Hojas de Guanábana: Para Qué Sirven, Cómo Prepararlas y Contraindicaciones

Las hojas de guanábana (Annona muricata) tienen una amplia variedad de aplicaciones medicinales. Sin embargo, la guanábana o graviola es más conocida por su fruto que por sus hojas. El árbol es pequeño, de hoja perenne y nativo de las áreas tropicales de América.

Las hojas de guanábana son ricas en acetogeninas anóxicas y contienen también alcaloides. Las acetogeninas anóxicas son exclusivas de la familia de las anonáceas. Químicamente son derivadas de ácidos grasos de cadena larga (C32 o C34).

Hojas de guanábana

Las acetogeninas anóxicas son un centenar de compuestos que se encuentran en las hojas, la fruta, las semillas, la corteza, las raíces y los tallos del árbol de guanábana.

Estas sustancias  tienen una poderosa actividad citotóxica. En estudios in vitro e in vivo se ha visto que atacan y eliminan células cancerosas en 12 tipos diferentes de cáncer.

Entre estos tipos están el cáncer de mama, páncreas, pulmón, próstata, hígado, colon y piel. Incluso han llegado a destruir las células cancerosas que han desarrollado resistencia a los medicamentos quimioterapéuticos. Además, poseen otras actividades biológicas, entre las que se incluyen antipalúdicas, antiparasitarias y plaguicidas.

¿Para qué sirve? (Beneficios para la salud)

Los estudios e investigaciones de las bondades terapéuticas de las hojas de guanábana han sido realizados in vitro o en animales. En ausencia de ensayos clínicos doble ciego en humanos, la comunidad médica no ha confirmado estas evidencias.

Diversidad de propiedades terapéuticas

En el caso de las propiedades antioxidantes y antibacterianas del extracto, su acción varía según el solvente usado. Entre estos solventes están metanol, etanol, n-butanol y agua. El extracto acuoso es el que suele presentar menor actividad y, en algunos casos, ninguna.

El extracto de las hojas en agua caliente se consume por sus cualidades sedantes y analgésicas. Los fitoquímicos que contiene presentan características antiinflamatorias, antiparasitarias, antibacterianas,  analgésicas y antioxidantes.  También actúa como anticonvulsivo.

La decocción de las hojas se emplea en muchos países africanos para controlar la fiebre y las convulsiones. Es usada para prevenir la aparición de espinillas y aliviar otros problemas de la piel, como el eczema.

Potencial antidiabético y antiartrítico

El potencial antiartrítico, de acuerdo con la etnomedicina, ha sido confirmado por los hallazgos de estudios in vivo. De acuerdo con los resultados, la administración oral del extracto etanólico de las hojas redujo el edema de una manera dependiente de la dosis después de dos semanas de tratamiento.

La inyección del extracto metanólico de hojas de guanábana en ratas con diabetes inducida durante dos semanas, redujo significativamente la concentración de glucosa en sangre. Además, disminuyó de manera apreciable el colesterol sérico total, la lipoproteína de baja densidad y los triglicéridos.

Acción anticancerígena y antitumoral

Los constituyentes bioactivos de las hojas fortalecen el sistema inmune y mejoran la capacidad propia del cuerpo para combatir y eliminar las células cancerosas.

Las acetogeninas anóxicas tienen toxicidad selectiva; es decir, cuentan con la capacidad de diferenciar entre las células cancerosas y las células sanas.

Las células cancerosas tienen tendencia a dividirse a un ritmo mayor que las células normales.  El ATP proporciona a las células la energía para llevar a cabo todos sus procesos bioquímicos simples y complejos, incluida la división celular. 

Por tanto, las células cancerosas requieren más energía que las células sanas; es decir, dosis de ATP mucho más altas.

Las acetogeninas tienen la capacidad de interferir con las reacciones enzimáticas involucradas en la producción de ATP por las mitocondrias de las células cancerosas. En otras palabras: disminuyen la producción de ATP en las células cancerosas.

Mejora la calidad de vida en pacientes con cáncer

La toxicidad selectiva permite limitar los efectos secundarios comúnmente experimentados en las terapias convencionales para tratar el cáncer. Entre estos están el deterioro de la función inmune, la pérdida de apetito, la caída del cabello y la aparición de náuseas.

Es sabido que las células cancerosas aprenden a reconocer y resistir los químicos que se usan para destruirlas, haciendo perder eficacidad a la quimioterapia.

Para poder expulsar estos productos químicos, se requieren grandes cantidades de energía, que la célula cancerosa debería extraer del ATP.

La capacidad de las acetogeninas para ralentizar la producción de ATP en las células cancerosas disminuye su capacidad de expulsión de los quimioterapéuticos. De este modo,  las células cancerosas siguen siendo susceptibles a los quimioterapia.

Propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antihipertensivas

Presentan actividad en la curación de heridas. La administración tópica del extracto de las hojas en acetato de etilo durante 15 días demostró un potencial significativo de curación de heridas, evaluado mediante análisis macroscópicos y microscópicos.

Los efectos antiinflamatorios del extracto se demostraron durante el proceso de curación mediante evaluación inmunohistoquímica.

