Ludopatía: Aspectos Psicológicos y Características

La ludopatía o juego patológico es un trastorno que afecta cada vez a un mayor número de jóvenes. La amplia repercusión y oferta social que tiene junto a su gran aceptación, hacen que la toma de conciencia de que se trata de un problema con graves consecuencias, sea prácticamente nula.

A lo largo de los años se han propuesto diferentes clasificaciones para este trastorno. Por un lado, el modelo médico planteaba una dicotomía, o se era o no se era jugador, concluyendo que la única vía de tratamiento posible era la abstinencia. Otra propuesta consistía en considerarlo como conducta compulsiva egosintónica.

ludopatía

Por otro lado, con respecto al DSM (Manual diagnóstico y estadístico de los Trastornos Mentales), éste aparece por primera vez en el DSM-III, situándolo en la categoría Trastorno del control de los impulsos no clasificado en otros apartados.

Posteriormente con la publicación del DSM-IV pasa a ser clasificado como Trastorno del control de los impulsos. Actualmente, el DSM-5 lo clasifica como una conducta adictiva en el apartado Trastorno adictivo no relacionado con sustancias.

Tipos de jugadores ludópatas

González en 1989 planteó la existencia de dos tipos de jugadores: sociales y patológicos. Los sociales son aquellas personas que se entretienen jugando ocasionalmente. El resultado de las apuestas no influyen en la autoestima de éstos, consideran otras dimensiones de su vida como más reforzantes y las ganancias y pérdidas son modestas.

Sin embargo, los patológicos presentan un juego descontrolado, invierten mucho tiempo, apuestan grandes cantidades, presentan pensamientos recurrentes y un deseo irrefrenable de jugar.

Además, desde el punto de vista cognitivo, presentan pensamientos supersticiosos y un optimismo irracional consistente en pensar que aunque estén perdiendo, tendrán suerte en algún momento.

Estadísticas de ludopatía

Con respecto a las características demográficas se da más en hombres, con un prevalencia de 2:1 en población general, 4:1 en adolescentes y 10:1 en población clínica. 

Además es más frecuente en jóvenes menores de 30 años, que además suelen jugar en compañía, en comparación con los jubilados. La edad de inicio suele ser en la adolescencia más temprana para los hombres, y más tardía para las mujeres.

Suele estar presente en todos los niveles socio-económicos, aunque las personas de clase social media-alta acuden más a casinos y los de clase media-baja hacen uso de las máquinas recreativas. 

En cuanto al nivel de formación existen estudios contradictorios, algunos demuestran que se da en aquellos con nivel educativo superior, y otros afirman que es más común entre parados y de bajo ingreso. Sin tratamiento el juego se cronifica. Numerosos estudios han propuesto el matrimonio como factor protector pues los casados buscan más tratamiento.

Características diferenciales de la ludopatía

casino poker

Existen diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a patrón de juego y búsqueda de tratamiento. Con respecto al patrón de juego los hombres juegan al casino (al que suelen ir en compañía), a la lotería, a las quinielas y a las máquinas recreativas; suelen tener entre 28 y 60 años y son de clase media.

Sin embargo, las mujeres juegan más al bingo (al que también suelen ir en compañía) y a los cupones de la ONCE. La mayoría están solteras, divorciadas o viudas con lo que están motivadas por la soledad y su vida rutinaria. Suelen rondar los 40 años.

En cuanto a la búsqueda de tratamiento es curioso que solo un 25% de jugadores quieran recibir apoyo psicológico. Anteriormente mencioné la amplia aceptación del juego social en cuanto a la alta presencia que tiene en nuestras vidas, y la poca conciencia existente de que pueda convertirse en un grave problema difícil de gestionar.

Sin embargo, esto no impide que ante las personas declaradas como jugadores, exista un gran rechazo social. Por ello, el estigma y la discriminación pública son obstáculos potentes que están en la base de esta ausencia de búsqueda de ayuda. Además de problemas relacionados con el sentido de la identidad, la reputación y la evitación de la vergüenza.

Es de destacar que los profesionales que trabajan con jugadores patológicos también se ven influenciados por el lenguaje de la comunidad médica y los medios de comunicación.

La imagen que se da de los jugadores es de personas incapaces de controlarse, muy poco responsables, carentes de voluntad, que tienden a mentir y a cometer delitos. Este etiquetado genera un gran estigma que fomenta la ausencia de búsqueda de tratamiento, y la continuación de la realización de una actividad envuelta en el secreto.

Diferencias entre hombres y mujeres

Una vez sabido ésto, ¿quién busca más ayuda, los hombres o las mujeres? Lo cierto es que son los hombres los que buscan más ayuda, ya que las mujeres son más reacias por la censura social existente. Sin embargo, existen algunos estudios contradictorios que ponen a las mujeres por delante.

