Hiperestesia: Características, Síntomas y Causas

La hiperestesia es un trastorno de la percepción que se caracteriza por originar un distorsión sensorial a través de un incremento de la intensidad de las sensaciones.

Es decir, la hiperestesia resulta un síntoma que provoca una sensación exagerada de los estímulos táctiles y, en algunos casos, visuales.

hiperestesia

La persona que padece esta alteración percibe los estímulos de una forma excesivamente intensa, hecho que le suele originar sensaciones de malestar de forma continua y recurrente.

Resulta la antítesis de la hipostesia (disminución de la sensibilidad) y de la anestesia (ausencia completa de sensibilidad) y está provocada por alteraciones anatómicas y funcionales de las regiones cerebrales que modulan los impulsos sensitivos.

Características de la hiperestesia

La hiperestesia es un trastorno de la percepción originado por un descenso del umbral perceptivo. Es decir, la persona percibe los estímulos de forma más intensa ya que la raíz dorsal del cerebro causa poca o ninguna pérdida sensorial.

El incremento de la percepción se limita a los estímulos táctiles, por lo que el resto de procesos perceptivos (audición, vista, olfato y gusto) se encuentran intactos y se perciben de forma normal.

La experimentación de hiperestesia suele estar sujeto al padecimiento de alguna patología o el consumo de sustancias que afecten al funcionamiento perceptivo del sujeto.

Por lo general, las personas con hiperestesia experimentan sensaciones desagradables a través del tacto, ya que estas resultan excesivas ya sea en intensidad, rapidez o número.

Lo más habitual es que los estímulos táctiles se perciban de forma demasiado intensa. Por ejemplo, una persona con hiperestesia puede experimentar molestias al ponerse unos pantalones debido a la estimulación excesiva que le produce el roce de su cuerpo con la prenda.

No obstante, en algunos casos la hiperestesia puede no destacar tanto por su intensidad, sino por su cantidad. Es decir, la persona con esta alteración puede experimentar sensaciones táctiles intensas en múltiples regiones de su cuerpo y a través de numerosos estímulos.

Síntomas

La sintomatología de la hiperestesia se define por un incremento de la sensibilidad táctil. Es decir, a través de la experimentación de sensaciones extremadamente elevadas.

De este modo, las manifestaciones pueden aparecer en situaciones extremas o exigentes, pero también en cualquier momento cotidiano y totalmente normal.

Por lo general, las personas con hiperestesia suelen experimentar sensaciones de hormigueo, cosquilleo o embotamiento de forma permanente.

Cualquier tipo de contacto táctil, por leve que sea, puede originar sensaciones de malestar en el sujeto. De este modo, actividades cotidianas como vestirse, ducharse, afeitarse, sentarse, ponerse crema o contactar físicamente con otras personas, suelen resultar molestas.

Por otro lado, la hiperestesia suele resultar una alteración especialmente importante en la transmisión del dolor. Los individuos con esta alteración son mucho más sensibles a los estímulos táctiles, por lo que perciben con mayor intensidad también los estímulos dolorosos.

Este hecho provoca que la resistencia al dolor sea mucho menor y cualquier estímulo mínimamente dañino pueda generar elevadas sanaciones dolorosas. Por ejemplo, actividades como depilarse, exfoliarse la piel o recibir un masaje intenso suelen ser situaciones difícilmente tolerables para una persona con hiperestesia.

Hiperestesia dentinaria

La hiperestesia dentinaria es un tipo específico de hiperestesia que se caracteriza por experimentar una respuesta exagerada a los estímulos térmicos en la región dental. Suele manifestarse con un dolor agudo y corto que se genera en la dentina que se encuentra expuesta.

En este caso, la hipersensibilidad táctil es producida por la exposición del tercio radicular del diente (causado por un cepillado agresivo y abrasivo), de la pérdida del esmalte dental por erosión de este, de la sobrecarga dental o por el padecimiento de una enfermedad periodontal.

Así pues, resulta un tipo específico y distinto de hiperestesia que presenta una causas también diferentes. De forma general, existen dos condiciones para que esta alteración se manifieste:

  1. Presentar una exposición dentinaria caracterizada por procesos de erosión y abrasión.
  1. Apertura de los túbulos de la dentina, generalmente ocasionados por ácidos y abrasión.

Causas

La hiperestesia es un síntoma poco común que suele aparecer debido al padecimiento de psicopatologías o el consumo de sustancias psicoactivas.

En este sentido, en la actualidad se sustenta que la mayoría de casos de hiperestesia son originados por una causa primaria, por lo que se interpreta como un síntoma secundario a alteraciones psicopatológicas.

1- Psicopatologías que cursan con hiperestesia

La hiperestesia se encuentra relacionada con dos psicopatologías principales: la manía y los trastornos psicóticos.

Por lo que respecta la manía, la hiperestesia resulta un síntoma poco común pero que pueden experimentar algunos sujetos con trastorno bipolar tipo I.

En este caso, se sustenta que la excitabilidad cerebral que provoca la sintomatología típica de la manía sería también responsable de disminuir la pérdida sensorial y originar hiperestesia.

Por lo que respecta los trastornos psicóticos, la hiperestesia resulta un síntoma ligeramente más prevalente, aunque tampoco constituye una de las manifestaciones más típicas del trastorno.

Concretamente, debido a su mayor prevalencia, el trastorno que genera un mayor número de casos de hiperestesia es la esquizofrenia. Al igual que en el caso anterior, a pesar de que no existen estudios concluyentes, se postula que las alteraciones en el funcionamiento cerebral que origina la patología provocan el desarrollo de hiperestesia.

2- Tóxicos que pueden generar hiperestesia

El consumo de sustancia psicoactivas también pueden originar un incremento de la sensibilidad en la persona. En estos casos, la hiperestesia suele cursar de forma paralela a la intoxicación, por lo que desaparece cuando se terminan los efectos psicoactivos de la droga.

Las drogas estimulantes son las que han mostrado una mayor relación con la hiperestesia. De este modo, sustancias como la cocaína o la metanfetamina originan una estimulación cerebral que puede provocar disminución de la pérdida sensorial.

Así mismo, las sustancias sedantes también pueden originar hiperestesia. Concretamente, el consumo de heroína se ha relacionado positivamente con la experimentación de este tipo de sensaciones.

Referencias

  1. Bouhassira D et al. Comparison of pain syndromes associated with nervous or somatic lesions and development of a new neuropathic pain diagnostic questionnaire (DN4). Pain 114(2005) 29-36.
  1. Bennet, M. The LANSS Pain Scale: the Leeds assessment of neuropathic symptoms and signs. Rev.Soc.Esp.Dolor, 2002, 9: 74-87.
  1. Head H, Campbell A W. The pathology of herpes zoster and its bearing on sensory localization. Brain 23: 353-529; 1900.
  1. Martin Zurro, 5ª edición, 2003. cap 56, patología neurológica, patología neuromuscular, pág 1307-1316.
  1. Merskey & Bogduk (Eds.) Classification of Chronic Pain. Seattle: IASP Task Force on Taxonomy, 1994.
COMPARTIR
Graduado en Psicología y Máster en Psicopatología Clínica del Adulto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here