Negocio En Marcha: Principio, Hipótesis y Ejemplos

El negocio en marcha es un término contable para una empresa con recursos necesarios para seguir operando sin la amenaza de una liquidación en el futuro previsible, generalmente considerado como al menos dentro de doce meses. Implica para el negocio la declaración de intención de continuar con sus actividades al menos durante el próximo año.

Esto es una hipótesis básica para preparar sus estados financieros, por lo que significa que la empresa no tiene la necesidad ni la intención de liquidar o reducir realmente sus operaciones. Este término también se refiere a la capacidad de una empresa de ganar suficiente dinero para mantenerse a flote o evitar la quiebra. 

Si una empresa no es una empresa en marcha significa que la compañía se ha declarado en quiebra y sus activos han sido liquidados. Como ejemplo, muchas empresas puntocom ya no son más negocios en marcha después de la caída de la tecnología a fines de la década de 1990.

Principio

Los contadores utilizan el principio “negocio en marcha” para decidir qué tipos de informes deberían aparecer en los estados financieros.

Las compañías que son negocio en marcha pueden diferir su informe de activos a largo plazo hasta un momento más apropiado, tal como en un reporte anual, al contrario que las ganancias trimestrales.

Una empresa sigue siendo negocio en marcha cuando la venta de sus activos no afecte su capacidad para continuar operando; por ejemplo, el cierre de una pequeña sucursal que reasigna sus empleados a otros departamentos dentro de la empresa.

Los contadores que ven a una empresa como un negocio en marcha generalmente consideran que la compañía utiliza sabiamente sus activos y no tiene que liquidar nada. El principio de negocio en marcha permite a la empresa diferir algunos de sus gastos prepagados hasta futuros períodos contables.

Los contadores también pueden emplear el principio de negocio en marcha para determinar cómo debe proceder una empresa tanto con su venta de activos como en su reducción de gastos o cambios a otros productos.

Normas de auditoría

Las normas de auditoría generalmente aceptadas instruyen a un auditor sobre considerar la capacidad de una empresa de continuar como negocio en marcha.

En general, un auditor examina los estados financieros de una compañía para ver si puede continuar como negocio en marcha durante un año después del momento de la auditoría.

¿Qué indica que una empresa no es un negocio en marcha?

Se supone que una empresa es un negocio en marcha en ausencia de información significativa que indique lo contrario.

Pueden aparecer ciertas alertas en los estados financieros de las empresas. Estas alertas indican que una compañía puede no ser negocio en marcha en el futuro.

Por ejemplo, el listado de activos a largo plazo normalmente no aparece en los estados financieros trimestrales de la empresa.

Tampoco aparece como un elemento en el balance general. Si se incluye el valor de los activos a largo plazo podría estar indicándose que la compañía planea vender estos activos en el futuro cercano.

Entre las condiciones que generan dudas sustanciales sobre un negocio en marcha están las tendencias negativas en los resultados operativos, pérdidas continuas de un período a otro, impagos de préstamos, demandas judiciales contra la empresa y denegación de crédito por parte de los proveedores.

También puede indicar que una compañía no es un negocio en marcha la incapacidad de la empresa para cumplir con sus obligaciones a medida que se vayan venciendo, sin una reestructuración sustancial de su deuda o una importante venta de activos.

Hipótesis

Bajo la hipótesis de negocio en marcha, se considera que una empresa continúa en el negocio en el futuro previsible. La hipótesis de negocio en marcha es una suposición fundamental en la preparación de los estados financieros, a menos que la liquidación de la compañía sea inminente.

Según la hipótesis de negocio en marcha, comúnmente se considera que una empresa continúa en el negocio en el futuro previsible, sin la intención ni necesidad de una liquidación, de cesar sus negocios o de buscar protección de los acreedores de conformidad con las leyes o reglamentaciones.

El valor de una empresa que se supone es un negocio en marcha es mayor que su valor de liquidación. Es decir, un negocio en marcha puede seguir obteniendo beneficios.

Preparación de los estados financieros

La preparación de los estados financieros bajo esta hipótesis se conoce comúnmente como la base del negocio en marcha. Si la liquidación de una empresa es inminente, los estados financieros se preparan conforme a la base contable de liquidación.

Los estados financieros de propósito general se preparan sobre la base de un negocio en marcha, a menos que la gerencia tenga la intención de liquidar la empresa o de cesar sus operaciones, o no tenga otra alternativa realista que hacerlo.

En consecuencia, a menos que sea inapropiada la hipótesis de negocio en marcha en las circunstancias de la empresa, los activos y pasivos se registran sobre la base que la compañía será capaz de realizar sus activos, cancelar sus pasivos y obtener refinanciamiento (si es necesario) en el curso normal del negocio.

Ejemplos

Ejemplo 1

Una compañía fabrica una sustancia química conocida como Chemical-X. De repente, el gobierno impone una restricción a la fabricación, importación, exportación, comercialización y venta de este químico en el país.

Si Chemical-X es el único producto que la compañía fabrica, la compañía ya no será un negocio en marcha.

Ejemplo 2

La Compañía Nacional está en serios problemas financieros y no puede pagar sus obligaciones. El gobierno le da a la Compañía Nacional un rescate y una garantía de todos los pagos a los acreedores.

La Compañía Nacional es un negocio en marcha a pesar de su actual posición financiera débil.

Ejemplo 3

La compañía Eastern cierra una de sus sucursales y continúa con las otras. La compañía es un negocio en marcha; cerrar una pequeña parte del negocio no afecta la capacidad de la empresa para operar como un negocio en marcha.

Ejemplo 4

Una pequeña empresa no puede hacer pagos a sus acreedores debido a una posición de liquidez muy débil. El tribunal concede la orden de liquidación de la empresa a petición de uno de los acreedores de la compañía.

La compañía ya no es un negocio en marcha. Hay suficiente evidencia disponible para creer que la compañía no puede continuar sus operaciones en el futuro.

Referencias

  1. Investopedia (2018). Going concern. Tomado de: investopedia.com.
  2. Wikipedia, the free encyclopedia (2018). Going concern. Tomado de: en.wikipedia.org.
  3. Steven Bragg (2017). The going concern principle. Accounting Tools. Tomado de: accountingtools.com.
  4. Harold Averkamp (2018). What is going concern? Accounting Coach. Tomado de: accountingcoach.com.
  5. Accounting for Management (2018). Going concern concept. Tomado de: accountingformanagement.org.
COMPARTIR
Ingeniero en Computación y Máster en Ingeniería Industrial. Especializado en sistemas de información, administración financiera, costos y gestión de proyectos. Gerente de informática, logística y operaciones en diferentes tipos de industrias. Más de 30 años de experiencia laboral. Profesor universitario de pregrado y postgrado. Amante del cine, rock progresivo y literatura. Jugador de tenis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here