Las 100 Mejores Frases de Lao-Tse

Te dejo las mejores frases de Lao-Tse -también llamado Lao Tzu, Lao Zi, Laozi o Laocio-, filósofo chino cuya existencia se debate entre el siglo IV a.c. o VI a.c y que se convirtió en un importante héroe cultural para generaciones del pueblo chino.

Se le atribuye haber escrito el Dào Dé Jing (o Tao Te Ching), obra esencial del taoísmo. De acuerdo con este libro, el tao (o dao, ‘camino’) puede verse como el cambio permanente y  la verdad universal.

Te pueden interesar también estas frases de filósofos o estas de Confucio.

-El silencio es una fuente de gran fuerza.

-Si no cambias la dirección, puedes terminar donde has comenzado.

-Una hormiga en marcha hace más que un buey durmiendo.

-Debido a un gran amor, uno es valiente.

-Si no puedes avanzar una pulgada, retrocede un pie.

-Dominar a otros es fortaleza. El dominio de sí mismo es el verdadero poder.

-Grandes actos se componen de pequeñas obras.

-Cuanto más lejos se va, menos se sabe.

-Para la mente que está quieta, el universo entero se rinde.

-Cuando estas contento con ser simplemente tú mismo y no te comparas o compites, todo el mundo te respetará.

-Haz las cosas difíciles mientras son fáciles y haz las grandes cosas mientra son pequeñas. Una jornada de mil millas debe comenzar con un solo paso.

-Ser profundamente amado por alguien te da fuerza, mientras que amar a alguien profundamente te da coraje.

-En el centro de tu ser tienes la respuesta; sabes quién eres y sabes lo que quieres.

-El poder de la comprensión intuitiva te protegerá de cualquier daño hasta el final de tus días.

-El hombre vulgar, cuando emprende una cosa, la echa a perder por tener prisa en terminarla.

-Cuando dejo ir lo que soy, me convierto en lo que debería ser.

-Nada es más blando o más flexible que el agua, sin embargo, nada puede resistirse a ella.

-Da y tendrás en abundancia.

-Anticipa lo difícil gestionando lo fácil.

-El viaje de mil millas comienza con un solo paso.

-Un buen viajero no tiene planes fijos, y no tiene la intención de llegar.

-Responde inteligentemente incluso al tratamiento poco inteligente.

-Los que tienen conocimiento, no predicen. Los que predicen, no tienen conocimiento.

-El que sabe, no habla. El que habla, no sabe.

-Conténtate con lo que tienes; regocíjate en cómo son las cosas. Cuando te das cuenta de que no hay nada que te hace falta, el mundo entero te pertenece.

-Conocer a los demás es sabiduría, conocerse a sí mismo es la Iluminación.

-Para conducir la gente, camina detrás de ellos.

-Las palabras de la verdad son siempre paradójicas.

-El buen hombre es el maestro del malo, y el mal hombre es la lección del bueno.

-Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras.

-La violencia, aunque bien intencionada, siempre rebota sobre uno mismo.

-El mejor luchador nunca se enfada.

-El conocimiento es un tesoro, pero la práctica es la clave para ello.

-El que está satisfecho con su parte es rico.

-Tengo sólo tres cosas que enseñar: la sencillez, la paciencia y la compasión. Estos tres son tus mayores tesoros.

-La perfección es la voluntad de ser imperfecto.

-La amabilidad en palabras crea confianza. La amabilidad en el pensamiento crea profundidad. La bondad de dar crea amor.

-La música en el alma puede ser escuchada por el universo.

-Actúa sin expectativas.

-Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras.

-La gente es difícil de gobernar porque tienen demasiado conocimiento.

-No vayas contra lo que es justo para conseguir el elogio de los demás.

-Quien pretende el dominio del mundo y mejorar éste, se encamina al fracaso. El mundo es tan sagrado y vasto que no puede ser dominado. Quien lo domina lo empeora, quien lo tiene lo pierde.

-El que sabe que suficiente es suficiente siempre tendrá suficiente. 

-Lo débil y lo tierno vencen lo duro y lo fuerte.

-La naturaleza no se apresura, sin embargo, todo se logra.

-Aquello que para la oruga es el fin del mundo, para el resto del mundo se llama mariposa.

-Todas las cosas difíciles tienen su origen en lo que es fácil, y las grandes cosas en lo que es pequeño.

-Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres durante una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda su vida.

-El que mucho promete, rara vez cumple su palabra.

-El amor es de todas las pasiones la más fuerte, ya que ataca al mismo tiempo la cabeza, el corazón y los sentidos.

-El que sabe atar no usa cuerdas ni nudos, y, sin embargo, nadie puede desatar lo que él ha unido.

-Un hombre con coraje externo se atreve a morir; un hombre con coraje interior se atreve a vivir.

-Palabra adornada no es sincera.

-El que sabe contentarse con lo que tiene siempre estará feliz.

-Diferentes en la vida, los hombres son semejantes en la muerte.

-Se juzga según lo que se ve y se mira lo que se quiere. Por tanto, se juzga lo que se quiere.

-Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son elegantes.

-Actúa sin esforzarte. Trabaja sin interferir. Encuentra el sabor en lo que no tiene sabor.

-La ausencia de deseos trae quietud, y el mundo se corrige por sí mismo.

-La vida es una serie de cambios naturales y espontáneos. No te resistas a ellos – sólo crea dolor. Deja que la realidad sea la realidad. 

-Lo que le da su valor a una taza de barro es el espacio vacío que hay entre sus paredes.

-La clave para el crecimiento es la introducción de mayores dimensiones de conciencia en nuestra conciencia.

-Sé el jefe, pero nunca el señor.

-Preocúpate por lo que piensen los demás y siempre serás su prisionero.

-El que proyecta muchas cosas, encuentra muchos obstáculos para realizarlas.

-No hay mayor peligro que subestimar a tu oponente.

-No hacer nada es mejor que estar ocupado haciendo nada.

-La moderación es la mejor virtud para gobernar a los hombres y servir al cielo.

-Deja de pensar, y termina con tus problemas.

-El hombre sabio no acumula. Cuanto más ayuda a los otros, más se beneficia él mismo. Cuanto más da a los otros, más obtiene él mismo.

-El agradecimiento es la memoria del corazón.

-Que tu cuerpo y tu alma vital estén unidos en un abrazo sin separación.

-El éxito es tan peligroso como el fracaso. La esperanza es tan hueca como el miedo.

-El que todo lo juzga fácil encontrará la vida difícil.

-Observa todo lo blanco que hay en torno a ti, pero recuerda todo lo negro que existe.

-Un líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe. Cuando su trabajo está hecho, su objetivo cumplido, ellos dirán: lo hicimos nosotros mismos.

-Darte cuenta de que no entiendes es una virtud: no darte cuenta de que no entiendes es un defecto.

-Cuando sobre la tierra todos reconocen la belleza como belleza, así queda constituida la fealdad.

-Si practicas la equidad, aunque mueras no perecerás.

-La pérdida no es tan mala como querer más.

-Sólo zarpas y espinos nacen en el lugar donde acampan los ejércitos.

-Las armas del reino no se muestran al extranjero.

-Un erudito que aprecia el amor sólo por la comodidad, no está preparado para ser un erudito.

-No te veas solo a ti mismo y verás mucho. No te justifiques y serás distinguido. No te vanaglories y tendrás mérito. No seas orgulloso y tu trabajo perdurará.

-Pocas cosas bajo el cielo traen más beneficios que las lecciones aprendidas desde el silencio y las acciones tomadas sin haberse esforzado.

-Llena tu tazón hasta el borde y se desbordará. Continua afilando tu cuchillo y se desgastará.

-El hombre sabio mira hacia el espacio y sabe que no hay  dimensiones limitadas.

-Del cuidado viene el valor.

-De maravilla en maravilla la existencia se abre.

-Dirige una gran nación de la forma en que cocinarías un pez pequeño. No exageres.

-Grande es en verdad la sublimidad de lo creativo, a lo que todos los seres le deben su comienzo y  que llena todo el cielo.

-Quien no confía lo suficiente, no será confiable.

-Aquel que obtiene tiene poco. Aquel que dispersa tiene mucho.

-Aquel que habla se cansa más rápido.

-La salud es la posesión más grande. La satisfacción es el tesoro más grande. La confianza es el amigo más grande. No ser es la alegría más grande.

-¿Cómo podría el hombre regocijarse en la victoria y  deleitarse en el asesinato de los hombres?

-Los dioses y los espíritus buenos o malos no me preocupan porque no sirvo a ninguno de ellos.

