13 Medicamentos para dormir profundamente (se incluyen naturales)

Los medicamentos para dormir profundamente, con y sin receta, son hoy en día algo muy común en la población. Cada vez son más los casos de personas, que por uno y otro motivo, les cuesta conciliar el sueño.

Las preocupaciones diarias, el estrés o la ansiedad suelen ser algunas de las causas que provocan el insomnio.

Sick Woman Sleeping In Bedroom

Los expertos coinciden en indicar que el uso de medicamentos para ayudar a dormir debe estar limitado en el tiempo y controlado por un profesional. Es recomendable hacerlo sólo en momentos puntuales y si las dificultades para conciliar el sueño persisten se deberá consultar de nuevo con el médico u otro profesional.

Si los motivos del insomnio son la ansiedad o el estrés que generan las preocupaciones cotidianas será necesario solucionarlo desde su base. Igualmente en muchos casos se trata de establecer unos hábitos de vida y sueño saludables.

Tener unas horas de descanso pleno y reparador es imprescindible para nuestra salud física y mental. Algunas de las consecuencias del insomnio son:

  • Irritabilidad
  • Estrés
  • Falta de concentración
  • Cansancio extremo
  • Dificultad para memorizar información
  • Migrañas y dolor de cabeza
  • Problemas intestinales
  • Desorientación

Debido a que son muchas y variadas las consecuencias de la falta de sueño o los problemas para conciliarlo, cada vez existen más medicamentos para ayudar a combatirlos. A continuación vamos a exponer algunos de ellos, sus características y contraindicaciones.

Medicamentos para dormir sin prescripción médica

En la mayoría de los casos, los medicamentos para dormir sin receta médica, contienen antihistamínicos. Este componente se utiliza para el tratamiento de las alergias pero también induce el sueño.

Estas pastillas no crean adicción, pero el cuerpo las tolera de forma muy rápida por lo que si se usan de forma continuada dejan de hacer efecto. Algunos de los medicamentos de este tipo que se utilizan habitualmente son:

1- Doxilamina

Se utiliza para tratar la falta de sueño o la dificultad para mantenerlo. También se indica para el tratamiento del resfriado cuando se combina con otros componentes. Algunos de los efectos secundarios que pueden aparecer son:

  • Sequedad en la boca, nariz y garganta
  • Dolor de cabeza
  • Agitación y/o nerviosismo
  • Náuseas
  • Mareo

2- Difenhidramina

Este medicamento se usa para tratar el insomnio. Pero también está indicado para el tratamiento de los síntomas de la alergia como el lagrimeo, irritación, picazón o la secreción nasal. Entre los efectos secundarios que puede provocar se encuentran:

  • Sequedad en la boca, nariz y /o garganta
  • Mareo
  • Náuseas y/o vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Estreñimiento
  • Pérdida de apetito
  • Debilidad muscular
  • Nerviosismo y/o agitación

Medicamentos para dormir con prescripción médica

Este tipo de medicamentos, en su mayoría se denominan hipnóticos y también se utilizan los antidepresivos. Su función principal es ayudar a conciliar el sueño en menos tiempo. En todos los casos deben ser recetados por un médico y suelen crear dependencia. Algunos de los medicamentos de este tipo más empleados son:

3- Zolpidem

Se utiliza únicamente para el tratamiento del insomnio. Su acción consiste en retardar la actividad del cerebro para facilitar el sueño. Este medicamento puede tener múltiples efectos secundarios, entre ellos:

  • Cansancio extremo
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Gases
  • Acidez estomacal
  • Dolor y/o sensibilidad en el estómago
  • Cambios en el apetito
  • Temblores en determinadas partes del cuerpo
  • Dolor, hormigueo o ardor en las manos, los pies, los brazos y/o las piernas
  • Enrojecimiento, ardor u hormigueo en la lengua
  • Zumbido, dolor o quemazón en los oídos
  • Dolor en las articulaciones, la espalda o el cuello
  • Sangrado menstrual más abundante de lo habitual
  • Dificultad para respirar y/o tragar
  • Inflamación en los ojos, la cara, los labios, la lengua o la garganta
  • Ronquera
  • Dolor en el pecho
  • Palpitaciones fuertes
  • Visión borrosa u otros problemas en la visión

4- Ramelteon

Este medicamento se usa únicamente para ayudar a conciliar el sueño más rápidamente o mantenerlo. Actúa como lo hace la melatonina, sustancia natural del cerebro imprescindible para dormir. Algunos de los efectos secundarios que puede causar son:

  • Cansancio extremo
  • Mareo
  • Inflamación de la lengua o la garganta
  • Náuseas y/o vómitos
  • Irregularidad o irrupción de la menstruación
  • Disminución del deseo sexual
  • Problemas de fertilidad

