Matilde Hidalgo de Procel: biografía, aportes y obras

Matilde Hidalgo de Procel (1889-1974) fue la primera mujer en ejercer el derecho a voto en toda Latinoamérica. Nacida en Ecuador, Hidalgo también se convirtió en la primera doctorada en medicina de su país tras vencer los recelos sociales. Antes, ya había tenido que enfrentarse a las costumbres machistas cuando empezó sus estudios de secundaria.

De familia liberal, Matilde Hidalgo destacó desde muy joven por su facilidad de aprendizaje. Sin embargo, tras acabar la escuela primaria, la sociedad esperaba que siguiera los pasos que se suponían obligatorios para las mujeres: casarse y tener hijos. Su tenacidad y el apoyo de su hermano le permitieron seguir con su vocación.

Fuente: Colegio Nacional de Artes Plásticas “Dra. Matilde Hidalgo de Procel”. Machala – El Oro – Ecuador vía wikipedia bajo la licencia CC BY-SA 3.0

Más tarde, Matilde Hidalgo forzó a las autoridades del país a que le permitieran votar en las elecciones presidenciales. Esto abrió el camino para la legalización del sufragio femenino. Hidalgo también fue pionera en ocupar cargos electos.

Aparte de su carrera en medicina, Hidalgo dejó una serie de obras poéticas como parte de su legado. Según algunos autores, comenzó a escribir para sobrellevar las burlas que recibió en secundaria por su empeño de continuar los estudios siendo mujer.

Biografía

Matilde Hidalgo de Procel, de soltera Hidalgo Navarro, vino al mundo en Loja, Ecuador, el 28 de septiembre de 1889. Creció en un hogar bastante liberal, siendo la menor de seis hermanos. Su padre falleció siendo ella aún una niña y su madre tuvo que trabajar como costurera para mantener a la familia.

Sus primeros estudios los realizó en la Inmaculada Concepción de las Hermanas de la Caridad. Al mismo tiempo, ayudó como voluntaria en el hospital que tenían las religiosas. Esos años fueron el inicio de su vocación para la medicina y los cuidados a los más necesitados.

Según sus biógrafos, Matilde Hidalgo demostró desde muy joven una gran facilidad para aprender todo tipo de materias. Antes de cumplir cuatro años, ya era capaz de leer, escribir, tocas el piano y recitar poesía clásica. La joven se benefició, como en otras facetas de su vida, del apoyo incondicional de su hermano mayor, Antonio.

Estudios en secundaria

En la época en la que Matilde Hidalgo empezó a estudiar, las mujeres tan solo accedían a la etapa de primaria. Sin embargo, ella tenía otras intenciones y cuando terminó sexto, último año de primaria, acudió a su hermano para que la ayudara a continuar la secundaria.

Antonio, defensor de la igualdad de las mujeres, se encargó de realizar la solicitud al Director del Colegio Bernardo Valdivieso. Este, después de pensarlo durante un mes, aceptó el ingreso de la joven.

A pesar de lograr ese permiso, Matilde Hidalgo tuvo que afrontar el rechazo de buena parte de la sociedad de su localidad. Muchas madres prohibieron a sus hijas relacionarse con ellas, el sacerdote local no le prohibió entrar en la iglesia para escuchar misa y las monjas de la Caridad le retiraron la cinta celeste de Hija de María.

El carácter de Matilde le permitió superar todas esas presiones. El 8 de octubre de 1913, se graduó con honores en secundaria, convirtiéndose en la primera mujer bachiller de Ecuador.

Carrera de Medicina

Una vez obtenido el título, Hidalgo quiso seguir rompiendo barreras para poder alcanzar su vocación. Primero intentó ingresar en la Universidad Central de Quito, pero el decano de Medicina rechazó su intentó. Según él, la joven debía centrarse en su destino de formar un hogar y cuidar de sus futuros hijos.

El rector, por su parte, intentó convencerla de que estudiase otras disciplinas, como Farmacia u Obstetricia, ya que consideraba que Medicina debía estar reservada a los hombres.

Sin embargo, Matilde Hidalgo no se dio por vencida. De nuevo con ayuda de su hermano Antonio, se dirigió a la Universidad de Azuay (hoy Cuenca) y solicitó su ingreso al Rector. Este, tras consultar con el Decano de la Facultad de Medicina, decidió admitir su solicitud.

El desempeño de Matilde fue sobresaliente. En junio de 1919 se licenció en medicina, con las mejores notas de la promoción. Solo la argentina Alicia Moureau se adelantó a ella en Latinoamérica.

Doctorado

Continuando con su formación, Hidalgo se doctoró en Medicina el 21 de noviembre de 1921. Fue la primera mujer ecuatoriana en conseguirlo.

En cuanto a su vida personal, Matilde contrajo matrimonio dos años después con el abogado Fernando Procel, también defensor de la causa feminista. La pareja se trasladó a Machala y tuvo dos hijos.

Activismo político y feminista

En 1924, Matilde Hidalgo rompió otro límite social que se había impuesto a las mujeres. Durante la presidencia de José Luis Tamayo, la doctora anunció su pretensión de votar en las elecciones, algo prohibido para las mujeres en la época.

Gracias a su empeño, logró ejercer su derecho al sufragio en Loja, haciendo que Ecuador fuera el primer país latinoamericano en permitir el voto femenino.

Candidata a diputada

Dentro de su carrera política, Hidalgo fue candidata del Partido Liberal a diputada por Loja. Según los expertos, su candidatura fue la vencedora, pero se produjo un amaño en las papeletas para que ella apareciera como “suplente” y que apareciese primero un candidato masculino. A pesar de esto, fue la primera mujer en ocupar un cargo electo en el país.

