Las 87 Mejores Frases de Santo Tomás de Aquino

Te dejo las mejores frases de Santo Tomás de Aquino (1225-1274), fraile italiano dominico, sacerdote católico, filósofo y teólogo de gran influencia en la tradición de la escolástica. El nombre de Aquino identifica sus orígenes ancestrales en el condado de Aquino en la actual Lazio.

Te pueden interesar también estas frases de San Agustín.

-No hay nada en esta tierra que deba ser más apreciado que una amistad verdadera.

-Si el objetivo más importante de un capitán fuera preservar su barco, podría mantenerlo en el puerto para siempre. 

-Las cosas que amamos nos dicen lo que somos. 

-La tristeza puede ser aliviada por una buena siesta, un baño, y una copa de vino.

-La mayoría de los hombres parecen vivir de acuerdo a sus sentidos, más que de acuerdo a su razón. 

-Para aquel que tiene fe, no es necesaria una explicación. Más para aquel sin fe, no existe explicación posible. 

-El hombre no puede vivir sin alegría. Por lo tanto, cuando es privado de la verdaderas alegrías espirituales, se vuelve adicto a los placeres carnales. 

-La prueba del artista no reposa sobre la avidez con el que va a trabajar, sino en la excelencia del trabajo que produce. 

-Debido a la diversidad de condiciones de los humanos, sucede que algunos actos son virtuosos para algunos, y por consiguiente apropiados e idóneos para estos, mientras que los mismos actos son inmorales, y por ende inapropiados, para otros.

-Por naturaleza, todos los hombres son iguales en libertades, pero no en otras cualidades. 

-Es posible demostrar la existencia de Dios, aunque no a priori, sino a posteriori, a través de sus actos, los cuáles son más factibles para nosotros.

-El hombre no debe de considerar sus posesiones materiales como propias, sino como colectivas, además de compartirlas sin lugar a duda alguna, cuando otros se encuentren en necesidad.

-Para que una guerra sea justa, solo se necesitan tres cosas. Primeramente, la autoridad del soberano. En segundo lugar, una causa justa. Y en tercer lugar una intención legítima.

-Debemos de quererlos a ambos, a aquellos cuyas opiniones compartimos, y a aquellos cuyas opiniones objetamos, ya que ambas partes han trabajado en conjunto en la búsqueda de la verdad, y ambas partes han ayudado a encontrarla. 

-Prefiero sentir la compasión antes que conocer su significado. Prefiero actuar con compasión, que pensar en la ventaja personal. 

-La verdad de nuestra fe se convierte en ridícula para los infieles cuando cualquier católico, no dotado con el suficiente conocimiento científico, presenta como dogma lo que el escrutinio científico ha demostrado ser falso. 

-El estudio de la verdad requiere de un esfuerzo considerable. Es por esto que muy pocos están dispuestos a hacerlo solamente por el amor al conocimiento, a pesar de que Dios ha implantado un apetito natural por tal conocimiento en la mente de los hombres.

-Mientras que la injusticia resulta ser el peor de los pecados, la desesperanza es el más peligroso, porque cuando estamos desesperanzados, no nos importan ni los otros, ni nosotros mismos. 

-Se ha vuelto una moda el hablar acerca del misticismo, en incluso llegar a considerarse como místicos. ¿Acaso esto necesita ser dicho? Aquellos que hablan más acerca de estas cuestiones, son los que menos saben de ellas. 

-Los tiempos nunca son lo suficiente malos como para que un buen hombre no pueda vivir en ellos. 

-Amar es desearle el bien al otro. 

-El gesto más bondadoso que alguien puede extenderle a otra persona es guiarla del error a la verdad.

-Si puedes vivir en medio de la injusticia sin sentir enojo, entonces eres tanto inmoral como injusto.

-Cuando llaman al diablo el dios de este mundo, no es porque él lo haya hecho, sino porque le servimos con nuestra mundanalidad. 

-El miedo es un sentimiento tan poderoso en los humanos, que cuando dejamos que se apodere de nosotros, provoca que la compasión brote desde nuestros corazones.

-Uno no puede utilizar una acción mala para aludir a una buena intención. 

-Propiamente hablando, no se puede considerar robo, el tomar en secreto y utilizar la propiedad de otro en caso de extrema necesidad, porque lo que se toma para sostener la vida propia, se convierte en propiedad de esa persona por razón de su necesidad. 

-El alma se perfecciona por medio del conocimiento y la virtud. 

-Dado que no podemos saber lo que es Dios, más solo lo que no es Él, no podemos pensar acerca de cómo es Él, sino solo en cómo no es. 

-El estudio de la filosofía no es que sepamos lo que los hombres han pensado, si no cuál es la verdad de las cosas. 

-El efecto apropiado de la Eucaristía, es la transformación del hombre en Dios. 

-Los ángeles trascienden toda religión, toda filosofía y todo credo. De hecho, los ángeles no tienen una religión como lo que conocemos. Su existencia trasciende de todo sistema religioso que haya existido en la tierra. 

-La predicación se basa principalmente en lo virtuoso, posteriormente en lo agradable, y finalmente en lo útil. 

-La fe tiene que ver con las cosas que no se pueden ver, y con esperar cosas que parecen estar por llegar.

-¿Cómo podemos vivir en armonía? Primero necesitamos saber si todos estamos irremediablemente enamorados del mismo Dios. 

-Dios nunca se enoja con nosotros por Su bien, solo por el nuestro. 

-El amor es una fuerza vinculante, en la cual otro está unido a mí, y es atesorado por mí.

-Si para entonces, buscas el camino que deberías de tomar, opta por Jesucristo, ya qué Él mismo es el camino.

-Amar a Dios es algo más grande que solo conocerlo. 

