11 Claves para Elegir los Mejores Juguetes para tus Hijos

Es importante saber elegir los mejores juguetes porque son muchas las ocasiones en las que los niños los reciben. Es el regalo por excelencia y el más deseado por los niños.

Bien sea por su cumpleaños, por el final de un curso académico, por la llegada de los Reyes Magos, el Ratoncito Pérez… los niños reciben regalos y a veces nos encontramos con la encrucijada de qué regalarles o cuál es un juguete adecuado para ellos.

bebe y juguete

¿Qué importancia tiene el juego durante la infancia?

El juego es una actividad universal y los juguetes son una herramienta de aprendizaje durante toda la etapa infantil.

La actividad natural del niño es el juego y a través de él, el niño hace una regulación inconsciente de sus emociones. Además, le ayuda a la construcción del pensamiento. A través del juego el niño muestra lo que le gusta, lo que le da miedo, aprende a compartir, a trabajar, desarrolla la imaginación… situaciones que van conformando su personalidad futura.

A partir del juego el niño toma conciencia de sí mismo y del mundo que le rodea. El juego y los juguetes influyen en la personalidad de los niños, en la socialización y en su desarrollo a todos los niveles.

Existen muchos tipos de juguetes: de plástico, de madera, electrónicos, de mesa… y todos ellos cumplen la misma función: permiten al niño jugar y disfrutar en el proceso.

Con todo esto, y como ya has visto, una de las herramientas que el niño utiliza en el juego es el juguete, que permite potenciar la actividad. El juguete es, en sí mismo, un elemento didáctico.

Escoger un juguete adecuado para un niño no es una tarea sencilla. Y además, en ocasiones, aunar los deseos de los niños con las condiciones o pretensiones de los padres tampoco es fácil.

Si estás desorientado sobre qué juguete puede ser más apropiado para tu hijo, atiende a la lista que te presentamos.

¿Cómo elegir los mejores juguetes?

1. La influencia de la publicidad

furby

Cuando un niño pide un juguete debemos asegurarnos de que realmente es lo que le gusta. En muchas ocasiones, el niño pide un juguete porque lo ha visto publicitado y se ha generado unas expectativas con ese juguete que no corresponden con la realidad.

Ten en cuenta que un niño es una persona que no es capaz de distinguir, según la edad, entre realidad y ficción, por lo que tampoco es capaz de aislarse de un argumento persuasivo.

Un niño no será capaz de razonar si realmente el juguete es tal y como lo muestran o si realmente le gusta, por lo que se dejará convencer por lo que ve en el anuncio.

Se puede afirmar que las preferencias de los niños vienen condicionadas, en parte, por la socialización que reciben a través de los mensajes publicitarios.

Puedes ayudarle a contrastar la información mostrada en los anuncios publicitarios con la realidad: habla con él sobre lo que espera del juguete, buscad información acerca de él, imágenes sobre cómo es, de manera que te asegures de que si lo pide, es porque realmente lo quiere.

2. No caigas en los estereotipos de género

niña con caballo morado

Los estereotipos de género es un tema con un gran impacto en la construcción de la personalidad del niño. Es importante que no identifiques un juguete con un género determinado.

Esto sucede, por ejemplo, cuando no regalamos algunos juguetes porque consideramos que no son apropiados o no van a gustar al niño por su género (por ejemplo, no se regalan casitas o utensilios de cocina a niños o camiones y coches a las niñas).

Estos estereotipos se refuerzan además a través de la publicidad y con otras variables como el color de los anuncios y de los juguetes, la voz que presenta el anuncio, la manera en la que se presentan o los niños que aparecen.

Ten en cuenta que la publicidad es un agente de socialización muy fuerte y que tú eres el modelo principal de tu hijo. Él tomará como modelo de referencia lo que vea a su alrededor y estos estereotipos conformarán su modo de ver el mundo.

Los juguetes infantiles no deben limitar las experiencias lúdicas de los niños sólo por la condición de género, sobre todo si queremos igualdad entre hombres y mujeres.

3. Educa frente al consumismo masivo

cientos de peluches

Es importante que eduques a tus hijos frente al consumo. Ello implica intervenir sobre los mensajes publicitarios dando herramientas al niño para defenderse de la persuasión publicitaria.

La familia es el primer y más influyente sistema de socialización del niño, y es aquí donde se conforma como persona. Aprenderá los esquemas acerca del mundo, de los demás y de los objetos.

En la actualidad son numerosas las ocasiones en las que el niño recibe regalos y está expuesto al consumo. Se utilizan los objetos y los juguetes como una medida de cambio en muchas situaciones: cuando se porta bien, cuando tiene buenas notas…

La familia debe ser un mediador eficaz frente a la sociedad de consumo. No compres juguetes que sean un capricho momentáneo. Si lo educas con pensamiento crítico lo estarás educado frente a la sociedad de consumo.

