8 Tips para Ir al Gimnasio y Ser Constante (para Hombres y Mujeres)

Ir al gimnasio se puede convertir en un duro reto cuando se lleva a cabo por una necesidad (ya sea por estética o por salud) y no como una afición que te motiva y con la que disfrutas al máximo.

Si estás leyendo este artículo posiblemente es porque estás apuntado a un centro deportivo, pero apenas vas, o bien porque te has inscrito más de una vez y siempre has terminado dejando de pagar la cuota.

Para ser constante en el gym hay que estar convencido de lo que se quiere

En todo caso, tienes interés en cambiar esta situación, por lo que a continuación te vamos a ofrecer hasta 8 consejos para que de una vez por todas saques partido al gimnasio y consigas mejorar tu calidad de vida. ¡No valen excusas!

Quizás te interese Cómo Aumentar Tu Motivación Para Adelgazar: 11 Consejos.

8 Consejos para ser constante en el gym y no caer de nuevo en el intento

1- Encuentra un buen gym

Obvio e imprescindible. Una persona que le guste mucho el deporte puede prescindir incluso de estar matriculado en un centro, ya que hará de su hogar o su urbe su propio escenario de ejercicios.

Sin embargo, en nuestro caso debemos estimularnos desde el principio con cualquier elemento que nos resulte atractivo. Uno de ellos será el gimnasio.

Te aconsejaría sobre todo que ese centro deportivo esté cerca de tu casa, ya que suele ser muy recurrente la excusa de “no tengo ganas de ir, está muy lejos”.

Pero si crees que ese no es el problema de tu desgana, infórmate de las instalaciones y ofertas que puedes encontrar en el mercado.

A día de hoy son muchos los centros lowcost que, además de ofrecer unas buenas tarifas, están bastante bien preparados y cuentan con profesionales muy bien cualificados.

Quizás te interese Motivación Deportiva: 6 Rasgos de los Grandes Deportistas.

2- Déjate aconsejar por los monitores del centro

Una vez inscrito, llega nuestro primer día con toda nuestra ilusión y nos encontramos con 200 máquinas que no sabemos ni para qué sirven. Quizás lo mejor sea volver a casa y buscar el ticket de devolución de los nuevos botines de correr que tanto nos han costado.

¡Para nada! No te dejes llevar por el desasosiego y busca inmediatamente un monitor. Estos profesionales reciben prsonas como tú cada día, por lo tanto sabrán mejor que nadie como tratar tu inexperiencia.

Explícales que buscas inscribiéndote en su gym y cuáles son los objetivos que quieres conseguir. Ellos te enseñaran que máquinas o clases te vendrán mejor y sobre todo con las que podrás disfrutar más.

Según avancen las semanas, sigue en conversaciones con el monitor y asesórate sobre las novedades o nuevos retos a los que te puedes enfrentar.

Quizás te interese 10 Beneficios del Deporte para la Salud Física y Mental.

3- Aparatos electrónicos, ¿amigos o enemigos?

Hoy, es común ver como el deportista va siempre acompañado de algún aparato electrónico como puede ser el smartphone o los monitores de actividad, conocidos comúnmente como watch.

Las opiniones acerca de este híbrido entre deportista-tecnología son bien dispares. Algunos piensan que puede distraer de la actividad física, mientras que otros aseguran que son un apoyo más para mejorar la constancia y no abandonar por aburrimiento.

Pruébalo y valora en qué medida te ayuda o te limita tus posibilidades de éxito. Eso sí, si finalmente optas por cargar con tu móvil encima, no abuses de las fotos en Instagram y céntrate más en descargarte app deportivas con las que mejorar tus resultados.

A modo personal, los días que opto por usar la cinta para correr o me monto en una bici estática, recurro al smartphone para ver el último capítulo de mi serie favorita. Así el tiempo se me pasa más amenamente.

Quizás te interese 101 Frases de Gimnasio Motivadoras (Hombres y Mujeres).

4- Céntrate en un deporte o ejercicio

¿Cuántos de nosotros hemos llegado al gym los primeros días y nos hemos dedicado a probar todo y cuánto veíamos? El resultado final siempre es hartazgo y desilusión por los pobres resultados.