También tiene propiedades antihipertensivas. Se administró extracto acuoso de hoja de guanábana a ratas normotensas y los resultados demostraron que el tratamiento disminuyó significativamente la presión arterial, de una manera dependiente de la dosis, sin afectar la frecuencia cardíaca.

Combate la hiperbilirrubinemia

La bilirrubina es un elemento químico amarillento que tiene hemoglobina, que es la que se encarga de transportar oxígeno a través de los glóbulos rojos. El exceso de bilirrubina causa la ictericia. La decocción de las hojas de guanábana se emplea para tratar la ictericia.

Cuando el hígado no es capaz de controlar las células sanguíneas mientras estas se están degradando, la bilirrubina se concentra dentro del cuerpo. Como consecuencia, la piel y las partes blancas de los ojos pueden verse amarillas.

¿Cómo prepararlas?

Para cáncer, ácido úrico y sistema inmune

Para el tratamiento del cáncer, ácido úrico y fortalecimiento del sistema inmune se prepara una decocción. Se procede a hervir aproximadamente 10 hojas de guanábana (que ya hayan alcanzado una coloración verde oscura) en 3 tazas de agua. Se deja que continúe la evaporación hasta obtener 1 taza aproximadamente.

Seguidamente se cuela y enfría. La mezcla se toma 3 veces al día durante unas 4 semanas, aproximadamente un tercio de taza en cada toma.

Para reumatismo

Para el reumatismo, las hojas de guanábana se machacan hasta que se suavicen y se aplican en las áreas del cuerpo afectadas por el dolor debido a la artritis. Se hace regularmente dos veces al día.

Para eczemas

La preparación para el reumatismo también se usa cuando hay eczema. Las hojas tiernas se colocan directamente en la parte afectada si hay úlceras. 

Para problemas en la piel

Para los problemas de la piel se puede preparar una pulpa hecha con hojas de guanábana frescas y agua de rosas.

Para piojos

La decocción de hojas de guanábana en el cabello puede ayudar a eliminar los piojos.

Contraindicaciones

– No debe utilizarse durante el embarazo o cuando se sospeche la existencia por su capacidad estimulante de la actividad la uterina en estudios en animales. 

– Las personas que toman medicamentos antihipertensivos deben consultar con el médico antes de tomarla, ya que las dosis de estos medicamentos pueden necesitar ajustes.

– Está contraindicada en personas con presión arterial baja por sus propiedades hipotensoras, vasodilatadoras y cardiodepresoras en estudios con animales. 

– Las importantes propiedades antimicrobianas demostradas in vitro pueden conducir a la extinción de bacterias beneficiosas en el tracto digestivo si la planta se usa a largo plazo.

– Si se toma por más de 30 días, es recomendable complementar la dieta con probióticos y enzimas digestivas.

Referencias

  1. Acetogenins and cancer (Graviola) (2017). Recuperado el 30 de marzo 2018, en sanus-q.com
  2. Agu, K., Okolie, N., Falodun, A. and Engel-Lutz, N. In vitro anticancer assessments of Annona muricata fractions and in vitro antioxidant profile of fractions and isolated acetogenin (15-acetyl guanacone). Journal of Cancer Research and Practice. 2018; 5(2), 53-66.
  3. Coria-Téllez, A., Montalvo-Gónzalez, E., Yahia, E. and Obledo-Vázquez, E. Annona muricata: A comprehensive review on its traditional medicinal uses, phytochemicals, pharmacological activities, mechanisms of action and toxicity. Arabian Journal of Chemistry. 2016.
  4. Dilipkumar JP, Agliandeshwari D; Preparation & evaluation of Annona Muricata extract against cancer cells with modified release. PharmaTutor. 2017; 5(10), 63-106
  5. Gavamukulya, Y., Wamunyokoli, F. and El-Shemy, H. Annona muricata : Is the natural therapy to most disease conditions including cancer growing in our backyard? A systematic review of its research history and future prospects. Asian Pacific Journal of Tropical Medicine. 2017; 10(9):835-848
  6. Patel S., Patel J. A review on a miracle fruits of Annona muricata. Journal of Pharmacognosy and Phytochemistry 2016; 5(1): 137-148
  7. Oberlies NH, Jones JL, Corbett TH, Fotopoulos SS, McLaughlin JL. Tumor cell growth inhibition by several Annonaceous acetogenins in an in vitro disk diffusion assay. Cancer Lett. 1995 Sep;96(1):55-62.
  8. Soursop (2018). Recuperado el 30 de mayo 2018, en Wikipedia
  9. Syed Najmuddin, S., Romli, M., Hamid, M., Alitheen, N. and Nik Abd Rahman, N. (2016). Anti-cancer effect of Annona Muricata Linn Leaves Crude Extract (AMCE) on breast cancer cell line. BMC Complementary and Alternative Medicine. 2016; 16(1).
  10. Top 10 Surprising Benefits Of Soursop Leaves For Skin, Hair And Health (2017). Recuperado el 30 de mayo 2018 en stylecraze.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here