Además, logró algunos cargos municipales, como una concejalía y la vicepresidencia de un Ayuntamiento.

Carrera médica

La ocupación política de Hidalgo no significó que dejara de lado su verdadera vocación: la medicina. Ejerció esta disciplina en Guayaquil hasta 1949, año en el que le fue concedida una beca de especialización en Pediatría, Neurología y Dietética en Argentina.

Al regresar a su país, Hidalgo se dedicó a desarrollar obras sociales. Gracias a su popularidad, fue nombrada Vicepresidenta de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y presidenta vitalicia de Cruz Roja en el Oro. Igualmente, fue condecorada con la medalla al Merito de Salud Pública.

Fallecimiento

Matilde Hidalgo de Procel falleció en Guayaquil el 20 de febrero de 1974, a la edad de 84 años, víctima de una apoplejía cerebral.

Aportes

Matilde Hidalgo destacó por su labor en medicina y como poeta, pero su principal aporte fue su lucha por la igualdad de la mujer. Sus esfuerzos lograron objetivos tan importantes como la implantación del sufragio femenino o la normalización de la presencia de la mujer en la universidad.

Educación para las mujeres

Desde muy joven, Hidalgo luchó por superar los prejuicios sociales respecto a la educación femenina. En su época, los hombres ocupaban todos los espacios de poder, incluyendo el privilegio de obtener una educación superior.

Hidalgo logró estudiar secundaria, obteniendo el título de bachiller. Igualmente, venció las resistencias existentes para ingresar en la Facultad de Medicina y en conseguir un doctorado en la misma materia. Fue, de esta forma, la primera profesional académica del país.

Voto en las elecciones

Siendo presidente del gobierno José Luis Tamayo, Matilde Hidalgo empezó a cuestionar que las mujeres no pudieran ejercer el derecho a voto en las elecciones. Para cambiar la situación, se propuso votar ella misma.

Para ello, en 1924 se acercó a inscribirse en el padrón para las elecciones al Congreso y al Senado que se iban a celebrar. Fue, en ese momento, la única mujer en intentarlo y, en un primer momento, la Junta Electoral de Machala se negó a tramitar su inscripción.

La respuesta de Matilde Hidalgo a esta negativa fue leer, delante de los miembros de la Junta, el artículo de la Constitución ecuatoriana que regulaba el derecho a voto.

Esta rezaba que “para ser ciudadano ecuatoriano y poder ejercer el derecho al voto el único requisito era ser mayor de 21 años y saber leer y escribir”.

Hidalgo recalcó que en dicho artículo no se especificaba el género de la persona, por lo que una mujer tenía el mismo derecho constitucional que los hombres. Su solicitud fue llevada al Consejo de Estado, que la aceptó por unanimidad. Por extensión, quedó aprobado la extensión del sufragio para todas las mujeres del país.

Política

Además de ser la impulsora de la extensión a las mujeres del derecho a voto, Matilde Hidalgo participó activamente en política durante varios años. En 1941, se convirtió en la primera mujer candidata a un cargo público, consiguiendo ser elegida como Diputada Suplente.

Además fue la primera Vicepresidenta de un Concejo y la primara Diputada electa del Parlamento.

Reconocimientos

Los logros conseguidos por Matilde Hidalgo le valieron múltiples reconocimientos en Ecuador.

Así, el gobierno le otorgó la medalla al Mérito en el grado de Gran Oficial en 1956, la Medalla de Salud Pública en 1971 y, a petición de la Cruz Roja de Ecuador, le fue concedida la Medalla de Servicios en 1959. Fue, también, presidenta de honor y vitalicia de la Cruz Roja en El Oro.

Obras literarias

Aunque alcanzaron menos reconocimiento que su labor como luchadora por los derechos de las mujeres, Hidalgo también fue la autora de bastantes poemas. Veinte de ellos fueron recogidos en un libro titulado Matilde Hidalgo de Prócel. Biografía y Poemario.

Según la autora de esa obra, Cecilia Ansaldo Briones, Hidalgo empezó a escribir mientras estudiaba la secundaria. La autora trataba, así, de sobrellevar las presiones que recibía por su condición de mujer.

Los temas más habituales, de acuerdo a Ansaldo Briones, eran “el culto a la Ciencia, la admiración por la Naturaleza, elogio a personajes o fechas, devoción mariana, muy poco de poesía amorosa, y el tema de la mujer”.

Otros títulos

La mujer y el amor.

– El jilguero.

– ¿Dónde está mi felicidad?.

– En la apoteosis de Don Bernardo Valdivieso.

– Súplica de la mujer constante.

– Olvídame por Dios.

– A María.

– Diez de Agosto.

– Proscripción.

– Mi ideal.

– A Cuenca jona.

– Himno patrio celicano.

– Oblación.

– El poeta.

– La gota de rocío.

– Por los idos no alcemos nuestra tienda.

– Canción de la primavera.

– En la agonía de la tarde.

Referencias

  1. Hernández, Hortensia. Matilde Hidalgo Navarro, la primera mujer en América Latina que ejerció el derecho al voto en mayo de 1924. Obtenido de heroinas.net
  2. Universidad de Cuenca. Matilde Hidalgo. Obtenido de ucuenca.edu.ec
  3. Barba Pan, Montserrat. Matilde Hidalgo, la primera mujer latina que pudo votar. Obtenido de aboutespanol.com
  4. Revolvy. Matilde Hidalgo. Obtenido de revolvy.com
  5. Adams, Jad. Women and the Vote: A World History. Recuperado de books.google.es
  6. Kim Clark, A. Gender, State, and Medicine in Highland Ecuador: Modernizing Women. Modernizing the State. Recuperado de books.google.es.
COMPARTIR
Licenciado en Ciencias de la Información

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here