Las 100 Mejores Frases de Thomas Jefferson

Te dejo las mejores frases de Thomas Jefferson, el tercer presidente de los Estados Unidos de América y uno de los personajes históricos más destacados.

Jefferson (1743 – 1826) luchó por la democracia, el republicanismo y los derechos inalienables del individuo, lo cual motivó a las colonias americanas a levantarse en armas contra el dominio de Gran Bretaña. De hecho, formó parte del comité que redactó la Declaración de la Independencia del 4 de julio de 1776.

Frases de Thomas Jefferson

Tras la Revolución Americana, Jefferson fue Secretario de Estado para George Washington y Vicepresidente bajo el mandato de John Adams. En 1800 se alzó con la presidencia del país, luchando desde entonces contra las políticas de comercio abusivas de los británicos y la piratería marina.

Además, intentó poner solución a los problemas de las tribus indígenas y la esclavitud, aunque con resultados bastante modestos.

Te pueden interesar también estas frases de justicia o estas de libertad.

-No es ni la riqueza ni el éxito, sino la tranquilidad y la ocupación, lo que nos da la felicidad.

-Si estás cabreado, cuenta hasta diez antes de hablar. Si estás muy cabreado, cuenta hasta cien.

-La honestidad es el primer capítulo en el libro de la sabiduría.

-Un hombre con coraje y valentía puede convertirse en una mayoría.

-Hay que destruir cualquier autoridad que no pertenezca al pueblo.

-Soy un gran creyente en la suerte y me parece que cuanto más duro trabajo, más suerte tengo.

-El más valioso de todos los talentos es el de nunca usar dos palabras cuando puede servir una.

-¿Te gustaría saber quién eres? No preguntes, ¡actúa! Solo la acción te definirá.

-Un hombre que solo lee periódicos no es más sabio que el que no lee absolutamente nada.

-El cuidado de la vida humana y la felicidad, y no su destrucción, es el primer y único objetivo de un buen gobierno.

-Nada le da a una persona tanta ventaja sobre otra como para permanecer siempre frío e imperturbable bajo cualquier circunstancia.

-Nada puede detener al hombre con la aptitud mental correcta de alcanzar sus metas; así como nada en la Tierra puede ayudar al hombre con la aptitud mental incorrecta.

-Reserva toda la tarde para el ejercicio y el ocio, que son tan necesarios como leer. Incluso más necesarios, diría yo, pues la salud es más importante que el conocimiento.

-Nunca caigas en la pereza. Es maravilloso cuánto puede hacer uno si siempre está haciendo algo.

-Sinceramente creo que los bancos son más peligrosos que cualquier ejército.

-Es mejor no creer en nada que creer en lo que no está bien.

-Educar e informar al pueblo es la única manera de asegurar nuestra libertad.

-La amistad es un tesoro, no solo en momentos de oscuridad, sino en los mejores momentos de la vida.

-El árbol de la libertad debe regarse de vez en cuando con la sangre de patriotas y tiranos.

-Nunca he pensado que las diferencias de opinión, políticas, religiosas o filosóficas sean motivo suficiente para romper una amistad.

-Los hombres tímidos prefieren la calma del despotismo al impredecible mar de la libertad.

-El Dios que nos dio la vida también nos otorgó la libertad.

-Espero que nuestra sabiduría crezca con nuestro poder, y que nos enseñe que mientras menos uso hagamos del poder, mejor será.

-He jurado sobre el altar de Dios una hostilidad eterna contra cualquier forma de tiranía sobre la mente humana.

-Si únicamente intentas cumplir con tu deber, la humanidad te creerá cuando fracases.

-No tengo ninguna ambición por gobernar a los hombres. Es una actividad dolorosa y desagradecida.

-Nada puede frenar a un hombre con una buena determinación para que consiga su objetivo. Y nada en la Tierra puede ayudar a un hombre sin
determinación.

-Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su creador de ciertos derechos inalienables; que entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.

-Me gustan más los sueños de futuro que la historia del pasado.

-En cuestiones de estilo, déjate llevar por la corriente. En cuestiones de principios, sé firme como una roca.

-Nunca gastes el dinero que aún no has ganado.

-Todos debemos tener en cuenta el siguiente principio sagrado: aunque la voluntad de la mayoría siempre prevalece, la minoría posee los mismos derechos, los cuales están amparados por la misma ley; y violar sus derechos es un acto de opresión.

