Las 100 Mejores Frases de Mohammed Ali

Te dejo las mejores frases de Mohammed Ali, deportista nacido en Estados Unidos en 1842 y considerado el mejor boxeador de todos los tiempos en la categoría de pesos pesados. Falleció el 3 de junio de 2016.

Aparte de alcanzar gran fama como boxeador, también se dio a conocer en el mundo por su activismo político y por su negativa a participar en la Guerra de Vietnam.

Frases de Mohammed Ali

Te pueden interesar también estas frases para deportistas o estas de boxeo.

-Cuando eres tan grande como lo soy yo, es difícil ser humilde.

-Vive cada día como si fuera el último, porque algún día así será.

-Para ser un gran campeón, debes pensar que eres el mejor. Si no lo eres, debes hacer como que lo eres.

-La mejor manera de hacer que tus sueños se conviertan en realidad es despertando.

-El hombre que carece de imaginación, carece de alas.

-Mis principios son mucho más importantes que mi dinero o mis títulos.

-Los que no tengan el suficiente coraje para tomar riesgos nunca conseguirán nada en su vida.

-En el boxeo soy un sabio. Soy un científico del boxeo. Un maestro de baile. El verdadero artista del ring.

-Otros pueden conocer el placer, pero el placer no es la felicidad. No tiene más importancia que una sombra siguiendo a un hombre.

-La mayor victoria en la vida es elevarse por encima de las cosas materiales que una vez valoramos más.

-Debería ser puesto en un sello postal. Esa sería la única manera en que me podrían pegar.

-No cuentes los días, haz que los días cuenten.

-Nunca he permitido que nadie me convenza de no creer en mí mismo.

-Lo que me hace seguir adelante son las metas.

-Soy veloz. Soy hermoso. Soy el mejor.

-Mi vuelo es como el de una mariposa, pero pico como una abeja.

-No hay nadie que no sea negociable.

-¿Y tú cómo te sientes por compartir creencias religiosas con Hitler?

-Mi riqueza está en mi conocimiento del yo, el amor y la espiritualidad.

-Aquel hombre que ve el mundo a los cincuenta de la misma manera que lo veía a los veinte, ha perdido treinta años de su vida.

-Entrena mientras que los demás duermen. Estudia mientras que los demás se divierten. Resiste mientras que los demás descansan. Vive lo que los demás sueñan.

-Imposible es solo una gran palabra dicha por hombres pequeños que les resulta más fácil vivir en el mundo que se les ha dado, que explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible no es un hecho. Es una opinión. Imposible no es una declaración. Es un desafío. Imposible es potencial. Imposible es temporal. Nada es imposible.

-La pelea se gana o se pierde lejos de los testigos, detrás de las líneas, en el gimnasio y en el camino; mucho antes de bailar bajo esas luces.

-Odié cada minuto de entrenamiento, pero dije, “No renuncies. Sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón”.

-Nadie comienza en lo alto. Tienes que trabajar para subir. Algunas montañas son más altas que otras, algunas son más inclinadas. Hay dificultades y retrocesos, pero no puedes dejar que te detengan. Incluso en el camino más inclinado, no debes retroceder. Debes seguir subiendo para llegar a la cima de la montaña, tienes que escalar cada roca.

-Si miras mi hermosa cara, verás que no hay ninguna cicatriz. Es la prueba de que soy, sin duda, el rey del ring.

-He luchado con caimanes, he peleado con una ballena. He esposado truenos y arrojado rayos a la cárcel. Sabes que soy malo. Justo la semana pasada asesiné una roca, herido una piedra y hospitalizado un ladrillo. Soy tan malo que hago que la medicina se enferme.

-No pierdes nada cuando luchas por una causa. En mi mente el perdedor es aquel que no tiene nada por lo que luchar.

-No se puede ser valiente sin miedo.

-La capacidad de entregar todas las riquezas incluso queriendo poseerlas. Esa es la única cosa que te hace verdaderamente rico.

-Soy tan rápido que la otra noche apague el interruptor de la habitación y ya estaba acostado antes de que se apagase la luz.

