Periodo Ordovícico: características, geología, flora, fauna

El periodo Ordovícico fue uno de los seis períodos que integraron a la Era Paleozoica. Estuvo localizado inmediatamente después del Cámbrico y antes del Silúrico. Fue un período caracterizado por los elevados niveles del mar, la proliferación de vida en los ecosistemas marinos y una reducción drástica de la biodiversidad al final del período producto de un evento de extinción.

Los animales que dominaron la fauna fueron principalmente los artrópodos, cnidarios, moluscos y peces. A pesar de que durante este período sucedieron hechos importantes, es uno de los períodos geológicos menos conocidos.

Representación del fondo marino durante el Ordovícico. Fuente: Charles R. Knight [Public domain]

Sin embargo, esto está cambiando, ya que son cada vez más los especialistas que se deciden a adentrarse en este interesante y trascendental período de la historia geológica de la Tierra.

Características generales

Duración

El período Ordovícico tuvo una duración aproximada de 21 millones de años, extendiéndose desde hace unos 485 millones de años hasta hace unos 443 millones de años.

Variaciones climáticas

Fue un período en el cual hubo variaciones climáticas importantes entre sus inicios y el final. Al principio del período las temperaturas eran más bien elevadas, pero conforme fue pasando el tiempo y gracias a una serie de transformaciones ambientales, la temperatura disminuyó significativamente, hasta llegar incluso a una glaciación.

Extinción masiva

Al final del período tuvo lugar una extinción que acabó con el 85% de las especies de seres vivos que había en aquel momento, esencialmente en los ecosistemas marinos.

Divisiones

El período Ordovícico estuvo dividido en tres épocas: Ordovícico inferior, medio y superior. Entre estas tres épocas hubo un total de siete edades.

Geología

Una de las características esenciales de este período es que durante casi toda su duración, los niveles del mar fueron los más altos que alguna vez ha tenido el planeta. Durante este período, existían cuatro supercontinentes: Gondwana (el más grande todos), Siberia, Laurentia y Báltica.

El hemisferio norte del planeta se encontraba ocupado casi en su mayoría por el gran océano Panthalasa y solamente contenía al supercontinente Siberia y una parte muy pequeña de Laurentia.

En el hemisferio sur se encontraba el supercontinente Gondwana, que ocupaba casi la totalidad del espacio. Así mismo, aquí también se encontraban Báltica y parte de Laurentia.

Igualmente, Gondwana comenzó a experimentar una fragmentación. Un pequeño trozo se comenzó a desprender. Ese trozo de tierra corresponde hoy en día a China.

Los océanos que existían en aquel momento eran:

  • Paleo Tetis: rodeando al supercontinente Siberia
  • Panthalasa: rodeando también a Siberia y ocupando casi en su totalidad el hemisferio norte del planeta.
  • Lapetus: también conocido como Jápeto. Estaba localizado entre los supercontinentes Laurentia y Báltica. A fines del período Ordovícico disminuyó su tamaño gracias a que estas dos masas de tierra se fueron aproximando una a la otra.
  • Rheico: ubicado entre Gondwana y otros supercontinentes como Laurentia y Báltica, los cuales se unirían posteriormente para formar el supercontinente Laurasia.

Los fósiles de rocas recuperados del Ordovícico presentan principalmente rocas de tipo sedimentario.

Durante este período tuvo lugar uno de los fenómenos geológicos más reconocidos: la Orogenia Tacónica.

Orogenia Tacónica

La orogenia Tacónica se produjo por la colisión de dos supercontinentes y tuvo una duración de 10 millones de años, desde hace unos 460 millones de años hasta hace unos 450 millones de años.

Fue un proceso geológico que tuvo como consecuencia la formación de las montañas Apalaches, una cadena montañosa que se extiende por el este de Norteamérica, desde parte de Canadá (Isla de Terranova) hasta el estado de Alabama en Estados Unidos.

Este fenómeno geológico debe su denominación a las montañas Tacónicas, que pertenecen a la cordillera ya mencionada.

Clima

De forma general, el clima durante el período Ordovícico fue cálido y de tipo tropical. De acuerdo a los especialistas en el tema, las temperaturas que se registraban en el planeta eran bastante mayores que las actuales. Incluso se tienen indicios de que hubo lugares en los que se registró una temperatura de 60°C.

Sin embargo, a finales del período las temperaturas disminuyeron de tal manera que hubo una glaciación importante que afectó principalmente al supercontinente Gondwana, que en aquel momento se encontraba en el hemisferio sur del planeta, cercano al polo sur. Tuvo una duración aproximada de entre 0,5 y 1,5 millones de años.

Debido a este proceso se extinguieron una gran cantidad de especies animales que no pudieron adaptarse a las nuevas condiciones ambientales.

