Padres Sobreprotectores: 11 Comportamientos Negativos

Los padres sobreprotectores o “padres helicóptero” son aquellos que prestan demasiada atención a sus hijos y a sus problemas, impidiendo que éstos los resuelvan por sí solos. Esta sobreprotección se da especialmente en el nivel académico.

Este tipo de progenitores asumen demasiada responsabilidad en los éxitos y los fracasos de sus hijos. Un comportamiento que termina convirtiendo a los pequeños en “niños burbuja” incapaces de enfrentarse a la vida por sí solos. Esta actitud termina frustrando a los hijos por ser incapaces para tomar sus propias decisiones.

padres sobreprotectores

Ejercer una protección excesiva sobre los hijos puede tener efectos perjudiciales en la salud de estos. Entre otros problemas, puede generar ansiedad a los niños o crearles problemas de autoestima y confianza en ellos mismos.

Un estudio del año 2002 publicado en Journal of Consulting and Clinical Psychology señala otros efectos psicosociales como una menor autonomía a la hora de comportarse.

11 rasgos característicos de padres sobreprotectores

1- Evitan que sus hijos corran riesgos

Enfrentarse a riesgos sin la ayuda de los padres, es una de las mejores maneras que tienen los niños de aprender a tomar sus propias decisiones ya afrontar los problemas cuando sean mayores.

Michael Ungar, en un artículo de 2009, publicado en The American Journal of Family Therapy afirma que la sobreprotección de los padres en entornos sin riesgo puede tener consecuencias negativas en el desarrollo psicosocial del niño o el adolescente.

Hay que dejar jugar a los niños y que corran ciertos tipos de peligros, siempre con una vigilancia responsable. No obstante, en todo lo posible hay que dejar que actúen de manera autónoma, pues es una manera de aprender a afrontar retos.

La revista Time cita a Ellen Sandsester que afirma lo siguiente:

“Nuestro miedo a que los niños sean perjudicados…puede derivar en niños más temerosos y niveles crecientes de psicopatología”.

2- Asumen la responsabilidad de sus errores

Los padres no aceptan que sus hijos se equivoquen y cuando un adulto, por ejemplo un profesor le suspende un examen, éstos intentan asumir los errores por ellos, incluso llegando a recriminarle a la otra persona que se ha equivocado con sus criterios.

Tienden a tapar cualquier error y a justificar todas las actuaciones de sus hijos, estén bien o mal.

3- Adquieren un papel protagonista en la vida académica de sus hijos

Todos los padres deben mostrar interés por el rendimiento escolar de sus hijos. Sin embargo, los padres sobre-protectores se entrometen hasta tal punto en los resultados académicos de sus hijos, que pueden perjudicar gravemente su desarrollo y su aprendizaje.

Es fácil identificar a un padre sobreprotector en el ámbito escolar. Los progenitores de este tipo ayudan a sus hijos en los deberes hasta el punto de llegar a contestar a las preguntas por ellos.

Una investigación del año 2012, realizada por Silinskas y otros y publicada en International Journal of Behavioral Development, demostró que los peores resultados en lectura y habilidades matemáticas se daba cuánto más monitoreo y ayuda había por parte de los padres.

Los padres helicóptero tienen una gran obsesión porque sus hijos no tengan fallos, tienen que ser perfectos.

Esta responsabilidad excesiva por las tareas y los exámenes de los hijos, les lleva a enfrentarse a profesores en numerosas tutorías y a contactar con el centro escolar de forma frecuente.

La mayoría de las veces, suelen darle la razón a sus hijos con respecto a las autoridades educativas.

Al estar obsesionados con el éxito del niño, los padres pueden llenar el horario de los niños con un exceso de actividades extraescolares, sin darles tiempo para descansar o jugar. Con este comportamiento, impiden que los niños desarrollen su imaginación o tengan tiempo para pensar y crear, ya se encargan ellos de decidirlo todo.

4- Suelen consentirlos en todo lo que ellos piden

Los padres sobreprotectores suelen concederle a sus hijos todo aquello que piden, en cuanto a caprichos.

No ponen límites a este ámbito.

Creen que atendiendo todas las demandas del niño, lo hacen más feliz.

Sin embargo, los pequeños deben tener límites y rutinas. De esta forma entenderán que no pueden conseguir lo que quieren en cada momento.

Si tú se lo das todo, cuando no pueda conseguirlo por él mismo puede frustrarse o deprimirse, pues nunca le han dicho que no antes.

5- No suelen dejar que el niño o el adolescente salga solo con otros compañeros de su misma edad

Aunque consienten a los hijos en otras peticiones como en pertenencias, no les permiten realizar otro tipo de actividades como salir con amigos de su edad sin estar los padres presentes.

Sienten que esta situación escapa a su control. Por ello, también intentan conocer a todas sus amistades para decidir qué compañía le conviene y cuál no. Algo que debe elegir el niño por sí solo, ya que esto le ayudará a razonar y tomar decisiones, así como entender el valor de una verdadera amistad.

En ocasiones, este control excesivo, afecta a tareas que algunos niños ya mayores o adolescentes pueden realizar solos de forma rutinaria, como ir al colegio solos.

