Necesito un Psicólogo: 10 Claves para Encontrar uno Bueno

Necesito un psicólogo” es una frase que te has podido decir a menudo cuando sientes que tienes problemas emocionales. Cuando tenemos muchos problemas o notamos que se nos hace complicado gestionar nuestro estado emocional es importante acudir a un profesional de la psicología que nos ayude.

Sin embargo, a menudo encontrar un buen psicólogo no es del todo fácil y, en el momento de elección, pueden aflorar dudas o incertidumbre sobre a qué psicólogo acudir.

necesito un psicólogo

En este artículo explicaremos 10 aspectos básicos que se deben tener en cuenta a la hora de escoger un psicólogo y que pueden facilitar mucho el proceso de elección.

¿Por qué es importante elegir bien?

Tal y como sucede con la mayoría de cosas, la elección es uno de los aspectos fundamentales a la hora de acudir a un psicólogo.

Una persona que se ofrece como psicólogo es, a priori, una persona que ha cursado la carrera universitaria en psicología.

Sin embargo, este factor no asegura ni que sea bueno haciendo su trabajo ni que pueda garantizar el mejor tratamiento para tu caso particular.

Cada psicólogo, como todos los seres humanos y como todos los profesionales, tiene unas características determinadas, las cuales has de evaluar antes de elegir acudir a sus terapias.

Las características de los psicólogos o las actividades que se realizan en las psicoterapias son conceptos que no están muy extendidos en la sociedad, por lo que hay muchas personas que no saben exactamente qué es lo que buscan cuando escogen un psicólogo.

Este hecho puede resultar altamente perjudicial ya que un individuo puede acabar acudiendo a un psicólogo con el que realiza una psicoterapia que no es eficaz o adecuada para él, pero pensar que sí lo es o que todas las terapias psicológicas serán igual.

Así mismo, el hecho de escoger negativamente un psicólogo puede llevar a la falsa creencia de que los psicólogos no pueden ayudarme o las psicoterapias no son eficaces para mí.

Todos estos factores, además, pueden ir acompañados con un estado psicológico o un momento personal poco favorable o emocionalmente inestable, por lo que la dificultad de escoger bien puede incrementarse aun más.

Atendiendo a todo esto, es muy importante tener una serie de aspectos en cuenta a la hora de escoger un psicoterapeuta.

A mi parecer, las 10 claves principales para encontrar un buen psicólogo son las siguientes.

1- Asegúrate de que sea psicóloga/psicólogo

Puede parecer absurdo pero el elemento principal que hay que tener en cuenta a la hora de escoger un psicólogo es que la persona con la que contactas sea realmente psicólogo.

Esto quiere decir que debes asegurarte que el profesional que eliges haya cursado la carrera universitaria de psicología.

Adicionalmente, puede poseer otros estudios, otras formaciones o incluso otras carreras universitarias, pero la carrea de psicología debe estar presente sí o sí.

Este hecho resulta especialmente importante ya que el crecimiento que está experimentando la psicología y el mayor uso de sus servicios que está realizando la sociedad durante los últimos años, ha dado lugar a la aparición de otros profesionales que no son psicólogos pero se venden como tal.

Normalmente se dan a conocer como “coaches” o “formadores” y ofrecen servicios parecidos a los que realizan los psicólogos pero poseen una formación distinta o no reglada, y no son psicólogos.

Con esto no quiero decir que se deban evitar por completo los servicios ofrecidos por este tipo de profesionales, pero sí que si lo que estás buscando es un psicólogo te asegures de que el profesional al que acudas tenga la formación pertinente.

2- Asegúrate de que está colegiado

El siguiente paso que debes tener en cuenta es que el psicólogo en cuestión esté colegiado y pertenezca al colegio del psicólogos.

De hecho, estar colegiado es un requisito básico para poder ejercer de psicoterapeuta por lo que el psicólogo al que acudas deberá tener esta acreditación.

La colegiación es un mecanismo que permite cribar qué psicólogos está capacitados para ejercer su profesión y cuáles no lo están , por lo que es importante que el psicólogo al que acudas cumpla estos requisitos.

Los motivos por los que un psicólogo no forme parte del colegio de psicólogos pueden ser múltiples, desde que no se haya querido colegiarse hasta que se le haya retirado la licencia por alguna negligencia profesional.

