Inteligencia Naturalista: Características, Ejemplo y Desarrollo

La inteligencia naturalista es uno de los ocho tipos de inteligencias descritas en el Modelo de las inteligencias múltiples. Esta está relacionada con la capacidad de detectar patrones y elementos concretos en el mundo natural. Esta teoría fue planteada por primera vez en 1983 por Howard Gardner en un intento de ampliar lo que hasta entonces se había entendido por inteligencia.

En un principio, la Teoría de las inteligencias múltiples tan solo estaba formada por siete tipos de inteligencia: la verbal/lingüística, lógico/matemática, espacial, musical, kinestésica, interpersonal e intrapersonal.

Sin embargo, en 1994 el profesor Gardner incluyó un octavo tipo de inteligencia dentro de su teoría: la inteligencia naturalista. Según varios expertos, esta inteligencia es la que más habría influido en la capacidad de nuestros antepasados para sobrevivir en su entorno natural.

Las personas con un gran nivel de inteligencia naturalista suelen tener un gran interés por animales, plantas y otros elementos del mundo natural, que además se desarrollan desde la primera infancia.

Características principales de una persona con inteligencia naturalista

A pesar de que la inteligencia naturalista es normalmente la menos conocida de las ocho inteligencias descritas por Gardner, hay muchos signos de que una persona puede tener una gran habilidad en este área.

Lo primero que hay que entender es que la inteligencia naturalista está relacionada sobre todo con la capacidad de conectar elementos de la naturaleza y detectar patrones en ellos.

Por otra parte, las personas con una alta capacidad en este área suelen mostrar un interés muy elevado en el mundo natural y sus componentes.

Sin embargo, este interés puede darse en muchos campos. Así, una persona con una gran inteligencia naturalista puede estar especialmente interesada en:

– El comportamiento humano o animal.

– Las distintas especies de plantas y animales, y sus características.

– Ciencias como la geología, la astronomía o la paleontología.

En general, estos intereses aparecen muy pronto en la vida de la persona, y se mantienen a lo largo de los años.

Así, no es raro encontrar a individuos con una gran inteligencia naturalista que han sabido desde niños que querían dedicarse a las ciencias naturales. Los expertos describen varios signos de que una persona podría tener gran inteligencia naturalista.

Estos signos pueden reducirse principalmente a cuatro: mayor percepción de su entorno, especial interés por la exploración, necesidad de pasar tiempo en la naturaleza y preocupación por el medio ambiente.

Mayor percepción del entorno

Debido a la capacidad de detectar patrones en la naturaleza, las personas con inteligencia naturalista suelen ser más conscientes de su entorno y los cambios que se producen en este.

En general, esta habilidad está relacionada con una mejor percepción que la del resto de la gente. De esta forma las personas con inteligencia naturalista son capaces de encontrar parecidos y diferencias entre distintos elementos de forma rápida.

También pueden establecer categorías más fácilmente, y clasificar diferentes objetos sin esfuerzo.

Gracias a esta habilidad es común encontrar a personas con una alta inteligencia naturalista que muestran una gran pasión por el coleccionismo de elementos naturales. Por ejemplo, suelen tener mucho interés en rocas, fósiles, plumas o insectos.

Otro de los elementos con los que está relacionada esta característica es con una mayor memoria para los detalles.

Debido a su habilidad para detectar las diferencias, las personas con gran inteligencia naturalista pueden recordar con mayor facilidad pequeños elementos que distinguen un objeto de otro, como las diferencias entre dos hojas muy similares.

Interés por la exploración y el mundo natural

Debido a la mayor percepción del entorno, muchas de las personas con inteligencia naturalista también sienten una mayor curiosidad por lo que les rodea.

Por eso no es raro encontrar a gente de este tipo aficionada al senderismo, la botánica o la espeleología.

En general, los niños que muestran una gran inteligencia naturalista prefieren estar jugando “ensuciándose las manos”, en lugar de estar sentados aprendiendo.

Suelen pasarse el tiempo explorando: se les suele encontrar observando insectos y haciendo preguntas sobre ellos, y metiéndose en charcos y ríos por diversión.

Por otra parte, su curiosidad innata les lleva a menudo a especializarse en campos del conocimiento que les permitan investigar.

En general, esto implica una carrera en el mundo de la ciencia, ya sea trabajando en un laboratorio o en disciplinas más de campo, como las ciencias ambientales o la biología.

También suelen crear sus propios registros sobre los elementos que observan; por ejemplo, pueden hacer un diario de campo, dibujos de paisajes, plantas y animales, o fotografías.

Esta característica también implica en general un gran sentimiento de asombro por todo lo relacionado con el mundo natural.

Necesidad de estar en contacto con la naturaleza

Cuando las personas que poseen una gran inteligencia de este tipo entran en contacto con la naturaleza, suelen sentirse cargados de energía y entusiasmados.

En general, son el tipo de personas que más necesitan estar rodeados por elementos naturales, y tienden a tener varias mascotas y a apasionarse por ellas.

