100 Frases de Pablo Neruda Famosas (Amor, Reflexión, Felicidad)

Te dejo 100 frases de Pablo Neruda de amor, reflexión, felicidad, desamor, la vida y mucho más. Fue un poeta chileno, considerado entre los mejores y más influyentes artistas de su siglo.

También te pueden interesar estos poemas de felicidad o estas frases de amor.

Frases de Pablo Neruda

 

1-Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños.

2-¿Cuál será la diferencia entre tener paciencia para nada y perder el tiempo?

3-Podrán cortar todas las flores pero no detener la primavera.

4-Los libros que más te ayudan son aquellos que más te hacen pensar. Un gran libro de un gran pensador es un buque de pensamiento, cargado de belleza y verdad.

5-La poesía nace del dolor. La alegría es un fin en sí misma.

6-Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano.

7-Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas

8-Un niño que no juega no es un niño, pero el hombre que no juega ha perdido para siempre el niño que vivió en el y al que extrañará terriblemente.

9-Y una por una, las noches entre nuestras separadas ciudades se unen  a las noches que nos unen.

10-Para que nada nos separe, que nada nos una.

11-Me gustas cuando callas porque estás como ausente

12-El amor no se mira, se siente, y aún más cuando ella está junto a ti

13-Si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida

14-Yo creía que la ruta pasaba por el hombre, y que de allí tenía que salir el destino.

15-Quiero hacer contigo lo que hace la primavera con los cerezos.

16-El amor nace del recuerdo,  vive de la inteligencia y muere por olvido

17-El amor es demasiado corto y olvidar demasiado largo.

18-Hay un cierto placer en la locura, que solo el loco conoce

19-Quien descubre el quién soy descubrirá el quién eres

20-Los poetas odiamos el odio y hacemos guerra a la guerra

21-¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?

22-Nací en este pueblo, mi poesía nació entre la colina y el río, la lluvia tomó mi voz, y como la madera, se empapa en los bosques.

23-En un beso sabrás todo lo que he callado.

24-La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad

25-La poesía es un acto de paz. La paz va en la creación de un poeta como la harina en la preparación del Pan.

26-Te amo como se aman ciertas cosas oscuras, en secreto, entre la sombra y el alma.

27-Tal como una jarra albergaste infinita ternura y la infinita ternura te destrozó como una jarra.

28-Yo busqué, pero nadie tenía tus ritmos, tu luz, el día sombrío que trajiste al bosque, nadie tenía tus pequeñas orejas.

29-De repente, creo que puedo distinguir tus uñas, oblongas, vivas, sobrinas de un cerezo. Entonces, es tu pelo el que pasa, y creo ver tu imagen, una hoguera, ardiendo en el agua.

30-Bien ahora, si poco a poco dejas de quererme, poco a poco dejaré de quererte.

31-Quiero hacer un largo viaje desde tus caderas hasta tus pies.

32-Puedo escribir los versos más tristes esta noche. La quise, y a veces ella también me quería.

33-Ya no la quiero, es verdad, pero cuánto la quise.

34-Verde era el silencio, mojada era la luz, el mes de junio temblaba como una mariposa.

35-Pero yo amo tus pies sólo porque anduvieron sobre la tierra y sobre el viento y sobre el agua; hasta que me encontraron.

36-Siempre estaremos solos, siempre seremos tú y yo, solos en la tierra para empezar nuestra vida.

37-Mi corazón de verano te busca siempre.

38-Una boca perdida entre mil bocas que he besado.

39-Necesito el mar porque me enseña.

40-Y espero por ti como una casa vacía hasta que me veas de nuevo y vivas en mí. Hasta entonces mis ventanas duelen.

41-En tu vida mis sueños infinitos viven.

42-La risa es el lenguaje del alma.

43-Como si estuvieras en llamas desde adentro. La luna vive en la línea de tu piel.

44-En mi cielo en el crepúsculo eres como una nube y tu forma y color son la forma en que los amo.

45-El amor es un estruendo de luz.

46-Eres como nadie desde que te amo.

47-Sentir el amor de la gente que amamos es el fuego que alimenta nuestra vida.

48-Entonces el amor sabía que se llamaba amor y cuando levanté mis ojos a tu nombre, de repente tu corazón me mostró el camino.

49-Te amo sin saber cómo, ni cuándo ni dónde. Te amo simplemente, sin problemas ni orgullo. Te amo de ésta forma porque no tengo otra forma de amarte.

50-Fue a ésa edad que la poesía vino en busca de mí.

51-¡Ama! ¡Ama mientras la noche colapsa!.

52-Era mi destino amar y decir adiós.

53-En qué idioma la lluvia cae sobre ciudades atormentadas?

54-Mientras escribo, estoy muy lejos; y cuando regrese me habré ido.

55-Tus ojos abiertos son la única luz que conozco de las constelaciones extintas.

56-El amor es el misterio del agua y una estrella.

57-De noche sueño que tú y yo somos dos plantas que crecen juntas, raíces entrelazadas, y que sabes que la tierra y la lluvia, como mi boca, desde que estamos hechos de la tierra y la lluvia.

58-Si de repente tú no existes, si de repente tú no vives, yo seguiré viviendo. No me atrevo. No me atrevo a escribirlo, si tú mueres. Yo seguiré viviendo.

