Narcolepsia: Causas, Síntomas, Tratamiento

La narcolepsia es un trastorno del sueño caracterizado por ataques de sueño repentinos que ocurren en cualquier situación y que resultan irresistibles. Además de la somnolencia, alguien con este trastorno experimenta cataplexia mientras está despierta; una pérdida repentina del tono muscular.

La cataplexia puede durar entre varios segundos y varios minutos, y puede oscilar entre debilidad de los músculos faciales y colapso completo del cuerpo. Otras dos características principales de este trastorno son las parálisis del sueño y las alucinaciones hipnagógicas.

Normalmente la narcolepsia comienza entre los 15 y los 25 años, pero puede aparecer en cualquier edad. En muchos casos no es diagnosticada y, como consecuencia, no tratada.

Síntomas

Somnolencia diurna excesiva

La somnolencia diurna consiste en que a la persona con narcolepsia puede entrarle sueño repentinamente y quedarse dormida. Estas pequeñas “siestas” pueden durar desde varios segundos a varios minutos y se pueden producir varias veces al día.

Esta situación puede ocurrir incluso durante una buena noche de descanso y suele darse en lugares y momentos inapropiados. Parece que las personas con este trastorno no pueden experimentar la cantidad de sueño profundo reparador que tiene la gente normal.

Aunque las “siestas” se sienten como reparadoras, esa sensación de descanso solo se da durante unas pocas horas

Cataplexia

En la cataplexia parece que se da una aparición repentina del sueño REM o MOR (rapid eye movement sleep-movimientos de ojos rápidos). Normalmente, antes de llegarse al sueño REM se pasan por 4 etapas previas. Sin embargo alguien, con narcolepsia pasa directamente al REM.

Durante esta etapa las neuronas motoras no resultan estimuladas por la actividad cerebral y los músculos del cuerpo no se mueven, lo cual conduce a la cataplexia.

Parálisis del sueño

La parálisis del sueño es un trastorno del sueño que se da cuando, en la transición entre el sueño y la vigilia, se esta totalmente consciente de los sueños pero es imposible moverse.

Como esto sucede cuando en un estado intermedio entre el sueño y la vigilia, es posible que se tengan alucinaciones auditivas o visuales que provocan una intensa sensación de presencia y movimiento en torno al cuerpo.

Alucinaciones hipnagógicas

Una alucinación hipnagógica es una alucinación auditiva, visual o táctil que se produce poco antes del inicio del sueño. 

Pueden resultar aterradoras y muy realistas. Ejemplos son volar o la ilusión de quedar atrapado en un incendio.

Comportamiento automático

Se estima que hasta el 40% de las personas con narcolepsia experimentan comportamientos automáticos durante episodios de sueños.

Consiste en que la persona continúa funcionando (hablando, haciendo cosas) durante los episodios de sueño, aunque al despertar no recuerda haber estado haciendo esas cosas.

El primer síntoma que aparece en la mayoría de los casos es el sueño repentino y excesivo durante el día. Los otros síntomas pueden comenzar por si solos o en combinación unos meses después de las “siestas” diurnas.

Aproximadamente entre el 20 y el 25% de las personas con narcolepsia experimentan los cuatro síntomas. La somnolencia diurna suele persistir a lo largo de la vida, aunque es más raro que lo hagan las parálisis del sueño y las alucinaciones hipnagógicas.

Causas

neurociencia cognitiva

En los seres humanos el sueño de la narcolepsia se da al pasar repentinamente de un estado despierto al sueño REM, sin pasar por estapas de sueño no-REM.

Durante el sueño REM, las neuronas motoras de la espina y del tronco cerebral producen una atonía casi completa. Esta situación se da en la cataplexia.

Factores genéticos

Se ha encontrado que el alelo HLA-DQB1 del gen humano HLA-DQB1 esta en el 90% de los pacientes.

Un estudio de 2009 encontró una asociación con polimorfismos en el locus del gen TRAC.

Otro locus asociado a la narcolepsia es el EIF3G.

Existe una correlación entre estas personas y variaciones genéticas en el complejo CMH (complejo mayor de histocompatibilidad).

