Misantropía: significado, causas y rasgos de los misántropos

La misantropía es un punto de vista que se caracteriza por el odio, desprecio o desconfianza hacia la raza humana al completo. La palabra “misántropo” se utiliza para referirse a aquella persona que alberga esta opinión. Ambas tienen su origen en las palabras griegas misos (odio) y anthropos (hombre, humano).

Al contrario de lo que ocurre con una persona asocial, que simplemente puede no querer tener contacto con otros individuos, los misántropos llevan su desprecio mucho más allá. Normalmente, los sentimientos que albergan hacia el resto son mucho más negativos y poderosos, y pueden desembocar en actitudes y comportamientos dañinos.

Las causas que pueden llevar a una persona a desarollar este odio hacia el resto de la humanidad pueden ser muy diversas, y generalmente varían de individuo a individuo. Sin embargo, se trata de una actitud relativamente extendida, y que ha aparecido una y otra vez a lo largo de la historia.

En este artículo veremos en qué consiste exactamente la misantropía y cómo se diferencia de otras formas de pensar similares. Además, estudiaremos cuáles pueden ser sus posibles orígenes, y los comportamientos en los que generalmente se traduce esta manera de ver el mundo.

Significado

La misantropía es un concepto relativamente conocido dentro de nuestra cultura, pero a menudo existe una gran confusión alrededor del mismo. Como ya hemos visto, este rasgo se caracteriza por un profundo odio o desprecio hacia la raza humana; generalmente, las personas con esta característica se comportan de forma distinta entre sí.

Sin embargo, cuando pensamos sobre alguien misántropo le atribuimos una serie de maneras de actuar o de hablar que no tienen por qué corresponderse con la realidad. En este apartado veremos los mitos más comunes sobre este tema.

Misantropía vs. Ansiedad social

Cuando vemos a un individuo que rehúye las situaciones sociales, que no parece muy predispuesto a hablar con los demás, y que rechaza nuestros intentos de conversar con él o invitarle a eventos, una de nuestras primeras tendencias es la de pensar que debe tratarse de un misántropo.

Sin embargo, en realidad síntomas como los descritos anteriormente suelen por el contrario señalar a algún tipo de ansiedad social; es decir, a una gran incomodidad al estar en presencia de otras personas. Este problema tiene por lo general más que ver con la timidez que con el odio hacia ningún colectivo.

De hecho, las personas tímidas normalmente alejan a los demás de sí mismos no porque no les guste estar con otras personas, sino porque les tienen miedo.

Los misántropos, por lo general, son distintos: suelen tener una gran confianza en sí mismos y ser bastante arrogantes.

Actitudes en lugar de acciones

Para considerar a alguien misántropo, habitualmente pensamos que tiene que comportarse de manera que quede patente su desprecio hacia los demás.

Por ejemplo, puede que se dedique a insultar al resto, a agredir a otras personas físicamente, o simplemente que actúe de forma desagradable sin ningún motivo.

Sin embargo, muchos misántropos son capaces de funcionar en sociedad de manera prácticamente normal. A simple vista, es complicado advertir su desprecio por la raza humana.

Es cuando se habla con ellos y se les pregunta por sus opiniones cuando podemos darnos cuenta de lo que realmente piensan de los demás.

Por supuesto, algunos misántropos toman la decisión de alejarse totalmente del resto o recluirse para no tener que estar en contacto con otras personas; pero muchos siguen llevando una vida prácticamente normal.

No es una enfermedad mental

A pesar de que odiar o despreciar al resto de la humanidad puede parecer una actitud poco adaptativa, la misantropía no está recogida como trastorno psicológico en ningún manual diagnóstico. Esto se debe a que los efectos que provocan estas creencias son totalmente distintos en cada persona.

Así, el criterio más importante para diagnosticar cualquier tipo de enfermedad mental a alguien es si su calidad de vida se ve deteriorada, o si su condición le está impidiendo llevar una existencia plena o normal.

