una vez. (…) Y tiene un veneno más amargo que la hiel, con solo invocarte, voy a convertirme en miel. -Cactus.

-Las cosas brillantes siempre salen de repente, como la geometría de una flo. Es la palabra antes que tus labios la suelten. Sin secretos, no hay amor. -Magia.

-He visto a Lucy cuando entró a la habitación, el espacio se curvó. Vimos luces y el metrónomo de Dios, puso el tiempo en suspensión. -He visto a Lucy.

-En viaje hacia la redención, la luz no deja de pulsar. Creo en el amor porque nunca estoy satisfecho. Es mi salvaje corazón, que llega justo a tiempo. Llega justo a tiempo. -Pulsar.

-Ya no hay más que hacer, sos tu propia ayuda. Ahora anda y viví, que siempre amé tu locura. -Tu locura.

-Todo se movió y es mejor quedarse quieto. Pronto saldrá el sol y algún daño repondremos. Terco como soy me quedo aquí. La tinta no seco, y en palabras dije muchas cosas, pero en mi corazón todavía queda tanto por decir. -Me quedo aquí.

-Un compás de luz, el faro dibujo en el mar. Con un beso azul, la espuma se convierte en sal, sirenas e hipocampos con su canto nos encantarán. -Sal.

-Por aquello que encontré en tus ojos, por aquello que perdí en la lucha. Conocer la otra mitad es poco, comprender que solo estar es más puro. -Vivo.

-A ver, a ver si aclara. Hablé de vos, de mis ansias. Del día que nació en tu boca, de un nuevo temporal que estalla. -Sudestada.

-Eres el camino directo a mi perdición. Sé que no voy hacia buen puerto ni encuentra una salvación, y estoy surcando los mares de la locura sin oposición. -Es solo una ilusión.

-Esta tarde de sol me puse a mirar, tu postal bajo un haz de luz. Una frase duró hasta el anochecer, recordarte es un hermoso lugar. -Otra piel.

Soy Ingeniero en Biotecnología con especialidad en Biología Molecular. Me interesa ampliamente el estudio de la salud, incluidos industria farmacéutica y los avances tecnlógicos en el tratamiento de padecimientos. Me apasiona investigar temas diversos, ampliar mi cultura general, así como trabajar de freelancer en mi tiempo libre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here