Ludopatía: síntomas, causas, consecuencias y tratamientos

La ludopatía es un trastorno psicológico que se caracteriza por una adicción incontrolable al juego y las apuestas. El término viene de las palabras latinas ludus (juego) y patia (enfermedad). Sus síntomas son similares a los de otras adicciones, como las relacionadas con sustancias como el alcohol y las drogas, o con otros comportamientos de riesgo.

A pesar de que en un principio los juegos de azar no tienen por qué ser peligrosos o dañinos, las personas con ludopatía sufren todo tipo de consecuencias negativas debido a este trastorno. Así, los afectados por este problema pueden sufrir dificultades en áreas como su economía, sus relaciones o incluso su salud.

Fuente: pexels.com

La Asociación Americana de Psicología (APA) reconoce la ludopatía como un trastorno mental, clasificado dentro de los de tipo adictivo. Esta enfermedad psicológica está relacionada con los juegos cuya recompensa se da de manera inmediata e intermitente a ciertas conductas. Por lo general, aparece en entornos como casinos o casas de apuestas.

La ludopatía puede traer todo tipo de consecuencias negativas a la vida de quienes la sufren. Debido a ello, en las últimas décadas se ha comenzado a investigar más sobre este problema, en un intento de prevenir su aparición y de paliar los síntomas una vez que ya han aparecido. En este artículo te lo contamos todo sobre este trastorno.

Síntomas

ludopatía

Una persona con ludopatía presenta síntomas muy similares a los que aparecen en otros trastornos adictivos o de compulsión. Al mismo tiempo, también aparecen otros que son específicos de este problema psicológico. A continuación veremos cuáles son los más comunes.

Repetición incontrolable de una conducta

El síntoma más claro de la adicción al juego es la incapacidad para dejar de realizar una acción que en un principio resulta placentera. Al igual que ocurre en el caso de los drogodependientes, una persona con ludopatía siente que necesita participar en juegos de azar para sentirse bien, y es incapaz de dejar de hacerlo.

Por lo general, el tiempo dedicado a la conducta problemática específica (como por ejemplo, participar en juegos de cartas o utilizar máquinas tragaperras) va aumentando progresivamente, hasta que llega a ocupar una parte significativa de la vida del individuo. A menudo esto trae consecuencias muy negativas a su vida.

En muchas ocasiones, la persona con ludopatía no se da cuenta de que tiene un problema, y cree que podría parar de jugar o apostar cuando quisiera. Sin embargo, la mayoría de las veces esto no es cierto: el individuo sigue jugando de forma cada vez más compulsiva, siendo realmente incapaz de dejar de hacerlo.

Anhedonia

A pesar de que en un principio la persona con ludopatía juega porque le resulta placentero hacerlo, al cabo de un tiempo esta conducta deja de resultar positiva. Cuando la adicción se desarrolla por completo, el individuo sigue siendo incapaz de parar, pero ahora ya ni siquiera disfruta de la actividad.

Por otra parte, esta incapacidad de disfrutar se extiende por lo general también a otras áreas de su vida. Debido a ello, la persona deja de disfrutar de aquello que normalmente le interesaba, pasando a depender más y más del juego para sentirse bien.

La anhedonia está relacionada con el mecanismo de recompensa del cerebro. Ganar una apuesta libera una gran cantidad de neurotransmisores como la dopamina. Cuando esto ocurre a menudo, nuestra mente se vuelve resistente a esta sustancia, y cada vez necesitamos una mayor cantidad para sentirnos bien.

Estado de ánimo alterado

Debido a la resistencia a la dopamina provocada por el juego, y a los problemas derivados de las apuestas compulsivas, las personas con ludopatía a menudo ven alterado su estado de ánimo de forma significativa. Por lo general, estos individuos acaban sufriendo síntomas depresivos, al mismo tiempo que se vuelven mucho más irritables de lo normal.

Al igual que ocurre en otros trastornos de tipo adictivo, las personas con ludopatía suelen acabar desarrollando un estado de ánimo depresivo. Esto puede afectar a todas las áreas de su vida, y acabar desembocando en una depresión mayor o un problema psicológico igualmente serio.

Por otro lado, las personas cercanas a alguien con ludopatía a menudo se dan cuenta de que el individuo se muestra mucho más huraño e irritable de lo normal. Las peleas y las discusiones son frecuentes, especialmente cuando se intenta hablar del problema con el juego.

Realización de conductas de riesgo

Uno de los síntomas más peligrosos de la ludopatía es el que induce a quienes sufren este trastorno a llevar a cabo todo tipo de acciones peligrosas que no habrían hecho en condiciones normales.