La misantropía por sí sola no tendría por qué provocar problemas en este sentido, por lo que no se la considera como un trastorno.

Sin embargo, en ocasiones el odio o la desconfianza hacia el resto de la humanidad sí que puede ser un síntoma de un trastorno mental subyacente. Esto es especialmente cierto en el caso de problemas como la esquizofrenia u otras enfermedades de tipo paranoide.

No implica que la persona no tenga ningún tipo de relaciones

Por último, quizás el mito más recurrente respecto a la misantropía es el de que quienes poseen este punto de vista son incapaces de formar relaciones satisfactorias con los demás. Aunque este puede ser el caso de algunos individuos, la mayoría no presentan este problema.

De hecho, es habitual que los misántropos tengan buenas relaciones con un grupo reducido de personas, como amigos íntimos, familiares o incluso una pareja. Generalmente, ven a la gente cercana a ellos como excepciones a la estupidez o maldad del resto de la raza humana.

¿Por qué aparece la misantropía?

No existe una causa universal que explique la aparición del sistema de creencias que sustenta la visión misántropa en las personas que la tienen. Las causas que llevan a cada individuo a desarrollar este punto de vista son totalmente distintas entre sí.

Algunos misántropos fueron abusados o marginados de jóvenes, por lo que aprenden a odiar y a desconfiar de los demás para protegerse. Otros son extremadamente sensibles, e interpretan cada pequeña acción como si estuviese dirigida en su contra.

Otra causa muy común de la misantropía es que la persona se haya cansado de lidiar con los demás; esto ocurre muy a menudo entre individuos especialmente inteligentes, racionales o talentosos, o entre aquellos que tienen tendencias más bien introvertidas.

Las personas con convicciones muy fuertes en campos como la política o la religión también pueden llegar a sentir un gran desprecio por todos aquellos que no comparten sus opiniones.

Cuando el resto parecen convencidos de lo que les cuentan, piensan que deben ser idiotas o estar ciegos, y su odio no para de crecer.

Por último, los individuos muy idealistas también pueden desarrollar actitudes misántropas cuando tienen que enfrentarse a la realidad y ven que no es como se la habían imaginado.

Rasgos de los misántropos

misantropía

Adolf Hitler fue un reconocido misántropo

¿En qué se traduce la misantropía en la vida cotidiana de las personas? En este apartado veremos cuáles son los rasgos más comunes de estos individuos.

Prefieren actividades que puedan realizar en solitario

Debido a que desprecian al resto de personas, los misántropos generalmente escogen profesiones, aficiones y actividades en las que no tengan que interactuar con nadie más.

Por ejemplo, algunos pasatiempos muy comunes entre estos individuos son la lectura, navegar por Internet, los videojuegos, o cualquier tema relacionado con la informática.

Sin embargo, debido a que no les gustan los demás, generalmente tienden a evitar las redes sociales o aquellas plataformas virtuales en las que tienen que interactuar con otros individuos de manera continua.

No soportan el drama

Una de las razones más habituales por las que los misántropos evitan al resto de individuos es porque odian verse envueltos en conflictos que ellos consideran absurdos y una pérdida de tiempo. No es que les falte empatía; simplemente, piensan que la mayoría de problemas podrían evitarse de manera sencilla.

Por ejemplo, los cotilleos, las quejas sobre personas del entorno y las pequeñas peleas sobre asuntos cotidianos les irritan profundamente. A menudo, su respuesta frente a todas estas situaciones es alejarse de ellas, y tratar de no involucrarse en ningún tipo de drama.

Les molesta la incompetencia

Otra característica muy común entre los misántropos es la ira o desdén frente al desorden, la falta de organización y la incompetencia.

Esto es especialmente cierto si, debido a la manera de actuar de otras personas, ellos sufren algún tipo de consecuencia negativa en su propia vida.

Por ejemplo, si un misántropo tiene que esperar una cola especialmente larga en el médico debido a que hay demasiada gente, se sentirá furioso debido a la falta de planificación de la gente que trabaja allí.