Aunque es necesario ejercitar todo nuestro cuerpo, el trabajarlo a lo loco sin llevar a cabo una planilla no sirve de nada. Al final, lo único que conseguirás es odiar todos y cada uno de las herramientas que se te ofrece.

Por ello, lo mejor es centrarnos en una serie de rutinas establecidas a modo semanal, con el fin de trabajar una parte de nuestra anatomía en concreto. Sería algo así como:

Lunes: Ejercicios de pecho + tríceps

Martes: Ejercicios de espalda + bíceps

Miércoles: Tronco inferior

Jueves: Elasticidad

Etc.

Con estos hábitos no te aburrirás de hacer siempre lo mismo, disfrutarás más y además obtendrás mayor rendimiento. Si algo en concreto no te gusta, consulta siempre con el monitor, ellos intentarán darte una solución que te anime a seguir.

Aprovecha también las clases que se suelen ofrecer. Clases de baile, spinning, pilates, crossfit, natación, yoga o step son algunas de las opciones en las que encontrar tu sitio.

Quizás te interese Cómo Motivarse para Conseguir Cualquier Cosa en 3 Pasos.

5- Socializa

Si te paras a pensar, te encuentras en un sitio en el que todas las personas buscan más o menos el mismo objetivo: mejorar su calidad de vida y sentirse bien.

De la base de que tienes algo en común con ellos, ¿Por qué no entablar conversación y conocer a gente nueva?

No hay que tomarse el gym como un correccional, por lo que asistir a un centro en el que encontrar gente a la que saludar te servirá de motivo para ser más constante a la hora de ir con más frecuencia.

Eso no significa que el fin sea dedicarle al ejercicio 15 minutos al deporte y 45 a hablar con tu nuevo mejor amigo/a. Recuerda que cuando ibas al colegio tenías media hora para el recreo y el resto eran para aprender. Esto es exactamente igual.

Otra manera de aprovechar la compañía humana es apuntarte al gimnasio con un familiar, vecino o amigo. Basta que uno de los dos sea constante, esto permitirá que te veas más en la necesidad (o responsabilidad) de acompañarlo y viceversa.

Además, si estáis al mismo nivel podéis marcaros objetivos comunes o asignaros retos, con lo que haréis las visitas al gym más amenas y divertidas.

Quizás te interese 30 Formas Efectivas de Motivarte para Hacer Ejercicio.

6- Ponte objetivos

frases de gimnasio

Precisamente, marcarse objetivos puede ser una de las mejores maneras de no sucumbir en el intento de ser constante. Esto se aplica a conceptos del día a día como la familia, trabajo o escuela y, por supuesto, al propio gimnasio.

¿Crees que necesitas perder 5 kilos para sentirte bien frente al espejo? No pares hasta conseguirlo. Los resultados con constancia y perseverancia siempre llegan y el premio será gratificante.

¿Tu médico te ha recomendado ganar peso porque tus niveles de defensa son bajos? Vuelve a marcarte objetivos y métete en la mente que la salud es lo primero.

Si eres de los que tienen poca fuerza de voluntad, motívate imaginándote con tu mejor tipo en el próximo verano o sintiéndote fuerte en tu día a día.

A modo consejo, no te pongas objetivos muy altos al principio, porque si no los consigues te desanimarás pronto.

Quizás te interese Cómo Tener Más Fuerza de Voluntad: 10 Consejos Efectivos.

7- Ponte en manos de un personal trainer

Es una opción cara, pero si te la puedes permitir no dudes en recurrir a ella. Los entrenadores personales cada vez están más de moda y su influencia en los deportistas es indiscutible.

Sé sincero con él o ella y explícales en qué fallas y por qué. Ellos tendrán la capacidad de que esto no vuelva a ocurrir y de tenerte cada día motivado para enfrentarte a un día duro de ejercicio.

Si te economía no da para ello, sigue cuentas personales de personal trainers o entrenadores de fitness en sus distintas redes sociales y plataformas y aprende las mejores técnicas de mejora.

Quizás te interese 7 Riesgos de Salud en Mujeres Deportistas.

8- Prémiate

Aunque tu recompensa final será el de sentirte mejor y adquirir un nivel de vida más sano, no viene mal de vez en cuando premiar esa consistencia que estamos buscando.