Estudios recientes sugieren que la glaciación se extendió incluso hasta alcanzar la Península ibérica. Esto es contrario a la creencia de que los hielos se habían limitado a las áreas cercanas al polo sur.

Las causas de esta glaciación permanecen desconocidas. Muchos hablan acerca de la disminución de las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) como posible causa, ya que en ese período sus niveles descendieron.

Sin embargo, todavía se siguen realizando estudios sobre el tema para darle respuesta a las preguntas sobre las causas.

Vida

Durante este período hubo una gran diversificación de la vida, en especial la que se desarrollaba en el mar. En el Ordovícico aparecieron una gran cantidad de géneros que dieron lugar a nuevas especies.

Flora

Tomando en cuenta que en este período la vida en la Tierra se desarrollaba principalmente en el hábitat marino, lo lógico es que la mayoría de los exponentes del reino Plantae se encontrasen también allí. Sin embargo, es importante hacer una aclaratoria; en este período también hubo representantes del reino Fungi (hongos).

En los mares proliferaban las algas verdes. Así mismo, también estaban presentes ciertas especies de hongos, los cuales cumplían la función que cumplen en todo ecosistema: descomponer y desintegrar la materia orgánica muerta.

La historia en los ecosistemas terrestres fue distinta; era prácticamente inexistente. Sin embargo, hubo pequeñas plantas que comenzaron a colonizar la tierra firme.

Estas plantas eran plantas primitivas y muy básicas. Eran no vasculares, lo que quiere decir que no tenían vasos conductores (xilema y floema). Debido a esto debían permanecer muy cerca del agua para así poder contar con una buena disponibilidad de este recurso.

Este tipo de plantas se asemejaban a las hepáticas de hoy en día, llamadas así porque su forma recuerda al hígado humano.

Fauna

Durante el período Ordovícico la fauna era realmente abundante en los océanos. Allí había una gran diversidad de animales, desde los más pequeños y primitivos, hasta otros más evolucionados y complejos.

Artrópodos

Este fue un filo bastante abundante en el Ordovícico. Dentro de los representantes de este filo se pueden mencionar: los trilobites, los braquiópodos y los escorpiones marinos.

Tanto los trilobites como los braquiópodos contaban con una gran cantidad de ejemplares y especies circulando por los mares del Ordovícico. Así mismo, había algunas especies de crustáceos.

Moluscos

El filo de los moluscos también experimentó una gran ampliación evolutiva. En los mares habían cefalópodos nautiloideos, bivalvos y gasterópodos. Estos últimos se desplazaban hasta la orilla de los mares, pero al tener respiración por branquias, no podían mantenerse en el hábitat terrestre.

Representación gráfica de un Orthoceras. Fuente: Nobu Tamura (http://spinops.blogspot.com) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by/3.0)], from Wikimedia Commons

Peces

Si bien es cierto que los peces existían desde el Cámbrico, en el Ordovícico comenzaron a aparecer los peces con mandíbula, entre los cuales el más conocido fue el coccosteus.

Corales

En el período Ordovícico ya no se aprecian corales solitarios, sino que estos comenzaron a agruparse para conformar los primeros arrecifes de coral de los cuales se tiene noticia.

Estos estaban conformados por ejemplares de corales, así como también por diversas variedades de esponjas, las cuales ya venían diversificándose desde el período anterior, el Cámbrico.

Extinción masiva del Ordovícico – Silúrico

Se conoció como la primera gran extinción de la que se tienen registros fósiles. Ocurrió hace unos 444 millones de años aproximadamente, es decir, en el límite entre los períodos Ordovícico y Silúrico.

Al igual que con muchos otros procesos de la época prehistórica, los especialistas solo pueden realizar conjeturas y establecer teorías acerca de las razones por las cuales sucedieron.

En el caso de este masivo proceso de extinción, las principales causas tienen que ver con la modificación de las condiciones ambientales reinantes en ese momento.

Disminución del dióxido de carbono atmosférico

Muchos especialistas coinciden en afirmar que la disminución de este gas de efecto invernadero trajo como consecuencia una disminución de la temperatura ambiental, lo que a la larga desencadenó una larga glaciación en la que solo sobrevivieron un bajo porcentaje de especies.

Disminución del nivel del mar

Esta parece ser otra de las causas que ocasionaron la extinción definitiva de muchos géneros y especies de seres vivos. Este proceso se dio por la aproximación de las grandes masas terrestres (supercontinentes) que existían en aquel momento.

En este caso, por acción de la deriva continental, los supercontinentes Laurentia y Báltica se fueron acercando, hasta que colisionaron.

