Hierba Maestra o Ajenjo: Características, Para Qué Sirve

La hierba maestra o ajenjo (Artemisia absinthium L.) es una planta aromática medicinal perteneciente al género Artemisia. Su distribución es muy amplia: se encuentra en las regiones templadas de Europa, Asia y el norte de África, en Canadá y en Estados Unidos.

Junto al anís y al hinojo, forma parte de los ingredientes principales de la absenta, bebida espirituosa con un alto grado alcohólico; también se emplea para elaborar vermut. Todo el arbusto tiene amplios usos terapeúticos, documentados desde los tiempos del antiguo Egipto.

Hierba maestra o ajenjo

Se utilizan las partes superiores de la planta cosechada cuando está en flor, lo cual incluye los tallos, hojas y flores. El té que se elabora con esta posee un fuerte sabor amargo y se suele mezclar con otras hierbas como la menta para enmascararlo. Es un poderoso antihelmíntico.

Se extrae su aceite esencial, que representa cerca de 0,5 a 1 % del peso de las hojas frescas. Entre sus principales constituyentes volátiles están la tujona, el felandreno, el cadineno y el azuleno.

Restaura la pérdida de apetito, se usa en el tratamiento de la gastritis, ayuda frente a molestias de la vesícula biliar y también en la inflamación del hígado. En medicina tradicional china también se destina para tratar enfermedades del sistema nervioso.

Características

El ajenjo es un arbusto perenne de la familia Asteraceae. Crece de forma natural en terrenos áridos y sin cultivar, en laderas rocosas y al borde de senderos y de parcelas en el campo. Tiene un fuerte olor a salvia, especialmente en las partes aéreas de la planta. La raíz tiene un sabor cálido y aromático.

Las raíces o rizomas son fibrosos. El tallo es firme, recto y ramificado, de color verde platinado cubierto con una fina vellosidad. La planta crece normalmente entre 80 cm y 1,2 m, y a veces llega a medir hasta 1,5 metros.

Las hojas están dispuestas en espiral, son de color gris verdoso en la parte superior y blanco en la inferior.

Las flores son de color amarillo claro y florecen desde principios del verano hasta comienzos del otoño boreal; es decir, de julio a septiembre o incluso octubre.

El fruto maduro del ajenjo es un aquenio de pequeño tamaño que se dispersa por la gravedad. Las semillas son cilíndricas, planas y hasta de 1 mm de largo. Su color es marrón grisáceo.

Una planta puede producir hasta cien mil semillas. La planta puede ser cultivada fácilmente a partir de las semillas.

¿Para qué sirve?

– Además de su uso como hierba medicinal, se utiliza como insecticida y repelente de insectos.

– Tiene ligeras propiedades anti infecciosas. Se ha reportado su uso en forma tópica para tratar heridas y cortes leves, prevenir infecciones y acelerar el proceso de curación.

– Se ha utilizado tradicionalmente como un tratamiento natural para resfriados y fiebre. El té de ajenjo tiene efectos deseables en el restablecimiento de la salud en los períodos posgripe o posinfecciosos.

Efectos en el sistema digestivo

Es un excelente digestivo debido a las sustancias responsables del amargor en la planta. Estas explican el uso de la hierba como un remedio para las dolencias de la vesícula biliar, el síndrome del intestino irritable, el hígado y la acidez estomacal.

El ajenjo mejora la digestión, estimula el sistema digestivo y combate la flatulencia. Tiene la reputación de ser estimulante del apetito; de allí proviene su empleo para tratar la anorexia.

A lo largo de la historia de la medicina tradicional, el extracto de ajenjo ha sido usado para la expulsión de parásitos intestinales.

Efectos en el sistema nervioso

La planta del ajenjo es un estimulante psíquico. Su efecto es narcótico, ligeramente anestésico y genera una sensación de paz y relajación.

Se considera que su efecto calmante podría ser útil para quienes sufren de epilepsia y espasmos musculares, así como para tratar formas leves de depresión. Sin embargo, al ser mezclado con alcohol o en dosis elevadas, el ajenjo puede causar alucinaciones.

El ajenjo contiene tujona, sustancia que tiene propiedades analépticas. Es decir, tiene capacidad para estimular el sistema nervioso y hacer que un paciente en coma o desmayado regrese al estado consciente. La tujona provoca la disminución del tiempo de sueño en animales cuando han sido inducidos por barbitúricos.

La acción estimulante de la tujona es similar a la de la anfetamina en roedores, provocando en estos un aumento de la actividad espontánea. Se usa como tónico para los nervios y como remedio contra la debilidad.

Otros efectos

Se ha utilizado para atenuar el dolor asociado con la artritis y el reumatismo debido a su leve efecto anestésico. También para el alivio de los cólicos menstruales y el dolor durante el trabajo de parto.

La planta del ajenjo también se utiliza como estimulante cardiaco y para mejorar la circulación sanguínea. Su acción estimulante sobre el sistema inmune promueve su empleo como agente contra tumores y cánceres.

Posibles efectos secundarios

– La planta del ajenjo es venenosa. No debe tomarse por más de 4 semanas ni en altas dosis. Su uso intenso y prolongado puede causar náuseas, vómitos, calambres estomacales, dolores de cabeza, mareos y daños al sistema nervioso.

– Se ha señalado que el ajenjo provoca convulsiones si se toma en grandes cantidades durante largos períodos de tiempo. La sobredosis de tujona tiene efectos tóxicos en el hígado y el cerebro.

– Las personas que toman medicamentos anticonvulsivos no deben usarlo, debido a la interacción con estos. También se ha reportado insuficiencia renal aguda e insuficiencia cardíaca congestiva. Estos casos parecieran haber ocurrido luego de ingerir el aceite esencial, mas no el té o la tintura.

– Pueden presentarse reacciones alérgicas al ajenjo en las personas sensibles a las plantas de la familia Asteraceae.

– No debe tomarse durante el embarazo o la lactancia. La capacidad de la tujona de provocar espasmos musculares, induce contracciones uterinas en mujeres embarazadas.

– El uso regular de la planta del ajenjo puede llegar a ser adictivo. La planta contiene glucósidos venenosos y su aceite volátil deprime el sistema nervioso central.

– El uso crónico de la absenta provoca ataques epilépticos, alucinaciones y delirio. Esto trajo como consecuencia la prohibición de la bebida a comienzos del siglo XX. Hoy su consumo parece retomarse.

Referencias

  1. Absinto – Enciclopédia  (s.f.). Recuperado el 24 de Mayo 2018 de azarius.pt.
  2. Absinthe (2018). Recuperado el 24 de mayo 2018 en en.wikipedia.org
  3. Jiří Patočka  J., Plucar B., Pharmacology and toxicology of absinthe. Journal of Applied Biomedicine.  2003; 1: 199–205.
  4. Judžentienė, A. Wormwood (Artemisia absinthium L.) Oils. Essential Oils in Food Preservation, Flavor and Safety. 2016; 849-856.
  5. Thujone (2018). Recuperado el 24 de mayo 2018 en en.wikipedia.org.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here