-El resplandor de un pensamiento positivo vale más que todo el dinero del mundo.

-Temo por mi propio país cuando recuerdo que Dios es justo y que su justicia no estará en calma siempre.

-La experiencia nos ha demostrado que incluso en las mejores formas de gobierno, algunas personas en el poder se han corrompido con el tiempo, convirtiendo el poder en tiranía.

-Una declaración de derechos expresa lo que el pueblo tiene derecho a hacer en contra de cualquier gobierno, y lo que ningún gobierno justo debe negar al pueblo.

-Es difícil delimitar la libertad con los límites de la ley, ya que un gobierno tirano utilizará la ley para violar los derechos de los individuos.

-Nuestra mayor felicidad no depende del momento de la vida en que la suerte nos ha sonreído, sino de una buena consciencia, de una buena salud, de una buena ocupación y de la libertad.

-Un pueblo podrá tener un gobierno propio únicamente cuando esté bien informado.

-Un gobierno sabio y frugal, que evite que los hombres se dañen entre ellos, dejará que el pueblo elija su propio camino hacia la mejora y el desarrollo industrial. Dicho gobierno no privará a la clase obrera del pan que se ha ganado.

-Espero que aplastemos a la aristocracia de las corporaciones adineradas en su origen, ya que éstas desafían la fuerza y las leyes de nuestro país.

-Es más peligroso juzgar a una persona sin un sistema de leyes justo que dejarla escapar.

-No dañamos en modo alguno al prójimo afirmando que hay veinte dioses o que no existe ninguno.

-La experiencia ha demostrado que el hombre es el único animal que destruye a su propia especie, ya que no existe otro término para definir lo que los ricos hacen con los pobres.

-Nuestro lema debería ser comerciar con todas las naciones, pero nunca aliarnos con ninguna.

-Cuando un hombre asume un cargo público, debería considerarse a sí mismo una propiedad pública.

-Creo firmemente que toda mente humana siente placer haciendo el bien a otros.

-A veces me entristece pensar que el hombre no puede gobernarse a sí mismo.

-Para un pueblo que es libre y que quiere seguir siéndolo, una milicia bien organizada y armada es su mejor garantía.

-Nada otorga más ventaja a una persona sobre otra que permanecer en calma y serena bajo cualquier circunstancia.

-Andar es el mejor ejercicio. Acostúmbrate a andar muy lejos.

-Buscar la paz y la amistad con el resto de la humanidad es la mejor forma de actuar, y espero que algún día lo consigamos.

-Nada es inalterable excepto los derechos inherentes e inalienables de cualquier hombre.

-No te dejes llevar por el placer hasta que no te asegures de que no hay un anzuelo al final.

-No conozco un lugar mejor para depositar el poder de gobernar que el pueblo en sí mismo. Y si pensamos que el pueblo no está capacitado para gobernar, no debemos arrebatarle el poder, sino informarlo y educarlo.

-Es nuestro deber intentar evitar la guerra. Pero si ésta ha de tener lugar, debemos defendernos, sin importar el enemigo.

-Solamente aquel que sabe más es consciente de lo poco que sabe.

-El mundo está en deuda, ya que los triunfos de la razón y la humanidad no superan a los triunfos del error y la opresión.

-Es absolutamente esencial que cada generación pague sus deudas. Esto nos ahorraría la mitad de las guerras del mundo.

-Uno viaja mejor solo que acompañado porque puede reflexionar más.

-El dinero, y no la moral, es el principio por el que se rige el comercio de las naciones civilizadas.

-No puedo vivir sin libros.

-Hacer que un hombre aporte dinero a favor de la propagación de ideas que aborrece es propio del pecado y de la tiranía.

-Cuestiónalo todo con valentía, incluso la existencia de Dios. Porque si existe uno, debe estar más a favor de la existencia de la razón que del miedo a ciegas.

-Todo gobierno se degenera cuando se confía únicamente a los gobernantes del pueblo. El pueblo en sí mismo es el único que puede prevenir esto.

-El hombre que no lee nada está mejor educado que el hombre que no lee nada más que periódicos.

-He sido valiente en mi afán por ampliar mi conocimiento, sin temer conocer la verdad y la razón, sin importar los resultados.

-Ningún hombre dejará de ser presidente con la misma reputación con la que empezó a serlo.

-Tomamos las armas en defensa de la violencia contra nuestro pueblo y nuestras propiedades. Cuando esa violencia cese, solamente cuando cesen los agresores, nuestra hostilidad cesará también.