En general, su ira en estas ocasiones es desproporcionada, y tienden a quejarse amargamente de los problemas que les generan.

No les gustan las conversaciones intrascendentes

Las personas misántropas a menudo no soportan hablar de temas triviales como el clima, las vacaciones o sus planes para el fin de semana.

Consideran que este tipo de conversaciones son una pérdida de tiempo y energía, y preferirían ahorrárselas si esto fuese posible.

Por el contrario, normalmente a estos individuos les encanta debatir sobre temas profundos, como política, religión, ciencia, o demás. Sin embargo, por lo general solo lo hacen con aquellas personas que consideran que están a su altura a nivel intelectual.

Odian las reuniones grandes

Por último, por motivos obvios los misántropos no suelen sentirse nada cómodos con eventos en los que haya muchas personas como cenas de empresa, comidas familiares, o reuniones de antiguos alumnos.

Generalmente, no soportan a la mayoría de individuos a los que tienen que ver, y evitarán acudir a estas situaciones si pueden hacerlo.

Conclusión

La misantropía es un rasgo alrededor del cual existe mucha confusión. Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender exactamente en qué consiste esta manera de pensar, así como a entender por qué puede producirse y en qué se traduce en el día a día de las personas que la poseen.

Referencias

  1. “Misanthropy: definition & treatment” en: Study. Recuperado en: 12 Diciembre 2018 de Study: study.com.
  2. “The mind of a misanthrope” en: Psychological Science. Recuperado en: 12 Diciembre 2018 de Psychological Science: psychologicalscience.org.
  3. “Misanthropy: When You Just Don’t Like Other People” en: Health Guidance. Recuperado en: 12 Diciembre 2018 de Health Guidance: healthguidance.org.
  4. “10 No-Nonsense Signs You Are a People-Hating Misanthrope” en: Love Panky. Recuperado en: 12 Diciembre 2018 de Love Panky: lovepanky.com.
  5. “Misanthropy” en: Wikipedia. Recuperado en: 12 Diciembre 2018 de Wikipedia: en.wikipedia.org.
Alejandro Rodríguez Puerta es un psicólogo y coach titulado por la Universidad Autónoma de Madrid, que compatibiliza su trabajo en el campo de la salud mental humana con sus labores como escritor y divulgador. Actualmente colabora con varias páginas de psicología y salud, hablando sobre distintos temas relacionados con el bienestar de las personas.

7 Comentarios

  1. Yo soy misántropa, pero no podría matar, aunque si meter gente en una jaula con leones para queellos hagan el trabajo sucio. O con cocodrilos.
    Metería allí a asesinos, violadores, pederastas.
    Me parece la muerte ideal.
    La naturaleza sigue su curso. Y tú te lavas las manos. Tú no los mataste, fueron los animales.

    Siento pena por toda la flora y fauna del planeta que tiene que compartir espacio con nosotros.
    Incluso los insectos, me da pena cuando los pisan. Cuando veo hormigas por la calle las esquivo siempre, siempre. Odio ver que las pisen.

    Pero con la gente no siento nada. Creo que no siento nada ni por mi familia. Trato con ellos porque bueno es algo social, pero no siento vínculo por nadie en este mundo. Ahora veré a mi madre que no la veo hace una década y no sé cómo voy a reaccionar.
    Tengo miedo de mi, espero ser tolerable. No quiero arruinarle un viaje tan largo.

    Fantaseo a veces cuando estoy en el gimnasio haciendo cardio con tener poder y golpear a la gente que está allí dentro, a los hombres más que nada.

    Me he vuelto misándrica también por el contacto negativo que tengo con los hombres, lo babosos que son, lo ridículos, falsos, infieles, hipócritas.
    Me han querido ligar en la cara de sus novias. La novia se va a comprar una coca cola y ellos pidiendo el teléfono.
    Qué clase de hombre hace eso? Tengo códigos! Cobarde. Así son las relaciones humanas?
    Por lo que veo si. Lo que venden en las películas, sobre el amor es todo mentira.
    Están con otra persona por estar.
    Hace unos días le conté a una que su novio me molestaba con mensajes, se los envié con captura de pantalla. Y ella dijo que ya no me molestaría más… Y eso es todo?
    Sigue con él como si nada…

    Dónde está la lealtad? Relaciones de Estar por Estar… Porque toca, como pantalla. No hay “amor” ahí.