4. Escoge juguetes que le permitan experimentar y que lo eduquen en valores

recién nacido con juguetes

Los niños aprenden y se desarrollan a través de la manipulación con el entorno, de la experimentación y de la exploración del medio, a través de la observación mediante los sentidos y el descubrimiento.

Por todo ello, ofrece a los niños juguetes que le permitan poner en práctica la experimentación.

Debes elegir juguetes que estimulen su desarrollo, es decir, que transmitan valores como el compañerismo y la cooperación o el respeto a los demás.

5. Escoge juguetes seguros

bebe con coche de peluche

Como padre o madre eres responsable de proporcionar a tu hijo juguetes que sean seguros.

Para ello debe cumplir la normativa legal vigente en tu país, especificando el funcionamiento adecuado del juguete, cuáles son las situaciones de riesgo por un uso inadecuado y qué precauciones hay que tomar.

Además, no debe poner en peligro su salud y su seguridad ni tampoco la de terceras personas y debes atender a la hora de elegirlo a su valor lúdico y educativo.

6. Piensa en el niño como persona individual

niño con cochecito rojo

Cuando vayas a elegir un juguete para un niño, concéntrate en él como persona independiente a su condición de niño. En ocasiones, cuando buscamos un juguete, pensamos en lo que les gusta a todos los niños en general a esa edad y lo aplicamos a todos ellos.

Es importante que te preguntes qué tiene, qué necesita, qué le gusta. Lo adecuado es que escojas el juguete teniendo en cuenta su edad pero también sus gustos, sus intereses, sus capacidades o su personalidad.

7. Adapta el juguete a cada edad o etapa evolutiva

tacos de juguete

Cuando elijas un juguete para un niño, es importante que tengas en cuenta a qué edad va dirigido. No sólo porque es importante de cara a la seguridad (por ejemplo, que incluya piezas pequeñas), sino porque está diseñado para atender a las características específicas de cada grupo evolutivo.

Las necesidades de los niños están enmarcadas también por el grupo de edad al que pertenecen. Así, por ejemplo, algunos juguetes adecuados a cada edad pueden ser los siguientes:

De 0 a 6 meses pueden ser apropiados juegos que estimulen los sentidos: lámparas o muñecos con luces, sonajeros, espejos, móviles colgantes, juguetes con música…

De 6 a 12 meses además de los juguetes del grupo anterior pueden ser adecuados otros juguetes como las pelotas, muñecos de trapo, juguetes para encajar que incluyan formas y distintas texturas y colores, construcciones, objetos que ruedan, juguetes para la bañera…

Entre los 12 y los 24 meses son apropiadas las construcciones de piezas grandes, los encajes, teléfonos, correpasillos, juguetes para la arena y el agua, balancines, juguetes de arrastre, pelotas, juguetes para golpear o que se desplacen…

Ente los 2 y los 3 años comienzan a interesarles los juegos para dibujar y pintar, puzles y dominós sencillos, garajes y vehículos, juguetes de juego simbólico como la cocina, la plancha o el teléfono, muñecos y carritos de paseo, columpuos y toboganes, triciclos, juguetes para apilar,
encajar y ensartar…

Entre los 3 y los 5 años podemos incluir juegos de disfraces, títeres, patines, bicicletas, bolos, vehículos, garajes, juegos para recortar, pegar y pintar, ordenadores, juegos de cartas y juegos simples de mesa, puzles, instrumentos musicales…

Entre los 5 y los 8 años empiezan a interesarse por juegos de cartas, de magia, clásicos de mesa, puzles complejos, mosaicos simples, juegos para coser y tejer, muñecos articulados, cuerdas, cometas, dianas, malabares y juegos de circo, peonzas…

Entre los 8 y los 11 años les interesan los juegos de experimentos cientoficos, juegos de mesa, puzles y mosaicos complejos, monopatines, montajes mecánicos y eléctricos, teledirigidos, muñecos…

Entre los 11 y 14 años todo lo que tiene que ver con juegos de mesa y de estrategia, juegos de rol, de carta, puzles, de modelaje, pinturas y caballetes, juegos deportivos…

8. Escucha su opinión

niña mirando a juguetes

Aunque debemos ayudarles a elegir qué juguetes son los más adecuados, sobre todo si tenemos en cuenta lo que hemos comentado sobre los mensajes publicitarios, esto no implica que debas tomar la decisión unilateralmente.

