Liderazgo natural: características, ventajas, desventajas y ejemplos reales

El liderazgo natural es un estilo de liderazgo que surge de manera espontánea en aquellos grupos o equipos que no cuentan con una figura dominante establecida. Cuando aparece una situación de este tipo, algunas personas acaban asumiendo la posición de líder sin proponérselo, debido a sus rasgos de personalidad, hábitos y formas de actuar.

El estudio de los líderes naturales ha sido un tema de mucho interés dentro del campo de la psicología durante mucho tiempo. Por lo general, cualquier consejo sobre cómo aumentar la capacidad de liderazgo está basado en la imitación de los rasgos de las personas que poseen esta habilidad de forma innata.

Fuente: pixabay.com

Normalmente, para que una persona pueda demostrar liderazgo natural, tiene que poseer una serie de características de personalidad además de tener una gran experiencia en el tema sobre el que está trabajando su equipo. Los demás miembros del grupo le siguen de forma espontánea, incluso en el caso de que no tenga una autoridad explícita sobre ellos.

En este artículo veremos cuáles son las características de una persona capaz de desarrollar liderazgo natural. Además, también estudiaremos cuáles son las ventajas y desventajas de esta forma de dirigir un equipo, así como algunos ejemplos que ayudarán a clarificar el concepto.

Características

Las personas con capacidad de liderazgo natural presentan una mezcla de características innatas y aprendidas que les facilitan el convertirse en los dirigentes de cualquier grupo en el que se encuentren de forma espontánea.

Por definición, alguien que no nazca con esta capacidad no puede convertirse en un líder natural. Sin embargo, incluso los individuos que posean todas las características innatas necesarias para desarrollar esta habilidad podrían no llegar a alcanzar todo su potencial si no perfeccionan aquellas que deben ser aprendidas.

-Características innatas

Ciertos rasgos de los líderes naturales son innatos; es decir, forman parte de la personalidad de estos individuos desde que nacen. A continuación veremos cuáles son los más importantes.

Extroversión

La extroversión es una característica compartida por todas aquellas personas que buscan estímulos sociales y que se sienten cargados de energía cuando están en presencia de otros individuos. Normalmente, esto hace que sean más abiertos, y que sus habilidades sociales sean mejores que las de los introvertidos.

Algunas de las características de la extroversión que correlacionan con la capacidad de liderazgo natural son la locuacidad, y la habilidad para ser percibido como más atractivo que a menudo acompaña a este rasgo de la personalidad.

Resiliencia

Los líderes a menudo tienen que enfrentarse a críticas, insultos y todo tipo de conductas negativas por parte de otras personas. Por eso, un líder natural tiene que ser capaz de manera innata de reponerse bien de estas situaciones y de seguir adelante con sus ideas a pesar de ellas.

La resiliencia se define como la capacidad que tiene una persona para reponerse con facilidad tras ser expuesta a una situación adversa. Al igual que la extroversión, es uno de los requisitos fundamentales para poder demostrar liderazgo natural.

Confianza

Las personas con baja autoestima tratan de no exponerse a las críticas de otros y de evitar todo tipo de problemas. Por ello, para dirigir un equipo es necesario contar con un buen nivel de confianza en uno mismo. Los líderes naturales cuentan con esta característica de manera innata.

Inteligencia emocional

Una persona capaz de desarrollar liderazgo natural tiene que ser capaz de entender tanto sus propias emociones como los sentimientos de los demás. Además, debe poder hacer que los demás se sientan entendidos, por lo que necesitan poseer habilidades como la empatía.

A pesar de que la inteligencia emocional puede ser desarrollada con esfuerzo, la mayoría de líderes naturales poseen esta característica desde la infancia. Gracias a ella, consiguen que los demás les sigan sin ni siquiera tener que pedirlo.

Altos niveles de energía

El último de los rasgos innatos de las personas con capacidad de liderazgo natural es la presencia de unos niveles de energía superiores a la media.

Para dirigir un equipo de manera adecuada y llevarlo hasta una meta concreta, es necesario que un líder pueda continuar actuando cuando todos los demás ya han tirado la toalla.

-Características aprendidas

Los cinco rasgos que acabamos de ver forman parte de la personalidad de los líderes naturales desde su más tierna infancia. Sin embargo, para poder desarrollar plenamente esta capacidad, estos individuos tienen que adquirir ciertas capacidades que solo la experiencia puede proporcionarles.

Por eso, aunque es posible ver a alguien muy joven alzándose de forma natural a una posición de liderazgo, normalmente los mejores dirigentes naturales son personas maduras y que llevan tiempo desarrollando sus habilidades.

A continuación veremos las características aprendidas más relacionadas con este rasgo.

Capacidad de comunicación

Cuando los líderes naturales son jóvenes puede que no entiendan por completo el valor de una buena comunicación. Sin embargo, según van madurando, se van dando cuenta de que la gente está más dispuesta a seguir a aquellos individuos que son capaces de comunicarse con ellos de manera clara.

