Iguana chilena: características, hábitat, estado de conservación, alimentación

La iguana chilena (Callopistes maculatus) es un reptil perteneciente a la familia Teiidae. Es endémica de Chile, siendo el lagarto de mayor tamaño de ese país. Su localización abarca desde la región de Antofagasta hasta la de Maule.

Esta especie, denominada anteriormente Callopistes palluma, tiene una constitución corporal fuerte. La coloración de su cuerpo es café oliva, presentando dorsalmente, desde el cuello hasta el nacimiento de la cola, cuatro hileras de manchas negras rodeadas por círculos blancos.

Iguana chilena. Fuente: Lycaon.cl [CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)]

Estos tonos de su piel la ayudan a camuflarse en su hábitat natural, constituido por los desiertos arenosos, ubicados al norte y los matorrales en la zona central de Chile.

La iguala chilena, también conocida como falso monitor manchado o lagarto salmón, presenta dimorfismo sexual. Los machos llegan a medir 50 centímetros, siendo así más grandes que las hembras. Además, estos tienen el vientre de color rojizo, mientras que en las hembras es de color amarillo claro.

El Callopistes maculatus es un predador activo que suele cazar insectos, pequeños mamíferos, otros reptiles y pequeñas aves. Ocasionalmente pudiera ingerir algunas frutas, para complementar su dieta carnívora.

Evolución

La iguana chilena tiene un origen anterior al resto de los miembros de la familia Teiidae, por consiguiente formó grupo relicto. Los estudios realizados demuestran que el género Callopistes se dividió del resto de los Teiidae durante el Cretácico superior o el Paleoceno.

Los especialistas refieren que dicho clado sobrevivió alrededor de 60 años sin ninguna evolución relevante, hasta aproximadamente 35 millones de años. En este momento ocurrió la separación de la especie peruviana de la chilena.

Características

La iguana chilena tiene un cuerpo fuerte, que puede medir 17,5 centímetros desde el hocico hasta la cloaca, alcanzando los 50 centímetros, si se toma en cuenta la longitud de la cola. En esta especie las hembras son de menor tamaño que los machos.

Posee unas extremidades robustas y largas. La cola es gruesa y tiene forma redondeada, siendo casi el 150% más largo que el tronco. La cabeza es piramidal, presentando unas mandíbulas fuertes, que contribuyen con la caza de sus presas.

Actividad epígea

El Callopistes maculatus carece de actividad epigea durante la temporada de invierno y otoño, donde los meses presentan una menor temperatura ambiental.

Esta especie es estenoterma. Además, es altamente termofílica, teniendo una temperatura corporal elevada, con un promedio de 39,2 °C.

Por otra parte, la eficiencia de esta especie en la ganancia calórica es de aproximadamente el 70% del valor que presentan otros iguánidos. Estas características termobiológicas podrían limitar el uso de las diferentes alternativas térmicas ambientales existentes, siendo una de estas los rayos solares. Esto acarrearía un incremento del costo energético de la termorregulación.

Todas estas condiciones pueden inducir un período de inactividad en la iguana chilena durante las estaciones frías, como una estrategia de evasión bioenergética.

Escamas

El cuerpo está cubierto de escamas. Las dorsales son redondeadas, de tamaño pequeño y están yuxtapuestas. Las que se encuentran en la región ventral tienen forma cuadrada y están dispuestas en placas orientadas transversalmente. En la cola son rectangulares y se forman anillos.

La coloración del dorso es café oliva, con los lados anteriores anaranjados. Longitudinalmente, desde el cuello hasta la cola, tiene cuatro franjas de manchas negras, rodeadas por anillos de color blanco. Las extremidades y la cola tienen dibujos oscuros, que le dan un aspecto de leopardo.

En el macho, el vientre tiene un tono salmón o rojizo. En la hembra esta zona es amarilla pálida. Durante la etapa de apareamiento, la garganta, el vientre y el abdomen del macho se tornan anaranjados.

Retina

Este reptil tiene una retina con un área central afoveada, que implicaría una baja resolución visual. La densidad neuronal decae de forma gradual hacia la periferia, extendiéndose así hacia el eje naso-temporal de la retina.

Estas características se correlacionan con los hábitos de caza de la iguana chilena, que se basan en la detección y captura de la presa utilizando principalmente el olfato. El animal podría visualizar a su víctima como un bulto, debido a su poco desarrollo del sentido de la vista.

