Impacto de las Nuevas Tecnologías en la Educación

Algunos de los impactos de las nuevas tecnologías en la educación son el cambio en el modelo de enseñanza, el cambio del papel del profesor y alumno, la posibilidad del autoaprendizaje, la mayor disponibilidad de información…

La tecnología ha cambiado la forma en la que vivimos hoy en día y se han convertido en algo habitual en nuestra vida diaria. La sociedad va evolucionando progresivamente a lo largo del tiempo incorporándolas y no por ello, el campo educativo iba a ser diferente.

impactos de las nuevas tecnologías en la educación

La incorporación de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC), era sólo cuestión de tiempo en la educación. Éstas permiten que se acceda a la información de una forma totalmente nueva y más rápida que en años atrás, además también permite generarla y transmitirla.

Para poder hacer uso en la educación en general de estas nuevas herramientas, se necesita de un profesorado formado y cualificado dado que se tendrán que utilizar estrategias y metodologías totalmente diferentes para lograr un proceso de enseñanza-aprendizaje más eficaz, así como una enseñanza más activa, participativa y constructiva. Dado la multitud de beneficios que plantea su uso en las aulas, una escuela de calidad no debe dejar atrás la oportunidad de utilizarlas.

¿Cuál es el impacto de estas nuevas tecnologías en la educación?

1- Cambio en el modelo de enseñanza y en general en la educación

La incorporación de las nuevas tecnologías en el aula ha cambiado la forma que tradicionalmente se entendía por educación. Años atrás, tanto profesor como alumno tenían que estar presencialmente en el mismo lugar, es decir tenían que relacionarse directamente.

El profesor impartía sus clases de forma magistral mientras que los alumnos recibían y abstraían las ideas transmitidas por el profesor. Por lo que se trata de un modelo caracterizado por la sincronicidad entre alumno y profesor, es decir, es preciso que ambos coincidan en el tiempo para que dicha docencia pueda ser de forma efectiva (Requerey, 2009).

Las nuevas tecnologías, han permitido eliminar las barreras geográficas cambiando así el modelo tradicional de enseñanza-aprendizaje. También han permitido adaptar los horarios y calendarios, permitiendo que el alumno/a trabaje a su ritmo desde casa. Es decir, ha mejorado la enseñanza creando además otra dinámica y una mayor participación en el proceso de aprendizaje por parte del alumnado.

Pero ¿en qué ha transformado las nuevas tecnologías a la educación? Según Martín- Laborda (2005) esta incorporación ha implicado las siguientes transformaciones:

  • En el proceso educativo. Actualmente un buen profesional tiene que reciclarse continuamente, por lo que las TIC favorecen la formación continua al ofrecer herramientas que permitan la aparición de campos virtuales de aprendizaje ya sea a través de cursos online o de forma más informal.
  • Cambios en los objetivos educativos. Los educadores deben preparar a los alumnos para vivir en la Sociedad de la Información y en la Sociedad el Conocimiento. Para ello, deben potenciar desde muy pronto las habilidades necesarias para que los alumnos aprovechen al máximo las posibilidades de las TIC.
  • En los centros escolares. Los centros, necesitan tener el equipamiento necesario, como ordenadores e Internet. A pesar de esto, muchos están provistos de pocos aparatos o incluso de ordenadores que no son de la calidad adecuada.
  • Cambio en las formas pedagógicas. La incorporación de las nuevas tecnologías a la educación, ha cambiado el plano y los roles educativos de todos sus agentes: profesores y alumnos como veremos posteriormente.
  • En los contenidos didácticos. Los nuevos contenidos educativos creados se hacen más interactivos más atractivos y más variados. Además, los alumnos incluso pueden encontrar información de la lección que están dando en clase. Los profesores tienen la oportunidad de generar contenidos educativos de acuerdo con los intereses o las necesidades que puedan tener sus alumnos.
  • Cambio en la rapidez del trabajo. Por último, ha permitido que se pueda crear trabajo de forma rápida y eficaz para apoyar a alumnos/as que tengan dificultades de aprendizaje.

2- Papel del profesorado y del alumno

La implantación de las nuevas tecnologías como se ha señalado anteriormente, ha cambiado los roles que desempeñaban tanto el profesorado como el alumnado en el aula. A continuación explicamos algunos de estos cambios y cómo han modificado el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Papel del profesorado

Todo va a depender de la formación tanto pedagógica como tecnológica que el docente tenga, además de su creatividad, sumado a este cambio de roles y modelos educativos. El profesor sigue siendo pieza indispensable en la enseñanza para hacerse más que nunca imprescindible en el proceso de enseñanza.

El docente como resultado de esta nueva implantación deja su tradicional figura de orador para convertirse en un asesor, orientador y facilitador que debe ser capaz de conocer la capacidad de sus alumnos, de evaluar los recursos y los materiales existentes además de crear los suyos propios (Martín-Laborda, 2005).

