Indecisión: 11 Importantes Consejos para Superarla

La indecisión es la incapacidad de elegir de forma decisiva entre varias alternativas. Esto provoca una sensación de malestar que se prolonga en el tiempo hasta que una decisión es tomada.

Hoy en día tendrás cientos de opciones que tomar, tantas que te pueden llevar a sentirte mal, triste o precupado. Esta indecisión es una de las causantes de la infelicidad. De hecho, hay psicólogos que han afirmado que no somos felices debido a todas las opciones que tenemos y sobre las que tenemos que decidir.

Quizás si tuvieras menos opciones, podrías ser más feliz. Sin embargo, en mi opinión es bueno tener opciones y cuantas más mejor. Lo principal es que no te confundan y sepas poner la variedad a tu favor.

Estos son algunos ejemplos de situaciones que pueden llevar a la indecisión:

  • Tener que elegir entre una carrera universitaria u otra.
  • Tener que escoger si aceptar un trabajo o no.
  • Aceptar una proposición de matrimonio o no.
  • Decidir si aceptar un acuerdo de negocios.
  • Decidir si tener o no un hijo.

Sin embargo, para algunas personas el estado de indecisión es frecuente e incluso en situaciones cotidianas:

  • Tener que elegir qué ponerse para salir.
  • Elegir qué comer.
  • Elegir qué producto comprar de todas las opciones.
  • Elegir qué película ver si va al cine.
  • Elegir si acepta una invitación a una fiesta o no.

Es en estos últimos casos de indecisión crónica cuando hay un verdadero problema.

Me interesa tu opinión. Puedes comentar al final del artículo. ¿Qué problemas sueles tener al elegir entre diversas opciones? ¿Qué haces para elegir mejor? ¡Gracias?

No hay ser humano más desgraciado que uno en el que nada es habitual, excepto la indecisión.-William James.

La indecisión es a menudo peor que una mala actuación.-Henry Ford.

¿Por qué algunas personas son indecisas?

A menudo se debe al miedo a tomar una decisión incorrecta. 

Te pueden pasar por la cabeza pensamientos como: ¿Y si cometo un error? ¿Y si luego me va peor? ¿Y si luego no puedo puedo volver atrás y escoger la otra opción?

El perfeccionismo es otra de las causas, ya que se tiende a pensar qué opción llevará al resultado perfecto, cual evitará errores.

Otros motivos son:

  • Falta de autoestima.
  • Estrés.
  • Buscar la aprobación de los demás.
  • Falta de aprendizaje: en algunos niños los padres toman todas las decisiones y cuando llega la madurez, el adulto ha aprendido a que lo mejor es permanecer sin decidir, no habiendo desarrollado habilidades de toma de decisiones.

¿Qué hace a una persona decidida?

En general, en la sociedad se admira a las personas decididas, que toman decisiones sin bacilar.

Yo diría que una persona es decidida si :

  • Toma decisiones importantes tras haber pensado bien las consecuencias o incluso tras haber crecido personalmente y haberse conocido mejor. Por ejemplo: elegir una carrera u otra, políticas de estado, políticas de empresa…
  • Toma decisiones no importantes rápido y sabiendo que no tendrán consecuencias negativas. Por ejemplo: elegir un producto u otro, elegir qué ropa ponerse, ver una película u otra…

En el primer caso, es necesario reflexionar y pensar en las consecuencias, pros y contras debido a que la elección tendrá consecuencias en ti mismo o en otras personas.

En el segundo caso, tu decisión tendrá consecuencias mínimas y sin importancia.

Por tanto, no se trata de elegir qué hacer de forma impulsiva y sin pensar. En ocasiones hay que reflexionar y, llegado el momento dado, se tomará la decisión.

¿Es siempre malo sentir indecisión?

pensamientos intrusivos

En realidad, la indecisión no siempre es negativa.

Dudar puede ser signo de que debes tomarte tu tiempo para tomar decisiones, de que te importa un resultado y te hace pensar sobre consecuencias, pros y contras.

Puedes dudar sintiéndote bien. Sería un estado en el que pensarías: “elegir entre mi trabajo actual o el que me han ofrecido es complicado, me lo tengo que pensar, aunque en cualquier caso es una suerte poder elegir”.

Además, y como afirma el científico social Daniel Newark, la indecisión se puede convertir en un espacio para clarificar nuestras creencias y valores, pudiendo facilitar el desarrollo de la identidad personal.

Por otra parte, algo importante es no mantener el estado de indecisión para siempre, sino ponerse un límite en el que se escoja una opción u otra.

Cuando la indecisión es negativa es cuando es crónica y cuando provocan sentimientos de malestar.

¿Por qué es importante ser decidido?