Hábitat y distribución

El Callopistes maculatus es endémico de Chile. Se encuentra extendido desde Paposo, al suroeste de la región de Antofagasta, hasta Cauquenes, ubicado en la comuna de Maule. Así, pudieran existir en las comunas de Antofagasta, Maule, Atacama, O’Higgins, Coquimbo, Valparaíso y Santiago.

Sin embargo, algunos especialistas consideran que, debido a la pérdida de su hábitat, se localizan hasta Codegua, en la provincia de Cachapoal. Otros señalan que pudieran habitar hasta la Rufina, en el río Tinguiririca.

Su distribución es desde la zona de la costa hasta una altura de 2.500 msnm. Mientras la población sea más austral, disminuye paulatinamente la altura.

La especie abunda en Caleta Hornos, al norte de La Serena, en aquellos hábitats de rocas con matorrales. Por el contrario, en el parque nacional Río Clarillo representa el 0,7% de la totalidad de reptiles existentes. De la misma manera, en la costa de Huasco son poco abundantes, aumentando su número en las regiones interiores de esa comuna.

Hábitat

La iguana chilena se distribuye en zonas geográficas con una marcada estacionalidad del clima. Prefiere áreas de cactáceas y de matorrales, con sectores arenosos y rocosos.

En las regiones del centro y del sur, el periodo de inactividad invernal tiene mayor duración que la de otros reptiles, reactivando su actividad durante la primavera. Por otra parte, en el norte se muestra activa en los meses de invierno.

Estado de conservación

En épocas pasadas, el Callopistes maculatus sufrió una gran persecución y captura para ser comercializado como mascota. Se estima que entre 1985 y 1993 más de 50.000 especies fueron exportadas, siendo posiblemente vendidas en tiendas de animales.

Además, su piel es empleada en la elaboración de diversos productos artesanales. Algunos coleccionistas pudieran adquirir a la iguana chilena para ser exhibidas o para ser un elemento natural decorativo en los jardines exóticos. Este reptil también se encuentra amenazado por la expansión urbana y por la minería.

La IUCN considera a la iguana chilena como una especie de menor consideración, en lo que se refiere al peligro de extinción. Sin embargo, de continuar el decrecimiento de su población, podría entrar dentro del grupo de animales que se encuentran vulnerables a extinguirse.

Pese a que el Callopistes maculatus no está incorporado en los apéndices CITES, los datos sobre su tráfico y comercialización denotan una preocupación sobre este.

Acciones

Desde 1997, la captura de este reptil parece haber disminuido notablemente, como resultado de las diversas políticas emanadas por el Servicio de Agricultura y Ganadería de Chile, que prohíben su comercio.

Existe una preocupación a nivel nacional por la preservación de esta especie, tanto de los organismos gubernamental como de los privados. Un ejemplo de esto es la reserva natural privada “Altos de Cantillana”.

Esta empresa privada ha organizado actividades de sensibilización, que incluyen acciones de comunicación y educación en pro de la toma de conciencia de la protección de la iguana chilena.

A pesar de los esfuerzos, orientados a la protección del hábitat y a la restricción de su caza a nivel nacional, el comercio ilegal de este reptil todavía continúa.

Alimentación

El Callopistes maculatus es un depredador activo, que tiene una dieta muy variada. Esta incluye aves, coleópteros pertenecientes al género Gyriosomus, y algunos mamíferos, como los roedores de los géneros Oryzomys, Akodon, Octodon y Phyllotis.

También caza lagartijas (Liolaemus) y serpientes, como la culebra de cola corta Philodryas chamissonis. Los anélidos, arácnidos y crustáceos también conforman sus alimentos favoritos. Incluso algunos investigadores han reseñado que pudieran llegar a consumir a miembros de su misma especie.

Este reptil también ha sido señalado con un cierto grado de herbivoría, debido a que suplementa su alimentación carnívora con algunos frutos.

Para capturar a las aves, pudiera trepar los arbustos para atraparlas cuando yacen en sus nidos. Otra estrategia para la caza es la búsqueda dinámica de sus presas, en los espacios abiertos y matorrales donde habita. Para esto se apoya básicamente en su sentido del olfato, ya que tiene una vista poco desarrollada.

