Manuel Pardo y Lavalle: Biografía, Gobierno y Obras

Manuel Pardo y Lavalle es uno de los políticos más influyentes en el Perú. Fue el primer presidente civil de Perú y fundador del Banco de Perú. La historia de esa república americana vio cómo ese civil creó el primer partido político en la historia peruana: el Partido Civil.

Este partido nació para contrarrestar el poderío permanente de los estratos militares. Asimismo, buscaba acabar con el caudillismo, uno de los males que habían dejado tantos años de lucha por la independencia del yugo español. Sus propuestas —algunas aceptadas, otras rechazadas—, demostraban su anhelo nacionalista por la transformación del Perú.

Manuel Pardo y Lavalle

El país que quería Manuel Pardo y Lavalle era uno que encontrara su desarrollo al mismo ritmo que la comunidad internacional marchaba.

Biografía

Manuel Pardo y Lavalle nació en Lima, Perú, el 9 de agosto del año 1834. Su padre fue Felipe Pardo y Aliaga, un escritor prominente y, además, político. Su madre fue Petronila de Lavalle y Cavero, nacida en la casa ubicada en la esquina de las calles San José y Santa Apolonia, en Lima.

Fue nieto por la línea paterna del otrora regente de la Audiencia de Cuzco, Manuel Pardo Ribadaneira, y de Mariana de Aliaga. Este fue descendiente de Jerónimo de Aliaga, uno de los conquistadores españoles de antaño.

Su abuelo materno era el II conde de Premio Real, Simón de Lavalle y Zugasti. El padre de este era el coronel José Antonio de Lavalle y Cortés, quien ostentó el título nobiliario de I conde de Premio Real, vizconde de Lavalle, corregidor de Piura y abogado de la Real Audiencia de Lima.

Contrajo nupcias con María Ignacia Josefa de Barreda y Osma el 17 de julio de 1859. Ella era hija de Felipe Barreda Aguilar, un próspero aristócrata que hacía negocios muy lucrativos. Diez hijos nacieron del matrimonio.

Características del gobierno

Manuel Pardo y Lavalle fue presidente del Perú entre los años 1872 y 1876. Fue el primer presidente electo a través de una elección popular. Además, fue el primer civil elegido como presidente de la República.

Para apuntalar el desarrollo social y económico, el gobierno de Pardo primó el trabajo y la educación, herramientas que al mismo tiempo utilizó para minimizar el poder militar en la vida de la república, desarrollando planes de profesionalización en las fuerzas armadas.

Algo que caracterizó el gobierno de Pardo fue su talante popular. Él no habitó el Palacio de Gobierno sino vivió en su casa, desde donde atendía a todos los que acudían a consultarlo.

El gobierno de Pardo y Lavalle tuvo un gran apoyo popular, que fue perdiendo a medida que las fallas en la economía nacional aumentaron hasta propiciar un desempleo creciente.

Obras

Pardo y Lavalle propuso la recaudación de impuestos en los departamentos de manera descentralizada para lograr una fluidez más óptima.

En vista de que no lo logró, creó los consejos departamentales. Esta fue una medida para descentralizar la labor administrativa; es decir, que cada departamento pasó a administrar sus rentas.

En materia comercial

Tasó la exportación del salitre, rubro que competía con la rentabilidad del guano, a través de un impuesto de escala móvil. En el año 1876 alcanzó un nuevo contrato para negociar cerca de dos millones de toneladas de guano.

Revisó el sistema arancelario y modernizó la estructura aduanera. Luego reorganizó también el flujo de bienes y servicio fronterizo.

Aplicó una eficiente reducción del gasto público para adecuar los recursos nacionales a las necesidades reales del país.

En materia militar

Vía decreto supremo, creó las comisiones consultivas de guerra y de marina. La comisión de marina estaba formada por altos mandos de la marina de guerra. También creó la Escuela de Cabos y Sargentos, así como la Escuela Especial de Artillería y Estado Mayor.

Todo esto, junto con la reforma de la Escuela Militar y la reestructuración y puesta en uso de la Escuela Naval, significaron una importante tecnificación del ejército peruano.

Fue restablecida la Guardia Nacional, conformada por gente del pueblo, para garantizar el orden público. Los ciudadanos con edades entre veintiuno y veinticinco años que no fueran parte del ejército pasaban a la Guardia Nacional.

En materia educativa

La educación y la cultura fueron de mucha importancia en el gobierno de Pardo. El 18 de marzo de 1876 promulgó el Reglamento General de Instrucción Pública. Con ello la educación primaria en el primer nivel era gratuita y además obligatoria.

Mientras que esta educación quedaba en manos de la municipalidad, la educación media quedaba a cargo de los consejos departamentales y no era obligatoria.

El gobierno de Pardo creó la contribución de un sol semestral en la región de la Sierra y de dos soles en la región costera, para los que tenían edades entre veintiuno y sesenta años de edad.

Se estableció la autonomía universitaria, y creó la Escuela de Ingenieros Civiles y de Minas; la Escuela Superior de Agricultura; la Escuela Normal de San Pedro y la Escuela de Bellas Artes.

Se incentivó la inmigración desde Europa y Asia. Una para colonizar la región del Chanchamayo y la otra para potenciar la agricultura de la costa.

Por primera vez, durante el año 1876 se hizo de manera técnica el censo general de la República, y se creó la Dirección de Estadística.

Logró que las municipalidades contaran con oficinas de Registro Civil para tramitar partidas de nacimiento, actas de defunción y matrimoniales; con esta novedad ya no era necesario acudir a las parroquias.

En materia de comunicaciones

Construyó el edificio para el servicio postal y reorganizó el sistema con la creación del Reglamento General de Correos.

Una obra trascendental del gobierno de Pardo fue la instalación del cable submarino que conectaba Perú y Chile. Este cable luego se extendió hasta Panamá, lo que insertó a Perú en el entramado mundial de las telecomunicaciones. Además, se avanzó con la inauguración de los tramos ferrocarrileros que unieron al país

Asesinato

El sábado 16 de noviembre de 1878, cerca de las tres de la tarde, Manuel Pardo y Lavalle estaba en la entrada del Congreso de la República. Ahí lo recibió la guardia del Batallón Pichincha, quienes presentaron armas.

Al cesar la presentación, el sargento Melchor Montoya —aún con su arma alzada— le disparó al grito de “Viva el pueblo”.

La bala atravesó el pulmón izquierdo del presidente con salida por la clavícula. Fue atendido por una docena de médicos, pero era inminente el deceso. Manuel Pardo y Lavalle murió sobre las baldosas del Senado.

Referencias

  1. Chirinos Soto, E. (1985). Historia de la República (1821-1930). Tomo I. Lima, AFA Editores Importadores S.A.,
  2. Orrego, J. (2000). La República Oligárquica (1850-1950). Incluida en la Historia del Perú. Lima, Lexus Editores.
  3. Vargas Ugarte, R. (1971). Historia General del Perú. Tomo IX. Primera Edición. Editor Carlos Milla Batres. Lima, Perú.
  4. Mc Evoy, C. (2011). Guerreros Civilizadores. Ed. Universidad Diego Portales, Santiago. 431 páginas
  5. EcuRed Conocimiento con todos y para todos. Manuel Pardo y Lavalle. Recuperado en: ecured.cu
COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here