Las 53 Mejores Frases de John Green

Te dejo las mejores frases de John Green, escritor americano de famosas novelas juveniles como Bajo la misma estrella, Mil veces hasta siempre, Buscando a Alaska o Ciudades de Papel.

Te pueden interesar también estas frases de Nicholas Sparks.

By Gage Skidmore from Peoria, AZ, United States of America (John GreenUploaded by MaybeMaybeMaybe) [CC BY-SA 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)], via Wikimedia Commons
-Si no lo imaginas, nunca nada pasará del todo. –Quentin, Ciudades de papel.

-No escoges si te van a lastimar en este mundo… pero sí puedes escoger quién te lastima. Me gustan mis decisiones. –Augustus, Bajo la misma estrella.

-Algunos turistas piensan que Ámsterdam es la ciudad del pecado, pero en realidad es la ciudad de la libertad. Y en libertad, la mayoría de la gente peca. –Sra. Lancaster, Bajo la misma estrella.

-Oh, no me importaría, Hazel Grace. Sería un privilegio que mi corazón fuera roto por ti. –Augustus, Bajo la misma estrella.

-No importa lo mucho que la vida apeste, siempre le gana a la alternativa. –Miles Halter, Buscando a Alaska.

-Algunas personas tienen vidas; otras personas tienen a la música. –Will Grayson, Will Grayson.

-Somos incluso más que la suma de nuestras partes. –Miles Halter, Buscando a Alaska.

-Soy demasiado vanidosa para arriesgarme a tener ese destino. –Margo, Ciudades de papel.

-Sentía lo injusto que era eso, la injusticia indiscutible de amar a alguien que pudo haberte amado de vuelta, pero no puede porque está ahora muerto. –Miles Halter, Buscando a Alaska.

-El algún punto, simplemente te arrancas el curita, y duele, pero acaba y te sientes aliviado. –Miles Halter, Buscando a Alaska.

-Me diste un para siempre con mis días contados, y estoy agradecida. –Hazel, Bajo la misma estrella.

-Estoy en una montaña rusa que solamente va hacia arriba, mi amiga. –Augustus, Bajo la misma estrella.

-El mundo no es una fábrica manufacturera de deseos. –Augustus, Bajo la misma estrella.

-Algunas veces pierdes una batalla. Pero la malicia siempre gana la guerra. –Alaska Young, Buscando a Alaska.

-Siempre existen las respuestas. Simplemente tenemos que ser lo suficientemente inteligentes. –Chip Martin, Buscando a Alaska.

-En algún punto debes de parar de mirar hacia el cielo, o uno de estos días mirarás de vuelta hacia abajo y te darás cuenta que te fuiste flotando también. –Detective Warren, Ciudades de papel.

-Eso no ocurrió, por supuesto. Las cosas nunca ocurrieron de la manera en la que las imaginaba. –Miles Halter, Buscando a Alaska.

-No existe escasez de culpa para ser encontrada entre nuestras estrellas. –Peter Van Houten, Bajo la misma estrella.

-Tal vez hay algo que tienes miedo de decir, o alguien a quien tienes miedo de amar, o algún lugar a donde tienes miedo de ir. Va a dolerte. Va a dolerte porque te importa. –Will Grayson, Will Grayson.

-Soy una granada, y en cierto momento voy a estallar, y me gustaría minimizar las víctimas, ¿de acuerdo? –Hazel, Bajo la misma estrella.

-Es difícil irse, hasta que te vas. Entonces se convierte en la cosa más endemoniadamente fácil del mundo. –Quentin, Ciudades de papel.

-¿No será también que en cierto nivel fundamental, nos es difícil entender que otros son seres humanos al igual que nosotros? Los idealizamos ya sea como dioses o los ignoramos como animales. –Mamá de Quentin.

-Nada es tan aburrido como los sueños de otras personas. –Quentin, Ciudades de papel.

-Date cuenta que tus intentos por mantener distancia de mí no disminuirán mi afecto hacia ti. Todos tus esfuerzos de salvarme de ti fallarán. –Augustus, Bajo la misma estrella.

-Estás tan ocupado siendo tú que no tienes idea de lo cuán absolutamente sin precedentes eres. –Hazel, Bajo la misma estrella.