Rockloff y Schofield (2004) estudiaron las diferencias de género en la voluntad de buscar ayuda para problemas con el juego e identificaron las siguientes. Los hombres son menos propensos debido a la vergüenza percibida y el estigma asociados. Las mujeres niegan tener un problema y pueden ser reticentes a dejar de jugar por el miedo a perder una red social importante.

Además en general los estudios sugieren que las personas que buscan ayuda tienen una mayor variedad e intensidad de problemas psicológicos que aquellos que no buscan ayuda.

Algunas de las barreras mencionadas por hombres y mujeres en cuanto a la búsqueda de tratamiento fueron las siguientes.

  • Los hombres buscan excusas o razones poco lógicas para jugar y así olvidar las preocupaciones y encontrar la paz. Dicen que el mayor obstáculo es admitir frente a otros que el juego, que en principio les servía para hacer frente a otros problemas y preocupaciones que tenían, se apoderó de su vida. Las cualidades adictivas y las respuestas emocionales como los sentimientos de vergüenza, pérdida de autoestima y sensación de fracaso y angustia eran barreras contundentes.
  • Las mujeres argumentaban que la sensación de tener suerte y de ser afortunadas por encontrarse en un lugar donde se sentían importantes, el entretenimiento y casi seducción que les produce el juego, la resolución de los problemas económicos, la oportunidad de conocer a gente y ampliar su red social,la negación de la adicción así como la vergüenza de ser deshonestos, eran razones de peso para continuar jugando y huir de su soledad. Además hablaban de las ventajas de jugar en casinos, donde ofrecían comida, espectáculos gratuitos, reservados VIP para aquellos que acudían más a menudo…

En definitiva, parece ser que las razones tienen unas características más emocionales en los hombres, y las mujeres se hayan más influenciadas por el ambiente que rodea al juego.

Aspectos psicológicos implicados en la ludopatía

mujer con dados

Actualmente las máquinas recreativas y el bingo son los tipos de juego más desarrollados. Son fácilmente accesibles ya que además de las salas de juegos existentes, nos encontramos con multitud de bares con máquinas recreativas, que en su gran mayoría se mantienen gracias a estas máquinas.

¿Cuál es el motivo de que resulten tan adictivas?p

Existen cinco puntos claves:

  1. En primer lugar, al estar tan accesibles, la tentación es mucho mayor. Además están muy aceptadas socialmente, a pocos les sorprende estar en un bar tomándose algo y que haya alguien jugando a las tragaperras.
  2. En segundo lugar la cuantía de las apuestas es muy baja (en comparación con los casinos), y la ganancia muy alta.
  3. En tercer lugar, el tiempo transcurrido entre la apuesta y el resultado es muy breve, con lo que la conducta queda reforzada por condicionamiento operante. Es decir, cuantas más respuestas se den, más posibilidades existen de que sean reforzadas.
  4. En cuarto lugar la llamada ilusión de control del jugador, potenciada por el manejo que hace el sujeto de la máquina, decidiendo cuándo y qué pulsar, continuar o parar… Por último, la tensión y activación que producen los estímulos como los sonidos y luces de las máquinas, potencian la conducta de juego.

Vulnerabilidad psicológica

jugando a cartas

A lo largo del tiempo numerosos autores han realizado estudios con el fin de averiguar cuáles son las variables psicológicas implicadas en la conducta de juego. Así se han estudiado factores predisponentes, nivel de arousal, rasgos de personalidad y estilos cognitivos.

Los factores predisponentes están relacionados con la familia. Aspectos como la importancia concedida al dinero y a lo material, al despilfarro, la excesiva permisividad y la temprana exposición al juego son factores implicados.

En cuanto a los rasgos de personalidad se ha visto lo siguiente. Las personas buscadoras de estimulación y de sensaciones, con un nivel de arousal mayor, perciben en menor medida los riesgos. Esto va a depender en gran medida de la disponibilidad ambiental.

Adkins, Kruedelbach, Toohig y Rugle realizaron un estudio mediante la aplicación del MMPI (Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota) y concluyeron que existían diferencias en cuanto a características de personalidad entre aquellas personas que jugaban a juegos de habilidad, y aquellos que jugaban a juegos de azar. Se vio que los primeros necesitaban de un mayor contacto social y tendían a la búsqueda de situaciones estimulantes. Sin embargo los segundos eran más pasivos y tendían a la depresión.