59-Entrégame silencio, agua, esperanza. Entrégame lucha, acero, volcanes.

60-Quién escribe tu nombre en cartas de humo entre las estrellas del sur? Oh, déjame recordarte a como eras antes de que existieras.

61-Si nada nos salva de la muerte, al menos el amor debería salvarnos de la vida.

62-Dame tu mano fuera de las profundidades sembradas por tu pena.

63-Mi alma es un carrusel vacío en la puesta de sol.Todo es una ceremonia en el jardín salvaje de la infancia.

64-En los ojos de luto la tierra de los sueños comienza.

65-Olvidemos con generosidad a aquéllos que no pueden amarnos.

66-Por las noches, amada, amarra tu corazón al mío, y que ellos en sus sueños derroten la oscuridad.

67-Me gusta en la mesa, cuando estamos hablando, la luz de la botella del vino inteligente.

68-Amo todas las cosas, no sólo las grandes pero las infinitamente pequeñas: dedal, espuelas, platos, jarrón de flores.

69-Solo una ardiente paciencia hará del logro una espléndida felicidad.

70-Eres como la noche, calmada, constelada. Tu silencio es como la estrella, tan lejana, tan cierta.

71-Con tu nombre en mi boca, un beso que nunca se separe de la tuya.

72-Te toqué y mi vida se detuvo.

73-La ausencia es una casa tan vasta que en su interior pasarás a través de sus paredes y colgarás cuadros en el aire.

74- De todos los fuegos, el amor es el único que no puede extinguirse.

75- El verso cae en el alma, como el rocío en el pasto.

76- Llévate el pan lejos de mí, quítame el agua si lo deseas; pero nunca me niegues tu sonrisa.

77- O carne, mi propia carne, mujer que amé y perdí; te invoco en esta hora de inmensa necesidad, elevo mi canción a ti.

78- Había sed y hambre, y tú fuiste la fruta. Había dolor y ruina, y tú fuiste te el milagro.

79- A veces un poco de sol quemaba como una moneda en mi mano.

80- Cada día juegas con la luz del universo.

81- Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde. Te amo de una manera sencilla, sin problemas ni orgullo. Te amo de esta manera porque no conozco otra forma de amar sino esto, en el que no hay yo ni tú, tan íntimo que tu mano sobre mi pecho sea mi mano, tan íntimo que cuando me quedo dormido tus ojos se cierran. – Pablo Neruda.

82- Todas las cosas me llevan a ti, como si todo lo que existe; aromas, luces, metales,  fueran pequeños boten que zarpan de esas islas de ti y esperan por mí.

83- En esta parte de la historia, soy yo quien muere.

84- Anhelo tu boca, tu voz, tu cabello. Silencioso y muerto de hambre, vago por las calles. El pan no me alimenta, el amanecer me interrumpe, todo el día. Busco la medida líquida de tus pasos.

85- Te amo como la planta que nunca florece sino que lleva en sí la luz de las flores ocultas; gracias a su amor una cierta fragancia sólida, resucitado de la tierra, vive oscuro en mi cuerpo.

86- Necesito del mar porque el me enseña.

87- Bien, si poco a poco dejas de amarme, entonces poco a poco yo te dejaré de amar.

88- Como una flor a su perfume, estoy obligado a mi vago recuerdo de ti. Vivo con dolor. Eso es como una herida; si me tocas, lo sabrás. Hazme un daño irreparable.

89- Por ti, los embriagadores perfumes del verano me duelen; por ti de nuevo busqué los signos que precipitan los deseos: Estrellas fugaces, objetos que caen.

90- Eso es todo. Lejos, alguien canta. Muy lejos. Mi alma se pierde sin ella.

91- He olvidado tu rostro, no recuerdos tus manos ¿cómo besaban tus labios?

92- De alguien más. Ella será de otra persona. Como ella una vez pertenecía a mis besos. Su voz, su cuerpo ligero. Sus ojos infinitos…

93- Nosotros los mortales tocamos los metales, el viento, las orillas del océano, las piedras, sabiendo que seguirán inertes o ardiendo. Y yo estaba descubriendo, nombrando todas estas cosas: Era mi destino amar y decir adiós.

94- No me dejes, ni siquiera durante una hora, porque entonces las pequeñas gotas de angustia correrán juntas, el humo que vagabundea en busca de una casa va a deriva en mí, ahogando mi corazón perdido.

95- No me quites la rosa, la flor de lanza que arrancas, el agua que de repente estalla en alegría, la ola súbita de plata nacida en ti.

96- Ríe en la noche, en el día, en la luna, ríe en las retorcidas calles de la isla, ríe de este torpe tonto que te ama.

97- ¿En qué lenguaje la lluvia cae sobre las ciudades atormentadas?

98- Cuando estoy escribiendo estoy muy lejos y, cuando vuelo; ya me he ido.

99- No, la red de años no se deshace: no hay red. No cae gota a gota de un río: no hay río.

100- El sueño no divide la vida en mitades, o acción, o silencio, u honor: La vida es como una piedra, un solo movimiento, una hoguera solitaria reflejada en las hojas, una flecha, sólo una, lenta o rápida, un metal que sube o desciende ardiendo en sus huesos.

DEJA UNA RESPUESTA