5- Zaleplon

Este medicamento se usa para ayudar a conciliar el sueño. Pero no aumentará el tiempo de sueño ni disminuirá el número de veces que la persona se despierta por la noche. Su acción enlentece la actividad cerebral lo que facilita el sueño. Entre los efectos secundarios que puede provocar se encuentran:

  • Somnolencia excesiva
  • Mareo
  • Aturdimiento
  • Pérdida de apetito
  • Sensación de hormigueo o entumecimiento de las manos y/o los pies
  • Falta de coordinación
  • Sensibilidad excesiva al ruido
  • Dolor de cabeza
  • Problemas de visión
  • Dolor de ojos
  • Periodos menstruales dolorosos
  • Aumento en la sensibilidad a los olores
  • Erupciones en la piel
  • Urticaria
  • Hinchazón de la cara, la garganta, la lengua, los labios y/o los ojos
  • Dificultad para tragar y/o respirar
  • Voz ronca

6- Eszopiclona

Se utiliza únicamente en el tratamiento del insomnio. Al igual que dos de los mencionados anteriormente, su función consiste en el enlentecer la actividad del cerebro para facilitar el sueño. Entre los efectos secundarios que pueden aparecer tras su ingesta encontramos:

  • Dolor generalizado
  • Dolores de cabeza
  • Somnolencia excesiva durante el día
  • Náuseas y/o vómitos
  • Aturdimiento
  • Mareo
  • Acidez estomacal
  • Mal sabor de boca
  • Falta de coordinación de los movimientos
  • Boca seca
  • Disminución del deseo sexual
  • Periodos menstruales dolorosos
  • Crecimiento de los pechos en el hombre
  • Erupciones en la piel
  • Urticaria
  • Sensación de que la garganta se está cerrando. Dificultad para tragar
  • Hinchazón en los ojos, la cara, los labios, la lengua, la garganta, los pies y/o los tobillos
  • Voz ronca

7- Doxepina

Este medicamento pertenece a los denominados antidepresivos tricíclicos y se indica para el tratamiento de la depresión y la ansiedad. Pero tomado en pequeñas cantidades también se utiliza para tratar el insomnio. Entre los efectos secundarios que puede ocasionar su consumo encontramos:

  • Náuseas
  • Somnolencia excesiva
  • Debilidad o cansancio excesivos
  • Sueños perturbadores, pesadillas
  • Boca seca
  • Estreñimiento
  • Piel excesivamente sensible al sol
  • Dificultad para orinar y/o ganas frecuentes de hacerlo
  • Visión borrosa
  • Pérdida de deseo sexual
  • Sudoración excesiva
  • Espasmos musculares en determinadas zonas del cuerpo (especialmente en la mandíbula, el cuello o la espalda)
  • Fiebre
  • Dificultad para respirar y/o tragar
  • Latidos cardiacos irregulares
  • Sarpullido
  • Coloración amarillenta de la piel y/o los ojos

8- Trimipramina

Al igual que el anterior, pertenece al grupo de medicamentos denominados antidepresivos tricíclicos. Se utiliza para el tratamiento de la depresión pero en pequeñas cantidades se prescribe para ayudar a conciliar el sueño. Algunos de los efectos secundarios que puede presentar son:

  • Náuseas y/o vómitos.
  • Diarrea
  • Dolor de estómago
  • Somnolencia excesiva
  • Confusión
  • Mareos
  • Excitación o nerviosismo
  • Debilidad o cansancio excesivos
  • Dificultad para orinar
  • Estreñimiento
  • Sequedad en la boca
  • Dolor de cabeza
  • Sueños perturbadores, pesadillas
  • Dificultad para orinar o necesidad de hacerlo con frecuencia
  • Visión borrosa
  • Sudoración excesiva
  • Zumbido en los oídos
  • Dolor, ardor u hormigueo en las manos o los pies
  • Espasmos musculares en algunas zonas del cuerpo
  • Dificultad para hablar
  • Dificultad para respirar y/o tragar
  • Crisis convulsivas
  • Ritmo cardíaco irregular o palpitaciones
  • Dolor torácico
  • Erupciones en la piel

9- Mirtazapina

Al igual que los medicamentos anteriores, pertenece al grupo de los antidepresivos. Su uso habitual es para el tratamiento de la depresión aunque también puede ayudar a conciliar el sueño. Entre los efectos secundarios que pueden derivar de su consumo encontramos:

  • Somnolencia excesiva
  • Mareo
  • Ansiedad o nerviosismo
  • Náuseas y/o vómitos
  • Confusión
  • Sequedad en la boca
  • Aumento de peso y del apetito
  • Dolor torácico
  • Fiebre y/o escalofríos
  • Dolor de garganta
  • Heridas en la boca
  • Crisis convulsivas
  • Ritmo cardiaco más rápido de lo habitual