-Si el Gran Camino perece habrá moralidad y deber. Cuando surjan la inteligencia y el conocimiento, grandes mentiras florecerán.

-Si te das cuenta de que todas las cosas cambian, no habrá nada a lo que intentarás aferrarte. Si no temes morir, no hay nada que no puedas lograr.

-Si quiere tomar, primero debes dar., este es el comienzo de la inteligencia.

-En el pensamiento mantente en lo simple. En el conflicto, se justo y generoso. En el trabajo, haz lo que disfrutes. En la vida familiar, mantente presente.

-La vida y la muerte son un hilo, la misma línea vista desde diferentes lados.

-Los enemigos del hombre no son demonios, sino seres humano como él.

-La naturaleza no tiene un corazón humano.

-El éxito es la unión de lo bello. La perseverancia es la base de todas las acciones.

-Sólo aquellos que conocen la paz interna pueden entregársela a otros.

-Aquel que insiste demasiado en sus puntos de vista, encuentra pocas personas que estén de acuerdo con él.

-Las personas fracasan cuando están apunto de triunfar. Si uno es cuidadoso hasta el final, tal y como cuando inició,  no existirá el fracaso.

-El desorden simulado postula disciplina, el miedo simulado postula coraje, la debilidad simulada postula fuerza.

-Debes rendirte a tu propio interés. Ama a los otros tanto como a ti mismo. Entonces podrás confiar en todas las cosas bajo el cielo.

-Cuanto más alto sale el sol, menos sombra deja.

-Cuantas más leyes y ordenes destaquen, más ladrones y estafadores habrá.

-Las personas tienen hambre, esto sucede porque los que tienen autoridad comen demasiado en impuestos.

-El ganso de la nieve no necesita un baño para hacerse blanco. Asimismo, tú tampoco necesitas hacer nada más que ser tú mismo.

-Las cosas suaves de la vida superan las cosas más fuertes del mundo.

-La persona verdadera gobierna cuando vacía a su corazón del deseo y llena la barriga con comida, debilitando sus ambiciones y fortaleciendo sus huesos.

-La persona verdadera evita los extremos, la extravagancia y la autosatisfacción.

-El malvado líder es aquel a quien la gente desprecia. El líder bueno es aquel a quien la gente admira.

-El hombre sabio no acumula sus propios tesoros. El mientras más da a otros, más tiene para los suyos.

-No existe una ofensa más grande que la de albergar deseos. No  existe un desastre más grande que el descontento.

-Nosotros convertimos la arcilla en un maceta, pero lo que queremos es su interior vacío.

-Diez mil cosas florecen y entonces cada una regresa a la raíz de la que vino.

-Saber que uno no sabe es lo mejor.

-Ver las cosas en la semilla, eso es genialidad.

-Trata con bondad a aquellos que son buenos, y también trata con bondad a aquellos que no son buenos.

-Sé honesto con aquellos que son honestos, y también sé honesto con aquellos que no son honestos.

-La palabras verdaderas no son bonitas, las palabras falsas son bellas. Las buenas palabras no son persuasivas, las palabras que no son buenas son persuasivas.

-Las armas no son herramientas apropiadas para las personas amables; las personas amables las usan sólo cuando no tienen otra opción. Ellos valoran la paz y la tranquilidad. No encuentran gloria en la victoria.

-Aquello que está bien establecido no se puede mover. Lo que está agarrado fuertemente no se puede soltar. Y será honrado de generación en generación.

-Cuando un país esta lleno de conflictos, florecen los patriotas.

-Cuando la virtud esta perdida, aparece la benevolencia, cuando la benevolencia esta perdida, aparece la conducta correcta, cuando está perdida la conducta correcta, aparece la conveniencia.

-La conveniencia es simplemente la sombra del bien y de la verdad, es el inicio del desorden.

-Sin moverse externamente, uno puede conocer todo el mundo: sin mirar por la ventana, uno puede ver el camino hacia el cielo. Cuanto más te mueves, menos sabes.

-El Tao que puede ser dicho, no es el eterno Tao. El nombre que se puede nombrar , no es el eterno Nombre.

-El tiempo es algo creado. Decir “No tengo tiempo” es igual a que dijeras “No quiero.”

COMPARTIR
Licenciado en Psicología y Máster en RRHH. Dreamer, apprentice, traveler, curious. Fundador de Lifeder.com.

4 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here