Como resultado de lo anterior, el entorno que debe crear tiene que propiciar la crítica, la motivación por aprender, la curiosidad, el diálogo… Pues debe ser un gestor del conocimiento y orientar al aprendizaje tanto a nivel grupal como individual.

Pero aún hoy, existen algunas dificultades para la implantación completa de las nuevas tecnologías en el aula, pues además de que muchos profesores no les dan importancia otros sin embargo tienen más de 40 años según un estudio de la OCDE (2001), por lo que ya a esas alturas de su carrera profesional, no van a formarse en nuevas tecnologías para utilizarlas en clase.

A pesar de que la incorporación de las TICs en el aula es una acción que a la mayoría del profesorado le parece bien, según un estudio experimental que realizó González (2005), si el profesorado no siente la motivación suficiente, o no le da la importancia que se merece la implantación en las aulas no puede llegar a tener el impacto necesario, por lo que no causaría los resultados ni beneficios esperados.

Como consecuencia de lo anterior, aún hoy seguimos viendo profesorado que no es capaz de manejar este tipos de tecnologías ni en su vida personal ni profesional. En muchas ocasiones, además de por la avanzada edad o por la poca importancia que se le da, se le unen otros factores como la falta de tiempo o la escasez de programas dedicados a las nuevas tecnologías en su formación universitaria.

Papel del alumnado

El alumno necesita multitud de capacidades y competencias para desenvolverse en la sociedad del futuro, por lo que tiene que saber adaptarse a un ambiente cambiante, que evoluciona rápidamente.

Además tiene que trabajar en equipo, ser creativo, saber resolver problemas, tomar decisiones etc. Es decir, tiene que tener la capacidad y habilidad para actuar y dar solución a todos los problemas que se le presenten, pues la sociedad actual así lo requiere (Cabero, 2007).

El modelo de educación ha cambiado para pasar de estar centrado en el profesorado al alumno. Ya no se trata de que los discentes adquieran conocimientos que le preparen para el entorno laboral, sino para la vida. Por ello, debe de estar capacitado para el autoaprendizaje, la elección y medios y rutas de aprendizaje, y la búsqueda significativa de conocimientos (Esquivel, (S/F).

Al igual que el docente, el alumno ya no es un mero espectador en la enseñanza. Gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías en el proceso de enseñanza, se ha convertido en el creador de su conocimiento. Es decir, va a aprender de una forma más crítica y autónoma pues debe buscar información y procesarla.

Para ello, debe de comprometerse con su aprendizaje y ser más autónomo y responsable, sin olvidar que al igual que existen multitud de beneficios, como la cantidad de información no siempre el uso de las nuevas tecnologías es adecuado (Cabero, 2007). Bartolomé y Grané (2004) presentan algunas de las competencias que debe de tener el alumno/a que aprenda a través de las nuevas tecnologías.

A continuación presentamos algunas de ellas:

  • Debe saber buscar de forma adecuadamente en internet, además de tener habilidades para aprender por sí mismo/a, es decir capacidad de análisis y síntesis.
  • Trabajar en grupo.
  • Tener la capacidad de usar lo que ha aprendido a otros contextos.
  • Ser capaz de planificar y gestionar el tiempo.
  • Ser educado además de flexible en los problemas que puedan suceder.
  • Saber participar activamente en los procesos con un correcto lenguaje.
  • Tener creatividad.

3- Ventajas y desventajas del uso de las nuevas tecnologías

El uso de las TICs en las aulas brindan a los centros en general multitud de oportunidades y beneficios pues favorecen las relaciones sociales, además del aprendizaje cooperativo y el desarrollo de nuevas habilidades. También nuevas formas de construir el conocimiento y de comunicarse y razonar (Requerey, 2009).

No solo afectan positivamente en los centros sino también en la familia. Por ello, las TIC en vez de convertirse en un motivo de disputa, debería de ser un espacio de participación de la familia. Los miembros familiares, podrían aumentar su canal de comunicación hablando sobre el buen uso y los riesgos que existen con las nuevas tecnologías (Moya, 2009).

Uno de los principales motivos de preocupación, tanto para los educadores como para la familia, es la posibilidad de que aparezcan comportamientos adictivos que puedan perjudicar su desarrollo personal y social como la ciberadicción, sexting, grooming, entre otros.

Para el profesorado

A continuación, mencionaremos algunas ventajas y desventajas que encontramos en el uso de las TIC por parte del profesorado.

Una de las ventajas sería que el profesorado tiene que estar continuamente reciclándose, pues su papel de asesor del conocimiento le implica tener que saber solucionar los problemas que puedan surgir con el uso de las nuevas tecnologías. Por ello, además tiene que saber aprovechar los recursos que tiene a su alcance y saber cuál debe de ser el más oportuno para cada situación (Sánchez, 2010).

Estas ventajas tienen intrínseca algunas desventajas, pues dado que es necesario que los docentes se reciclen continuamente, tienen que invertir gran cantidad de recursos como tiempo y dinero en ello.