Esto puede implicar, por ejemplo, apostar un dinero que la persona no puede permitirse perder, ingerir alcohol en exceso o tomar drogas de todo tipo.

Por otro lado, las personas con ludopatía tienden a descuidar las demás áreas de su vida debido a que el juego ocupa la mayor parte de sus mentes. Debido a ello, pueden perder sus empleos, romper sus relaciones personales, descuidar su salud y sufrir todo tipo de consecuencias desagradables.

Negación

Por último, uno de los síntomas más comunes de la ludopatía es la negación por parte de la persona de que existe algún tipo de problema. Este síntoma puede darse incluso cuando es evidente que la vida del individuo se está viendo afectada negativamente por la adicción al juego.

Cuando una persona con ludopatía es confrontada por sus seres queridos, la reacción más común es que se ponga a la defensiva y niegue que necesite cualquier tipo de ayuda.

Debido a este síntoma, puede ser difícil que los afectados reciban el tratamiento que necesitan, por lo que en muchas ocasiones la situación tiende a ir a peor.

Causas

casino poker

No existe una única causa que provoque que una persona desarrolle una adicción al juego. Por el contrario, hay una serie de factores de riesgo que pueden jugar un papel más o menos importante en la aparición de esta enfermedad mental. A continuación veremos los más comunes.

Naturaleza adictiva del juego

Probablemente la causa más importante de la ludopatía es el hecho de que los juegos de azar y las apuestas, por su propia naturaleza, tienden a ser muy adictivos.

Cuando se participa en ellos, se reciben recompensas de manera intermitente, lo que provoca que la conducta se mantenga y se vuelva más intensa con el tiempo.

Cada vez que se gana una partida de cartas o se recibe un premio en un casino, nuestro cerebro nos recompensa con una descarga de dopamina. Esta sustancia, a pesar de ser natural, es extremadamente adictiva, por lo que inconscientemente tendemos a repetir la acción que ha provocado que la liberemos.

Sin embargo, a pesar de esta característica, no todas las personas que prueban el juego acaban haciéndose adictas a él. Esto se debe a ciertas diferencias individuales que veremos a continuación.

Factores de personalidad

Diversos estudios sobre la ludopatía parecen indicar que uno de los mayores predictores del desarrollo de este trastorno es la personalidad de cada individuo. Mientras que algunas personas son más propensas a padecer adicciones y tener problemas para controlarse, otras no tendrían por lo general dificultades en este sentido.

El origen exacto de estas diferencias se desconoce. Sin embargo, sí que sabemos que se deben a una mezcla de factores genéticos, biológicos (como por ejemplo el desarrollo anormal de algunas partes del cerebro), y aprendidos durante la infancia y la adolescencia del individuo.

Existencia de otros problemas psicológicos

En muchas ocasiones, la ludopatía parece darse a la vez que otros trastornos psicológicos o en personas que tenían un estado de ánimo alterado previamente.

Por lo tanto, parece que aquellos individuos con ciertos problemas como la depresión o la ansiedad serían más propensos a desarrollar esta adicción.

Consecuencias

mujer con dados

Si no se trata a tiempo, la ludopatía puede acarrear todo tipo de consecuencias muy negativas en la vida de las personas que la sufren. Cuanto más se desarrolle la adicción, más probable es que aparezcan estas dificultades, y más graves se volverán las mismas. A continuación veremos brevemente las más comunes.

Problemas de dinero

Una de las áreas más afectadas por la ludopatía es la económica. Las personas adictas al juego tienden a desperdiciar mucho dinero en su adicción, siendo incapaces de controlarse y malgastando en ocasiones ahorros que realmente no pueden permitirse perder.

Por si esto fuera poco, las personas con ludopatía a menudo descuidan otras áreas de su vida debido al tiempo que le dedican al juego. En muchas ocasiones, esto les lleva a perder su empleo, lo que todavía empeora aún más el aspecto económico de sus vidas.

Pérdida de relaciones

Debido a los cambios de humor y al estrés sufridos por las personas con ludopatía, a menudo es prácticamente imposible mantener una relación normal con ellas.

Como consecuencia, muy a menudo estos individuos pierden el apoyo de sus familiares, amigos y pareja, lo que tiende a empeorar aún más su adicción.

Deterioro de la salud física y mental

A pesar de que el juego no afecta directamente al físico de la misma manera en la que lo hacen otras adicciones, como el alcoholismo, la mayoría de personas con ludopatía acaba viendo su salud muy deteriorada.

Entre los principales motivos, podemos destacar el abuso de sustancias que generalmente acompañan al juego, el estrés y un estilo de vida insano.