10- Trazodona

Este medicamento también se encuentra entre los antidepresivos. Su acción consiste en regular los niveles de serotonina en el cerebro, la hormona encargada de inducir el sueño. Su consumo puede provocar diferentes efectos secundarios. Entre ellos están:

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y/o vómitos
  • Mal sabor de boca
  • Diarrea o estreñimiento
  • Nerviosismo o agitación
  • Cambios en el apetito
  • Mareo o aturdimiento
  • Sensación de inestabilidad al caminar
  • Reducción de la capacidad de concentración o a la hora de retener información
  • Confusión
  • Sueños perturbadores, pesadillas
  • Dolor muscular generalizado
  • Visión borrosa
  • Sudoración excesiva
  • Erupciones en la piel
  • Entumecimiento o ardor de piernas, pies, brazos y/o manos
  • Zumbido en los oídos
  • Ojos cansados, rojos o con picazón
  • Falta de coordinación en los movimientos
  • Dolor torácico
  • Dificultad para respirar
  • Convulsiones
  • Desmayos
  • Sangrados o hematomas inusuales
  • Pérdida de conocimiento
  • Erecciones prolongadas o dolorosas en el caso de los hombres

En el caso de los medicamentos para dormir con prescripción médica, es importante tener en cuenta que la mayoría de ellos provocan dependencia. Algunas indicaciones a seguir con este tipo de medicación son:

  1. Tomarlas siempre bajo prescripción y control médico.
  2. No tomarlas por más tiempo del indicado por el profesional. Si persiste el insomnio es recomendable volver a consultar con el médico pero no continuar el tratamiento por nuestra cuenta.
  3. No suspender el tratamiento de forma brusca ya que pueden aparecer síntomas de abstinencia y provocar malestar además de aumentar la dificultad para conciliar el sueño.
  4. No mezclar la toma de estos medicamentos con otros que también puedan causar somnolencia.
  5. Consultar inmediatamente con el médico si se presenta alguno de los efectos secundarios que puede provocar la ingesta de estos medicamentos.

Productos naturales para ayudar a dormir

En los últimos años ha aumentado la investigación en este campo. Algunos productos naturales parecen tener los mismos beneficios que los medicamentos pero sin los efectos secundarios.

Aunque los estudios han arrojado datos positivos al respecto es necesario continuar la investigación en este campo. Algunos de los productos naturales más utilizados son:

11- Triptófano

Se trata de un aminoácido precursor de la serotonina, sustancia necesaria para conciliar el sueño. Este componente se puede tomar como suplemento pero también puede aumentar por el consumo de alimentos como el pavo, la leche o el arroz integral.

12- Valeriana

Es uno de los productos más utilizados para disminuir la ansiedad, el nerviosismo y/o conciliar el sueño. Tomada en dosis elevadas para producir una serie de efectos secundarios como:

  • Náuseas
  • Dolor de cabeza
  • Debilidad extrema
  • Parálisis

Se considera que ingerida en las dosis recomendadas es una hierba segura y no tiene por qué producir efectos secundarios.

La flor de la pasión o Passiflora

Esta hierba ya era utilizada por los aztecas porque es un poderoso calmante y sedante. Estos efectos contribuyen a inducir el sueño. Es uno de los métodos naturales más utilizados ya que no presenta efectos secundarios y su uso es válido tanto para adultos como para niños. Ayuda a disminuir la tensión y los efectos del estrés.

La única contraindicación es que en dosis elevadas puede provocar una somnolencia excesiva.

13- Melatonina

Una de las formas naturales para dormir que más se ha extendido en los últimos años es la toma de melatonina como suplemento alimenticio. Se trata de uno hormona que segrega la glándula pineal y una de sus funciones es regular el reloj biológico.

Cuando aumenta la cantidad de melatonina por la noche nos induce el sueño, y cuando la cantidad de ésta disminuye hace que nos despertemos por la mañana.

Pero muchos expertos están alertando del peligro de este uso. Es posible que con el consumo continuado nuestro organismo detecte que no es necesario que él siga produciendo esta hormona ya que la ingerimos de forma artificial. Y de esta manera podemos estar provocando desórdenes hormonales en nuestro cuerpo que nos afectan a nivel físico y mental.

En cualquier caso, siempre es recomendable consultar con un médico o profesional de la salud para que le ayuden a encontrar las causas que están provocando el insomnio y así tratar el problema de raíz. Igualmente siempre es recomendable mantener un estilo de vida saludable, realizar una dieta equilibrada y ejercicio físico ayuda a descansar de forma plena y reparadora por las noches.

Referencias:

  1. Chokroverty S, Avidan AY. (2016) Sleep and its disorders. Philadelphia.
  2. Krystal AD. (2017) Pharmacologic treatment of insomnia: other medications. Philadelphia.
  3. Walsh JK, Roth T. (2017) Pharmacologic treatment of insomnia: benzodiazepine receptor agnosists. Philadelphia.

DEJA UNA RESPUESTA