Además en muchas ocasiones el profesorado está muy agobiado con la cantidad de tareas que implica el uso de las TIC en el aula, por ello en algunas situaciones preferirá utilizar el método clásico. Por último, el uso de las TIC no lo es todo y muchas veces nos parece que incluso pueden llegar a superar la experimentación real que se logra en un laboratorio.

Para el alumnado

Al igual que para el profesorado, el uso de las TIC también proporciona beneficios para el alumnado. Gracias a su uso en el aula, los alumnos pueden aprovechar mejor el tiempo, ya que les permite acceder a la información que desean de forma instantánea e incluso hablar con sus compañeros/as a través de los foros o las diferentes herramientas que existen.

Además, dado que el estudiante es el protagonista de su propio aprendizaje podrá trabajar en equipo sobre un determinado tema, por lo que se favorece el aprendizaje cooperativo. Esto repercutirá en la motivación del alumno positivamente pues las clases serán más interactivas y dinámicas (Alfonso, 2011).

Por último, entre otras posibles ventajas mencionar que el uso de las TIC en las aulas ha favorecido a las personas con discapacidad intelectual, física, visual y auditiva. Pues se han adaptado a sus necesidades y a su ritmo de aprendizaje permitiendo que estas personas puedan integrarse en las clases ordinarias, algo que ha aumentado su motivación y autoestima (Moya, 2009).

A causa de ese gran volumen de información que existe en Internet el alumno puede distraerse y perder el tiempo navegando; e incluso puede sentirse saturados por lo que se limitaran a “cortar y pegar” la información sin llegar a procesarla adecuadamente.

Además en algunas ocasiones el trabajo en equipo no funciona adecuadamente, pues cabe la posibilidad de que en el grupo existan personas que trabajen más que otros (Alfonso, 2011).

Conclusión

El uso de las nuevas tecnologías en el aula ha cambiado por completo la tradicional forma que teníamos de enseñar y aprender. Gracias a las TIC la educación que tenemos hoy en día es más eficaz, rápida y eficiente.

El profesor hoy más que nunca es facilitador del aprendizaje y debe preparar oportunidades de aprendizaje para los alumnos. Es muy importante, que estimule el deseo de aprender de los alumnos, sepa fomentar el interés y la participación y a la vez guie el proceso de aprendizaje para que exija una actuación frente al grupo, que se adapte a las necesidades que sus alumnos/as puedan tener y mantenga el nivel de motivación. Es fundamental además que enseñe a ser críticos con la información que existe en las nuevas tecnologías.

Para que todo lo anterior sea una realidad, es necesaria la formación específica del profesorado en nuevas tecnologías teniendo presente en ella la atención a las personas con discapacidad.

Los alumnos por su parte, ya no son receptores de los conocimientos ni se los aprenden de memoria. Es decir, dejan de tener un rol pasivo en el proceso de enseñanza-aprendizaje para jugar un papel activo. Por lo que deben ser capaces de dirigir su proceso de enseñanza-aprendizaje desarrollando así las capacidades y competencias necesarias que la sociedad les está demandando en este nuevo modelo de aprendizaje.

También te puede interesar este artículo sobre los aspectos positivos y negativos de la tecnología en el mundo.

Referencias

  1. Aliaga, F., & Bartolomé, A. (2005). El impacto de las nuevas tecnologías en educación. Sevilla: Universidad de Valencia.
  2. Alfonso, R. D. (2011). Reconsiderando el papel de los docentes ante la sociedad de la información. [email protected] net9(11), 179-195.
  3. Bartolomé, A., & Grané, M. (2004). Eduación y tecnologías: de lo excepcional a lo cotidiano. Aula de innovación Educativa12(135), 9-11.
  4. Esquivel, N. D. C. R. El Profesor y el Alumno usando las TIC’s,¿ Quién Tiene la Responsabilidad del Aprendizaje?.
  5. González, F. G. (2005). Estudio experimental sobre las actitudes de los docentes hacia las Tecnologías de la Información y la Comunicación. CP San Pablo. Albacete.
  6. OCDE (2001). Les Nouvelles Technologies a l’ecole: apprendre à changer. París, Francia: OCDE
  7. Requerey, X. M. (2009). Las Nuevas Tecnologías de la Educación. Innovación y experiencias educativas.
  8. Martín-Laborda, R. (2005). Las nuevas tecnologías en la educación. Madrid: Fundación AUNA.
  9. Moya, A. (2009). Las nuevas tecnologías en la educación. Innovación y experiencias educativas24, 1-9.
  10. http://webdelprofesor.ula.ve/ciencias/sanrey/tics.pdf
  11. Sutton, B. (2013). The Effects of Technology in Society and Education.
COMPARTIR
Graduada en Pedagogía por la Universidad de Sevilla y estudiante el Máster en Psicología de la Educación. Avances en Intervención Psicoeducativas y Necesidades Educativas Especiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here