Es necesario que compartas las decisiones a la hora de escoger un juguete con él. Dado que no se puede comprar todo lo que piden, es importante que dialogues con él y que averigües qué es lo que de verdad le gusta.

El juguete es un regalo para él y por tanto su opinión es clave a la hora de escoger el juguete.

9. Escoge juguetes sencillos

juguete sencillo

En la era tecnológica en la que vivimos el niño se encuentra inmerso en una gran variedad de juguetes de diferentes estilos, tamaños, formas…

Intenta elegir juguetes sencillos, dado que despertarán la creatividad de tu hijo en mayor medida. Esto no quiere decir que otros juguetes más sofisticados no vayan a gustar a los niños, pero sí que los juguetes simples aumentarán los usos que se hacen de él.

Si regalamos juguetes simbólicos la capacidad de reproducción del juguete se vuelve ilimitada y estaremos fomentando la creatividad y originalidad del niño.

10. No regales un exceso de juguetes

robot

Es importante que tengas en cuenta que aunque el juguete es una herramienta pedagógica, apropiada y necesaria para el niño, el exceso de juguetes mata la fantasía y produce aburrimiento.

No dejes que tu hijo no sepa qué juguete pedir cuando le preguntas qué le hace ilusión. Esto forma también parte de una educación frente al consumo responsable.

Mantén la ilusión de tu hijo y no lo cargues de juguetes innecesarios. Existe saturación de juguetes en muchos menores y esto provoca ausencia de diversión y de juego real.

No es raro ver cómo en determinadas épocas del año los niños reciben tantos regalos que están abrumados y no son capaces de gestionar tal cantidad de juguetes. Intenta seguir la regla de qué le gusta y qué necesita.

Tampoco utilices los juguetes como premio o castigo para el niño, que no se convierte en un chantaje. Dosifica los regalos para que aprenda a disfrutarlos.

11. Regalar tiempo y libros

niño en biblioteca
Aunque no sean específicamente juguetes, también podemos regalar a los niños otro tipo de regalos: actividades en familia y al aire libre, cuentacuentos, parque de atracciones…

Podemos también disfrutar con juegos tradicionales como el pañuelo, adivinanza, veo veo, la gallina ciega…

Otro regalo muy importante en estas edades son los cuentos. Leyendo el niño piensa, aprende, se emociona…

Por tanto, lo importante es la imaginación, la fantasía y las ganas de disfrutar. Elige juguetes que faciliten la participación, que estimulen la imaginación y proporcionen sentimientos.

Escoge juguetes que puedan compartir con otros niños, que fomenten el respeto a la diversidad, el espíritu crítico y que contengan mensajes positivos.

¿Y tú cuáles crees que son los mejores juguetes para regalar?

Referencias

  1. Arribas, M., Júdez, A., Miranda, I. Guía educativa sobre el juego y el juguete. Instituto Aragonés de la Mujer, Gobierno de Aragón.
  2. Camarós, E. (2009). Breves reflexiones en torno a los “juguetes prehistóricos” como herramienta pedagógica. Estrat crític: revista d’arqueologia, Universidad Autónoma de Barcelona.
  3. Del Moral Pérez, M. E. (1999). La publicidad indirecta de los dibujos animados y el consumo infantil de juguetes. Comunicar, 13, 220-224,
    Oviedo.
  4. Ferrer, M. (2007). Los anuncios de juguetes en la campaña de Navidad: content analysis about toy’s advertisment during Christmas campaign. Revista Científica de Comunicación y Educación, 29, 135-143, Madrid.
  5. Juguetes para niños. Criterios para adultos. Fundación crecer jugando.
  6. Lera Rodríguez, M. J., Ganaza Vargas, M. I., Gutiérrez Rivero, M., García Mora, S. (2000). A jugar… que de todo aprenderás. Junta de Andalucía.
  7. Martínez Reina, M. C., Vélez Cea, M. (2009). Actitud en niños y adultos sobre los estereotipos de género en juguetes infantiles. Ciencias humanas y de la conducta, 162, México.
  8. Proyecto juguete seguro: juguete seguro y consumo responsable.
  9. Ridao, A. (2008). El lenguaje secreto de los juguetes. Congreso Repasar la niñez en el Siglo XXI. Universidad Nacional de Cuyo.
COMPARTIR
Licenciada en Psicología, Máster en Psicología Clínica, Máster en Psicología Infantil, Máster en Logopedia. Formación de posgrado en Trastornos de la Conducta Alimentaria, Mindfulness aplicado en la práctica clínica, Trastornos emocionales, Psicología educativa y Tercera edad.Actualmente trabaja en varias clínicas de la ciudad de Valencia, además de formar a padres y educadores en escuelas infantiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here