Independientemente de los motivos, a los cuáles no tendrás acceso, es importante que el psicólogo se acredite ante ti con su número de colegiado pertinente.

Este es una práctica que se realiza con poca frecuencia ya que los pacientes no suelen atreverse a pedir certificaciones.

Sin embargo, es un acto que debería realizarse siempre ya que si vas a ponerte en manos de un psicólogo tienes todo el derecho a saber si cumple los requisitos para ejercer su profesión.

3- Comprueba que tiene la especialización que buscas

Hasta ahora nos hemos asegurado que la persona que has elegido para que sea tu psicólogo cumple los requisitos para serlo.

Este hecho asegura que el psicólogo reúne las capacidades necesarias para realizar su actividad profesional pero no indica que vaya a ser el más indicado para tu caso.

La psicología tiene múltiples especialidades, por lo que es importante que el psicólogo que busques se haya especializado en el tratamiento de los aspectos que tú buscas.

Si acudes a un psicólogo para tratarte una depresión y este es especializado en psicología educativa, muy probablemente no sea el profesional con mayores conocimientos y capacidades para intervenir en tu caso.

Del mismo modo, si buscas un psicólogo para tratarte problemas psicológicos relacionados con tu práctica deportiva, seguramente requieras un profesional que esté especializado en estos aspectos y no otros.

Por estos motivos, es importante que te fijes en cuáles son las especialidades del psicólogo en cuestión antes de elegirlo.

Hay terapeutas que están especializados en trastornos de ansiedad o depresión, los cuales te vendrán muy bien si padeces un problema de este tipo pero peor si presentas otro tipo de necesidades.

4- Infórmate sobre el tipo de terapia que realiza

En psicología existen muchos tipos de terapias diferentes. Algunas están especialmente indicadas para unos casos y otras para otro tipo de alteraciones.

Cada psicólogo tendrá una formación específica y, a priori, sean cuales sean las terapias que realice pueden resultar adecuadas para ti.

Sin embargo, es fundamental que las terapias que realice el terapeuta tangan validación científica.

De hecho, aplicar tratamientos o intervenciones que no cuentan con validez científica supone la violación de uno de los requisitos del código deontológico de los psicólogos, por lo que si uno de ellos utiliza técnicas no validadas no estará haciendo bien su trabajo.

Además, existen una serie de tratamientos que están indicados para cada alteración psicológica determinada, por lo que saber que el psicólogo realiza las terapias adecuadas para tu problema puede resultar eficaz para escoger de forma adecuada.

Para realizar este proceso de elección, puedes consultar la guía de tratamientos psicológicos de la UCM.

5- Investiga su curriculum

De forma paralela al punto anterior, puedes indagar tranquilamente el currículum de la persona que escojas como psicólogo.

Si vas a poner tu estado psicológico en sus manos y a confiar en sus tratamientos, tienes todo el derecho de conocer los aspectos profesionales de la persona.

Hoy en día contamos con muchas herramientas que nos permiten realizar este tipo de acciones ya que en internet puede encontrar facialmente el currículum profesional de muchos psicólogos.

En caso de no encontrarlo, puede preguntarle él directamente, de una forma abierta y sin tapujos.

Un buen profesional sabrá que tienes todo el derecho de conocer sus características laborales, por lo que no tendrá ningún problema en explicarte aquello que quieras saber antes de elegirlo como terapeuta.

6-Pide referencias

Otro elemento que resulta muy beneficioso a la hora de escoger un buen psicólogo consiste en pedir referencias.

Normalmente, cuando un paciente habla bien de su psicólogo es porque la terapia le ha sido eficaz y ha experimentado una recuperación clínica y una mejora de su estado psicológico notable.

Por esto, conocer la opinión de gente que ya se ha puesto en manos del psicólogo que vayas a escoger puede resultar un buen indicador.

Además, hoy en día existen muchos métodos para obtener información sobre las opiniones de los pacientes.

Si no conoces a nadie que haya acudido al psicólogo o que haya se haya visitado con uno que trate aspectos que puedan resultar beneficiosos para tu caso, también tienes a tu disposición portales y directorios en los que la gente expresa y comenta sus opiniones sobre cada terapeuta.