-Un gobierno republicano es el único que no está continuamente en guerra abierta o encubierta contra los derechos de la humanidad.

-Es mejor no tener ninguna idea que tener una idea falsa.

-La historia, por lo general, únicamente nos informa de lo que es un mal gobierno.

-Todo ciudadano debería ser soldado, tal y como solía pasar en la Antigua Grecia y la Antigua Roma.

-Predigo la felicidad futura para los estadounidenses, si pueden evitar que el gobierno desperdicie el trabajo de las personas con el pretexto de cuidarlos.

-Nuestros derechos civiles no dependen de nuestras opiniones religiosas más que nuestras opiniones en física o geometría.

-No tomo un solo periódico, ni leo uno por mes, y me siento infinitamente más feliz por ello.

-Mi único temor es que pueda vivir demasiado tiempo. Sería un terror para mí.

-Creo junto a los romanos, que el general de hoy debería ser un soldado mañana si es necesario.

-La paz y la abstinencia de las interferencias europeas son nuestros objetivos, y así continuará mientras el orden actual de las cosas en América permanezca ininterrumpido.

-Un amigo herido es el más amargo de los enemigos.

-En defensa de nuestras personas y propiedades bajo una violación real, tomamos las armas. Cuando se elimine esa violencia, cuando cesen las hostilidades por parte de los agresores, las hostilidades cesarán por nuestra parte también.

-El progreso natural de las cosas es que la libertad ceda y el gobierno gane terreno.

-No debemos esperar ser traducidos del despotismo a la libertad en una cama de plumas.

-Me mortifica que me digan que, en los Estados Unidos de América, la venta de un libro puede convertirse en un tema de investigación y de investigación criminal también.

-La buena opinión de la humanidad, como la palanca de Arquímedes, con el fulcro dado, mueve el mundo.

-Un cobarde está mucho más expuesto a las peleas que un hombre de espíritu.

-No levantamos las armas por la gloria o para la conquista.

-La forma de silenciar las disputas religiosas es no prestarles atención.

-La guerra es un instrumento completamente ineficiente para corregir el mal; multiplica, en lugar de indemnizar pérdidas.

-La fuerza es el principio vital y el padre inmediato del despotismo.

-La política es un tormento que aconsejo a todos los que amo no mezclarme con él.

-El ser humano esta más dispuesto a sufrir, mientras que los males sean tolerables, que a enmendarse a sí mismos mediante la abolición de las formas a las que están acostumbrados.

-Conquistar no esta en nuestros principios. Es inconsistente con nuestro gobierno.

-La guerra más exitosa rara vez paga por sus pérdidas.

-Sé educado con todos, pero intimo con pocos.

-Agarra siempre las cosas con el mango liso.

-El poder no es atractivo para las mentes puras.

-El momento en que una persona crea una teoría, su imaginación ve en cada objeto solo los rasgos que favorecen esa teoría.

-El espíritu de este país es totalmente adverso a una gran fuerza militar.

-La decadencia corporal es sombría en perspectiva, pero de todas las contemplaciones humanas, el más aborrecible es el cuerpo sin mente.

-Se necesita tiempo para persuadir a los hombres a hacer incluso lo que es por su propio bien.

-La tierra pertenece a los vivos, no a los muertos.

-Si una nación espera ser ignorante y libre, en un estado de civilización, espera lo que nunca fue y nunca será.

-Como nuestros enemigos han descubierto que podemos razonar como hombres, ahora demostrémosles que también podemos luchar como hombres.

-He visto suficiente de una guerra como para no desear ver otra.

-Nunca nos arrepentimos de haber comido muy poco.

-La paz y amistad con toda la humanidad es nuestra política más sabia, y me gustaría que se nos permita seguirla.

-Cuando un hombre asume un cargo público, debe considerarse una propiedad pública.

-No muerdas el anzuelo del placer, hasta que sepas que no hay un gancho debajo.

-La república es la única forma de gobierno que no está eternamente en guerra abierta o secreta con los derechos de la humanidad.

-En cada país y en cada edad, el sacerdote había sido hostil a la libertad.

-Aborrezco la guerra y la veo como el mayor flagelo de la humanidad.

-La verdad es ciertamente una rama de la moralidad y una muy importante para la sociedad.

-Nada es inmutable, excepto los derechos inherentes e inalienables del hombre.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here