La indecisión puede llevar consecuencias negativas a varias áreas de la vida:

  • Liderazgo: si eres el líder de un equipo de trabajo, tendrás que estar constantemente tomando decisiones y hacerlo bien y ser decidido reforzará tu liderazgo.
  • Bienestar y salud: investigaciones como esta, han indicado que la indecisión puede guiar a síntomas depresivos. 
  • Las oportunidades pasan: si no tomas decisiones lo suficientemente rápido, es posible que alguna buena oportunidad pase y no la aproveches. La suerte es preparación más aprovechamiento de oportunidades.
  • Productividad: aprender a decidir qué hacer durante el día te permitirá ser más productivo y obtener los mayores beneficios por tiempo dedicado. Decidir a qué dedicar tu tiempo es realmente importante.
  • Estrés: es probable el síntoma más incómodo y que más se da en la gente indecisa. Tomas una decisión tras largos momentos de indecisión puede ser terriblemente liberador.
  • No tener el control de tu vida: si decides no decidir, otras personas tomarán las decisiones por ti, no con las que tú eres feliz.
  • Puede conducir a sentimientos de baja autoestima.

¿Cómo superar la indecisión?

Tu estado de indecisión se puede resolver cambiando tu forma de pensar y con tu comportamiento.

Por su puesto, y como en todo, cuanto mayor sea tu dificultad por tomar decisiones, más tendrás que esforzarte.

1-¿Qué importancia tiene el resultado?

 -Cuando tus valores son claros para ti, tomar decisiones se vuelve más fácil.-Roy E. Disney.

Cuando comiences a dudar, a no saber qué hacer, pregúntate: ¿qué importancia tiene el resultado?

Si es de poca importancia, como escoger qué lata de comida llevarte de un supermercado, deberías tomar una decisión sin llevarte mucho tiempo.

Según la investigación científica, las personas somos pobres predictores de lo que nos hace felices.

Puede que pienses que determinados acontecimientos arruinarán tu vida -una enfermedad, quedarte sin trabajo, no tener pareja-, sin embargo rara vez acertamos. Por otra parte, lo que piensas que te hará feliz -dinero, tener pareja, tener una casa enorme- es probable que no te haga feliz.

Lo que quiero decir es que no puedes predecir el futuro. Siempre vas a correr el riesgo de equivocarte. Por tanto, lo más inteligente es elegir lo que se alinea con tus valores y crees que te acerca más a la persona que quieres ser.

Tu felicidad futura será decidida por tu “yo futuro” no por tu “yo de ahora”. Es evidente que las decisiones que tomas ahora influyen en tu futuro, por eso tendrás que tomar lo que piensas que tendrá un mejor resultado en el futuro y más se ajustan a tus valores.

¿Qué decisión esta en línea con la persona que quieres llegar a ser y con tus valores?

2-Acepta la responsabilidad

Existen personas que son indecisas para evitar tomar la responsabilidad de sus errores.

Es mucho más común de lo que crees. 

Ninguna decisión es perpetua, casi todas se pueden revertir y tomar la responsabilidad te hará crecer como persona.

3-Libérate de la perfección y acepta los errores

-No hay decisión que podamos tomar que no venga con algún tipo de equilibrio o sacrificio.-Simon Sinek.

El miedo al fracaso, a equivocarse, cometer errores o a parecer un necio a los demás puede resultar inmovilizador.

Por otra parte, los errores o fracasos no son definitivos, son simplemente resultados con los que aprendes.

El auténtico error es del que no se aprende y el único fracaso es no intentarlo más.

Además, normalmente creemos que al elegir algo, tenemos mucho que perder. Sin embargo, en muchas ocasiones no es así. Es más, probablemente haya más que ganar. 

En muy pocas ocasiones vitales tendrás que elegir algo que no puedas corregir.

Si eliges un mal trabajo, te puedes ir; si compras un coche malo, lo puedes devolver; si no te gusta un vestido lo puedes devolver; si no aciertas, tendrás más oportunidades de acertar.

Es mucho mejor una vida de errores que una de procastinación

4-Confía en tu intuición

-Una buena decisión esta basada en conocimiento y no en números.-Platón.

-La toma de decisiones realmente exitosa reside en un equilibrio entre pensamiento deliberado e intuitivo.-Malcolm Gladwell.

El experto Malcolm Gladwell afirma en su libro Blink que no confiar en la intuición puede resultar en consecuencias negativas.

De hecho, la intuición tiene base científica y es una fuente de conocimiento que proviene de la experiencia.

En Pensar rápido, pensar despacio, Kahnem afirma que se puede confiar en la intuición cuando nos encontramos en situaciones que hemos vivido otras veces y que son similares.