Variaciones de este complejo pueden aumentar el riesgo de una respuesta autoinmune a las proteínas productoras de neuronas en el cerebro.

Las personas con narcolepsia suelen tener un número reducido de neuronas que producen la proteina hipocretina, las cuales son responsables de controlar el apetito y los patrones de sueño.

Solo entre 10000 y 20000 células cerebrales secretan moléculas de hipocretina.

Factores evolutivos

La narcolepsia podría ser un atavismo evolutivo; la aparición de un comportamiento de antepasados. Según esta teoría, el sueño REM es la evolución del mecanismo de defensa conocido como inmobilidad tónica.

Este reflejo también se conoce como hipnosis animal o simulación de la muerte, y funciona como una última línea de defensa contra un depredador. Consiste en la total inmobilización del animal.

La neurofisiología y fenomenología de esta reacción tiene algunas similitudes con el sueño REM, lo cual puede revelar un parecido evolutivo: parálisis, activación simpática, cambios de termorregulación, control del tronco cerebral.

Diagnóstico

El diagnóstico de narcolepsia puede requerir pasar la noche en un centro médico, donde se realizan un profundo análisis del sueño.

Los métodos normalmente utilizados son:

  • Historial de sueño: conocer cómo se ha dado el sueño a lo largo de la vida de la persona afectada. Se puede utilizar la Escala de Somnolencia Epworth.
  • Registros del sueño: el paciente puede llevar un diario en el que anote sus patrones de sueño durante 1-2 semanas. Se puede utilizar un un actígrafo (como un reloj de pulsera), un dispositivo que mide períodos de actividad y descanso y ofrece una medida indirecta de cómo y cuando se duerme.
  • Polisomnograma: es una prueba que mide el ciclo vigilia-sueño. Mide la actividad cerebral (electroencefalograma), el movimiento de los músculos (electroculograma), el movimiento de los ojos (electro-oculograma) y los movimientos del corazón (electrocardiograma). Para esta prueba se pasará una noche en un centro médico.
  • Test de latencia múltiple: mide cuánto tarda en quedarse dormida una persona y se observan los patrones de sueño. Las personas con narcolepsia se quedan dormidas pronto y pasan rápidamente al sueño REM.
  • Test de hipocretina: la mayoría de personas con narcolepsia tienen bajos niveles de hipocretina. Con este test se miden los niveles de hipocretina en el fluido que rodea a la médula espinal

Criterios diagnósticos según el DSM-IV

A) Ataques de sueño reparador irresistibles que aparecen diariamente durante un mínimo de 3 meses.

B) Presencia de uno o ambos de lo siguientes síntomas:

  1. Cataplexia.
  2. Intrusiones recurrentes de elementos del sueño MOR en las fases de transición entre el sueño y la vigilia, como indican alucionaciones hipnagógicas o hipnopómpicas o las parálisis del sueño al final o al principio de los episodios de sueño.

C) La alteración no se debe a los efectos fisiológicos directos de una sustancia o de una enfermedad médica.

Tratamiento

Aunque no hay cura para la narcolepsia, un tratamiento con medicaciones y cambios en el estilo de vida puede ayudar a controlar los síntomas.

Medicación

  • Estimulantes: son drogas que estimulan el sistema nervioso central y se usan como tratamiento primario para mantenerse despierto durante el día. Se suelen utilizar modafinil o armodafinil porque no son tan adictivos y no producen los típicos altibajos de otros estimulantes.
  • Inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS) e Inhibidores de la recaptación de norepinefrina (ISRN): alivian los sítnomas de la cateplexia, alucinaciones hipnagógicas y parálisis del sueño. Incluyen fluoxetina y venlafaxina. Se pueden dar como efectos secundarios problemas digestivos o disfunciones sexuales, entre otros.
  • Antidepresivos triciclicos: son efectivos para la cataplexia, aunque se suelen producir efectos secundarios como sequedad de boca y mareos. Ejemplos son imipramina o clomipramina.
  • Oxibato de sodio: es efectivo para la cataplexia y ayuda a mejorar el sueño durante la noche. En altas dosis también puede controlar el sueño repentino durante el día.