6- Se meten en la vida de sus hijos con incómodos interrogatorios

Los padres sobre-protectores pueden llegar a convertirse en personas muy controladoras con sus hijos.

La preocupación excesiva por qué piensan, qué sienten, qué les sucede e intentar resolver sus problemas, les lleva a preguntarles todo el tiempo.

No respetan que el niño o el joven puedan tener su propio espacio y que haya pensamientos o sentimientos que no quieran contar.

Esa pérdida de control sobre lo que el niño hace se manifiesta también cuando los niños están lejos. En estos casos, pueden adoptar actitudes como llamarlos compulsivamente para ver qué están haciendo o cómo se sienten a cada momento.

7- Se muestran muy preocupados con cualquier pequeño problema de salud o herida que se haga el niño

Hay algunas situaciones incontrolables que se dan en la crianza de los niños, por ejemplo que estos se caigan y se hagan una herida o que se pongan enfermos.

En estas ocasiones, los padres sobre-protectores desarrollan un sentimiento de culpabilidad por no haber podido evitar el sufrimiento del hijo. Un comportamiento que manifiestan dándole demasiada importancia a una dolencia que no es grave o mostrándose de forma compasiva ante sus hijos.

8- Tienen una preocupación excesiva porque sus hijos tengan éxito en todo lo que hacen o emprenden

Los padres que ejercen una vigilancia y un cuidado excesivo sobre sus hijos no los educan para el mundo real, es más lo evitan.

Cuando el niño tiene un pequeño fracaso, no le enseñan a lidiar con los momentos de frustración, sino que su actitud es la de levantar el ánimo del pequeño mostrándoles todo su apoyo, a veces incluso llegando a ser compasivos.

El niño debe entender que hay momentos conflictivos en la vida y que no siempre se puede ganar ni ser feliz.

Si no le enseñas esto en su momento, contribuirás a crear una burbuja o un mundo paralelo para tu hijo en el que todo sale bien y cuando no te tenga al lado o se enfrente un problema de forma autónoma, puede sentir una gran frustración.

9- Hablan todo el tiempo de sus hijos

Esto da a entender, que los padres viven más la vida de sus descendientes, que la de ellos mismos. Sus temas de conversación y todas las experiencias giran en torno a sus hijos.

Buscan reafirmarse en que lo que están haciendo es lo correcto y que el tipo de educación que le están dando a sus hijos es el mejor.

10- No les encargan tareas en el hogar

Las tareas del hogar son una buena herramienta para que los niños empiecen a asumir responsabilidades y a comportarse de manera autónoma.

Los padres sobre-protectores se caracterizan, entre otras cosas, porque no dejan que sus hijos asuman responsabilidades. Crean a personas dependientes que requieran en todo momento la ayuda de sus padres.

Por ello, todas las actividades que impliquen un mínimo de autonomía suelen asumirlas los progenitores.

Otra razón por la que los hijos de padres demasiado protectores no tienen la opción de asumir tareas básicas, es porque éstos buscan su confort en todo momento.

Suelen prepararle y servirle el desayuno o la merienda a sus hijos hasta edades en las que ya pueden realizar esos trabajos domésticos de forma autónoma.

11- No educan a sus descendientes para afrontar el mundo real

Como padre, sabes de más que el mundo no siempre es justo, que no se puede tener todo lo que se desea y que hay momentos conflictivos y de confusión.

Ese mundo es el mismo que vivirá tu hijo cuando sea adulto. Por ello, debes ayudarle a gestionar las emociones de tal forma que cuando atraviese por un mal momento no se rinda.

Si durante la infancia o la adolescencia, le haces creer que el mundo es un sitio feliz donde puede tener todo lo que quiera sin esfuerzo, no estás mostrándole la realidad.

Referencias

  1. Holmbeck, G. N., Johnson, S. Z., Wills, K. E., Mckernon, W., Rose, B., Erklin, S., & Kemper, T. (2002). Observed and perceived parental overprotection in relation to psychosocial adjustment in preadolescents with a physical disability: The mediational role of behavioral autonomy. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 70(1), 96-110. doi:10.1037//0022-006x.70.1.96
  2. 2.Silinskas, G., Niemi, P., Lerkkanen, M., & Nurmi, J. (2013). Children’s poor academic performance evokes parental homework assistance—but does it help? International Journal of Behavioral Development, 37(1), 44-56. doi:10.1177/0165025412456146.
  3. Ungar, M. (2009). Overprotective Parenting: Helping Parents Provide Children the Right Amount of Risk and Responsibility. The American Journal of Family Therapy, 37(3), 258-271. doi:10.1080/01926180802534247.
  4. Alter, C.. (2014). 6 Things Overprotective Parents Do Wrong. febrero,10, 2017, de Time Sitio web: time.com.
  5. Kate Bayless. (2017). What Is Helicopter Parenting?. febrero,10, 2017, de Parents Sitio web: parents.com.
COMPARTIR

Graduada en Periodismo y Máster en Radio. Mientras haya curiosidad, existirán historias buenas que contar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here