    No tengo pareja hace unos años y no tengo ganas de tenerla.

    YA he visto suficiente. No necesito experimentar más nada.
    He probado el sexo, he sentido lo que es ser amada, tener un novio.

    Ya está.

    Ahora prefiero leer, tener más cultura que me va a aportar más que una relación mediocre condenada al fracaso.

    Cuando veo desastres naturales y hay muchas muertes me parece más emocionante que cuando mueren pocos.
    Cuando hay atentados siento pena cuando es gente atractiva y cuando son feos me da igual.
    Ayer veía el atentado de Barcelona y me reía todo el tiempo. Era impresionante ver los cuerpos, piernas quebradas, niños aplastados, pero no sentía nada.

    Me agobia tratar con la gente, siento que me bloqueo y no puedo hablar, me resulta tedioso. A veces no puedo evitar ser antipática con ellos.

    Cuando voy por la calle observo a toda la gente que viene, hombres, mujeres, niños, animales.

    Sonrío cuando veo un animal, lo único que me genera algo positivo.

    La gente me parece horrible, sin urbanidad ni elegancia en la mayoría de los casos, muy vulgares, no soporto esa forma de hablar.

    Hoy me crucé con mucha gente así.. Incluso mujeres que parecían tontas hablando como hombres, sin feminidad.

    Tenía un amigo varón y de la nada un día mientras dormía en la sala (yo) viene como un fantasma y se me tira encima y me manosea.
    Tuve que gritar NO NO.
    Me dio tanto asco!!!

    Cómo se le ocurre hacer algo así?

    Jamás le di señales de nada.

    Me dice que esque como yo hablaba de “amigos” con los que me acostaba.
    Y por eso él va a creer que yo voy querer hacerlo con un tipo como él?
    Bajito, dejado, sin un músculo, sin nada atractivo, ni su voz es masculina NADA.

    Los hombres son MUY raros.

    Me siento bien sola, vivo sola. No aguanto a nadie.

    En mi trabajo a veces la gente se ofende por mi apatía, aunque haga lo que tengo que hacer. Tengo la cara seria, como paralizada con botox emocional.
    Pero es que no siento sonreír en ese momento.

    Por qué voy a hacerlo?

    No soy política, no necesito engañar a nadie y fingir algo que no siento ni soy.

    Creo que debo tener algún trastorno mental.

  2. nahh no creo que seas misantropa, creo que si lo fuera seria odiar a todos por igual, mujeres, hombres, blancos, negros, todo. te digo soy mujer y las mujeres me parecen raras , al igual que los hombres, tan estupidos todos. se creen inteligentes, que bueno nunca haber tenido sexo entonces, quiza en este mundo podrido, donde nadie vale nada y harian cualquier cosa por sus deseos egoistas, algun dia estalle me encantaria ver este mundo arder

  3. Una de las cosas que más detesto de la gente es su hipocresía para muchos está bien matar un criminal y ahí llegas a concordar pero luego les parece incorrecto matar por aborto o eutanasia y entonces ves toda su incoherencia, como toda su opinión se fundamente meramente en lo empírico y lo visceral, y así con cualquier tema que competa al razonamiento. Siempre me aisló de las personas y antes me era muy difícil comunicarme con estas sobre todo por el vocabulario, me costó bastante pero he mejorado en ese aspecto sin embargo mientras no haya una razón para tratar con dichas personas (escuela, trabajo…) lo evito y me alejo y no puedo crear nexos auténticos con ellos si a caso los veo como objeto de estudio, sólo los trato de leer, de analizar pero no me importa si a caso no los vuelvo ver nunca. No me importa si es un familiar, cualquier persona, una vez que sé de lo que es capaz no puedo por ningún motivo confiar en esa persona.

