Las 70 Mejores Frases de Warren Buffett

Te dejo las mejores frases de Warren Buffett (nacido en 1930), uno de los mejores inversores de la historia, y el mayor accionista y director ejecutivo del conglomerado de empresas Berkshire Hathaway.

Desde niño vendía periódicos del Washington Post e incluso subcontrataba a niños. También compraba paquetes de botellas de Coca Cola y las vendía de forma individual. Cuando era adolescente ya hacía el doble de dinero que la familia americana promedio. A la edad de 20 años tenía unos 10000 dolares de la época, 100000 de la actualidad con la inflación.

A partir de 1960, construyó una sociedad que le permitió recolectar una cuota anual de inversores que participaban en ella. El modelo se basaba por tanto en un negocio escalable y que generase beneficio a partir de los fondos de los demás. 

En 1969, la Asociación Buffet tenía más de 100 millones de dólares en activos, incrementándose su patrimonio personal en 25 millones de dólares. Desde entonces, siguió construyendo su fortuna haciéndose dueño de empresas privadas que generaban grandes beneficios y entrando en el negocio de los seguros.

En la actualidad es el dueño de la compañía Berkshire Hathaway , donde posee un tercio de las acciones. Sin embargo, esta vendiendo parte de ellas para donar lo ganado a la caridad.

También te pueden interesar estas citas de emprendedores o estas sobre el éxito.

-El riesgo viene de no saber qué estas haciendo.

-Solo compra cosas con las que estarías feliz si el mercado cerrase durante 10 años.

-El riesgo es parte del juego de Dios, igual para hombres y naciones.

-Únicamente cuando la marea baja, descubres quién ha estado nadando desnudo.

-Debemos intentar ser temerosos cuando otros son codiciosos y ser codiciosos cuando otros son temerosos.

-La diferencia entre la gente exitosa y la gente que realmente es exitosa es que la gente realmente exitosa dice no a casi todo.

-Lo mejor que he hecho fue elegir a los héroes correctos.

-Sólo tienes que hacer muy pocas cosas bien en la vida, siempre y cuando no hagas muchas cosas mal.

-Si un negocio va bien, eventualmente el capital seguirá sus pasos.

-La honestidad es un don muy caro, no lo esperes de personas miserables.

-Nunca le preguntes a un barbero si te convendría un corte de cabello.

-Lo que haces ahora es lo que dice cómo funcionará tu cuerpo y tu mente dentro de diez, veinte, treinta y cuarenta años.

-Llega un momento en el que debes empezar a hacer lo que realmente quieres. Busca un trabajo que te guste y saltarás de la cama cada mañana con fuerza.

-La vida es como una bola de nieve. Lo importante es encontrar nieve húmeda y una colina realmente larga.

-Alguien está sentado en la sombra el día de hoy porque otro plantó un árbol hace mucho tiempo.

-El precio es lo que pagas. El valor es lo que obtienes.

-Las oportunidades vienen con poca frecuencia. Cuando llueva oro, saca el cubo, no el dedal.

-En el mundo de los negocios, el retrovisor siempre es más claro que el parabrisas.

-Predecir la lluvia no cuenta. Construir arcas sí.

-La diversificación es una protección contra la ignorancia. Tiene poco sentido si sabes lo que estás haciendo.

-Debes tener el control de tu tiempo, y no podrás tenerlo a menos que digas “no” a menudo. No puedes dejar que las personas tomen el control de la agenda de tu vida.

-Regla nº1: Nunca pierdas dinero. Regla nº2: nunca olvides la regla nº1.

-Lo más importante que debes hacer si estás en un hoyo es dejar de cavar.

-El tiempo es el amigo de la compañía excelente y el enemigo de la mediocre.

-De los billonarios que he conocido, el dinero solo resalta sus rasgos básicos. Si eran idiotas antes de tener dinero, solo son idiotas con un billón de dolares.

-Siempre supe que iba a ser rico. Creo que no lo dudé ni un minuto.

-Es siempre mejor pasar el tiempo con gente mejor que tú. Escoge asociados cuyo comportamiento es mejor que el tuyo e irás en esa dirección.

-Toma 20 años en construir una reputación y 5 minutos en arruinarla. Si piensas sobre ello, harás las cosas de forma diferente.

-Siempre vivimos en un mundo incierto. Lo seguro es que Estados Unidos irá adelante con el tiempo.

-Las cadenas del hábito son muy ligeras para ser sentidas, hasta que son demasiado pesadas para ser rotas.

-Ten miedo cuando los demás sean avariciosos y sé codicioso cuando los demás tengan miedo.

-No hay nada malo en un inversor que no sabe nada y se da cuenta de ello. El problema está en un inversor que no sabe nada pero cree que sabe algo.