Por otro lado, la ludopatía sí que afecta directamente a la salud mental de aquellos que la padecen. Como ya hemos visto anteriormente, es relativamente frecuente que los pacientes con este trastorno acaben desarrollando otros más graves como depresión mayor o ansiedad generalizada.

Suicidio

Por desgracia, diversos estudios sobre la prevalencia de la ludopatía en distintos países del mundo han mostrado que un número significativo de pacientes con esta condición pueden intentar acabar con su vida si no son tratados a tiempo.

Esta consecuencia probablemente es fruto de las anteriores y de las situaciones tan precarias que acaban viviendo los afectados por la adicción al juego. Sin embargo, debido al número cada vez mayor de intentos de suicidio relacionados con la ludopatía, muchos expertos recomiendan tratar este síntoma por separado.

Tratamientos

depresión atípica

Al igual que ocurre con otros trastornos adictivos, tratar la ludopatía puede ser extremadamente difícil. Una vez que el mecanismo de recompensa del cerebro se ha visto alterado, es complicado salir de la espiral negativa a la que esto lleva, ya que la persona solo siente placer cuando está jugando o realizando apuestas.

Sin embargo, al igual que en el caso del alcoholismo o la adicción a las drogas, existen ciertos enfoques que pueden ayudar enormemente a la reducción de los síntomas y la recuperación de una vida normal. Podemos dividirlos en tres tipos: terapia individual, terapia de grupo, y uso de psicofármacos.

En cuanto a la terapia individual, enfoques como la terapia cognitivo – conductual o la terapia de aceptación y compromiso han mostrado ser relativamente efectivos en el tratamiento de la ludopatía. Sin embargo, a menudo no es suficiente con ellos, y es necesario que el paciente también utilice alguno de los otros dos.

La terapia de grupo generalmente está basada en un modelo de doce pasos, similar al utilizado en Alcohólicos Anónimos. Este sistema suele dar muy buenos resultados, aunque requiere de un compromiso muy firme por parte del paciente y puede ser muy complicado de seguir.

En cuanto a los psicofármacos, se ha descubierto que algunos medicamentos normalmente utilizados para tratar problemas como la depresión pueden ayudar en cierta medida a paliar los síntomas de la ludopatía. De esta manera, la persona puede tratar de eliminar su adicción con menos dificultades.

Prevención en niños y adolescentes

Prevenir la ludopatía no es fácil. Con la normalización de los juegos de azar por Internet, y ciertos tipos de videojuegos que podrían generar síntomas similares, cada vez se observan síntomas de adicción a edades más tempranas. Sin embargo, con un esfuerzo conjunto de las familias y la sociedad en general, es posible lograrlo.

Para evitar que niños y adolescentes caigan en este problema, es necesario que cuenten con una red de apoyo social adecuada. Además, también es fundamental que estén informados de los peligros de los juegos de azar y las apuestas, para que no adopten estos pasatiempos sin saber lo que hacen.

Por último, proporcionarle a los más jóvenes alternativas de ocio más saludables y que también sean recompensantes puede evitar en gran medida la adopción de pasatiempos dañinos como el juego. Algunas de las alternativas más eficaces en este sentido son los deportes o el arte.

Referencias

  1. “What is problem gambling?” en: National Council on Problem Gambling. Recuperado en: 01 Febrero 2019 de National Council on Problem Gambling: ncpgambling.org.
  2. “Gambling Addiction and Problem Gambling” en: Help Guide. Recuperado en: 01 Febrero 2019 de Help Guide: helpguide.org.
  3. “Gambling disorder” en: Psychology Today. Recuperado en: 01 Febrero 2019 de Psychology Today: psychologytoday.com.
  4. “Ludopatía: síntomas y causas” en: Clínica Mayo. Recuperado en: 01 Febrero 2019 de Clínica Mayo: mayoclinic.org.
  5. “Problem gambling” en: Wikipedia. Recuperado en: 01 Febrero 2019 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
COMPARTIR
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

1 Comentario

  1. Hola, sólo les escribo para ofrecerles mi testimonio de experiencia con la ludopatía recogido en el blog que he creado.
    Mi testimonio no es exactamente como el de otros ludópatas. Ya que descubrí una serie de patrones que se sucedían en la ruleta electrónica de salas de juegos. Pero fué demasiado tarde porque mi enfermedad, a pesar de que gano aproximadamente 8 de cada 10 veces que acudo a una ruleta, ya no soy capaz de retirarme cuando gano. Y sólo gano cuando pago a un acompañante para que me obligue a retirarme en el momento en que voy ganando.

    kanonimuscircus.blogspot.com.es

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here