Es importante consultar a un doctor antes de tomar cualquiera de estas drogas, debido a que se pueden dar interacciones con otros medicamentos u otras condiciones como hipertensión o diabetes.

Otras drogas como los antihistamínicos o medicación para los refriados pueden provocar somnolencia.

Los tratamientos que se están estudiando actualmente incluyen: reemplazamiento de hipocretina, terapia genética de hipocretina, células madre, manipulación de temperatura corporal e inmunoterapia.

Cambios en el estilo de vida

Realizar ciertos cambios en el estilo de vida puede ayudar a controlar los síntomas de la narcolepsia:

  • Establecer un horario de sueño: intentar ir a dormir y levantarse a la misma hora. Las siestas planeadas pueden prevenir las siestas repentinas.
  • Evitar alcohol, cafeína y nicotina: el café, té y bebidas que contienen cafeína son estimulantes y pueden interferir con el sueño si se toman por la tarde. La nicotina es otro estimulante que puede producir insomnio. El alcohol es un sedante, aunque puede prevenir llegar a etapas profundas de sueño y causa a menudo la interrupción del sueño durante la noche.
  • Hacer ejercicio regular: el ejercicio hacer sentirse más despierto durante el día y mejora el sueño durante la noche. Además, tiene muchos otros beneficios.
  • Llevar una dieta sana: llevar una dieta rica en granos enteros, frutas, vegetales, pocas grasas y fuentes vegetales de proteínas. Evitar comidas pesadas durante la noche.
  • Evitar actividades peligrosas: si es posible, no conducir, hacer escaladas o utilizar máquinas peligrosas. 
  • Comunicar: hazle saber a la gente de tu alrededor tu condición para que puedan actuar si es necesario.
  • Relajarse: los síntomas de la narcolepsia pueden darse durante emociones internas, por lo que las técnicas de relajación pueden ayudar.

Grupos de apoyo

Las personas con narcolepsia pueden sufrir de depresión, aislamiento social e interrupción del funcionamiento normal. Buscar un psicólogo o grupo de apoyo puede ayudar a afrontar mejor la situación y a encontrar apoyo social.

Encontrarse con otras personas que tienen el mismo problema hace que disminuya la sensación de aislamiento y aporta apoyo social. Además, puede resultar liberador compartir experiencias y aprender cómo otras personas se enfrentan a los síntomas.

Complicaciones

  • Interrupción de relaciones personales: el sueño puede producir menos ganas de practicar relaciones sexuales o problemas directos durante las relaciones sexuales.
  • Salud mental: puede tener tal influencia en la vida que se pueden desarrollar trastornos como ansiedad o depresión.
  • Problemas laborales: puede disminuir la productividad en el trabajo y el rendimiento escolar.
  • Obesidad: las personas con narcolepsia tienen el doble de posibilidades de tener obsesidad. La ganancia de peso se puede deber a la falta de actividad, deficiencia de hipocretina o a una combinación de factores.
  • Memoria y atención: problemas para recordar cosas y concentrarse.
  • Daños físicos: se corre el riesgo de quedarse dormido mientras se conduce o accidentes caseros, como quemarse al cocinar, caerse…

¿Y tú qué experiencias tienes con la narcolepsia?

Referencias

  1. “International classification of sleep disorders, revised: Diagnostic and coding manual” (PDF). American Academy of Sleep Medicine. 2001. Retrieved 25 January 2013.
  2. “Recent Updates to Proposed Revisions for DSM-5: Sleep-Wake Disorders”. DSM-5 Development. American Psychiatric Association.
  3. Tsoukalas I (2012). “The origin of REM sleep: A hypothesis.”. Dreaming 22 (4): 253–283. doi:10.1037/a0030790.
  4. Gowda CR, Lundt LP; Lundt (December 2014). “Mechanism of action of narcolepsy medications”. CNS Spectrums 19 (Supplement 1): 25–33.
COMPARTIR
Licenciado en Psicología y Máster en RRHH. Apóyame en Patreon desde $1! https://www.patreon.com/albertorm

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here