Inventario final: en qué consiste, cómo calcularlo, ejemplo

El inventario final es la cantidad de inventario que una compañía tiene en stock al final de su año fiscal. Está estrechamente relacionado con el costo final del inventario, que es la cantidad de dinero que se gastó para obtener estos productos en stock.

El inventario final es el costo de los productos disponibles en inventario al final de un período del informe financiero. El costo agregado de este inventario se utiliza para generar el costo de mercancía vendida de una empresa.

Fuente: pixabay.com

La tendencia a que se incremente con el tiempo el saldo de un inventario final puede indicar que el inventario se está volviendo obsoleto, ya que esta cantidad debería permanecer aproximadamente igual a su proporción con respecto a las ventas.

El inventario final se registra a su costo de adquisición. Sin embargo, si se descubre que el valor de mercado de los artículos del inventario ha disminuido, se debe registrar al menor valor, entre su costo de adquisición y el valor de mercado.

Esto hace que el inventario final sea el valor de los productos disponibles para la venta al final de un período contable.

¿En qué consiste?

Tipos de inventarios

El inventario final se compone de tres tipos diferentes de inventario, los cuales son los siguientes:

Materias primas

Este es el material utilizado para fabricar los productos terminados, el cual aún no ha sido transformado.

Productos en proceso

Son las materias primas que ya se encuentran en el proceso de producción, transformándose en productos terminados.

Productos terminados

Esta es la mercancía ya completamente terminada, lista para su venta y entrega a los clientes.

Métodos de valoración de inventario

El factor más importante que afecta el valor del inventario final es el método de valoración de inventario que una empresa elige.

El cliente podría obtener descuentos por compras, o pagar tarifas por entregas urgentes. Además, cuando la economía experimenta inflación, los precios tienden a subir en todos los ámbitos.

Todo esto modifica el precio de cada unidad individual de inventario. Luego, la empresa elige un método de valoración de inventario para tener en cuenta estos costos cambiantes.

Durante un período de alza de precios o presiones inflacionarias, FIFO (primero en entrar, primero en salir) genera una valoración de inventario final más alta que LIFO (último en entrar, primero en salir).

Importancia del inventario final

Muchas compañías realizan un conteo físico del inventario al final del año fiscal para verificar que el inventario que realmente tienen disponible representa lo que aparece en sus sistemas automatizados. Un conteo físico del inventario lleva a una valoración más precisa del inventario.

Para los fabricantes, este monto del inventario final es crucial para determinar si se ajusta al presupuesto o si hay ineficiencias de producción que deban investigarse.

Además, ya que el período del siguiente informe comienza con un saldo inicial, el cual es el saldo del período final del informe anterior, es crucial que se informe el saldo final correcto en el estado financiero, para así garantizar la precisión del futuro informe.

Con frecuencia, los auditores requieren esta verificación. Si el recuento es muy diferente, puede haber algún problema de pérdidas u otros problemas. Si se subestima el saldo del inventario final, el ingreso neto para el mismo período también será subestimado.

¿Cómo calcularlo?

Primer método

Hay varias formas de calcular el costo del inventario final de una empresa. El primer método es contar físicamente la cantidad de cada uno de los artículos en el inventario y luego multiplicar esas cantidades por el costo unitario real de cada artículo.

Los costos unitarios reales deben ser consistentes con el del flujo de costos (FIFO, LIFO, promedio ponderado, etc.) asumido por la empresa.

Se requiere especial atención para los artículos que se encuentran en consignación o en tránsito. Tomar los conteos físicos puede llevar mucho tiempo y ser complicado, si los artículos del inventario se están moviendo entre diferentes operaciones.

Como consecuencia, es probable que las grandes empresas cuenten físicamente los artículos del inventario solo al final del año contable.

Segundo método

Un segundo método que se puede utilizar para los estados financieros intermedios es calcular el inventario final utilizando las cantidades existentes en el sistema de inventario de la empresa.

Estas cantidades son multiplicadas por los costos unitarios reales reflejados en el flujo de costos asumido por la compañía.

A lo largo del año, las cantidades del sistema de inventario deben irse ajustando, de acuerdo a cualquier conteo físico realizado. Algunas compañías contarán físicamente un grupo diferente de artículos de inventario cada mes y compararán esos conteos con las cantidades del sistema.

Nivel básico

En su nivel más básico, el inventario final se puede calcular agregando las nuevas compras al inventario inicial y luego restando los costos de la mercancía vendida.

Bajo el sistema periódico, el costo de la mercancía vendida se deriva de la siguiente manera: Costo de mercancía vendida = Inventario inicial + Compras – Inventario final.

Ejemplo

Fórmula de inventario final

La fórmula para el inventario final es el inventario inicial más las compras, menos el costo de los productos vendidos.

Supongamos que una empresa comenzó el mes con $50.000 en inventario. Durante el mes, compró $4.000 más de inventario de los proveedores y vendió $25.000 en productos terminados.

Inventario final del mes = $50.000 + $4.000 – $25.000 = $29.000.

Inventario final bajo FIFO

Bajo el método FIFO “primero en entrar, primero en salir”, la empresa asume que el inventario más antiguo es el primer inventario vendido.

En una época de alzas de precios, esto significa que será mayor el inventario final. Supongamos que una compañía compró 1 unidad de inventario por $20. Más tarde, compró 1 unidad de inventario por $30.

Si ahora vende 1 unidad de inventario bajo FIFO, asume que vendió el inventario de $20. Esto significa que el costo de la mercancía vendida es de solo $20, mientras que el inventario restante se valora en $30.

Inventario final bajo LIFO

Como alternativa a FIFO, una empresa puede usar LIFO “último en entrar, primero en salir”. El supuesto bajo LIFO es que el inventario agregado más recientemente es el inventario que primero se vende.

A diferencia de FIFO, la elección de LIFO creará un inventario final inferior durante un período de alza de precios.

Tomando la información del ejemplo anterior, una compañía que usa LIFO tendría $30 como costo de la mercancía vendida y $20 en el inventario restante.

Referencias

  1. Steven Bragg (2017). Ending inventory. Accounting Tools. Tomado de: accountingtools.com.
  2. Investopedia (2018). Ending inventory. Tomado de: investopedia.com.
  3. Investing Answers (2018). Ending inventory. Tomado de: investinganswers.com.
  4. Harold Averkamp (2018). How do you calculate ending inventory? Accounting Coach. Tomado de: accountingcoach.com.
  5. Debitoor (2018). Ending inventory – What is ending inventory? Tomado de: debitoor.com.
  6. Madison Garcia (2018). How to Calculate Ending Inventory. Bizfluent. Tomado de: bizfluent.com.
Ingeniero en Computación y Máster en Ingeniería Industrial. Especializado en sistemas de información, administración financiera, costos y gestión de proyectos. Gerente de informática, logística y operaciones en diferentes tipos de industrias. Más de 30 años de experiencia laboral. Profesor universitario de pregrado y postgrado. Amante del cine, rock progresivo y literatura. Jugador de tenis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here