-No es en los gimnasios en donde se hacen los campeones. Los campeones están hechos de una sustancia que habita adentro de ellos. Es un deseo, es un sueño, es una visión. Tienen que tener reserva de estamina para el último minuto, tienen que ser un poco más rápidos, tienen que tener las habilidades y las ganas. Pero deben ser siempre más fuertes que habilidosos.

-Ríos, riachuelos, estanques y lagos, todos son diferentes nombres, pero todos contienen agua. Y tal como ellos, todas las religiones contienen verdades.

-Odiar a otros por su color de piel esta errado. Y no importa de qué color se trate, simplemente está mal.

-La amistad no es algo que aprendes en el colegio. Pero si no aprendes lo que significa la amistad, en realidad no has aprendido nada.

-El boxeo se trata de un montón de hombres blancos viendo un par de hombres negros darse golpes.

-Los verdaderos grandes personajes de la historia nunca quisieron ser grandes por ellos mismos. Lo único que ebuscaron fue poder hacer el bien a los demás y hacerse cercanos a Dios.

-El servicio a los otros es la renta que pagas por habitar en la tierra.

-Es tan solo un trabajo. La hierba crece, los pájaros vuelan, las olas golpean en la arena. Yo golpeo a la gente.

-Si incluso en sueños piensas que puedes darme una paliza, es mejor que despiertes y te disculpes.

-Fui el Elvis del boxeo, el Tarzán del boxeo, el Superman del boxeo, el Drácula del boxeo, el gran mito del boxeo.

-Soy simplemente un hombre común que trabajo con empeño para desarrollar el talento que me fue dado. Creí en mí mismo y creo en la bondad hacia los demás.

-Tengo mi fe en la religión del Islam. Tengo mi fe en Allah y en la paz.

-Allah es el más grande. Yo solo soy el más grande de los boxeadores.

-No existe ningún tipo de placer en una pelea. Pero haber ganado algunas peleas ha sido todo un placer para mí.

-No cuento mis abdominales; Solo empiezo a contar cuando comienza a doler porque son los únicos que cuentan.

-Cuando quieras hablar sobre quién me hizo, habla conmigo. Yo me hice a mi mismo.

-Puedes encontrar verdades en el hinduismo, en el cristianismo, en el islam, en todas las religiones. Y en las palabras sinceras. La única religión que cuenta es el amor.

-“Cassius Clay”, así se llama un esclavo. Yo no lo elegí, yo no lo quería. Yo soy Muhammad Alí, un hombre libre.

-Cuando estas en lo cierto, nadie lo recuerda. Cuando te equivocas nadie lo olvida.

-Demostrar que se podía ser negro de otra manera y hacérselo saber al mundo era lo que debía hacer.

-Las personas no soportan a los chismosos, pero a la vez siempre los escuchan.

-Mi grandeza es doble. No solamente puedo derrotarlos, además que elijo en qué round hacerlo.

-La sabiduría consiste en saber cuándo no se puede ser sabio.

-Cuando era niño mi hermano Rudy me tiraba piedras y yo las esquivaba. Esa fue mi manera de aprender mis movimientos: esquivando piedras una a una.

-Baron Blood fue una película de terror que vi. Estuve atemorizado. Ganarle a Foreman en Kinshasa comparado con ella fue como un día más en el gimnasio.

-Lo único que me importa ahora es lograr la paz. Dios me ha enviado esta enfermedad para demostrarme que soy un hombre frágil como cualquiera.

-La pelea más dura que tuve en mi vida fue con mi primera esposa.

-¿Bromas? No existe algo así como las bromas. La verdad es la más graciosa de todas las bromas.

-¿Cuál es tu altura? Necesito saber cuánto debo retroceder cuando caigas al suelo.

-Puedo mantenerme en el ring hasta ser viejo y tener canas, porque conozco bien cómo golpear y bailar para hacerme invisible.

-Frazier es tan feo que debería donar su cara a la US Bureau de vida salvaje.

-En el golf también soy el gran campeón. Sólo que aún no lo he jugado.

-Hermano, nunca le aprietes de esa forma la mano a un boxeador. Ya estas al límite con atreverte a mirarme a los ojos.