-No es necesario hacer cosas extraordinarias para tener resultados extraordinarios.

-Llamar a alguien que negocia activamente en el mercado “inversor”, es como llamar a alguien que tiene amores repetidos de una noche “romántico”.

-Los americanos están en un ciclo de miedo que lleva a las personas a no querer gastar y a no querer invertir, y eso conduce a tener más miedo. Vamos a salir. Se necesita tiempo.

-Mira las fluctuaciones del mercado como tu amigo en lugar de tu enemigo; benefíciate de la locura en vez de participar en ella.

-El inversor de hoy no obtiene provecho del crecimiento de ayer.

-Cuando tengas mi edad, medirás tu éxito en la vida en la que muchas de las personas que tú amas en realidad te aman.

-Creo que el factor más importante para salir de la recesión actualmente es únicamente la capacidad de regeneración del capital estadounidense.

-Una encuesta de opinión pública no es sustituto del pensamiento.

-Si llegas a mi edad y nadie piensa bien de ti, no me importa cuán grande sea tu cuenta de banco, tu vida es un desastre.

-La gran pregunta acerca de cómo la gente se comporta es si ellos tienen un cuadro de mando interno o uno externo. Es de ayuda si te sientes satisfecho con un cuadro de mando interno.

-Disfrutamos del proceso mucho más que de las ganancias.

-Hoy día, las personas guardan dinero suficiente para sentirse cómodas. No deberían. Han optado por un terrible activo a largo plazo, uno que virtualmente no paga nada y es seguro que pierda su valor.

-Si te encuentras en un bote con filtraciones crónicas, la energía dedicada a cambiar de bote será más productiva que la energía dedicada a `poner parches en las filtraciones.

-¿Por qué no invertir tus activos en compañías que realmente te gustan? Cómo dijo Mae West, “Demasiado de algo bueno puede ser maravilloso”.

-Si no estás dispuesto a conservar tu acción durante los próximos diez años, entonces no consideres adquirirla ni siquiera durante los próximos diez minutos.

-Charlie y yo seguiríamos una política de compra y retención incluso si gestionáramos una institución exenta de impuestos.

-Un inversor debe actuar como si tuviera una tarjeta de decisión de por vida con sólo veinte usos en ella.

-Sólo tienes que hacer bien muy pocas cosas en tu vida, siempre y cuando no hagas demasiadas cosas mal.

-Alguien una vez dijo que cuando buscas personas para contratar, debes buscar tres cualidades: integridad, inteligencia y energía. Si la persona que contratas no posee la primera cualidad, la otras dos te matarán. Si lo piensas tiene sentido. Si contratas a alguien sin integridad, en serio debes querer que sea tonto y flojo.

-Cuando mezclas la ignorancia con el endeudamiento los resultados obtenidos son muy interesantes.

-Si formas parte del uno por ciento de las personas con más suerte, le debes algo al noventa y nueve por ciento que no lo son.

-Cada santo tiene un pasado y cada pecador tiene un futuro.

-La inactividad que raya en la holgazanería, continua siendo la piedra angular de nuestro estilo de invertir.

-Si sigues haciendo las cosas de la misma forma, tus resultados serán los mismos una y otra vez.

-Es cierto que existe la lucha de clases, y es la mía, la de los ricos, la que está ganando.

-Lo que las personas sabias hacen al comienzo, es lo que los tontos hacen al final.

-Parece que existe una malvada característica humana por la que le gusta volver difíciles las cosas fáciles.

-Las personas me preguntan ¿dónde debo trabajar? Y yo les digo que deberían trabajar con aquellos a quienes más admiran.

-Sé que cuando tenga sesenta años, intentaré lograr unas metas personales distintas a las metas que tenía a los 20 años.

-Si llevas media hora jugando al poker y no sabes quién es el tonto de la mesa, el tonto eres tú.

-Tener dinero esta bien, pero no deseo guardarlo para siempre. Sencillamente prefiero comprar cosas.

-Cuando tenia 16 años, por mi cabeza solo pasaban dos cosas: chicas y autos. No era muy bueno con el tema de las chicas, por lo que pensaba en autos.

-Tu mente y tu cuerpo tienen que durarte por el resto de tu vida. En este momento es fácil dejarlos libres y descuidarlos, pero si no los cuidas, para los últimos 40 años de tu vida se volverán chatarra.

-Wall Street es el único sitio al que las personas van en un Rolls- Royce para recibir asesoramiento de quienes toman el metro.

-Hace mucho tiempo, Ben Graham me enseño que “precio es lo que pagas, valor es lo obtienes”. Ya sea que estemos hablando de medias o de acciones, me gusta comprar mercancía de calidad cuando está en rebajas.

-Mantén todos tus huevos en una cesta, pero observa esa cesta desde muy cerca.