Si conseguiste superar un objetivo que te marcaste semanas atrás, obséquiate con una cena o comprándote un modelo nuevo para estrenar en tu próxima cita en el gym. Seguro que así dejarás de ver como una tortura esas mañanas o tardes de sudar y sudar.

Excusas frecuentes que debes evitar

Una vez que te has empapado de los consejos para ser constante, vamos a recordar algunas de esas excusas que debes apartar radicalmente.

“No tengo tiempo”

¿De verdad? Distintas investigaciones o la propia Organización Mundial de la Salud aseguran que la práctica de 30 minutos de deporte al día, acompañado de unos buenos hábitos alimenticios, es suficiente para evitar problemas de salud. 

Probablemente pierdas más tiempo viendo vídeos en Youtube o navegando en tus redes sociales, así que prescinde un poco de ellas y ¡a moverse!

“No me gusta el deporte”

Es cierto que hay personas con menos predisposición a practicar deporte al no ser una actividad que le anime. Sin embargo, posiblemente es porque nunca hayan dado con esa actividad que se le de bien y si le satisfaga. 

Lo ideal es que, como se apuntó en el segundo consejo del listado, te dejes aconsejar por el personal del gimnasio e intentéis averiguar si prefieres deportes de equipo o individual, de contacto, relajados, más activos, etc. 

Si finalmente no das con ninguno, solo me queda decirte que “quien algo quiere, algo le cuesta”.

Quizás te interese Las mejores actividades físicas para adultos mayores.

“No necesito hacer deporte porque estoy delgado”

Un peso ideal no significa estar sano. Puedes ser delgado y sin embargo estar bastante deteriorado en salud. 

Combatir el sedentarismo y practicar deporte cada día es imprescindible para estar totalmente sano y en forma, por lo que no te fíes de tu privilegiado metabolismo (el cual puede cambiar) y cúrate en salud. 

“No tengo ropa”

No hay ningún centro de deporte que te exija media etiqueta para poder inscribirte. La ropa deportiva se puede adquirir en prácticamente cualquier centro comercial y a precios bastante dispares. 

Puedes encontrar modelos de marcas consagradas a unos precios altos, pero también otras más sencillas a poco coste. 

Lo único que te exigiría es adquirir un calzado en condiciones, ya que eso si podría pasarte factura con el tiempo. 

“Me da vergüenza”

A no ser que te apuntes a un centro de culturismo, la gran mayoría de personas que te encuentres en tu gimnasio estarán a tu mismo nivel. Como decía mi antiguo profesor de educación física en el colegio: “la vergüenza te la guardas en los bolsillos”. 

Tu meta no es crear fijación en los demás, sino dedicarte un tiempo para ti y tu mejora física y mental. No te creas el centro del universo, por lo general las personas van al gimnasio a practicar deporte y no criticar. 

Quizás te interese Cómo Vencer la Timidez Definitivamente en 10 Pasos.

“No conozco a nadie”

Vaya usted al punto 5. Si tienes la extrema necesidad de ir acompañado al gimnasio para sentirte mejor, y sin embargo no encuentras a nadie que te acompañe, ábrete y socializa con otros inscritos. 

Si esto te da apuro, recuerda que siempre tendrás el apoyo de los monitores del centro, con los que mantendrás conversaciones muy interesantes sobre como adquirir hábitos saludables, por ejemplo.

“Tengo miedo a lastimarme

Si tomas prevenciones y te informas adecuadamente del manejo de instalaciones, así como de la práctica de las clases, seguro que no habrá ningún problema. 

Se consciente de tus límites físicos, déjate de nuevo asesorar por un monitor y aprende a calentar y estirar para evitar posibles contracturas y demás complicaciones que puedan surgir.

“Los gimnasios son caros”

En un país como por ejemplo España, puedes encontrar gimnasios lowcost por menos de 20 euros al mes. Eso significa que estarás pagando menos de 0,70 céntimos al día. ¿De verdad te parece caro?

Quizás te interese 150 Frases de Esfuerzo y Dedicación.

COMPARTIR
Graduado en Periodismo. No soy titulado en ortopedia pero se hacer una férula, no soy dietista pero se cuantas calorías tienen los dátiles, no soy psicólogo pero seguro que en Lifeder me curaré de esta locura por el periodismo sanitario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here