-“Superman no necesita cinturón de seguridad”. A una azafata que le pidió ponerse el cinturón para el vuelo, “Superman no necesita ir en avión”, fue la respuesta de ella.

-Soy el campeón del pueblo. Cualquiera puede llegar cerca de mí y decir “Hola”. No hay guardaespaldas alrededor de este campeón.

-Ante ustedes la leyenda de Mohammed Ali. Tiene una derecha. Tiene una izquierda. Y si te llega a golpear tienes para dormir toda la noche.

-Hoy tú vas a ser mi cena.

-Al comienzo de mi carrera como boxeador mis mayores aspiraciones era comprar una casa grande para mis padres y un buen coche para mí. Sin embargo, mis sueños empezaron a crecer.

-“Ey, Bundini, ¿esta noche hay baile? ¡Sí, danzaremos la noche entera!”. (A su entrenador, antes de comenzar cada una de sus peleas).

-Entrenarse atrapando moscas es mejor que hacerlo con el punching-ball.

-“Coches y espejos” (fue su respuesta cuando le preguntaron por sus objetos predilectos).

-Para mi es insoportable tener que mirar sangre. En muchas de mis peleas sencillamente tenía que llevar mi mirada a otro lado.

-¿Me preguntas por qué nunca jugué fútbol americano? Porque en el fútbol americano puedes salir lastimado.

-Si quieren grítenme, insúltenme o tírenme maní. Siempre y cuando paguen la entrada.

-Cuando supe que 15000 personas había llegado para ver caer a ese hombre me dije: Ok, es una buena idea.

-Si mi mente puede concebirlo, y mi corazón puede creerlo, entonces puedo lograrlo.

-Soy el más grande, me decía eso incluso antes de saber que lo era.

-Pasamos más tiempo aprendiendo a ganarnos la vida que aprendiendo a hacer una vida.

-Es la falta de fe lo que hace que la gente tenga miedo de enfrentarse a desafíos. Yo creía en mí mismo.

-No es la montaña a escalar frente a ti lo que te hace retroceder, es la piedra en tu zapato.

-El nombre Muhammad es el nombre más común en el mundo. En todos los países del mundo – Pakistán, Arabia Saudita, Marruecos, Turquía, Siria, Líbano – hay más Muhammads que cualquier otra nombre. Cuando me uní a la Nación del Islam y me convertí en musulmán, me dieron el nombre más famoso porque yo era el campeón.

-Sé a dónde voy y sé la verdad, y no tengo que ser lo que otros quieren que sea. Soy libre para ser lo que quiero.

-El silencio es oro cuando no puedes pensar en una buena respuesta.

-He sido tan grande en el boxeo que tuvieron que crear una imagen como Rocky, una imagen blanca en la pantalla, para contrarrestar mi imagen en el ring. América tiene que tener sus imágenes blancas, no importa donde las consigue. Jesús, la Mujer Maravilla, Tarzán y Rocky.

-No hay placeres en una pelea, pero algunas de mis peleas han sido placenteras de ganar.

-He probado que se puede ser un nuevo tipo de hombre negro. Se lo he probado al mundo.

-Soy el astronauta del boxeo. Joe Louis y Dempsey eran pilotos de jet. Estoy en un mundo propio.

-Hay cosas más placenteras que golpear gente.

-Dios te prueba de ciertas maneras. Algunas personas son ricas, y creen en Dios. Pierden el dinero, las cosas se ponen difíciles, se debilitan y dejan de ir a la iglesia. Deja de servir a Dios como lo hicieron.

-El hombre blanco está destruyendo el mundo.

-Siempre dije que era “el más grande”, no el más inteligente.

-La edad es lo que tú crees que es, eres tan viejo como piensas que eres.

-Nunca pensé en perder, pero ahora que ha sucedido, lo único que puedo es hacerlo bien. Esa es mi obligación con todas las personas que creen en mí. Todos tenemos que tomar derrotas en la vida.

-Sonny Liston no es nada, no puede hablar y no puede pelear.

-Soy el hombre más reconocido y querido que haya vivido porque no había satélites cuando Jesús y Moisés estaban vivos, así que la gente de los pueblos no los conocía.