-Soy un mejor inversor porque soy un hombre de negocios, y soy un mejor hombre de negocios porque soy un inversor.

-Excavamos en África o en cualquier otro lugar en busca de oro. Después de eso lo fundimos, lo ponemos en otro agujero y prácticamente lo enterramos otra vez poniendo gente a su alrededor para vigilarlo. No tiene ninguna utilidad.

-Los gerentes y los inversores deben entender que los números contables son el comienzo, no el final.

-Nunca pasaría mucho tiempo valorando empresas en declive.

-La tasas de interés son para los precios de los activos lo que la gravedad es para la manzana. Cuando hay tasas de interés bajas, hay un muy bajo jalón gravitacional sobre los precios de los activos.

-No existe una  fórmula matemática perfecta para valorar un negocio.

-Las acciones se desarrollarán bien con el tiempo; simplemente debemos evitar entusiasmarnos cuando otras personas se emocionan.

-Cuando las personas temen, temen en masa. La confianza regresa poco a poco. Cuando se vuelven codiciosos, se vuelven codiciosos en masa.

-Pienso que es una locura si aceptas trabajos que no te gustan simplemente porque se ven bien en tu currículo.

-Los pronósticos pueden decirte mucho sobre el que pronostica, pero no te dicen nada sobre el futuro.

-La línea que separa la inversión y la especulación, la cual nunca es brillante y clara, se vuelve incluso más borrosa cuando la mayoría de los participantes en el mercado han disfrutado recientemente de triunfos.

-Invertir en oro es como invertir en el temor y ha sido una gran inversión con los miedos que hemos sufrido de vez en cuando.

-Si saber historia fuera necesario para ganar dinero, las personas más ricas del mundo serían bibliotecarios.

-Insisto en pasar mucho tiempo, casi todos los días, en sentarme y pensar. Eso es muy raro en los negocios estadounidenses. Leo y pienso. Así que por lo general leo y pienso más, y tomo menos decisiones impulsivas que la mayoría de la gente en los negocios.

-No necesitas ser un científico de cohetes. Invertir no es un juego donde el tipo con el IQ de 160 supera al chico con IQ de 130.

-La clave para invertir no es evaluar cuánto va a afectar la industria a la sociedad, ni cuánto crecerá, sino determinar la ventaja competitiva de una empresa dada y, sobre todo, la durabilidad de esa ventaja.

-La mayoría de las personas se interesan en las acciones cuando todos los demás lo están. El momento de interesarse es cuando nadie más lo está. No se puede comprar lo que es popular y hacerlo bien.

-Lo mejor que nos pasa es cuando una gran empresa se mete en problemas temporales. Queremos comprarlos cuando están en la mesa de operaciones.

-La causa más común de precios bajos es el pesimismo, algunas veces penetrante, algunas veces específico para una empresa o industria. Queremos hacer negocios en un ambiente así, no porque nos guste el pesimismo sino porque nos gustan los precios que produce. El optimismo es el enemigo del comprador racional.

-Lo que un inversor necesita es la capacidad de evaluar correctamente los negocios seleccionados. Nota la palabra “seleccionado”: no tienes que ser un experto en cada empresa, tampoco en muchas. Sólo tienes que ser capaz de evaluar las empresas dentro de tu círculo de competencia. El tamaño de ese círculo no es muy importante; conocer sus límites, sin embargo, es vital.

-El éxito en la inversión lleva tiempo, disciplina y paciencia. No importa lo grande que sea el talento o el esfuerzo, algunas cosas sólo toman tiempo: no se puede producir un bebé en un mes por dejar a nueve mujeres embarazadas.

-Has las cosas cuando lleguen las oportunidades. Tuve periodos en mi vida en los que tenía montones de ideas viniendo, y tuve largos periodos de sequía. Si tengo una idea la próxima semana, haré algo. Si no, no haré nada.

-Compré una compañía a mediados de los años 90 llamada Dexter Shoe y pagué 400 millones de dólares por ella. Y me quedé sin nada. Y he gastado alrededor de 400 millones de dólares en acciones de Berkshire, que ahora probablemente vale 400.000 millones de dólares. He hecho muchas decisiones tontas. Eso es parte del juego.

-La única manera de conseguir amor es siendo amable. Es muy irritante si tienes mucho dinero. Te gustaría pensar que podrías escribir un cheque que diga: “Voy a comprar un millón de dólares de amor”. Pero no funciona de esa manera. Cuanto más regalas amor, más obtienes.

-Compra una acción de la misma manera en que comprarías una casa. Compréndela y apréciala de tal manera que te contentarías con su propiedad incluso en ausencia de cualquier mercado.

COMPARTIR
Licenciado en Psicología y Máster en RRHH. Dreamer, apprentice, traveler, curious. Fundador de Lifeder.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here