Esto ocasionó que el océano Lapetus (Jápeto) se cerrara en su totalidad, ocasionando una disminución del nivel del mar y por supuesto, la muerte de todas las especies vivas que habían prosperado en sus costas.

Glaciación

Esta es la causa primordial por excelencia que esgrimen los especialistas a la hora de hablar de la extinción del Ordovícico. Se cree que estuvo relacionada con el descenso del dióxido de carbono atmosférico.

El continente más afectado fue Gondwana, cuya superficie se cubrió en un gran porcentaje de hielo. Por supuesto, esto afectó a los seres vivos que habitaban en sus costas. Los que sobrevivieron, fue porque consiguieron adaptarse a esta nueva variación de las condiciones ambientales.

Explosión de una supernova

Esta es otra de las teorías planteadas acerca de esta extinción. Fue desarrollada durante la primera década del siglo XXI y plantea que en esa época se produjo en el espacio la explosión de una supernova. Esto trajo como consecuencia que la Tierra fuese inundada con rayos gamma provenientes de la explosión.

Esos rayos gamma ocasionaron un debilitamiento en la capa de ozono, así como también la pérdida de las formas de vida que se encontraba en las zonas costeras, en las que hay poca profundidad.

Consecuencias

Indistintamente de las causas que hayan originado a la extinción masiva del Ordovícico, las consecuencias de este fueron realmente catastróficas para la biodiversidad del planeta.

Es de esperarse que los organismos más afectados fueron los que habitaban en las aguas, ya que en el hábitat terrestre había muy pocos, por no decir ninguno.

Se sabe que desaparecieron aproximadamente el 85% de las especies que había en al planeta en el momento. Entre los que se extinguieron casi en su totalidad se pueden mencionar los braquiópodos y los briozoos, así como también los trilobites y los conodontos.

Así mismo, se extinguieron grandes depredadores que pululaban en las aguas, como por ejemplo los del orden Eurypterida, que pertenecían al filo de los artrópodos y eran de gran tamaño.

Otro ejemplo lo constituyen los Orthoceras, género perteneciente al filo de los moluscos. Ambos eran depredadores temibles de los organismos más pequeños.

Su desaparición constituyó un cambio positivo para las formas de vida que eran sus presas, las cuales pudieron prosperar y comenzar a diversificarse (Por supuesto, las que sobrevivieron a la extinción).

Divisiones

El  período Ordovícico estuvo dividido en tres épocas o series: Ordovícico inferior (temprano), Ordovícico medio y Ordovícico superior (Tardío).

Ordovícico inferior (Temprano)

Es la primera subdivisión del período Ordovícico. Tuvo una duración aproximada de 15 millones de años, ya que se extendió desde hace unos 485 millones de años hasta hace unos 470 millones de años.

A su vez se encontró dividido en dos edades:

  • Tremadociense: con una duración de 8 millones de años.
  • Floiense: duró aproximadamente 7 millones de años.

Ordovícico medio

Duró un aproximado de 12 millones de años. Se extendió desde hace unos 470 millones de años hasta hace unos 458 millones de años. Estuvo dividida en dos edades:

  • Dapingiense: sucedida hace unos 470 millones de años hasta hace unos 467 millones de años.
  • Darriwilliense: sucedida hace unos 467 millones de años hasta hace unos 458 millones de años.

Ordovícico superior (Tardío)

Fue la última época del período Ordovícico. Duró aproximadamente 15 millones de años. Se extendió desde hace unos 458 millones de años hasta hace unos 443 millones de años.

El Ordovícico superior estuvo conformado a su vez por tres edades:

  • Sandbiense: que duró unos 5 millones de años.
  • Katiense: abarcó unos 8 millones de años.
  • Hirnantiense: con una duración de 2 millones de años.

Referencias

  1. Benedetto, J. (2018). El continente de Gondwana a través del tiempo. Academia Nacional de Ciencias (Argentina). 3era edición.
  2. Cooper, John D.; Miller, Richard H.; Patterson, Jacqueline (1986). A Trip Through Time: Principles of Historical Geology. Columbus: Merrill Publishing Company. pp. 247, 255-259.
  3. Gradstein, Felix, James Ogg, and Alan Smith, eds., 2004. A Geologic Time Scale 2004
  4. Sepkoski, J. (1995). The ordovician radiations: diversification and extinction shown by global genus – level taxonomic data. Society for sedimentary geology.
  5. VVAA (2000). Diccionario de Ciencias de la Tierra. Editorial Complutense.
  6. Webby, Barry D. and Mary L. Droser, eds., 2004. The Great Ordovician Biodiversification Event (Columbia University Press).
COMPARTIR
Licenciada en Educación, mención Biología con Maestría en Enseñanza de la Biología

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here