-Sólo espero que la gente comprenda que el Islam es paz y no violencia.

-En casa soy un buen chico pero no quiero que el mundo lo sepa.

-No hay nada de malo en caer dentro o fuera del ring; lo malo es quedarse abajo.

-¿Por qué deberían pedirme que me ponga un uniforme y que vaya a 10.000 millas de casa y suelte bombas y balas sobre la gente de color amarillo en Vietnam mientras que los llamados negros en Louisville son tratados como perros y se les niegan simples derechos humanos?

-Nunca apuestes tu dinero en contra de Muhammad Alí, nunca llegará ese día de suerte.

-Mi entrenador no me dice nada entre los rounds, no se lo permito. Peleo la pelea.

-Soy un luchador. Creo en el negocio de “ojo por ojo”. No soy un tonto. No tengo respeto por un hombre que no responderá. Si matas a mi perro, será mejor que escondas a tu gato.

-Lo que estás pensando es en lo que te estás convirtiendo.

-Si pueden hacer penicilina con pan mohoso, entonces seguramente pueden hacer algo con tu vida.

-No es presumir si puedes respaldarlo.

-A lo largo de mi vida, he sido puesto a prueba. Mi voluntad ha sido puesto a prueba, mi coraje ha sido puesto a prueba, mi fuerza ha sido puesto a prueba. Ahora mi paciencia y resistencia están siendo puestos a prueba.

-Intento no hablar sobre todas las organizaciones benéficas y personas a las que ayudo, porque creo que solo podemos ser verdaderamente generosos cuando no esperamos nada a cambio.

– Pensé que si lo decía lo suficiente, convencería al mundo de que realmente era el más grande.

-Lo golpearé tanto que necesitará un calzador para ponerse el sombrero.

-Cuando se trata de amor, compasión y otros sentimientos del corazón, soy rico.

-Un gallo canta solo cuando ve la luz. Ponlo en la oscuridad y nunca cantará. He visto la luz y estoy cantando.

-Es la repetición de las afirmaciones lo que conduce a la creencia. Y una vez que esa creencia se convierte en una profunda convicción, las cosas comienzan a suceder.

-Aún cuando sabía que la gente me estaba engañando, lo importante era cómo me comportaba, porque tenía que responder a Dios. No puedo ser responsable de las acciones de otras personas.

-No tienes que estar en un ring de boxeo para ser un gran luchador. Mientras seas sincero contigo mismo, tendrás éxito en tu lucha por aquello en lo que creas.

-La amistad es la cosa más difícil de explicar.

-Las manos pueden golpear lo que los ojos no ven.

-Lo he dicho ya y lo vuelvo a repetir, el verdadero enemigo de mi pueblo está aquí.

-Sólo un hombre que sabe lo que es la derrota, puede llegar hasta el fondo de su alma y volver a la superficie con ese gramo extra de poder necesario para ganar la pelea cuando está empatada.

-No voy a desperdiciar mi religión, mi pueblo o a mí mismo convirtiéndome en una herramienta para esclavizar a los que están peleando por su propia justicia, libertad e igualdad.

-No, no voy a irme lejos de casa para ayudar a asesinar y a quemar a otra pobre nación para poder continuar con la dominación de los amos blancos esclavistas.

-Este es el día en el que el mal llega a su fin.

-Me han dicho que negarme a participar en la guerra me costará millones de dólares.

-Si supiera que la guerra va a traer libertad e igualdad a los 22 millones de personas de mi pueblo, no me tendrían que obligar. Me uniría mañana mismo.

-No tengo nada que perder al defender mis creencias. Entonces, ¿iré a la cárcel? ¿Y qué? Hemos estado en la cárcel 400 años.

-Soy Estados Unidos. Soy la parte que no vas a reconocer. Sin embargo, acostúmbrate a mí. Negro, confiado, arrogante. Es mi nombre, no el tuyo. Es mi religión, no la tuya. Mis metas, mis propias metas. Acostúmbrate a mí.

-Esta es la leyenda de Cassius Clay, el luchador más hermoso del mundo. Habla mucho e incluso alardeo de un golpe que es increíblemente rápido.

