Lawrence A. Appley: biografía y aportes a la administración

Lawrence A. Appley (1904-1997) fue un teórico organizacional y especialista en administración que marcó la diferencia con otros teóricos de la época gracias a su trabajo de gestión de calidad. Mientras que el concepto de administración se comenzaba a poner en práctica, Lawrence se centró en que tanto la administración como la organización de cualquier empresa se rigieran por unos mínimos de calidad que ofrecieran resultados palpables.

Esta nueva forma de ‘vigilar’ la administración fue conocida como escuela empírica, que no era más que enfatizar conceptos que usados en las empresas de manera práctica dieran los resultados buscados, o incluso mejor de lo esperado.

Imagen cortesía de horatioalger.org

Biografía

Lawrence A. Appley nació en Nueva York y era el más pequeño de tres hermanos. Sus padres fueron Joseph Earl Appley, un pastor metodista, y Jessi Moore Appley.

Provenía de una familia humilde, pues su abuelo era un simple zapatero. Dado el oficio de ministro religioso de su progenitor, cada dos años debían mudarse cuando este recibía una nueva asignación pastoral en otra ciudad.

A pesar de que una infancia de Appley no tuvo que ser agradable para un niño y podría haber dificultado la calidad de sus estudios, tras la escuela primaria, logró ingresar en el Northfield Mount Herman. Esta era una escuela superior preparatoria muy selectiva con una tasa de aceptación de alumnos de tan solo el 32 %.

Tras su graduación en la N.M.H ingresó en la Ohio Wesleyan University, quizá gracias a la influencia de su padre, pues los líderes de esta institución eran metodistas. Aun así, la universidad presume de tener principios liberales y no tomar en cuenta la religión o la raza de los estudiantes que entran en ella.

Durante sus años de universidad tuvo que realizar trabajos para pagarse sus estudios, tales como repartidor, entrenador de debate en la escuela secundaria, vendedor de lavadoras o conductor de tranvías. Su esfuerzo y tesón por conseguir lo que quería quedó claramente demostrado al estar dispuesto a cualquier cosa para lograrlo.

Se casó dos veces y tuvo dos hijas, cuatro nietos y cuatro bisnietos. Falleció de muerte natural en 1997 a tan solo dos semanas de su 93 cumpleaños.

Su carrera laboral

De 1927 a 1930 trabajó en la Universidad de Colgate como profesor de conferencias y mediador de debates. No obstante, en el verano de 1929 tomó una decisión que daría un giro a su vida; decidió tomar clases de posgrado en Administración Pública, y fue en ese momento cuando su interés por la Administración de Empresas despertó.

Tan solo un año después comenzó a trabajar como gerente de personal en la Standard Oil Company en Buffalo, una empresa de fabricación, transporte y refinación de aceite que consiguió el monopolio en este sector por sus precios agresivos con los que otras empresas no podían competir.

Rockefeller, quien llegó a ser el hombre más rico del mundo, fue su fundador. Seguro que su influencia tuvo un gran impacto en la vida del entonces joven Lawrence A. Appley.

En 1934 esta empresa se fusionó con Vacuum Oil Company y Appley ascendió al puesto de director educativo, el cual desempeñaría más tarde en empresas como Vick Chemical Company y Montgomery Ward & Company.

Contacto directo con la administración

Desde 1938 a 1941 fue asesor en la organización administrativa de la Comisión Civil de los Estados Unidos, una labor que le obligaba a viajar de forma regular a Washington para impartir conferencias sobre problemas de personal a los administrados que trabajaban para el gobierno.

Su buen hacer en esta labor no pasó inadvertida para los grandes políticos, especialmente para el Secretario de Guerra, que lo nombró su consultor para la capacitación de civiles como soldados, así como del personal que necesitaría. Tan solo un año después ascendió al puesto de director de la Comisión de Recursos Humanos de Guerra.

En 1948 y durante 20 años fue el presidente de la American Management Association, la organización de educación y gestión más antigua y grande del mundo, ubicada en Nueva York. En ella aplicó sus teorías de calidad de la administración dejando evidencia clara de que funcionaban.

Aportaciones a la administración

Durante las décadas en las que trabajó en la American Management Association, Appley realizó una serie de documentales y escritos que dejan constancia de sus teorías. Uno de los puntos en los que hizo más hincapié es en ayudar a otro a realizar sus tareas.

Appley estaba convencido de que los directores invertían mucho tiempo en ampliar conocimientos y en desarrollar tareas, así como en vigilar que otros las cumplieran, pero no sabían cómo motivar y ayudar a otros a realizar el papel que les corresponde.

Para Appley era esencial mantener un buen ambiente en la empresa, así como una buena relación con los trabajadores a fin de que la empresa funcione como un organismo. Algunas frases de sus documentos dejan clara su visión sobre el asunto:

“Para inspirar a una persona a trabajar con entusiasmo tienes que hacer una contribución importante a la vida de esa persona”.

“Si quieres que alguien realice una tarea para ti, tienes que crear en su mente una imagen clara de lo que quieres que haga”.

“Tenemos que ayudar a que las personas desarrollen hasta el punto de usar su pleno potencial, tanto en su carácter, como en su personalidad y productividad”.

Por tanto, sus consejos para desempeñar un buen trabajo como director son los siguientes:

  • Ser director es motivar a que otros cumplan con sus labores.
  • El director no es importante. Él necesita más a sus subordinados de lo que estos lo necesitan a él.
  • El directivo cobra por lo que hacen sus subordinados.

Sus principales aportaciones basadas en estos hechos fueron las siguientes:

1-En el desarrollo de los postulados, siempre viendo la importancia de marcar objetivos, una misión para cumplirlos y una visión de estos realizados, que servirán para que los directivos cumplan con su trabajo a plenitud.

2-Brindó con su propio trabajo una muestra de cómo bajo un buen ambiente y una buena dirección se obtienen resultados óptimos.

3-La importancia de aplicar el método científico a la administración.

4-Realizar constantes diagnósticos a la situación de la empresa con el fin de encontrar y resolver inconvenientes.

Referencias

  1. (2019). Retrieved from fcaenlinea.unam.mx/2006/1131/docs/unidad6.pdf
  2. (2019). Retrieved from brainly.lat/tarea/6653673
  3. Wikipedia contributors. (2018, November 10). Lawrence A. Appley. In Wikipedia, The Free Encyclopedia. Retrieved 13:36, February 19, 2019.
  4. Appley LA. What Business Thinks and Says: Mangement the Simple Way. J Educ Bus. 2010;
  5. Appley LA. Business Men Discuss Vocational Guidance. Occup Vocat Guid J. 2012;
  6. Book Reviews : Formula for Success: A Core Concept of Management. Lawrence A. Appley. New York, Amacom, A Division of American Management Association, 1974. J Bus Commun. 2007;
  7. New York Times Archives, 1997. Lawrence Appley by Edwin McDowell.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here