Por este motivo una persona con mucha inteligencia naturalista que pase mucho tiempo alejado de un entorno natural tiende a sentirse triste o apática.

Esto implica que la mayoría de ellos adopta aficiones como la jardinería, el senderismo, la escalada o la observación de animales y plantas.

Debido a una mezcla de su entusiasmo por todo lo natural y su gran habilidad para recordar los detalles, suelen ser personas con un gran conocimiento sobre su campo de interés.

Por ejemplo, pueden aprender muchísimo sobre setas, plantas comestibles o especies de pájaros.

Si no pueden estar en contacto con la naturaleza, la gente con estas características suele pasar el tiempo leyendo libros o viendo películas con historias que ocurran en el mundo natural; así son capaces de sentir parte de este entusiasmo de forma indirecta.

Preocupación por el medio ambiente

La última característica destacada de las personas con una gran inteligencia naturalista es su preocupación por el medio ambiente.

De toda la gente, ellos son los que más probablemente dediquen su vida a tratar de salvar la naturaleza.

Por eso es común encontrarse a personas que destacan por su inteligencia naturalista en carreras como Ciencias Ambientales o Ingeniería Forestal.

También es habitual encontrarlos en campos relacionados con las energías renovables, el reciclaje o el derecho medioambiental.

Por otra parte, también suelen estar muy preocupados por los derechos de los animales; y no es raro ver a una persona con gran inteligencia naturalista con una o varias mascotas.

Ejemplos

La inteligencia naturalista puede ser observada en todos los ámbitos en los que haya un contacto directo con el mundo natural.

Sin embargo, es especialmente evidente en campos como la ciencia o las aficiones relacionadas con la naturaleza.

Un ejemplo muy claro de persona con gran inteligencia natural sería un científico que se dedique a estudiar las diferencias entre varias especies de plantas o animales.

De hecho, se suele considerar que una de las personas con mayor inteligencia de este tipo de la historia fue Charles Darwin, el padre de la Teoría de la evolución.

En los niños se puede observar esta inteligencia en aquellos que disfrutan especialmente del contacto con los animales y que muestran un interés fuera de lo común por aprender más sobre el mundo que les rodea.

Estos niños suelen ser muy activos e inquietos, por lo que tenderán a buscarse aficiones que les permitan expresar su entusiasmo activamente.

¿Cómo desarrollar la inteligencia naturalista?

Aunque la inteligencia naturalista suele surgir en la infancia, también puede ser desarrollada en la vida adulta.

Tanto si se quiere estimular la inteligencia de los hijos como la propia, aquí se explican varias actividades que ayudarán a potenciarla.

Observación

Simplemente el hecho de observar activamente el mundo natural ayudará a fortalecer este área de la inteligencia.

Esto se puede llevar a cabo de muchas formas: visitar el zoo, hacer observación en la naturaleza de animales y plantas, o aprender a observar el tiempo para predecir el clima.

Clasificación

Un paso más allá de la simple observación es la clasificación de distintos elementos de la naturaleza.

Por ejemplo, esto puede implicar aprender a distinguir entre diferentes especies de plantas, o hacerse un experto en los pájaros que se pueden ver en una zona concreta.

Otra de las aficiones relacionadas con la clasificación es la colección de elementos de un mismo tipo.

Uno de los pasatiempos más perseguidos en este campo es la recolección de fósiles, pero también puede tratarse de rocas, setas o plantas.

Recolección de datos

En lugar de limitarse tan solo a observar y clasificar, se puede empezar a recoger datos sobre lo que se va encontrando.

La forma más sencilla de lograrlo es crear un diario de campo, un cuaderno en el que se hacen anotaciones sobre las especies que se encuentran y se describen sus características.

Sin embargo, hay muchas más formas de recoger datos, como por ejemplo mediante la fotografía o el dibujo de elementos de la naturaleza.

Trabajo con elementos naturales

El último paso para desarrollar la inteligencia naturalista es comenzar con una afición que lleve a estar directamente en contacto con la naturaleza. Uno de los mejores ejemplos de este tipo de pasatiempo es crear un jardín.

Sin embargo, si no se tiene espacio o tiempo para empezar a plantar, también es posible hacer actividades como senderismo, montañismo o espeleología, que llevarán a estar directamente en el mundo natural.

Referencias

  1. “The Eighth Intelligence” en: The Second Principle. Recuperado en: 7 Febrero 2018 de The Second Principle: thesecondprinciple.com.
  2. “Naturalist Intelligence” en: Study. Recuperado en: 7 Febrero 2018 de Study: study.com.
  3. “Naturalist Intelligence” en: Thought Co. Recuperado en: 7 Febrero 2018 de Thought Co: thoughtco.com.
  4. “Naturalist Intelligence” en: Green Hearted. Recuperado en: 7 Febrero 2018 de Green Hearted:greenhearted.org.
  5. “Multiple Intelligences: Digging Deeper” en: Edutopia. Recuperado en: 7 Febrero 2018 de Edutopia: edutopia.org.
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here