Por ejemplo, algunos bomberos saben cuando se va a derrumbar el suelo porque han vivido muchas veces la situación de un derrumbamiento. Han aprendido de forma inconscicente qué señales indican que el suelo se caerá y su intuición capta esas señales en situaciones parecidas.

5-No decidir nunca te salvará de las elecciones

-No decidir es decidir.-Harvey Cox.

Si no decides, otros lo harán por ti o tu vida será guiada por el miedo. 

En cualquier caso, irás por el camino de una elección, ya sea tomada por ti o por otra persona. Siempre vas a tener que estar tomando elecciones.

No poder elegir sería no tener libertad.

Por tanto, elige las opciones que quieras, más reflexionadas cuanto más importantes son, y sin miedo a cometer errores. 

No lo olvides: las indecisiones se convierten en decisiones con el tiempo.

6-Piensa en ti y no te preocupes por lo que pensarán los demás

-Un hombre sabio toma sus propias decisiones, un hombre ignorante sigue la opinión del público.-Grantland Rice.

A menudo tendrás clara una decisión pero estarás pensando cómo reaccionarán los demás.

Si la decisión no hace daño a nadie y es la que quieres tomar, no tienes porqué preocuparte por las opiniones de los demás.

7-Adopta la filosofía del aprendizaje constante

-Las buenas decisiones vienen de la experiencia y la experiencia viene de las malas decisiones.

Si lo piensas, cometer errores es una forma de aprender.

Por tanto, tomar decisiones, aunque con ellas cometas errores, te llevarán a aprender qué decisiones son las correctas.

8-Prioriza

¿Sabes realmente lo que quieres? Si tienes prioridades, te costará mucho menos elegir.

Si, por ejemplo, tienes como prioridad la familia, elegirás en 5 segundos estar con ella en lugar de ir a una fiesta del trabajo.

Las prioridades dependerán de tus valores. Para ser consciente de ellas, reflexiona sobre qué te hace feliz y qué te hará feliz en el futuro.

9-Construye tu autoestima

 Puede que estés pensando apuntarte a clases de tenis y te cueste tomar la decisión.

Quizás pienses que no tienes la habilidad para practicar ese deporte, aunque realmente si la tengas.

Tener una autoestima alta te ayudará mucho a tomar decisiones.

10-Hay más arrepentimiento por la inacción que por la acción

-El riesgo de una decisión incorrecta es preferible al terror de la indecisión.-Maimonides.

A menudo, las personas se sienten más arrepentidas por lo que no hicieron (acciones que podrían haber llevado a resultados positivos) que por lo que hicieron.

Parece una tendencia natural arrepentirnos por no haber realizado acciones que nos podrían haber beneficiado en un sentido u otro.

11-No seas impulsivo

-Nunca cortes un árbol en el invierno. Nunca tomes una decisión negativa en los momentos bajos. Nunca tomes tus decisiones más importantes cuando estas de mal humor. Espera. Se paciente. La tormenta pasará. La primavera llegará.-Robert H. Schuller.

Una decisión poco ética puede hacer que alguien salga perjudicado y llevarte al arrepentimiento o remordimientos.

Como comenté antes, en situaciones cotidianas que no tienen consecuencias importantes, se puede elegir rápidamente, pero en situaciones importantes es mejor reflexionar sobre consecuencias, pros y contras.

12-Lucha por que tu decisión sea la correcta

-A veces tomas la decisión correcta, a veces haces que la decisión sea correcta.-Phil McGraw.

Por ejemplo, en el tema del emprendimiento y apertura de nuevos negocios, no importa tanto la idea, sino de implementarla bien, trabajar y desarrollar bien un proyecto.

Por tanto, no dependería tanto de si se hubiera elegido bien una idea de negocio o no, sino de si se ha trabajado bien en el proceso de ponerla en marcha.

Con las decisiones de la vida cotidiana es lo mismo. A veces puedes tomar una decisión, pero si no tienes la actitud necesaria, te guiará al error o no conseguir tus metas.

Si necesitas inspiración puedes usar alguna de estas frases sobre decisiones

¿Y tú que opinas? ¿Por qué crees que le cuesta a la gente ser más decidida? ¿Eres tú decidido?

4 Comentarios

  1. Me gusto mucho el articulo porque en forma sencilla y practica resume las trabas “imaginarias” que muchas veces ponemos para elegir acciones a realizar en nuestras vidas.
    Muchas gracias porque este articulo me ayuda a ser mejor persona. Tambien es valioso para compartir y transmitir en mi caso a mi familia.
    Gracias

    • Hola Tony,

      Me alegro de que te ayude y más si también lo hace a tu familia =)

      Es probable que renueve este artículo a medida que me informe más de este tema. Me parece muy interesante y creo que o tomar las decisiones correctas o hacer que sean correctas es clave en nuestra vida.

      ¡Gracias a ti!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here