  4. Yo, evito el contacto humano, por naturaleza.
    Mayormente creo no conseguir nada con otras personas. Me causan la impresión de que siempre se preocupan por lo mismo, como animales.
    Sólo saciar sus instintos y vanidades, intrascendencias. Les gusta adorar a un grupúsculo de humanos tan insignificantes como ellos mismos, que para mi carecen de valor.
    Lo primero que te exigen es que debes reírte, que seas hipócrita y si es posible estúpido para “caerle bien a los demás”. Parece que me exigieran volverme un animalillo tonto, ridículo, alienado, carente de materia gris y que esté de acuerdo con todo lo que se pone de moda para así “llenarme de amigos”.
    Siempre me he preguntado, porque tendría que trabajar y esforzarme tanto, sólo para conseguir una vida tan insignificante, llena de tontos que me quitan el tiempo, siempre preguntando lo mismo y haciendo todo por rutina como autómatas y todavía sentir orgullo y satisfacción como si fuera una maravillosa obra que han terminado. Creo que la gran mayoría de humanos es muy pobre de espíritu.
    La verdad sólo tengo dos conocidos que no considero amigos. Sólo me buscan para brindarles un servicio relacionado a mi profesión, eso es todo. Jamás he tenido amigos íntimos ni novia por dos razones fundamentales. No me nace la empatía y carezco de ello. Detesto la cotidianidad. Prefiero actividades mucho más trascendentes como la lectura, el análisis como el caso de esta página.
    La única persona por la que guardo consideración es por mi madre, que es la única que, a pesar de lo mal que la pasó, me ayudó y me sacó adelante y le estoy muy agradecido. Jamás vi a mi padre y jamás lo veré. Me enteré que ya murió.

  5. Lo que queda claro, según los comentarios anteriores, es que existen indicios para odiar a algunos/as humanos/as… Y se trata precisamente de quienes odian a la humanidad. En lugar de intentar mejorar la especie con la que comparten vinculos, dedican todo si esfuerzo a odiarla.
    Existiendo tantas formas de suicidarse, no se que coño hacen, aún, en este puñetero planeta.

  6. La verdad es una pena por los misántropos que no puedan empatizar con las demás personas, se creen muy inteligentes pero no son capaces de reconocer los orígenes de los males que ven, cayendo siempre en generalización en contra de la humanidad, siempre creen ser la víctima, el misántropo es demasiado inteligente para observar, pero no lo suficiente para reflexionar y ahi se pudriran en su cliché hasta que no encuentren lo que verdaderamente trascendente en la vida

  7. Pues yo sólo odio a las personas malas, me causan tanta indignación y en mi mente fantaseo con miles de formas de torturarles hasta que mueran. Sin embargo en el medio normal aún analizo a las personas y cuando detecto algo malo en ellos no me relaciono mucho , sin embargo me describen como alguien muy sociable y empática, en quien confiar, pero no saben que siempre que detecto algo malo en ellos los manipulo para conseguir algo de ellos, por lo que no confío en nadie. Sin embargo sin querer aparento ser lo que ellos quieren ver, cuando en realidad más quiero a la naturaleza y los animales. Pero difiero en que no odio a todos en general, sólo a las personas que me parecen malas ( la mayoría) voy a fiestas y aunque no le veo sentido a tomar, uso el bailar como ejercicio para mi bienestar no para socializar. En fin es raro pero creo que si tuviera la oportunidad de matar a alguien malo lo haría con diversas formas inimaginables. Tampoco sé porque estudio psicología si no me agrada la gente en general , sii suelo generalizar que todos llevan algo podrido por fuera y que son una mierda. Tal vez sólo quiero conocer un poco más el funcionamiento mental de las personas y poder protegerme de ellas, pero definitivamente después de esa carrera estudiaré una relacionada a los animales, porque no soportaría trabajar con humanos raros y despreciables, aún más que maltraten animales y al planeta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here