Roy et al. por su lado, se basaron en la teoría de los rasgos y vieron que los jugadores patológicos tenían un alto nivel de neuroticismo, es decir, eran personas inestables emocionalmente. Y una alta o baja extraversión, dependiendo de si participaban en juegos de habilidad o de azar, respectivamente.

Si prestamos atención a los aspecto cognitivos, hablamos del locus de control, externo en aquellos que juegan a juegos de azar e interno en los de habilidad. Además destacan el pensamiento supersticioso, el estilo atribucional interno, estable y global de los resultados negativos, la baja autoestima y la escasa habilidad de afrontamiento. 

Factores mantenedores psicológicos

jugando en el casino

Por último entre los factores mantenedores del juego podemos hacer referencia a los siguientes.

En primer lugar el factor reforzante del juego donde destacamos el el papel del juego como reforzador positivo, de carácter intermitente y por programa de razón variable. Es decir, el número de respuestas para conseguir el reforzador varía aleatoriamente, y la incertidumbre de no saber cuándo va a llegar el siguiente reforzador es lo que hace que la persona produzca la respuesta constantemente.

Y como reforzador negativo ya que reduce o elimina las sensaciones y emociones desagradables. El jugador entra en un círculo vicioso cuando comienza a jugar y continúa haciéndolo por los refuerzos positivos que obtiene (premios). Y posteriormente, dicho juego pasa a mantenerse por reforzamiento negativo debido a que jugando calma la ansiedad y el malestar que siente por haber perdido dinero.  

El arousal es otro aspecto implicado. La excitación y los efectos físicos y psicológicos implicados hacen que el jugador continúe jugando.

Otro mecanismo interesante a mencionar es el de ejecución conductual propuesto por McConaghy, Armstrong, Blaszczynski y Allcock. Éste consiste en la activación de un mecanismo de terminación de una conducta, en este caso el juego.

Ante estímulos precedentes al juego o pensamientos de realización del mismo, si la persona no completa la conducta se activa dicho mecanismo generando una tensión y un malestar en el individuo muy fuerte, que palia jugando.

Por último mencionar la falta de habilidades de autocontrol que tienen los jugadores ante la sensación de impulsividad que tienen y la falta de estrategias adecuadas para  afrontar el estrés.

Conclusiones

Como hemos visto a lo largo de este artículo el impacto del juego patológico va más allá del paciente identificado, implicando a todo el entorno que le rodea como la familia, los amigos y el ambiente laboral, profundamente afectados.

Es por ello que debemos ser conscientes de la implicación que tiene el juego en nuestras vidas, y de lo presente que está, para así paliar el incremento tan alto que se está produciendo en los últimos tiempos. Os dejo el enlace de una canción de Estopa donde queda reflejado este tema:

Ya hablamos en su día de uno de los mayores dramas sociales producidos en los jóvenes con el consumo de la heroína, estamos a tiempo de impedir que el juego patológico se convierta en la nueva generación perdida.

Referencias

  1. Belloch, A., Sandín, B. y Ramos, F. (2008). Manual de psicopatología. Edición Revisada (Vols. I y II). Madrid: McGraw-Hill.
  2. Echeburúa Odiozola, E., (1992). Psicopatología, variables de personalidad y vulnerabilidad psicológica al juego patológico. Psicothema. Vol. 4, nº 1, pp 7-20.
  3. Alison Baxter, Christina Salmon, Kristen Dufresne, Alexandra Carasco-Lee a, Flora I. Matheson. (2015). Gender differences in felt stigma and barriers to help-seeking for
    problem gambling. Elsevier. Recuperado de http://www.elsevier.com/locate/abrep
  4. Echeburúa, E., Becoña, E. y Labrador, F.J. (2010). El juego patológico. Avances en la clínica y en el tratamiento. Madrid: Pirámide.
  5. Espada, J.P., Olivares, J. y Méndez, F.X. (2010). Terapia psicológica: casos prácticos. Madrid: Pirámide.
COMPARTIR
Psicóloga y actual estudiante de máster. Me encanta practicar deporte y conocer lugares nuevos. Disfruto con mi profesión y espero seguir aprendiendo.

1 Comentario

  1. Hola, sólo les escribo para ofrecerles mi testimonio de experiencia con la ludopatía recogido en el blog que he creado.
    Mi testimonio no es exactamente como el de otros ludópatas. Ya que descubrí una serie de patrones que se sucedían en la ruleta electrónica de salas de juegos. Pero fué demasiado tarde porque mi enfermedad, a pesar de que gano aproximadamente 8 de cada 10 veces que acudo a una ruleta, ya no soy capaz de retirarme cuando gano. Y sólo gano cuando pago a un acompañante para que me obligue a retirarme en el momento en que voy ganando.

    kanonimuscircus.blogspot.com.es

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here