-Tener miedo no es una buena excusa. Tener miedo es la excusa que todo mundo ha utilizado. –Alaska Young, Buscando a Alaska.

-La entropía aumenta, las cosas se caen a pedazos. –Dr. Hyde, Buscando a Alaska.

-Conforme leía, me enamoré de la manera en la que te dormías: lentamente, y de repente de golpe. –Hazel, Bajo la misma estrella.

-Los recuerdos también se desmoronan. Y te quedas sin nada, sin ni siquiera un fantasma, sino con su sombra. –Miles Halter, Buscando a Alaska.

-Eres terriblemente filosófica para ser una chica que acaba de ser arrestada. –Miles Halter, Buscando a Alaska.

-Si tan solo pudiéramos ver la ola de interminables consecuencias que resultan de nuestras acciones más pequeñas. Pero no podemos saber qué es mejor hasta que el saber se vuelve inútil. –Miles Halter, Buscando a Alaska.

-Me di cuenta de algo. El futuro es impredecible. –Colin, El teorema Katherine.

-En un punto todos miramos y nos damos cuenta que estamos perdidos en un laberinto. –Dr. Hyde, Buscando a Alaska.

-Orinar es como un buen libro, de manera en que es difícil de parar una vez que comienzas. –Quentin, Ciudades de papel.

-El amor verdadero triunfará al final, lo cual puede o no ser una mentira, pero si es una mentira, es la mentira más hermosa que tenemos. –Buscando a Alaska.

-Qué cosa tan engañosa es el creer que una persona es más que eso, una persona. –Quentin, Ciudades de Papel.

-¿Cuál es el punto de vivir si al menos no tratas de hacer algo extraordinario? –Narrador, El teorema Katherine.

-“Sin el sufrimiento, ¿Cómo conocerías la felicidad?” Este es un viejo argumento respecto al sufrimiento, y su estupidez y falta de sofisticación podría datarse varios siglos atrás. (…) Sí, un hermoso pensamiento. –Hazel, Bajo la misma estrella.

-Algunos infinitos son más grandes que otros infinitos. –Augustus, Bajo la misma estrella.

-El dolor no te cambia, Hazel. Te revela. –Augustus, Bajo la misma estrella.

-Nada nunca sucede como te imaginas que sucederá. –Margo, Ciudades de papel.

-El error fundamental que siempre cometí, y que ella, de manera justa, siempre me dejó cometer fue el siguiente: Margo no era un milagro. Ella no era una aventura. Ella no era una cosa fina y preciosa. Ella era una chica. –Quentin.

-No recuerdas lo que sucedió. Lo que recuerdas se convierte en lo que sucedió. –Colin, El teorema Katherine.

-Es tan probable que lastimemos al universo como que lo ayudemos, y no es probable que hagamos ninguna de las dos cosas. –Augustus, Bajo la misma estrella.

-La ciudad era de papel, pero sus recuerdos no lo eran. Todas las cosas que había hecho aquí, todo el amor, lástima, compasión, violencia y rencor seguían morando dentro de mí. –Quentin, Ciudades de papel.

-Los libros son tan especiales, raros y tan propios, tal que mostrar tu afecto hacia ellos se siente como traición. –Hazel, Bajo la misma estrella.

-Puedes amar a alguien muchísimo. Pero nunca puedes amar a las personas tanto como puedes extrañarlas. –Colin, El teorema Katherine.

-Prefiero quedarme con la duda que obtener respuestas con las que no podría vivir. –Miles Halter. –Buscando a Alaska.

-Moriré joven, pero al menos moriré inteligente. –Alaska Young, Buscando a Alaska.

-Porque eres hermosa, y decidí hace tiempo que no me negaré a mí mismo los placeres más simples de la existencia. –Augustus, Bajo la misma estrella.

-¿Sabes cuál es tu problema, Quentin? Sigues esperando que las personas no sean ellos mismos. –Radar, Ciudades de papel.

-Mis pensamientos son estrellas que no puedo concebir en constelaciones, Augustus, Bajo la misma estrella.

-Las marcas que los humanos dejan son comúnmente cicatrices. –Augustus, Bajo la misma estrella.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here