-Un ángel puede iluminar la mente y el pensamiento del hombre al fortalecer el poder de su visión.

-La ciencia de las matemáticas trata a los objetos como si fueran algo mentalmente abstracto, cuando objetivamente no se encuentra abstraído. 

-En deliberar podríamos dudar, pero un acto deliberado debe de ser ejecutado ágilmente. 

-Evidentemente, la persona que acepte a la Iglesia como una guía infalible, deberá de creer todo lo que la Iglesia profese. 

-Nada que se haya creado ha sido capaz de llenar el corazón de un hombre. Dios solamente es capaz de llenarlo infinitamente.

-Concédeme, oh Señor mi Dios, una mente para conocerte, un corazón para buscarte, sabiduría para encontrarte, una conducta de tu agrado, una perseverancia devota para esperarte y la esperanza para finalmente aceptarte. Amén. 

-Es mejor iluminar que simplemente brillar, para ofrecer a otros verdades bien estudiadas, más que simplemente reflexionar. 

-La amistad es la fuente de los más grandes placeres, y sin amigos, incluso las búsquedas más apasionantes se convierten en tediosas. 

-El alma es como un mundo sin habitar que cobra vida una vez que Dios reposa su cabeza contra nosotros. 

-Las distracciones dibujadas por la mente, no son necesariamente equivalentes a distinciones en la realidad. 

-El bien puede existir sin el mal. Mientras que el mal no puede existir sin el bien. 

-La piedad sin la justicia, es la madre de las disoluciones. La justicia sin piedad, es un acto de crueldad. 

-Un hombre feliz necesita de amigos en su vida. 

-Todo lo contrario a un acto de virtud, es un pecado. Además, la guerra es contraria a la paz. Por consiguiente, la guerra siempre es un pecado. 

-No podemos obtener el conocimiento de golpe. Necesitamos comenzar creyendo, después necesitamos aprender a convertirnos en expertos de la evidencia por nosotros mismos. 

-María significa “la estrella del mar”. Así como los marineros son guiados al puerto por la estrella del mar, los cristianos alcanzan la gloria a través de la intercesión material de María. 

-Nada que implique contradicción es considerado inherente a la omnipotencia de Dios. 

-Debe de existir un motor principal sobre todo, y a esto le llamamos Dios.

-El corazón de un hombre está en lo correcto cuando este desea lo que Dios desea.

-El hombre tiene libertad de decisión, en la medida en que sea racional. 

-Todo juicio de consciencia, sea este bueno o malo, gira entorno a cosas malvadas o moralmente indiferentes por sí mismas. Por consiguiente aquel que actué en contra de su consciencia, siempre pecará. 

-El principal acto de valentía es sobrellevar y soportar los peligros de manera tenaz, antes que atacarlos. 

-El bien ordenado amor propio, es correcto y natural. 

-La luz de la fe hace que veamos lo que creemos.

-Ha de decirse que la caridad no puede, de ninguna manera, existir junto con ningún pecado mortal. 

-Una ley no es otra cosa que una cierta ordenanza de la razón para lograr el bien común, promulgada por la persona que cuida de la comunidad. 

-Los milagros no son señales para aquellos que creen, si no para aquellos que no creen. 

-La felicidad se asegura por medio de la virtud. Es un bien obtenido a través de la voluntad el hombre.

-Solamente es Dios el que crea. El hombre simplemente reorganiza. 

-Existe dentro de cada alma una sed de felicidad y significado.

-El pretender que los ángeles no existen porque son invisibles es como creer que nunca dormimos porque no nos vemos dormir. 

-Los bendecidos en el reino de los cielos verán el castigo de aquellos condenados, para que su dicha sea más disfrutable. 

-No todo lo que sea más difícil es más meritorio.

-Tres cosas son necesarias para lograr la salvación de un hombre: saber qué es lo que debe de creer, saber qué es lo que debe de desear, y saber qué es lo que debe de hacer. 

-Dado que la filosofía surge de la admiración, un filósofo está destinado en su camino a amar los mitos y las fábulas poéticas. Los poetas y los filósofos son muy parecidos en el grado de admiración hacia con las cosas. 

-Si los falsificadores y los malhechores son penados de muerte por el poder secular, existe mucho más fundamento para excomulgar, e incluso ejecutar a alguien acusado de herejía. 

-El teólogo considera el pecado principalmente como una ofensa hacia Dios, mientras el filósofo moral como algo opuesto a la racionalidad.

-La verdad de la fe cristiana sobrepasa la capacidad de la razón. 

-Es un requisito para la relajación de la mente el hacer uso, de vez en cuando, de las bromas y los actos lúdicos. 

-El asombro es el apetito de conocimiento.

-No existe más que solo una Iglesia en la que el hombre encontrará salvación, al igual que fuera del arca de Noé, no existió posibilidad de que alguien se salvara.

-El lograr la paz consigo mismo o entre los demás, muestra que un hombre es seguidor de Dios. 

-La verdad solamente puede ser percibida a través del pensamiento, según probó Agustín.

-Nada se puede saber, salvo lo que es verdadero.

-La justicia es cierta rectitud de mente, en la que un hombre hace lo que el deber le dicte hacer, dadas las circunstancias que se le presenten.

-Con el fin del que el hombre se desempeñe bien, ya sea en los trabajos de la vida activa, como en aquellos de la vida reflexiva, necesita de la compañía de sus amigos.

-En la vida del cuerpo de un hombre, algunas veces este se enferma, y a menos que tome medicina, este morirá. De igual manera ocurre en la vida espiritual de un hombre, la cuál enferma con el pecado. Por tal motivo, necesita de la medicina que le restaure su salud, y esta gracia, es otorgada a través del sacramento de la penitencia.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here