-No apuestes en mi contra. Soy un hombre de palabra. ¡El más grande! ¡Sí!

-Seré el campeón del mundo, no hay duda de ello.

-Estoy prediciendo la derrota de Liston. Lo golpearé tan fuerte que se preguntará a dónde fueron a parar octubre y noviembre.

-Ir en mi contra es completamente absurdo.

-Cuando Cassius dice que un ratón le puede ganar a un caballo, no preguntes cómo. Simplemente, apuésta al ratón.

-Este joven boxeador es algo que se debe ver y los campeonatos de peso pesado son parte de su destino.

-El chico pelea bien, tiene velocidad y resistencia. Pero si vas a pelear contra él, entonces aumenta tu seguro de vida.

-El chico tiene una zurda, el chico tiene una diestra. Si te golpea una sola vez, te mandará a dormir durante toda la noche. Y mientras estás en el suelo, esperando a que el árbitro cuente a diez, rezarás para que no tengas que enfrentarte a mí de nuevo.

-Ve a la universidad, quédate en la escuela.

-Las guerras entre las naciones se pelean para cambiar los mapas. Por su parte, las guerras de pobreza se pelean para hacer un mapa de cambio.

-No tengo problemas con ningún miembro de la Viet Cong. Ninguno de ellos me ha llamado nunca “negro”.

-La vida es una apuesta. Puedes salir herido, pero hay gente que muere en accidentes aéreos, que pierden un brazo o una pierna en un accidente de tránsito; las personas mueren cada día.

-Lo mismo ocurre con los luchadores: algunos mueren, algunos salen heridos, algunos continúan. Sólo no pienses que te va a pasar a ti.

-Ahora he ganado una medalla de oro, pero no significó nada, porque no tenía el color de piel adecuado.

-A lo largo de mi vida, nunca he buscado venganza en contra de las personas que me hirieron porque creo en el perdón.

-He practicado el perdón durante toda mi vida, porque quiero ser perdonado.

-Sólo Dios sabe qué hay en el corazón de cada persona, sus verdaderas intenciones. Él ve y lo escucha todo.

-Lo podía ver. Casi lo podía sentir. Cuando proclamé que era el más grande de todos los tiempos, creí en mí mismo y todavía creo en mí.

-Mi conciencia nunca me permitirá dispararle a mi hermano, a alguna persona negra o algún hambriento en el barro sólo porque los Estados Unidos lo quiera así.

-¿Para qué dispararles? Nunca me llamaron “negro”, nunca me lincharon, nunca me persiguieron con perros, no me robaron mi nacionalidad, ni violaron y mataron a mi padre y a mi madre.

-¿Para qué dispararles? ¿Cómo les disparo a los pobres negros, a los bebés, a los niños y a las mujeres? ¿Cómo puedo dispararle a esa pobre gente? Sólo métanme preso.

-El día que conocí el Islam, encontré un poder en mí que nadie puede destruir o arrebatarme. Cuando entré en la mezquita, no encontré al Islam: el Islam me encontró a mí.

-Una persona que sabe cuál es su propósito en la vida es más poderosa que diez mil que trabajan sin saberlo.

-Si tus sueños no te dan miedo, es que no son lo suficientemente grandes.

-Las críticas sólo hacen que trabaje más duro.

-Piensa bien de todos, sé paciente con todos e intenta encontrar la bondad en todos.

-Cuando dedicamos todas nuestras acciones a una meta espiritual, todo lo que hacemos se transforma en una plegaria.

-Cada vez que creía haber alcanzado mi propósito en la vida, me di cuenta de que sólo había dado otro paso en mi camino.

-Reconozco que cada momento del camino es una parte importante del crecimiento de nuestra alma.

-Nunca quise perder, nunca pensé que perdería, pero lo que importa es cómo pierdes. No estoy llorando. Mis amigos tampoco deberían llorar.

-Mira cómo el joven Cassius lleva la pelea.

-¿Quién habría pensado, cuando vinieron a ver esta pelea, que iban a ser testigos del lanzamiento de un satélite humano?

-Supe que estaba conmigo desde el primer round. Dios Todopoderoso estaba conmigo.

COMPARTIR
Editor, illustrator.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here