7-Evalúa la relación terapéutica

Una cosa que hay que tener especialmente en cuenta cuando se acude a un psicólogo es que gran parte de la eficacia de la terapia y del progreso que se realice se explicará por el factor que se conoce como alianza terapéutica.

La alianza terapéutica hace referencia a la relación que se establece entre el paciente y el profesional.

Si esta no se caracteriza por la confianza, la empatía, la reciprocidad y la comodidad, muy difícilmente se experimenten cambios significativos a través de la terapia, independientemente de las técnicas que se utilizan.

Dicho de otra forma, si durante las primeras sesiones notas que no confías en el terapeuta o ves aspectos de su trabajo que no te parecen adecuados, será mejor que te busque otro psicólogo.

Este hecho no quiero decir que tengas que ir al psicólogo intentando causar buena impresión o establecer una óptima relación.

De esto se encargará el terapeuta, utilizando las técnicas para construir una buena alianza terapéutica.

Pero si no lo consigue se podrá predecir con cierta seguridad que el proceso terapéutico será complicado y posiblemente poco satisfactorio.

8- Asegúrate de que te ofrece una evaluación o diagnóstico

Es otros de los aspectos que el paciente tiene que tener en cuenta durante las primeras sesiones para dictaminar si el psicólogo es adecuado o no.

Y es que no sólo el terapeuta tiene derecho a evaluar o dictaminar la eficacia del proceso terapéutico, sino que el paciente también puede hacerlo.

Como seguramente no seas un experto en psicología y acudas a terapia precisamente para que te expliquen qué te pasa o te ayuden en la recuperación, esta evaluación la debes hacer únicamente con indicativos y sensaciones subjetivas.

El indicativo que resulta más eficaz radica en observar si el terapeuta te realiza una evaluación y te proporciona un diagnóstico claro o una valoración sobre lo que te sucede.

Este hecho es especialmente importante para dictaminar el resto de la terapia porque un psicólogo difícilmente te podrá ayudar si no sabe qué te pasa, del mismo modo que un médico no te escayolará la pierna si no sabe que está rota.

A veces los terapeutas pueden tener dudas sobre el diagnóstico, pero un buen psicólogo siempre sabrá explicarte lo que ve en ti de una forma clara y entendedora.

9- Analiza tú mismo el plan terapéutico que te propone

Posteriormente, puedes analizar también el plan terapéutico que te propone el psicólogo.

El terapeuta conocerá mejor que tú las técnicas y las intervenciones que realiza, pero tú debes asegurarte que te propone una terapia de forma convencida y, sobretodo, de forma justificada.

Los psicólogos no son seres superiores y a menudo pueden tener dificultades para establecer un diagnóstico o proponer un plan terapéutico irrefutable.

Sin embargo, un buen psicólogo se caracteriza por trabajar de forma organizada y estandarizada, donde todo tiene un por qué, y cada actividad o técnica que se trabaje pretenderá cumplir unos objetivos específicos.

10- Valora los efectos de la terapia

Finalmente, el último aspecto que se debe tener en cuenta a la hora de escoger un buen psicólogo reside en los propios efectos que se producen durante la terapia.

Cualquier tratamiento tiene el objetivo de causar efectos que sean beneficiosos para el paciente y mejorar su estado psicológico.

Así pues, para valorar si la terapia te está siendo eficaz o no, debes analizar si realmente notas que te está sentando bien.

Hay que tener en cuenta que los cambios y las mejorías no se producen de un día para otro, por lo que no se deben esperar los efectos en la primera sesión.

No obstante, transcurridas las primeras sesiones tienes que valorar si la labor realizada por el psicólogo te está sentando bien o no.

¿Y tú qué crees que se necesita para elegir un buen psicólogo?

Referencias

  1. Boyatzis, R. E. (1982). The competent manager: A model for effective perfonnance. Nueva York:John Wiley and Sons.
  1. Colegio Oficial de Psicológos de España (1998) Perfiles profesionales del psicólogo. Madrid: Colegio Oficial de Psicológos de España.
  1. Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos – EUROPSY (2007) Competencias de los psicólogos.
  1. Lévy-Leboyer, C. (997). Gestión de las competencias. Barcelona: Gestión 2000.
  1. McClel1and, D. C. (973). Testing forcompetence cachee (han foe intelligence. American PsychologÚt,28, 1-14.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here