Pensamiento estratégico

En su juventud, muchos líderes naturales son muy buenos motivando a la gente de su entorno, pero luego fallan a la hora de encontrar una manera de actuar que sea realmente eficaz para conseguir sus objetivos.

Sin embargo, con los años muchas de estas personas aprenden a moderar su tendencia natural a la acción con cierta capacidad de reflexión. De esta manera, cuando por fin comienzan a mover a su equipo, sus componentes están más preparados para alcanzar sus metas rápidamente.

Capacidad para tomar decisiones

Un buen líder natural tiene que ser capaz de observar su entorno de forma analítica cuando se le presenta la oportunidad; pero en las ocasiones en las que no tiene suficiente tiempo para hacerlo, debe poder elegir un curso de acción adecuado incluso cuando se encuentra bajo mucha presión.

Esta capacidad normalmente no surge de manera natural, sino que se adquiere a lo largo de los años con la experiencia y tras enfrentarse a multitud de situaciones similares. Por lo tanto, suele estar presente más en los líderes maduros que en aquellos todavía muy jóvenes.

Habilidad para motivar a los demás

Por último, los líderes naturales deben adquirir con los años la capacidad de conseguir que el resto de personas se sientan con ganas de llevar a cabo las tareas que les propone. Esta habilidad es fundamental para el buen funcionamiento de un equipo, así como para alcanzar las metas propuestas.

Ventajas

El liderazgo natural cuenta con una serie de características que hacen que pueda ser muy beneficioso en algunas circunstancias. En ciertas situaciones, un dirigente de este tipo puede mejorar los resultados de un equipo a la vez que aumenta el bienestar de los trabajadores.

Una de las principales ventajas de este estilo de liderazgo es que no se basa en una jerarquía impuesta de forma externa. Por el contrario, al surgir de manera natural, los miembros del equipo percibirán a su dirigente como alguien más cercano. Normalmente, esto hará que estén más abiertos a sus sugerencias y le tengan en mayor estima.

Por otro lado, los líderes naturales normalmente son mucho más capaces que los que siguen otros modelos de dirección de motivar a sus subordinados y hacer que se sientan contentos con sus tareas. Debido a ello, contar con una de estas personas puede mejorar el ambiente laboral en gran medida.

Desventajas

Sin embargo, no todas las características de los líderes naturales tienen por qué ser positivas, ni ser las más adecuadas para todo tipo de situaciones. En ocasiones, puede ser más beneficioso contar con un dirigente que siga otro modelo distinto.

En ocasiones, por ejemplo, el hecho de que una persona sepa cómo liderar un equipo no implica que también sea experta en la tarea que este tiene que realizar. Cuando esto ocurre, el dirigente natural puede hacer perder el tiempo a su grupo de trabajo, o incluso alejarlo de sus metas.

Otra de las desventajas más comunes de las personas con capacidad de liderazgo natural es que suelen ser muy maquiavélicas; es decir, normalmente no tienen problemas a la hora de utilizar a otros individuos para conseguir sus propios objetivos.

Ejemplos reales

A lo largo de la historia, han surgido muchas figuras capaces de liderar un equipo o un grupo de personas de forma innata, sin tener que estudiar conscientemente la mejor manera de hacerlo. Algunas de las más conocidas son las siguientes:

– Mahatma Gandhi.

– Martin Luther King Jr.

– John F. Kennedy.

– Margaret Thatcher.

– Bill Gates.

– George Washington.

– Abraham Lincoln.

Todos ellos compartían muchos de los rasgos que hemos mencionado anteriormente; y como consecuencia, fueron capaces de alcanzar grandes logros y de mover a cantidades enormes de gente. Sin embargo, también podemos encontrar muchos ejemplos de liderazgo natural en nuestro día a día.

A pesar de que las personas que no tengan esta característica de forma innata no pueden desarrollarla, tener como modelo a alguien que sí posea este rasgo puede ser muy beneficioso.

Por eso, si quieres aprender a liderar grupos, una de las accione más útiles que puedes hacer es buscar a personas de tu entorno que tengan esta capacidad.

Referencias

  1. “What are the characteristics of a natural leader?” en: Total Team Building. Recuperado en: 30 Noviembre 2018 de Total Team Building: totalteambuilding.com.
  2. “12 Characteristics of a Natural Leader” en: Minneapolis College of Art and Design. Recuperado en: 30 Noviembre 2018 de Minneapolis College of Art and Design: mcadsustainabledesign.com.
  3. “6 Qualities Of Every Natural Born Leader” en: Forbes. Recuperado en: 30 Noviembre 2018 de Forbes: forbes.com.
  4. “Characteristics of a Natural Leader” en: Succesful Solutions. Recuperado en: 30 Noviembre 2018 de Succesful Solutions: succesful-solutions.com.
  5. “7 Habits of natural leaders” en: Huffington Post. Recuperado en: 30 Noviembre 2018 de Huffington Post: huffpost.com.
COMPARTIR
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here