Callopistes maculatus suele comer la lagartija nítida (Liolaemus nitidus). A lo largo del cuerpo de la presa, la iguana chilena realiza varios ataques al cuerpo muerto de la lagartija. Usualmente pudiera mover al animal muerto del sitio donde se encuentra, alejándolos así de otros posibles depredadores.

Reproducción

La iguana chilena es ovípara. El huevo de este reptil tiene algunas características semejantes al de las aves, pero a su vez difiere enormemente del de los peces y anfibios. La diferencia radica en que los huevos de la iguana chilena son amnióticos, teniendo una membrana especializada para evitar que el huevo se seque. En consecuencia, pueden colocarlos en la tierra para que se desarrollen.

Tanto los machos como las hembras tienen órganos sexuales internos que no pueden ser identificados a simple vista. Los hemipenes del macho se encuentran dentro del cuerpo. Sin embargo, externamente pudieran verse como dos pequeños abultamientos detrás de la cloaca, muy cercano a la cola del reptil.

Los órganos genitales del macho cumplen funciones exclusivamente reproductivas, encontrándose así completamente separados del sistema urinario. Los hemipenes afloran antes de la copulación, gracias a los tejidos de tipo eréctil que poseen. Solo uno de estos órganos es empleado en cada apareamiento, pudiendo utilizarse de manera alternada.

Apareamiento

Esta especie presenta conductas propias del cortejo. En dicho comportamiento, el macho va tras la hembra, persiguiéndola. Cuando logra alcanzarla, la toma por el cuello, utilizando para ello sus mandíbulas

En la iguana chilena, los óvulos son fertilizados internamente. Esto ocurre en el momento en que el macho introduce el hemipene en la cloaca de la hembra, colocando así el esperma dentro del cuerpo de esta.

Una vez que los espermatozoides están en la cloaca, entran a cada oviducto. Allí están los óvulos, que se desprendieron del ovario tras la ovulación.

La hembra del Callopistes maculatus suele poner un promedio de seis huevos, que coloca en nidos que ha realizado debajo de la tierra.

Referencias

  1. Díaz, S., Lobos, G., Marambio, Y., Mella, J., Ortiz, J.C., Ruiz de Gamboa, M., Valladares, P. (2017). Callopistes maculatus. The IUCN Red List of Threatened Species. Recuperado de iucnredlist.org.
  2. Wikipedia (2019). Callopistes maculatus. Recuperado de en.wikipedia.org.
  3. A Vidal, Marcela, Labra, Antonieta. (2008). Dieta de Anfibios y Reptiles. Reseach gate. Recuperado de researchgate.net.
  4. Marcela A. Vidal, Helen Díaz-Páez (2012). Biogeography of Chilean Herpetofauna: Biodiversity Hotspot and Extinction Risk. Recuperado de cdn.intechopen.com.
  5. Diego Demangel, Gabriel A. Lobos V., H. Jaime Hernández P., Marco A.,Méndez T., Pedro Cattan A., José A. F. Diniz-Filho, Carolina E. Gallardo G. (2010). Atlas de biodiversidad de anfibios y reptiles de la Región Metropolitana de Chile. Recuperado de cevis.uchile.cl.
  6. Arturo Cortes, Carlos Baez, Mario Rosenmann , Carlos Pino (1992). Dependencia térmica del teiido Callopistes palluma: una comparación con los iguánidos Liolaemusnigrn maculatus y L. nitidus Recuperado de rchn.biologiachile.cl.
  7. Inzunza, Oscar; Barros B., Zitta, Bravo, Hermes (1998). Topographic organization and specialized areas in the retina of Callopistes palluma: Ganglion cell layer. Recuperado de scielo.conicyt.cl.
  8. Ministerio del Medio Ambiente Gobierno de Chile (2019). Inventario Nacional de especies de Chile. Recuperado de especies.mma.gob.cl.
  9. Charlie Higgins (2018). How Do Reptiles Reproduce? Recuperado de sciencing.com.
  10. Jara, Manuel, Pincheira-Donoso, Daniel. (2013). Callopistes maculatus (Chilean iguana), saurophagy on Liolaemus. Research net. Recuperado de researchgate.net.
Licenciada en Biología, Máster en Orientación Educativa, con más de 25 años de experiencia pedagógica en los diferentes niveles de educación básica, media y superior. Consultora en programas de crecimiento personal y de desarrollo de habilidades en las deficiencias de aprendizaje. Amante y proteccionista de los animales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here